Archivos para el tag ‘Arenas’

Arenas compara España con un régimen dictatorial

Ignacio Martínez | 12 de agosto de 2009 a las 20:17

Me corrijo. Ayer ponía aquí que Rajoy y Arenas había repetido los argumentos de Cospedal, pero habían evitado decir que España es un Estado policial, pero hoy el presidente del PP andaluz ha salido a la palestra para decir una barbaridad parecida: “Solamente en los países no democráticos, en las dictaduras, se persigue a la oposición con fiscales y policías”. Hombre, los militantes del partido de la oposición o del partido del Gobierno están sometidos al imperio de la ley. Y si hay indicios de que han cometido delitos, se les tiene que investigar. Y si se confirman los indicios, se les tiene que procesar y condenar. Ha habido épocas en las que episodios de este tipo ocurrían con frecuencia inusitada en las filas del PSOE: por ejemplo en los últimos años del mandato de Felipe González. Es humano que los partidos se defiendan, pero no a costa de decir que España es una dictadura o un estado policial. No.

El último disgusto del PP es que han llevado esposados a declarar por un presunto delito de corrupción a unos dirigentes populares de Palma de Mallorca. A Isabel García Marcos o a Antonio Barrientos, del PSOE, también los llevaron esposados cuando estallaron los casos Malaya o Astapa. En fin, denigrar el Estado de derecho es todavía más grave que los posibles delitos de Gürtel o el Palma Arena. La cúpula del PP debería ser más sensata.

Ni Rajoy, ni Arenas hablan del ‘Estado policial’ de Cospedal

Ignacio Martínez | 11 de agosto de 2009 a las 21:17

Tanto Rajoy en el día de hoy como Arenas ayer han reiterado que dirigentes de su partido están siendo perseguidos por la policía por orden del Gobierno. ¿Es lo mismo que dijo María Dolores de Cospedal la semana pasada? No. Cospedal dijo que España era un Estado policial. Y ni Rajoy ni Arenas han repetido semejante barbaridad. Ambos líderes populares, sin embargo, se quejan de la manera en que fueron puestos a disposición judicial los dirigentes del PP de Palma de Mallorca investigados por un presunto delito de corrupción en la construcción del velódromo Palma Arena. El propio ministro de Interior Rubalcaba, que ha negado tajantemente que la policía persiga de manera ilegal al PP, ha admitido que la conducción ante el juez de los implicados en el caso Palma Arena no fue un dechado de eficiencia.

La vida no es como el fútbol

Ignacio Martínez | 26 de junio de 2009 a las 6:55

Estos días son de catarsis nacional. La selección era invencible; el Barça, campeón de Europa, y el Madrid está comprando a los jugadores más caros del mundo, que luego se pagarán vendiendo camisetas, alentando leyes fiscales que beneficen a sus estrellas y recalificando terrenos. Total, que éramos los amos del planeta futbolístico y un primo de Javier Arenas y 10 yanquis más nos dieron el miércoles un repaso. El tal Bocanegra parecía Beckenbauer, siempre salía con el balón jugado. Los americanos se encomendaron a la doctrina Obama, yes we can, nos advirtieron que podían y no nos los creímos.

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, lleva tiempo advirtiendo para qué quiere la bomba atómica. Ayer pidió a Obama que se disculpe por haberse inmiscuido en los asuntos internos de Irán, por su timidísimo apoyo a los manifestantes. Un amigo mío sostiene que el problema no es que alguien tenga armamento nuclear, sino si es de los buenos o de los malos. Asunto en el que mi amigo y yo no nos ponemos de acuerdo: a mí me parece muy mal que Israel tenga un arsenal con 200 cabezas nucleares y que nadie se lo reproche.

En lo que mi amigo y yo estamos de acuerdo, sin embargo, es que Ahmadineyad es de los malos. Se le han echado a la calle miles de personas para protestar por el pucherazo en las elecciones del 12 de junio y sus esbirros han matado a varias decenas. Al principio sostuvo que los manifestantes eran como hinchas del fútbol que desfogaban su pasión. Una universidad británica ha comparado las elecciones de 2005 y las de 2009 en Irán y ha llegado a la conclusión de que hubo tongo: Ahmadineyad sacó 13 millones de votos más que todos los conservadores juntos en 2005. Seis futbolistas de la selección de Irán en la Copa Confederaciones lucieron brazaletes verdes, como los manifestantes. Ahmadineyad es aficionado y se llevó un disgusto tremendo al verlo: a cuatro los han echado del equipo nacional.

Berlusconi también es aficionado. De hecho, es el dueño y presidente del Milan, uno de los clubes más grandes del mundo, que ha vendido a Kaká al Real Madrid. El primer ministro italiano reconoció esa venta tras las elecciones europeas, para evitar que los tifosi le castigaran en las urnas. Juego defensivo, como el de Rajoy con Bárcenas. El presidente del PP, que es seguidor del Madrid, está retrasando apartar a su tesorero, por si el Supremo lo exonera después de investigarle. A los aforados como este senador los juzga el Supremo. Hay quien piensa que es una ventaja, porque son jueces más malos. Por impericia: no están acostumbrados a instruir causas. Pero hay quien opina lo contrario, que pueden resultar demasiado buenos. El que instruirá el caso Gürtel estuvo en el Consejo el Poder Judicial a propuesta del PP. ¿Se habría aceptado en la Copa Confederaciones que a España la arbitrase un referee español? La vida, después de todo, no es como el fútbol.

España-Estados Unidos: un primo de Arenas y 10 más nos hunden

Ignacio Martínez | 25 de junio de 2009 a las 8:26

”Bocanegra,

 

No sé si Javier Arenas tiene un tío en América, pero su primo Bocanegra y otros 10 tiarrones más nos dieron ayer la noche. El tal Carlos Bocanegra parecía Beckenbauer, cortaba todas las jugadas y sacaba el balón jugado. Alguien ha comparado a este Estados Unidos con la Grecia del europeo de Portugal de hace cinco años. Nada. Este equipo que nos ganó ayer es mejor, más vistoso y más alegre. Los nuestros no estuvieron como otras veces, pero acostumbrados a perder siempre no vamos a ponerle pegas a los campeones de Europa. La pena es que hay que quedarse en Sudáfrica para jugar el tercer y cuarto puesto: el partido más amargo de todos.

El rapto de Europa

Ignacio Martínez | 25 de mayo de 2009 a las 0:06

Zeus raptó a la princesa fenicia Europa, trasformado en un toro blanco. No sé qué dioses se han hecho pasar este fin de semana por Zapatero y Rajoy para secuestrar a Europa de sus discursos. La jornada dominical nos ha dejado estupendas frases para la agenda doméstica. Rajoy, por ejemplo, opina que son unos Torquemadas quienes se escandalizan por las lisonjas que el presidente valenciano Camps se gastaba por teléfono con un sujeto apodado El Bigotes, miembro destacado de la trama corrupta Gürtel. Y que son inquisidores del siglo XXI quienes piensan que es antiestético y nada ético que un presidente regional se deje hacer regalos personales y familiares por personas interesadas en contratos. Es posible que Camps se libre de responsabilidades penales, si no se demuestra que hubo cohecho en sus relaciones con las empresas del entramado Gürtel, pero hay conversaciones telefónicas antológicas del presidente con El Bigotes. Se dicen “amiguito del alma”, “te quiero un huevo” o “quiero que nos veamos para hablar con tranquilidad de lo nuestro”. Frases que pueden pasar a los anales de la necedad política.

Zapatero en Dos Hermanas ha hablado más de Aznar, Rajoy, Arenas, la derecha o el PP, que de Europa. En el plano nacional, ha lanzado un manojo de globos de colores. Va a celebrar un Consejo de Ministros en Andalucía, en el que se decidirá que el cambio de modelo económico a uno de crecimiento sostenible empezará en Andalucía. Algo que suena a tercera modernización, como oportunamente ha señalado Javier Arenas. ZP también dijo que el futuro no es una montaña de cemento y petróleo. Pero en este país, los derivados del petróleo representan el 60% del consumo nacional y tenemos una dependencia del suministro energético exterior del 80%. Y en Andalucía construcción y sector inmobiliario suponían más de un 20% del producto regional bruto antes de la crisis. Hacen falta muchos años para cambiar el modelo. Un chasquido de dedos no lo resolverá, aunque el anuncio quede mono.

Afortunadamente, entre los despropósitos del día no estuvo la intervención del presidente Griñán, que sí habló de Europa. Se quedó corto cuando dijo que el Gobierno del PP recortó en 4.000 millones de euros los fondos europeos que le correspondían a Andalucía en el período de 2000 a 2006. Esa fue sólo la reducción de fondos estructurales: la Comisión Europea propuso 15.324 millones y el Gobierno Aznar asignó sólo 11.406. Pero a su cálculo le faltó un pellizco de más de mil millones del Fondo de Cohesión. No estuvo tan fino Griñán, sin embargo, cuando atribuyó el modelo social europeo a la socialdemocracia. Ese modelo es tan hijo de la socialdemocracia como de la democracia cristiana.

En fin, nos quedan dos semanas de mitología griega. Asistimos a otro rapto de Europa. Pero este no es olímpico, sino electoral.

Fallos en el protocolo de la Junta

Ignacio Martínez | 3 de mayo de 2009 a las 15:14

El presidente de la Junta ha inaugurado en Málaga una tournée por provincias. Pregona una descentralización administrativa para que los problemas de los ciudadanos se resuelvan en el 90% de los casos allí donde se producen. Pero algo ha salido mal. Los alcaldes del PP no acudieron a una recepción improvisada en la Diputación. Habían recibido invitación escrita para una reunión de Griñán con los alcaldes y alcaldesas de la provincia, pero hubo un cambio de planes; el acto se convertía en una presentación del presidente a la sociedad malagueña. Faltó habilidad: lo primero era más importante que lo segundo; la descentralización no debe quedarse en las capitales.

No es el único fallo de esta primera visita oficial. La falta de puntualidad no es uno de los menores: Griñán llegó a esa cita con tres cuartos de hora de retraso. Quizá el error más sutil es que la Junta contribuya a los localismos. Como algo natural, el presidente se hizo acompañar sólo por los consejeros malagueños de Turismo y Cultura. Pero ¿por qué no también por los de Ordenación del Territorio e Innovación? Y, en sentido contrario, resulta chocante la confusión institucional entre PSOE y Junta. En la Delegación del Gobierno andaluz le recibieron cuatro personas: los dos consejeros locales, la delegada de la Junta, ¡y el secretario provincial socialista!, con quienes se reunió brevemente. Esta confusión entre partido y gobierno es lamentable. La presencia en la Junta del secretario Heredia con galones de jefe pone en entredicho los propósitos de Griñán contra el sectarismo.

El actual presidente de la Junta es conocido sólo por el 27,6% de la población, según el Barómetro Joly Andalucía publicado hace dos meses, mientras el presidente del PP Javier Arenas tenía un índice de notoriedad del 94,8%. Una diferencia abismal que la Junta intenta paliar lo antes posible. Organizar recepciones en las que pueda dirigirse a públicos amplios y selectos no es mal camino. Griñán es hombre de buenas maneras y brillante discurso. Pero en las actuales circunstancias económicas y sociales, estos actos sobran. El presidente no necesita que le pongan ocho veces de largo. El protocolo debería afinar estos detalles en el futuro.

Griñán, como Sarkozy

Ignacio Martínez | 24 de abril de 2009 a las 9:19

Comparto el asombro de la afición por el fichaje de Rosa Aguilar como consejera del Gobierno andaluz. De hecho, fue la gran protagonista ayer en la toma de posesión del nuevo presidente de la Junta. Asombro, para orientarnos, significa susto o espanto, pero también gran admiración. Me quedo con esto último. En una conversación telefónica hace dos semanas pregunté al todavía candidato Griñán si se planteaba alguna operación transversal, similar a las que hizo hace dos años Sarkozy, cuando llegó a la Presidencia de la República Francesa y sumó a su primer gobierno de centro derecha personas procedentes del campo socialista. ¡Y me dijo que no, el muy pillo!

Les recuerdo que el presidente galo tiró tanto del fondo de armario del Partido Socialista francés que se echó una novia que había apoyado a Ségolène Royal, Carla Bruni. Y entretanto nombró ministro de Exteriores a Bernard Kouchner, fundador de Médicos sin fronteras en 1971 y uno de los ciudadanos más admirados de Francia; por cierto, antiguo militante del Partido Comunista y por aquel entonces en las filas del Partido Socialista. Del PS echaron a Kouchner en el acto, igual que ha hecho ahora Izquierda Unida con Rosa Aguilar, por entrar en un gobierno socialista. Y, dicho sea de paso, no creo que Kouchner o Aguilar sean tránsfugas: no se han quedado con el escaño de nadie.

Para IU ya nada volverá a ser lo mismo. El aparato del PCA apartó a la brillante Concha Caballero y ahora ve como se aleja su dirigente más popular y prestigiosa. Con Aguilar se van muchos votos. Es una pena que Andalucía camine hacia el bipartidismo. El Parlamento estaba más completo con cuatro partidos. Pero en fin, las minorías comenten sus errores y la simultaneidad de las elecciones generales y autonómicas hace el resto. Ya que estamos con este asunto, no me gustó que en el debate del miércoles Griñán ignorara el reto de Arenas de que no volvieran a coincidir las elecciones nacionales y regionales. Y eso que el PP ofreció la abstención a cambio de ese compromiso. Mala señal.

En el futuro, hay aspectos de la vida pública que no deberían repetirse: por ejemplo, el truco del antiguo presidente de abolir las elecciones autonómicas al convocarlas siempre en simultáneo con las generales. Si es verdad lo que dijo Griñán en su discurso de investidura de que quiere un nuevo impulso en la región; fomentar la convivencia, el desarrollo, la competitividad y el dinamismo, o que pretende una Andalucía exigente consigo misma, entonces deberá atreverse a convocar en 2012 elecciones en solitario para que por primera vez en más de 20 años haya un debate profundo sobre la realidad de esta tierra y su porvenir.

Y, de camino, si el nuevo presidente quiere de verdad una Andalucía alejada del tópico, ciudadanos inteligentes y críticos, y atender las demandas de las clases profesionales urbanas, entonces no le vale la televisión pública regional que se ha hecho hasta ahora. Ahí si que hay terreno para la transversalidad.

El cambio en Andalucía

Ignacio Martínez | 14 de abril de 2009 a las 12:03

La primera reacción de Arenas, el presidente del PP andaluz, ante el cambio de líder en la Junta ha sido decir que José Antonio Griñán carece de legitimidad. Doble error. Primero etimológico, porque legítimo significa “conforme a las leyes”, “justo”, “cierto”, “genuino”, “verdadero”. Y el cambio de presidente por parte del grupo mayoritario de la Cámara no parece contradecir ninguno de estos términos. Y después, es un error estratégico. Lo que tiene que hacer Arenas es el discurso del cambio en positivo. Es imprescindible que el PP en esta coyuntura ofrezca un programa completo de gobierno. Porque tiene una buena posibilidad de ganar en 2012. El presidente regional de los populares ya no tiene que jugar a la defensiva contra  Chaves, el sempiterno jefe de la Junta. La situación está abierta y tiene una gran oportunidad. Refugiarse en una presunta falta de legitimidad del próximo presidente es seguir jugando a la contra. Y no es eso lo que necesita Andalucía.

En definitiva, Arenas lo que tiene que hacer es decirnos qué política haría, con cuántas consejerías, con qué personas, con cuántos recursos. Si adelgazaría la administración, si cambiaría los sistemas de ayudas a la agricultura, si aumentaría los presupuestos destinados a la innovación y de dónde sacaría el dinero… Pero es más fácil cuestionar la legitimidad del nuevo presidente.

Un ministerio sin cartera para Chaves

Ignacio Martínez | 9 de abril de 2009 a las 17:16

Anda mi colega Enric Juliana preocupado con lo que llama el Califato andaluz. El viejo poder andaluz de Rojas-Marcos en versión moderna y ejercido por Manuel Chaves desde un ministerio sin cartera. Sí. Lo que Zapatero le ha dado a Manuel Chaves es un ministerio sin cartera, sin la engorrosa función pública que pasa a los dominios de María Teresa Fernández de la Vega. Sin cartera, significa sin presupuesto. Es un ministerio, con rango de vicepresidencia tercera, político, de los de hablar, negociar, convencer. Al final ZP le ha dado a Chaves algo parecido a lo que le dio Aznar a su gran rival, Javier Arenas, que llegó a vicepresidente ‘segundo’ y ministro de Administraciones Públicas. Es como una historia en estéreo: Chaves fue ministro de Trabajo y años después lo fue Griñán, y más tarde Arenas. Arenas llegó a vicepresidente y años más tarde lo es Chaves. La crisis tiene algunos perdedores. Uno es Zarrías. No ha estado como pretendía para designar al sucesor, eso lo ha hecho Chaves en solitario. No se queda de regente. El hombre más poderoso de Andalucía se va a Madrid de secretario de Estado, en un Gobierno en el que Bibiana Aido es ministra. El mundo al revés. Otro perdedor es Arenas. ¿Ahora quién es el tiranosaurio de la política andaluza? ¿Tiene el PP andaluz un recambio?

Aires de cambio en Galicia y País Vasco

Ignacio Martínez | 2 de marzo de 2009 a las 9:45

Las elecciones se ganan o se pierden. Como en los partidos de baloncesto, no vale el empate. En estas de ayer ha ganado un partido en el poder, el PNV, y otro que estaba en la oposición, el PP gallego. ¿Un 1 y un 2 en la quiniela? En el País Vasco no es tan fácil. Mal resultado para Zapatero. El PSOE pierde la presidencia de Galicia y, a pesar de su notable subida, no consigue ser el más votado en Euskadi como le concedían muchos sondeos hace meses. En todo caso, los nacionalistas pierden la mayoría en el Parlamento vasco y el PSOE podría sumar por los pelos una mayoría absoluta con el PP y la UpyD de Rosa Díez. O no, dicho sea a la gallega. Ibarretxe consigue más escaños que nadie, pero no se garantiza seguir de lehendakari. Su buen resultado se debe a un puñado de votos prestados por antiguos votantes de Batasuna, para impedir un triunfo socialista.

El PNV ha monopolizado la presidencia del País Vasco desde el inicio de la autonomía en 1979. Los resultados de ayer no le garantizan la permanencia en el poder por el hundimiento de sus antiguos socios: EA y la marca vasca de IU. Si el PNV saliera del gobierno autónomo vasco, cosa que todavía no acabo de creerme, las únicas autonomías españolas sin alternancia serían las de hegemonía socialista en Andalucía, Extremadura y Castilla La Mancha.

Los 150.000 votos de la última marca blanca de ETA se han quedado en unos 100.000 que han optado por el voto nulo; los otros 50.000 han permitido la victoria del PNV y el sorprendente resultado de Aralar, partido independentista vasco que procede del mundo de Batasuna, pero condena la violencia, que ha conseguido cuatro escaños. Un buen ejemplo de cuál debería ser un futuro razonable dentro de la democracia de la llamada izquierda abertzale.

En Galicia, el PP ha dado la campanada. Núñez Feijóo recupera la presidencia de la Xunta de manera espectacular para los populares. Rajoy no es que pueda respirar tranquilo, es que puede sacar pecho. Ha salvado un match point contra el sector más duro y aznarista de su partido. Anoche, en la celebración de la sede popular en la calle Génova de Madrid, brillaba por su ausencia Esperanza Aguirre. Y Feijóo se convierte en uno de los posibles delfines del propio Rajoy, dado el deterioro que los presuntos escándalos de espías y corrupción han supuesto para Esperanza Aguirre o Francisco Camps. El socialista Emilio Pérez Touriño ha estado sólo cuatro años en la presidencia de la Xunta. Su alianza con los nacionalistas del Bloque no ha resultado convincente para el electorado. Por el contrario, los gallegos han sido movilizados con habilidad por el Partido Popular; la amplia participación del 71% es impensable en casi cualquier otra región española. El voto nacionalista recula en ambas comunidades autónomas. Es obvio que los ciudadanos están más preocupados por la economía que por reivindicaciones independentistas.  

La situación en el País Vasco queda abierta a múltiples alianzas. Con lo que el 1 en la quiniela para el PNV hay que ponerlo en cuestión. Cabe una apuesta triple, con Ibarretxe de lehendakari, con los nacionalistas en el gobierno pero sin Ibarretxe o incluso con el PNV fuera del poder por primera vez en 30 años. Lo que significa un 1, una X o un 2.

¿Tiene alguna advertencia el resultado para los socialistas andaluces? Varias. Fraga perdió el poder porque llevaba mucho tiempo y el fiel electorado popular quería cambio de líder. También, claro está, por el Prestige, la Guerra de Iraq y otros errores del Gobierno de Aznar. Pero el cambio de líder le ha salido redondo. Ese dato debería hacer reflexionar tanto al PSOE como al PP en Andalucía, que llevan dos décadas con los mismos liderazgos de Chaves y Arenas. Los aires de cambio de Galicia y País Vasco deberían tener electos colaterales aquí.