Archivos para el tag ‘Billy Wilder’

El imbécil

Ignacio Martínez | 28 de septiembre de 2011 a las 10:24

Dicen que cuando a Rafael el Gallo le presentaron a Ortega y Gasset, le dijeron que era filósofo y le explicaron que se dedicaba a pensar, el torero dijo “hay gente pa tó”. Todos tenemos nuestros mitos particulares. Trueba, cuando le dieron el Oscar por Belle Époque dijo que le gustaría creer en dios, pero que sólo creía en Billy Wilder: “así que gracias mister Wilder”. Florentino Pérez es de esta cuerda. Es un empresario de éxito, pero en materia futbolística él no cree en más dios que en Mourinho. El mejor entrenador del mundo, es su jaculatoria favorita. Vale, le mete el dedo en el ojo a los entrenadores del equipo contrario, pero ha mediado provocación y lo hace para agitar al madridismo y defender su señorío de las injusticias, como si fuese el Príncipe Valiente. El presidente del Real Madrid presume emocionado del tesoro que tiene en su banquillo ante el débil disgusto de muy pocos socios que protestan en la asamblea general del club por las maneras maleducadas del portugués.

Cada uno es dueño de sus mitos. Un sujeto que atiende al nombre de Alessio Rastani, un broker con pinta de friqui, salió en la BBC anteayer, y soltó una diatriba contra el euro: “El crash está a la vuelta de la esquina. Los inversores, el dinero listo saben que la bolsa y el euro están muertos, y están poniendo su dinero en valores más seguros. Me importa un pimiento la crisis y arreglar la economía, desde hace tres años, cada vez que me acuesto sueño con una nueva recesión… Mi trabajo es ganar dinero, cuando reviente la bolsa, cuando reviente el euro, si sabes lo que tienes que hacer, te puedes hacer rico”. Rastani también tiene su Wilder o su Mourinho: sostiene que los políticos no gobiernan el mundo, porque el mundo lo gobierna Goldman Sachs…

Un amigo empresario, que es hombre creyente, tiene entre sus dogmas de fe la teoría de la estupidez humana del ensayista y filósofo italiano Carlo Maria Cipolla. Las leyes fundamentales de la estupidez humana de Cipolla son cinco: 1. Hay más estúpidos de lo que la gente se piensa. 2. La probabilidad de que una persona sea estúpida es independiente de su género, condición social, o preparación académica. Hay el mismo porcentaje en cualquier grupo que se considere. 3. El estúpido es una persona que causa un daño a los demás sin obtener ningún beneficio para sí mismo. El malvado o egoísta es el que consigue lucrarse con el perjuicio de los demás. El generoso se sacrifica por hacer el bien a otros. Y el inteligente es capaz de generar un beneficio colectivo y beneficiarse él al mismo tiempo. 4. Los no estúpidos subestiman el peligro de los estúpidos. Y 5. Es más peligroso un estúpido que un malvado.

Total, que uno no sabe si el joven que considera dios a Golman Sachs está en la primera o en la segunda categoría. Pero me inclino a pensar que es un imbécil. Simplemente.