Archivos para el tag ‘Casa Blanca’

Las hijas de Zapatero

Ignacio Martínez | 27 de septiembre de 2009 a las 10:33

Nos falta naturalidad. Se ha armado un escándalo planetario por la foto de las hijas de Zapatero con sus padres, posando con el matrimonio Obama en el Metropolitan de Nueva York, en la llegada a una recepción oficial. Sus padres quieren proteger la intimidad de estas menores de 16 y 13 años y mantenerlas al margen de la atención pública. Están en su derecho. Pero la sociedad tan mediática en la que vivimos hace difícil compatibilizar esa protección con el hecho de embarcarlas en un viaje oficial, llevarlas a una recepción con los participantes en la asamblea general de la ONU y hacerse una foto con el personaje político más famoso del mundo.

Es razonable que el presidente del Gobierno viaje con su esposa y sus hijas. Lo hacen otros mandatarios internacionales y lo han hecho otros presidentes de Gobierno españoles. Pero si se tiene tanto empeño en su privacidad, habría sido más prudente que estas jóvenes evitaran el posado en el acceso oficial del Museo. Con naturalidad. A la Casa Blanca la foto le pareció tan normal que la colgó en su página de internet. La imagen se retiró a petición de La Moncloa horas más tarde, pero ya circulaba por la red. Se pidió a los medios españoles que no la publicaran, aunque algunos lo hicieron distorsionando la cara de las menores.

Si Zapatero quería evitar que miraran a sus hijas no debería haberlas puesto en un escaparate, pero yo no habría publicado la foto. La distorsión de las caras es una hipocresía: no salva el derecho a su propia imagen de las niñas. La prueba son los miles de comentarios vejatorios y crueles sobre ellas, en los que queda en evidencia la animadversión de sus autores hacia el presidente del Gobierno. Con este linchamiento masivo hay quien quiere saldar viejas vendettas como la pretenciosa boda imperial de la hija de Aznar en El Escorial.

Y mientras, Zapatero sube los impuestos y Rajoy hace el Don Tancredo ante un informe policial que vincula la trama Gürtel con la financiación del PP en Valencia. Informe ignorado por el presidente del TSJ valenciano, íntimo amigo del presidente Camps. Es curioso que este magistrado no se haya abstenido en la causa ante su simpatía manifiesta con un imputado. Y es chocante que la Fiscalía no lo haya recusado. Nos falta naturalidad.

Garoña: empanada energética

Ignacio Martínez | 3 de julio de 2009 a las 7:58

Un amigo mío estuvo hace dos semanas en la Casa Blanca, con la responsable de energía en el gabinete presidencial. Obama coincide con Zapatero en la apuesta por las energías renovables, para bajar las emisiones de CO2. Pero otra parte de la estrategia americana difiere de la española: están a favor de mantener las centrales nucleares, siempre que sean seguras. En Estados Unidos hay ya 41 centrales con permiso para funcionar hasta los 60 años, diez de ellas como Garoña. Obama todavía no se ha pronunciado sobre construir nuevas centrales. Se lo piensan en la Casa Blanca, como en el 10 de Downing Street o en la Cancillería de Berlín.

En La Moncloa ni por asomo piensan en nuevas centrales, sino en cerrar las actuales. Para Garoña se ha decidido una prórroga de cuatro años, no de diez como recomendó el Consejo de Seguridad Nuclear. Parece un acto salomónico, pero es sólo el reflejo de la ausencia de una política energética precisa en este país. Aquí cada cual, incluido el presidente del Gobierno, aplica la doctrina Sinatra al son de a mi manera. Para Zapatero la energía no forma parte de la seguridad nacional, sino del programa electoral socialista, dominado por la imagen de lo verde, lo moderno, lo sostenible, lo renovable.

Pero la realidad es menos maravillosa. España tiene una tasa de autoabastecimiento muy baja, del 20%. La media europea es del 50%, ¡y la andaluza de un 6%! La energía nuclear tiene inconvenientes, pero también ventajas: no provoca emisiones de gases de efecto invernadero como los combustibles fósiles. En esta materia vamos mal. España se comprometió en Kioto a no aumentar más de un 15% sus emisiones de CO2 para 2012, pero ya hemos superado los niveles de 1990 en un 52%. Para mejorar nuestro autoabastecimiento el Gobierno apuesta por las energías las renovables, que son energías desobedientes: producen cuando hace sol, llueve o hay viento. Las nucleares son obedientes, por el contrario, producen todos los días del año, todas las horas del día.

En ocasiones, la apuesta por las energías limpias ha sido torpe. Se lanzaron unas primas desorbitadas para que se construyeran huertos solares. Y unos hábiles inversores van a ingresar primas galácticas por instalar placas fotovoltaicas, que van a costar al contribuyente 2.000 millones de euros al año, durante 25 años: 50.000 millones, para producir un 2/3% de la electricidad que se consume en España. Esta borrachera de dinero no ha beneficiado a la tecnología española, ni al I+D+i nacional. Los paneles en funcionamiento se han traído principalmente de China y el primer fabricante español, la empresa malagueña Isofotón, está en la ruina.

Para 2020, las renovables pueden generar el 40% de la electricidad que necesitemos. Hay que decidir si el otro 60 producirá CO2 o no. Urge un debate nacional que nos saque de la empanada energética.

Obama, de Sevilla a Córdoba

Ignacio Martínez | 5 de junio de 2009 a las 11:52

Obama en estado puro. Ayer desde El Cairo se dirigió a los 1.000 millones de musulmanes del mundo en un mensaje marca de la casa: brillante, directo y lleno de buena voluntad. El hombre está en plena forma. No sé si se habrá enterado del acontecimiento galáctico en el que va a participar desde el 1 de enero: él liderando al otro lado del Atlántico las políticas progresistas del mundo y Zapatero dándole replica desde la Presidencia europea; una esperanza para millones de seres humanos, según afirmó el miércoles la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín. Advertido o no de la gesta, a Obama no se le notó abrumado en su intervención de casi una hora de ayer.

Dijo que hay que acabar con el recelo, el miedo y las discordias entre el mundo musulmán y Occidente. Y propuso un nuevo comienzo basado en respeto mutuo, justicia, progreso, tolerancia y dignidad para todos los seres humanos. Para hacerse querer, recordó que su segundo nombre es el del nieto del profeta, no en balde desciende de generaciones de musulmanes. Y dejó caer que Marruecos fue el primer país del mundo que reconoció a los Estados Unidos, en donde en la actualidad viven siete millones de musulmanes, que rezan en las 1.200 mezquitas repartidas por todos los estados. Hechas las presentaciones, analizó los siete focos de tensión que hay en el mundo: la violencia extremista, el conflicto de Oriente Medio, la proliferación de armas nucleares, la falta de democracia en algunos países, la ausencia de libertad religiosa, los escasos derechos de la mujer y el antagonismo entre tradición y desarrollo.

Obama acostumbra a citar a ciudades andaluzas en sus discursos. Hace unas semanas fue Sevilla, a propósito del AVE. Aunque cuando vino su ministro de Transportes lo llevaron a Zaragoza. Ayer fueron Andalucía y Córdoba como ejemplo de tolerancia durante la dominación musulmana, con una ambigua referencia a la Inquisición. Reivindica para nuestra época el espíritu de tolerancia que considera una tradición del Islam, como pudo comprobar en su infancia en Indonesia o pasó en Andalucía y Córdoba “durante la Inquisición”. Esto debe ser un desliz: la dominación musulmana de Córdoba [pronunció Cordóba] terminó en 1231 y la del reino de Granada en 1492. Mientras la Inquisición española se fundó en 1478 y al principio de ocupó de los judíos conversos. Si Obama quería comparar la intolerancia de la Inquisición católica con la tolerancia de la Córdoba de los Omeyas, se ha equivocado en las fechas.

Pero para desliz, el de Pajín. Quién sí debe estar afectado por su hipérbole es el propio ZP. Tanto, que la interesada tuvo que reconocer ayer que había exagerado comparando a su jefe con el presidente americano. Este peloteo con el jefe de la Casa Blanca se parece cada vez más al de Aznar con Bush.

Zapatero se parece a Aznar

Ignacio Martínez | 10 de abril de 2009 a las 10:30

A Zapatero la filtración de la crisis de gobierno le ha hecho la pascua. Su encuentro con Obama debía acaparar toda la atención de la opinión pública durante varios días; después él iba a anunciar el nuevo gabinete. Pero tras la ansiada reunión con el nuevo presidente americano, de lo único que se ha hablado ha sido de los nuevos ministros. Por cierto, que resulta chocante ver tan bobalicón al presidente español con el americano. Hay cosas de Zapatero que empiezan a recordar a Aznar y su idilio con Bush. ZP llegó a decir en Praga una cosa muy kennediana, que no hay que preguntarse lo que Obama puede hacer por uno, sino lo que uno puede hacer por Obama. Muy mono, pero ni antes con Aznar ni ahora con Zapatero el Gobierno de España tiene que estar a lo que le digan desde Washington.

En algunas cosas las diferencias entre Europa y Estados Unidos son marcadas. Por ejemplo, en Oriente Medio la UE mantiene una postura muy distinta al apoyo ciego que EEUU brinda a Israel. Para los europeos los derechos humanos incluyen la abolición de la pena de muerte, mantenida en 38 de los 50 estados americanos. La vida pública europea es laica y nuestra idea de la seguridad internacional no es sólo militar. Está por ver que el nuevo inquilino de la Casa Blanca aporte novedades en estos campos.

Obama ha repetido estos días algunos de los latiguillos de Bush: como que Turquía debe entrar en la Unión Europea. Merkel y Sarkozy le replicaron, pero Zapatero está de acuerdo, lo mismo que Aznar cuando lo pedía Bush. El afán americano por dictarnos nuestro futuro es irritante; es la consecuencia de que Europa sea un protectorado militar americano desde la segunda guerra mundial. La defensa de Europa se hace en la OTAN, lo dice el Tratado de la UE.

Con Turquía está muy pesado Estados Unidos. La Unión Europea lleva paralizada desde la ampliación a los países del Este. La adhesión de Turquía añadiría inconvenientes. Personalmente soy turcoescéptico, contrario a la entrada de Turquía; no porque sea un país musulmán, muy poblado o pobre. Sino porque no está en Europa. Fue una potencia continental durante siglos, hasta la primera guerra mundial, aunque hoy día sólo un 2% de su territorio está en suelo europeo. La UE no puede suplir las carencias de otras organizaciones internacionales, ni es una institución benéfica. Tampoco la nueva ONU. Podemos modificar los mapas, pero hasta ahora Europa terminaba por el sur en el Mediterráneo, incluidos los estrechos de Gibraltar y del Bósforo. Pero nuestros presidentes acólitos prefieren el favor del líder de Occidente a las clases de geografía. Aunque ese amparo no sirva de nada en la política interna, como comprobó Aznar y puede experimentar Zapatero en el futuro.

Fútbol, política y cintas de vídeo

Ignacio Martínez | 24 de enero de 2009 a las 11:25

 

 

El fútbol no quiere saber nada de los vídeos. Que se equivoquen los árbitros no tiene mucha importancia, siempre que se equivoquen de parte del equipo grande. O sea, a favor del Real Madrid y en contra del Osasuna. Por el contrario, es curiosa la afición de algunos políticos a grabarle a sus amigos, conocidos, adversarios, enemigos, enemigos mortales o compañeros del partido. Ya saben que esta era la descripción que el viejo Giulio Andreotti hacía del mayor o menor afecto que generan las relaciones humanas en la vida. Pues ahí los tienen. Al presidente Nixon, que se presentaba a la reelección en 1972 contra un candidato fácil, el senador George McGovern, le pudo su naturaleza y su equipo mando asaltar el cuartel general de los demócratas. Después quiso tapar el escándalo y lo enredó hasta que tuvo que dimitir. Puesto a grabar, Nixon se grababa hasta sus propias conversaciones en el despacho oval de la Casa Blanca y ésto fue lo que le perdió. Lo pillaron.

Lo de Madrid no está claro quién lo encargó, pero sí sabemos que había una unidad de seguridad en la Consejería de Interior de la Comunidad de Madrid particularmente curiosa. Todo el mundo repite de momento la misma frase: “yo no he sido”. Pero aquí se ha espiado a consejeros amigos y enemigos de la presidenta Aguirre, e incluso algún enemigo mortal, como el número dos de Gallardón. Pero todavía no han pillado al padrino o madrina de esta banda.

Cómo está la capital del reino. Al Real Madrid se le cuelan compromisarios de mentira en su asamblea, en la Comunidad de Madrid unos ex agentes de la guardia civil entran en los despachos para llevarse ordenadores y papeles, y los árbitros se equivocan y en vez de pitarle a un jugador del Osasuna dos penaltis a favor, le sacan dos tarjetas y lo expulsan. Para no dejar a nadie en el paro, con la que está cayendo, en vez de disolverse, los servicios de espionaje que trabajan en Madrid deberían ejercer su labor en otros terrenos, por ejemplo en los partidos de fútbol: grabando todas las jugadas y contando en un tiempo récord a los árbitros qué ha pasado en cada lance complicado. Pero ahí les tienen, cada uno empeñado en el error. Los políticos por exceso y los del fútbol por defecto.

Aznar desvaría, Bush acierta

Ignacio Martínez | 8 de enero de 2009 a las 14:07

”Bush

 

El ex presidente Aznar ha vuelto. Ha vuelto a meter la pata, como cuando dijo que nadie debía decirle a él a qué velocidad podía ir por la carretera, ni con cuántas copas. La última perla ha sido que considera la victoria de Obama como “un exotismo histórico”, además de un “previsible desastre económico”. Ahí queda eso. Lo que no ha dicho su amigo Bush, ni el contrincante republicano de Obama, McCain, lo dice el ex presidente español, cuyo gusto por la astracanada se ha convertido ya en costumbre. Es una pena que ex presidentes españoles se permitan este tipo de salidas de tono, tan distintas a las que practican los antiguos jefes de Estado norteamericanos. La foto de ayer en la Casa Blanca de los cinco presidentes vivos, Carter, Bush padre, Clinton, Bush y Obama, acertadamente reunidos por Bush para aconsejar al neófito, es una muestra de respeto personal e institucional que debería ser tomada como ejemplo en España y en el resto del mundo.