Archivos para el tag ‘AVE’

Obama, de Sevilla a Córdoba

Ignacio Martínez | 5 de junio de 2009 a las 11:52

Obama en estado puro. Ayer desde El Cairo se dirigió a los 1.000 millones de musulmanes del mundo en un mensaje marca de la casa: brillante, directo y lleno de buena voluntad. El hombre está en plena forma. No sé si se habrá enterado del acontecimiento galáctico en el que va a participar desde el 1 de enero: él liderando al otro lado del Atlántico las políticas progresistas del mundo y Zapatero dándole replica desde la Presidencia europea; una esperanza para millones de seres humanos, según afirmó el miércoles la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín. Advertido o no de la gesta, a Obama no se le notó abrumado en su intervención de casi una hora de ayer.

Dijo que hay que acabar con el recelo, el miedo y las discordias entre el mundo musulmán y Occidente. Y propuso un nuevo comienzo basado en respeto mutuo, justicia, progreso, tolerancia y dignidad para todos los seres humanos. Para hacerse querer, recordó que su segundo nombre es el del nieto del profeta, no en balde desciende de generaciones de musulmanes. Y dejó caer que Marruecos fue el primer país del mundo que reconoció a los Estados Unidos, en donde en la actualidad viven siete millones de musulmanes, que rezan en las 1.200 mezquitas repartidas por todos los estados. Hechas las presentaciones, analizó los siete focos de tensión que hay en el mundo: la violencia extremista, el conflicto de Oriente Medio, la proliferación de armas nucleares, la falta de democracia en algunos países, la ausencia de libertad religiosa, los escasos derechos de la mujer y el antagonismo entre tradición y desarrollo.

Obama acostumbra a citar a ciudades andaluzas en sus discursos. Hace unas semanas fue Sevilla, a propósito del AVE. Aunque cuando vino su ministro de Transportes lo llevaron a Zaragoza. Ayer fueron Andalucía y Córdoba como ejemplo de tolerancia durante la dominación musulmana, con una ambigua referencia a la Inquisición. Reivindica para nuestra época el espíritu de tolerancia que considera una tradición del Islam, como pudo comprobar en su infancia en Indonesia o pasó en Andalucía y Córdoba “durante la Inquisición”. Esto debe ser un desliz: la dominación musulmana de Córdoba [pronunció Cordóba] terminó en 1231 y la del reino de Granada en 1492. Mientras la Inquisición española se fundó en 1478 y al principio de ocupó de los judíos conversos. Si Obama quería comparar la intolerancia de la Inquisición católica con la tolerancia de la Córdoba de los Omeyas, se ha equivocado en las fechas.

Pero para desliz, el de Pajín. Quién sí debe estar afectado por su hipérbole es el propio ZP. Tanto, que la interesada tuvo que reconocer ayer que había exagerado comparando a su jefe con el presidente americano. Este peloteo con el jefe de la Casa Blanca se parece cada vez más al de Aznar con Bush.

Afrancesados

Ignacio Martínez | 27 de abril de 2009 a las 8:04

 

España se va a afrancesar hoy y mañana, durante la visita a Madrid del presidente de la República y su esposa, Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. Los parapazzi y el papel couché los esperan con ansiedad. Las revistas del corazón andan regular de ingresos y Carla Bruni es un regalo para el negocio; cantante, modelo, novia en su agitada juventud de Eric Clapton y Mick Jagger… Su perfil es difícil de mejorar. Pero además toda la prensa política nacional especula con los encuentros de la primera dama francesa, de 41 años, con la princesa Letizia, de 36. Prepárense, vamos a tener Carla Bruni hoy hasta en la sopa: fotos con los Reyes, con los Príncipes de Asturias, con el presidente Zapatero y Sonsoles Espinosa. Por cierto que Carla y Sonsoles tienen un almuerzo a solas previsto para mañana. Y más fotos.

La Bruni, que es una muchacha monísima, aportará un poco de circo en sus correrías diplomáticas y culturales por Madrid. Su distinguido esposo, por el contrario, se tendrá que ganar el pan con algo más que glamour. Mañana hace un discurso ante el Congreso y el Senado, reunidos en sesión conjunta extraordinaria, y celebra una cumbre con el Gobierno español. Participarán en la cita bilateral los ministros de Exteriores, Interior, Defensa, Fomento e Innovación. ETA y la conexión de los ferrocarriles de alta velocidad entre los dos países son algunos de los temas cruciales del encuentro.

Ayer, Juan Luis Cebrián relataba en El País un encuentro con Sarkozy en El Elíseo. El mandatario francés explicaba su admiración por España, su entusiasmo por Sevilla; y su afición por la “elegante y noble” cultura popular española, en la que incluye las corridas de toros. Se confesaba amigo del Rey, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba. Muchos amigos me parecen y algo heterogéneos. Este Sarkozy me parece un poco bienqueda. En otros campos es un poco más crítico. Por ejemplo, en su opinión, Francia supo liberarse de la tutela de la Iglesia Católica, algo que no ha sucedido en España en el plano social, y defendía la laicidad del Estado. También abogaba por valores como el trabajo, el mérito, la recompensa y la promoción social, que me suenan de haberlos oído estos días en la investidura del nuevo presidente andaluz.

Sobre los asuntos de la cumbre bilateral, hay que destacar que Andalucía tiene una buena conexión central para enlazar por AVE con Dax, una vez que se termine la y griega vasca. Desde allí está previsto un tren de alta velocidad que enlace con Burdeos y París. Es decir, con el TGV atlántico de Francia. Pero al mismo tiempo las autoridades regionales deberían estar presionando al Estado para que también se haga la conexión mediterránea. Poder llegar desde Algeciras, Málaga y Almería hasta Portbou, por toda la costa levantina española, y conectar con Montpellier, Lyon, París y el resto de Europa, sería extraordinario para el desarrollo comercial de Andalucía. Estaríamos más afrancesados y seríamos menos periféricos.

Cara a Cara entre el alcalde de Sevilla y el de Málaga

Ignacio Martínez | 8 de marzo de 2009 a las 17:51

Hoy publico en los diarios del Grupo Joly un diálogo entre los alcaldes de Málaga y Sevilla sobre la construcción regional, centralismo y localismo en Andalucía. La conversación duró una hora y cuarto. La transcripción íntegra puede leerse aquí. Lo publicado es aproximadamente un tercio, aunque todavía no aparece que ya está colgado en los diarios digitales.

Estos son algunos de los titulares:

DE LA TORRE: “En 30 años se ha construido una Andalucía muy centralista”  

MONTESEIRÍN: “Andalucía no es ahora más localista. Es que antes no existía”

DE LA TORRE: “Pensaba que la autonomía acercaría la administración a los ciudadanos. Pero se ha traicionado el impulso autonómico”

MONTESEIRÍN: “No hay ningún trato de favor hacia Sevilla porque la autonomía esté aquí. Necesito inversiones y las peleo como los demás”

DE LA TORRE: “Málaga es la única ciudad española mayor de medio millón de habitantes que no es capital autonómica. Pero ninguna de las tres agencias de la UE tiene su sede allí”

MONTESEIRÍN: “El AVE Sevilla-Málaga va a ser revolucionario. Y se habla de él menos que del Córdoba-Málaga. Parece que la Junta está haciendo una obra clandestina”

DE LA TORRE: “En la Junta jamás ha existido un esquema claro de cómo tenía que organizarse territorialmente Andalucía”

MONTESEIRÍN: “Sevilla se siente muy cómoda como capital, defendiendo no sólo sus intereses, sino los de Andalucía en su conjunto”

Y estos son algunos temas:

                   CAPITAL

MONTESEIRÍN: “Cualquier fórmula que ignorase a Sevilla como capital natural sería artificial”

DE LA TORRE: “No es cierto que haya una capital natural. El Mediterráneo es una cosa y el Guadalquivir, otra”

                   PODER LOCAL

MONTESEIRÍN: “Las autonomías han adquirido una gran poder, que debe llegar al ámbito local”

DE LA TORRE: “Si se hubiera producido la descentralización local, habría más cohesión y confianza”

                  GRAN CAJA

MONTESEIRÍN: “Unicaja no es sólo Málaga y Cajasol no es sólo Sevilla. Tienen dimensión andaluza” 

DE LA TORRE: “La Junta debería haber apoyado la sede en Málaga, por equilibrio territorial”

                  LOCALISMOS

DE LA TORRE: “Si se equivoca la Junta, habrá una hoguera de localismo herido”

MONTESEIRÍN: “Si se producen incendios es porque alguien está empeñado en meter la chispa” 

                  ESTATUTO DE CAPITALIDAD

MONTESEIRÍN: “Sevilla quiere instrumentos para servir mejor a Andalucía”

DE LA TORRE: “Málaga haría gratis la capitalidad, sin estatuto y sin cobrar”

Tópicos y chistes

Ignacio Martínez | 12 de enero de 2009 a las 13:12

Los españoles vivimos instalados en el tópico. El del catalán avaro e ilustrado es uno de ellos. El del andaluz perezoso y cateto, otro. Hay más; el chulo madrileño, el vasco bruto, el tozudo aragonés, el gallego indefinido… Los políticos también son víctimas de estos estereotipos, pero están obligados al discurso correcto. Salvo los nacionalistas, que como tienen una sola clientela, se esfuerzan por agradar a su afición sin preocuparse por los sentimientos del resto.

Y a veces, entra en el campo algún jugador inesperado. El sábado, en una tertulia de la Cadena Ser, a la diputada catalana del Partido Popular Montserrat Nebrera le falló el subconsciente. Estaba criticando a la ministra de Fomento Magdalena Álvarez, por los fallos en el aeropuerto de Barajas por la nevada. Según explicaba ayer este diario, primero sentenció que Álvarez, nacida en San Fernando (Cádiz) y criada en Málaga, “tiene un acento que parece un chiste”. Después dijo que tiene un problema de comunicación, siendo andaluza. Y para que se comprendiera mejor lo que quería decir, añadió: “Yo algunas veces, cuando llamo a Córdoba y oigo desde algún hotel que me contestan, no acabo de entender, porque si no estás avezado a hablar en andaluz, normalmente pues te cuesta”.

Metida ya de lleno en el fangal, la diputada autonómica del PP se preguntó “por qué Manuel Chaves se quitó de encima esta cosa y la colocó en el Gobierno”. En este mismo espacio he criticado a la ministra por diversas causas, como el fiasco de las obras del AVE en Cataluña, no facilitar la entrada a la portavoz popular en el Parlamento andaluz a un túnel ferroviario en construcción o patrocinar un concurso que pretendía ganar y ganó. Seguro que, más allá del insulto y la descalificación a una región en su conjunto por su forma de hablar, los políticos del PP pueden encontrar argumentos de sobra para criticar a los del PSOE. De hecho, eso fue lo que hizo el propio Rajoy el sábado: pidió la dimisión de Álvarez por el caos originado por la nieve y consideró impropio que en un país civilizado se cierre el principal aeropuerto por semejante causa.

Esta metedura de pata de Nebrera exige una petición de disculpa, de su partido y de ella misma. O sea, lo contrario que ha hecho el secretario general del PP andaluz, que ha culpado del desliz “a la soberbia, mala gestión y tono chulesco” de la ministra. Eugenio, aquel catalán que contaba chistes muy serios, tenía uno que viene a propósito: “Saben aquel que fue a una óptica y pidió unas gafas. Y le preguntaron ¿son para ver de cerca o para ver de lejos? Y él contestó, yo con que me sirvan para ver aquí en la provincia de Huesca…”. Cambien Huesca por la Barcelona de Nebrera o el Cádiz de Sanz y tendrán una solución a este enigma.   Ayer, con más de 24 horas de retraso, Javier Arenas estuvo bien. Dijo que no acepta que nadie haga bromas ni comentarios sobre la forma de hablar en Andalucía: “No acepto, por insignificante que sea, cualquier comentario que se refiera a los andaluces en tono jocoso o vejatorio”. Pero le faltó disculparse en nombre de su partido. El talante popular no debería ser el principal aval para la continuidad en el poder de los socialistas en Andalucía.

El final de ETA

Ignacio Martínez | 5 de diciembre de 2008 a las 10:46

Cuando el grupo fundamentalista islámico argelino FIS empezó a matar gente en los años 90, se llevó por delante a bastantes periodistas. Tras una de estas muertes, Le Monde publicó en portada una tira de su dibujante estrella, Plantu, en la que un redactor asesinado por la espalda yacía sobre su máquina de escribir, y en primer plano un terrorista le explicaba a otro: “Cuando le vi con la máquina supe que era o él o yo”. A los dos asesinos de Ignacio Uría Mendizábal les ha ocurrido lo mismo, cuando han visto unas máquinas construyendo el tren de alta velocidad que conectará al País Vasco con el resto de España y Francia se han dicho “o él o nosotros”. En su demencia, han matado al constructor del AVE vasco en defensa propia. Todo lo que no sea llevar a Euskadi hacia la edad de piedra lo consideran una agresión que pone en peligro su ecosistema.

Han empezado a matar a nacionalistas como Uría. Y se comportan como la mafia de las películas. Matan a tu padre y van al entierro a darte el pésame. En vez de “no es nada personal, sino un asunto de negocios”, entonan “no es nada personal, pero era mi oponente político”. Hay un segundo agravante a la apertura de este frente nacionalista: lo protagoniza una tercera generación, que comienza su carrera criminal, después de medio siglo de terror. Como antídoto no hay otro remedio que la unidad y la firmeza de los demócratas.

Además de perseguir a los asesinos, un Estado civilizado debe eliminar todo vestigio de sus cómplices de las instituciones. Acción Nacionalista Vasca, la última sigla política usada por ETA, gobierna más de treinta municipios del País Vasco y Navarra, la mitad con coaliciones. Este año el Supremo ha declarado ilegales las marcas etarras municipal (ANV) y autonómica (PCTV), pero falta desalojarlos. Una tarea que debería ser fácil en aquellos ayuntamientos en los que han tenido la complicidad de Eusko Alkartasuna, la IU vasca o Aralar para conseguir una alcaldía. Por ejemplo, en Azpeitia, la localidad guipuzcoana en donde asesinaron el miércoles a Ignacio Uría Mendizábal, en donde el alcalde de ANV se ha negado a condenar la muerte de este simpatizante del PNV.

Desgraciadamente, es un buen momento para recordarle a Ibarretxe que convocar un referéndum sobre el derecho a decidir de los vascos con esta jauría suelta era darle oxígeno a los asesinos. Ahora matan a los suyos. ETA ha cruzado así una línea roja invisible. El abogado Txema Montero, antiguo dirigente de Herri Batasuna, expulsado de la organización en 1992, en una entrevista este verano en El País se preguntaba: “¿Cuándo vamos a saber que estamos ante el fin del fin de ETA, no al principio del fin, como estamos ahora? Esto se dará cuando ETA considere que ha llegado el momento de matar a nacionalistas directamente, y eso para mí va a ser su fin”. Ojalá esté cerca ese final.

Nos ven graciosos

Ignacio Martínez | 16 de marzo de 2008 a las 3:04

El lunes después de las elecciones, en el AVE Madrid-Sevilla pusieron una película francesa [Odette], que narra la historia de Odette Toulemonde, una viuda belga cuarentona, dependienta en unos grandes almacenes, con dos hijos, que no tiene ningún motivo aparente para ser feliz y, sin embargo, lo es. Mientras, su novelista favorito, el escritor parisino Balthazar Balsan, rico y seductor, no tiene, aparentemente, ningún motivo para ser infeliz y, sin embargo, lo es. Es una comedia sobre la felicidad algo fantástica, divertida; aunque no llegue a la categoría de Amélie. Las imágenes del centro de Bruselas o de la playa de Blankenberge, cerca de la frontera con Holanda, me resultan familiares: he vivido once años en Bélgica. Pero encuentro algo extraño en esta película francesa; ofrece una imagen de los belgas que no es el estereotipo que tienen de este pequeño reino en la vecina república. En Francia, los chistes de leperos son chistes de belgas. Y esto los belgas lo llevan peor que los leperos.Esa mañana del lunes, en las televisiones nacionales habían puesto reportajes con reacciones en la calle sobre los resultados electorales. Casi todo era sobre las generales, pero alguna pequeña cosa se deslizó desde Andalucía, con frases ocurrentes. El comentario de los colegas en Madrid fue: “Qué graciosos sois los andaluces”. Bien visto, los chistes de leperos en España son chistes de andaluces. Nos ven graciosos, sin duda. También nos ven criadas o camareros en las comedias de situación, bandoleros o toreros en las series de aventura… No sé qué más. La pregunta es qué imagen ofrecemos, a nosotros mismos y a los demás.

En Canal Sur arrasan los programas de copla y de señoras gordas que presumen de comerse un mamut. No es que tengamos una larga tradición comercial los andaluces, ese es el estereotipo del catalán. Pero ¿nos vendemos bien? El eurodiputado convergente Ignasi Guardans me preguntó el mismo lunes quien era el crack que había presentado el partido de Rosa Díez por Sevilla, que había conseguido el mejor resultado de España después de Madrid. Le contesté que, sin menosprecio del abogado Armando Flores, la cuestión es que en Sevilla hay una pequeña burguesía ilustrada que está insatisfecha del duopolio PSOE-PP. Guardans no lo entendía: “¡Más votos para la UPyD que en Valencia..!” Sin ánimo de ofenderle, no sé si añadiría en su subconsciente “¡…estos leperos!”

Pero, ¿nosotros vendemos algo más? Porque haberlo, haylo. El genetista almeriense Ginés Morata, Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias, tiene fama mundial. El empresario sevillano José Moya está por delante de todas las multinacionales en el mercado español del detergente, con la ambición de hacer de Persan el líder europeo. Desde Macael (Almería), Francisco Martínez-Cosentino, es número uno en USA, en España y en medio mundo, en encimeras de cocina; la generación de Jaime de Arteaga, ha pasado de una larga tradición familiar de aristócratas terratenientes a la categoría de potentes empresarios agrícolas que invierten, industrializan y exportan. Aquí hay pintores como el gaditano Pérez Villalta o los malagueños Enrique Brinkmann y Eugenio Chicano. El doctor José López Barneo, jiennense, es una figura universal en la investigación de métodos para el control del oxígeno y azúcar en sangre. Prestigio similar tiene el neurocirujano sevillano José María Delgado García.

Tenemos novelistas tan serios como el jiennense Antonio Muñoz Molina, el malagueño Antonio Soler o el granadino Justo Navarro. José Luis Sánchez Domínguez ha creado desde la nada, empezando en Málaga con un isocarro, una empresa multinacional que factura más de mil millones de euros al año y construye ferrocarriles de alta velocidad, autopistas, túneles y viaductos en todo el país. Es el mismo caso, en el sector de la carpintería, de un alemán de Chiclana (Cádiz) llamado Juan Polanco. El presidente del Gobierno de la democracia española que más tiempo ha estado en el poder es el sevillano Felipe González. El ministro que diseñó el Estado de las autonomías ha sido un andaluz, el profesor Manuel Clavero. Aquí imparten sabiduría catedráticos de Derecho Internacional de la categoría de Carrillo Salcedo o Rodríguez Carrión. Antonio Luque ha conseguido aglutinar a más de 25.000 olivareros, de Málaga, Córdoba y Sevilla, en esta Andalucía con demasiadas barreras locales y provinciales, para convertir a Hojiblanca en el primer productor mundial de aceite de oliva virgen extra… Y, sin embargo, sólo nos ven graciosos.

 Mi amigo y colega Ramón Ramos, director de Granada Hoy, sostiene que no hay andaluces, sino sevillanos, malagueños, granaínos, gaditanos, onubenses, jiennenses, almerienses y cordobeses. Yo añadiría que rondeños, jerezanos, algecireños, marbelleros o ecijanos. Para ser algo más, para valer algo más de lo que valemos, para aparecer en España de otra manera, para pesar en las decisiones importantes de este país hace falta un nuevo liderazgo en Andalucía. Que aglutine, que multiplique. Lo puede ofrecer el actual presidente regional, pero tendría que cambiar muchas cosas en su próximo Gobierno. Hacer política no es sólo asegurarse la reelección. De la misma manera que Andalucía es bastante más que las coplas, las gordas y los chistes de Canal Sur. No somos tan graciosos. Hay otra Andalucía que merece salir a la luz. Ese es uno de los desafíos de los próximos cuatro años.         

El AVE llega a Málaga

Ignacio Martínez | 23 de diciembre de 2007 a las 13:45

El primer AVE ha llegado a Málaga a las 12.33 de hoy, con diez minutos de adelanto. Buen augurio. Tras Córdoba y Sevilla, la capital de la Costa del Sol se incorpora a la red española de alta velocidad, que ya conecta Málaga con Valladolid y dentro de nada irá desde Sevilla a Barcelona. En Málaga han repicado las campanas de la catedral, ha habido recepción ministerial, con monolito inaugurado por el presidente Zapatero y la ministra Álvarez; habido fiesta municipal organizada por el Ayuntamiento, con el alcalde Francisco de la Torre al frente… Y todos contentos, como si fuese Navidad. La sensación es que se han adelantado los Reyes Magos.