Archivos para el tag ‘Chávez’

Rubalcaba mandó aparar

Ignacio Martínez | 6 de noviembre de 2010 a las 19:35

El trato de guante blanco del Gobierno español al régimen venezolano ha sufrido ayer una brusca ruptura. Saludable. Ustedes se preguntarán cómo es que le consentimos al coronel Chávez sus bravatas, amenazas e insultos. Por qué se lo consiente el Gobierno que nos representa. La respuesta de manual es que la diplomacia se inventó para defender intereses y España tiene muchos en Venezuela. Este país es un buen cliente que nos compra barcos, aviones, vehículos, maquinaria… Allí operan grandes compañías nacionales. Repsol tiene importantes prospecciones petrolíferas y gasísticas. A Telefónica un corralito montado por el autoritario presidente venezolano le impidió repatriar mil millones de euros el año pasado. Hace dos, el caudillo bolivariano nacionalizó la filial del Banco Santander. Iberdrola fabrica centrales de ciclo combinado.

Así que cuando el coronel se nos encara, pues tendemos al pragmatismo. Salvo excepciones. Hace tres años, en una cumbre iberoamericana en Chile, Chávez despotricaba contra José María Aznar, a quien tildó de “fascista y conspirador”, porque siempre consideró que había estado detrás del intento de golpe de Estado para derrocarle en 2002. Zapatero le reprochó sus insultos y le pidió respeto para un presidente democráticamente elegido por el pueblo español. Y ante las constantes interrupciones del líder venezolano, el Rey le sacudió el mundialmente famoso “por qué no te callas”.

Ahora la discusión no es sobre privatizaciones, intereses comerciales o susceptibilidades. La cuestión es saber si el régimen venezolano está o no amparando a etarras en su territorio. Dado el estrecho concepto de la justicia del coronel (que intentó llegar al poder en un golpe de Estado en 1992 y lo consiguió por las urnas en 1999), cada vez que un juez le reclama algo al Estado venezolano la emprende contra el Gobierno español. Ayer la Cancillería de Caracas hizo un comunicado en el que acusaba a varios ministros españoles de “cobardía política”, por endosarle “al Gobierno y al pueblo de Venezuela” el fracaso de la lucha contra ETA. El coqueteo del régimen de Chávez con la narcoguerrilla colombiana de las FARC, muy evidente durante el mandato del presidente Uribe, es un mal precedente sobre ETA.

En fin, la novedad del día es que llegó Rubalcaba y mandó a parar aparar en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el plenipotenciario aseguró que hay “profundo malestar” en el Ejecutivo español ante unas acusaciones que considera “inaceptables e injustificables”. Ya era hora. Este es un cambio de estrategia muy atinado. Venezuela tiene la obligación de luchar contra todo tipo de terrorismos y de colaborar con los gobiernos democráticos. Sin astracanadas. Sin bravuconadas. En caso contrario, hay que poner al coronel y a su régimen en su sitio. Como diría Carlos Puebla, se acabó la diversión.

Etiquetas: ,

Puesta al día

Ignacio Martínez | 10 de agosto de 2010 a las 20:38

Después de unos días de vacaciones, vuelvo. Han pasado muchas interesantes cosas esta semana.

A saber:

 

Vuelve el Estado policial. La señora Cospedal cada vez que se instala en Marbella y se pone el polo de vacaciones se suelta el pelo. Ha vuelto a decir la misma canción que el verano pasado, aunque con la letra un poco más pulida. Poco menos que hay tantos casos por corrupción que afecten al PP porque el Gobierno azuza a la Policía contra ellos. Pobres Camps, Bigotes, Correa, Fabra y compañía. Unas víctimas…

 

Vuelve Fidel. Ví en directo por Canal + la comparecencia del líder máximo ante el comité central del Partido Comunista Cubano. Vergonzoso peloteo y culto a la personalidad. Horas de perorata de Fidel sobre política internacional. Nada nuevo en boca del preclaro líder. Ni alusión alguna a la política interior cubana. Lastimosa imagen la de los carcamales del régimen.

 

Chavez en estado puro. Hugo Chavez todavía no ha acabado de hundir la economía venezolana, pero todo se andará. Ahora está atareado en recomponer las relaciones con Colombia, suspendidas por su animadversión hacia Uribe, que le acusó de dar amparo a la narcoguerrilla FARC en su territorio. Con el nuevo presidente Santos habrá arreglo, pero ya verán que no dura. Chavez necesita esa gimnasia para seguir en el candelero en su país y desviar la atención sobre la mala gestión del país. La oratoria de este antiguo militar golpista es grandilocuente y vacía, en la mejor tradición de los caudillos populistas latinoamericanos. De pena.

 

Me alegro de que vaya a haber primarias en Madrid. El PSOE descubrió un método higiénico, transparente, democrático y es una pena que renuncie a él en Andalucía. Para disgusto de Ignacio Trillo en Málaga y de otros en Granada. La verdad es que en Madrid se hacen por el empecinamiento del que manda en el aparato regional, para que le dejen ser candidato, que no es el caso en Andalucía. Ignoro el por qué de tantos miedos: el que gane en Madrid saldrá reforzado frente a Esperanza Aguirre.

 

Los controladores están a punto de concretar los días que van a la huelga. Es una vergüenza. Pero yo no militarizaría el servicio. Es un trabajo que pide a gritos su privatización. Lo suyo sería hacer una concesión por concurso durante un período determinado y renovarla al mejor postor. No veo por qué un controlador debe ganar 200.000, 300.000, 500.000 euros al año y no un cirujano, un policía o un bombero, por citar tres profesiones delicadas, especializadas, que protegen nuestras vidas. Concha Gutiérrez ha demostrado aquí el mismo coraje que en su gestión para parar el urbanismo desaforado en la costa andaluza.

ETA se camufla

Ignacio Martínez | 22 de marzo de 2010 a las 13:34

La confusión de los cinco bomberos catalanes con un comando de ETA en Francia es una metedura de pata. Zapatero ha dicho en Sevilla este fin de semana que no es tan grave. Pero los auténticos etarras han tenido más facilidad para huir, mientras la Policía buscaba a estos bomberos. El ministro de Interior Rubalcaba, siempre más hábil con las palabras que su jefe, dice que era una hipótesis de trabajo y que se podía haber explicado mejor. Y tanto. Pero la mejor aportación en este río revuelto la ha hecho Javier Arenas. El jefe de los populares andaluces ha declarado con gran énfasis que en materia de identificación de terroristas hay que actuar siempre con el máximo rigor y la máxima prudencia. Viniendo del vicepresidente de un Gobierno que identificó a los etarras como los autores de la mayor masacre terrorista de la historia de España, tiene mérito la cosa. Aznar llegó hasta a promover una resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra ETA como autora de los atentados del 11 de marzo de 2004, que había cometido Al Qaeda.

El rigor y la prudencia son exigibles a las autoridades, y a los medios de comunicación que nos hemos tirado a por lo más fácil en los comentarios a la foto de los cinco bomberos en el supermercado. El causante de este enredo ha sido el detenido en la acción en la que murió el policía francés: Joseba Fernández Aspurz se habrá divertido mucho indicando que los bomberos eran sus colegas de fechorías. Aspurz, a sus 27 años, tiene por delante una espléndida carrera carcelaria. La banda terrorista ha hecho ayer un comunicado para decir que está dispuesta a un cambio político. Es un farol, porque nada añade sobre dejar las armas. Está claro que vive en otro mundo: sostiene que en el País Vasco hay constantes recortes en los derechos civiles y que la solución policial es una fantasía. De donde se deduce que se mantiene en sus trece.

No se espera ningún cambio por ese lado y es una incógnita saber qué va a hacer el presidente Chávez con el etarra Cubillas, jefe de seguridad del Instituto Nacional de Tierras del Gobierno de Venezuela, un organismo que ha confiscado 40.000 fincas a los hacendados. Un juez de la Audiencia Nacional sostiene que Cubillas es el responsable de ETA en Venezuela y ha organizado hasta seis cursos de explosivos en la selva para el entrenamiento de las FARC colombianas. Chávez dice que está casado con una venezolana y que eso le ampara. Es curioso cómo ha acaparado la atención el caudillo venezolano en esta polémica y que no se haya resaltado la relación entre la guerrilla colombiana y los etarras. Detrás de su pose contraria a las drogas, a la central nuclear de Lemóniz, a la autopista de Leizarán que pasaba por una zona de alto valor ecológico, los terroristas vascos acaban de profesores de la banda de narcoterroristas más notable del mundo.

Dime de qué presumes

Ignacio Martínez | 13 de enero de 2010 a las 11:59

La señora Robinson con su marido
La señora Robinson con su marido

 

El escándalo planetario de la señora Robinson tiene moraleja. La mujer del primer ministro de Irlanda del Norte es una puritana de 60 años mal contados, que fustigaba Biblia en mano a todo bicho viviente; incluida Hillary Clinton por perdonar la infidelidad de su marido con Monica Lewinsky en la Casa Blanca. Pero resulta que en sus ratos libres la señora Robinson se acostaba con un jovencito de 20, mal contados también. Y le procuró el dinero y la influencia para que pusiera un café y le dieran una concesión municipal. La historia ha sido retransmitida por tierra, mar y aire a todo el mundo en el inicio de 2010, pero ya tenía una banda sonora original esperándola desde hace más de 40 años, cuando Simon&Garfunkel hicieron la música de la película El Graduado. Algunos versos sueltos de Mrs. Robinson vienen al caso que ni pintados: 1. La curiosidad; “nos gustaría saber un poco sobre usted”. 2. El morbo; “es un pequeño secreto, sólo el asunto de los Robinson”. Y 3. El perdón; “señora Robinson, Dios la ama más de lo que usted imagina, el cielo reserva un lugar para los que rezan”. La moraleja es simple: ese sabio refrán español que dice dime de qué presumes y te diré de qué careces.

Asunto no sólo imputable a los fundamentalistas religiosos. Hugo Chávez iba a salvar a Venezuela, pero con la sovietización de su economía está llevándola a la ruina. El viernes decretó una devaluación del bolívar que en el caso de sectores prioritarios como la salud y la alimentación ha sido del 17,3%, pero para productos industriales llega al 50%. Lo que va a disparar la inflación, que en 2009 ya fue del 25%, en un país cuyo PIB se redujo el año pasado en tres puntos. Venezuela tendrá a partir de ahora tres tipos de cambio, los dos preferenciales y el del mercado negro, que acabará siendo el importante. Este es el tobogán por el que lo desliza el salvador de la patria.

Su amigo el indigenista Evo Morales, presume de impulsar los valores de la cultura aimara, pero ha presentado como candidata a gobernadora de la región de Beni a una reina de la belleza de 24 años, sin experiencia política: Jessica Jordan, Miss Bolivia 2006. La joven modelo ni siquiera vive en el distrito electoral en el que se postula, que es uno de los pocos reductos de la oposición al caudillo Morales. Evo anda encandilado, el buen hombre, con organizar el próximo concurso de Miss Universo en Santa Cruz de la Sierra, capital de la moda, la farándula y las mujeres guapas de origen europeo. En este capítulo se comporta como Berlusconi, que quiso presentar a sus azafatas de televisión, velinas, como candidatas en las elecciones europeas del año pasado. Berlusconi es capaz de compatibilizar el puritanismo ideológico de su Polo de la Libertad con una vida privada licenciosa.

La hipocresía es moneda corriente en el mundo en que vivimos. Nadie es lo que parece.

Laporta, salvapatria futbolístico

Ignacio Martínez | 6 de enero de 2010 a las 11:11

joan-laporta

 

Sostiene Laporta que el Barça guía la libertad de los pueblos sometidos y que le seduce presentarse a las elecciones catalanas. Los salvapatrias no suelen ser gente fina. Observen, si no, al último arquetipo global de salvapatria, el venezolano Hugo Chávez, un militar golpista que fracasó en su intento de conseguir el poder por las armas en 1992. Elegido en las urnas el 99, se permitió llamar gorilas a los militares golpistas hondureños de 2008. Una tremenda falta de estilo, entre colegas del mismo oficio. Pues bien, dentro de los salvapatrias hay un biotipo particularmente burdo y procaz, que es el salvapatria futbolístico. Se trata de una subespecie populista que intenta sacar rentabilidad material a los éxitos deportivos de su club y a la notoriedad que facilita el cargo. Tenemos cerca algún ejemplar de este género. Sin ir más lejos, el mismo año 92 que Chávez fracasó, Lopera se hizo con la mayoría de las acciones del Betis, por una cifra que se antoja ridícula: cuatro millones de euros. El buen hombre venía a salvar al Betis y ahí lo tiene, a ocho puntos del descenso a Segunda B.

La nueva estrella en tan selecto escenario es el presidente del Fútbol Club Barcelona, Joan Laporta. Acaba de declarar a El Mundo que el Barça más catalanista de toda su historia es también el más universal y que Cataluña necesita un Estado propio. No creo que el Barcelona haya ganado todas las copas del año por ser catalanista. Podría haber dicho que el fútbol de su equipo encarna la elegancia, la técnica, el espíritu de equipo o el esfuerzo. Pero no, el buen hombre prefiere la bandera de los pueblos sometidos. A Laporta se le han subido a la cabeza los éxitos de Guardiola. Que no son exactamente suyos. Sin ir más lejos, votó contra él más del 60% de los 40.000 socios que participaron en el verano de 2008 en una moción de censura para rechazar su gestión. Entonces puso de entrenador a Guardiola, que estuvo con Lluís Bassat, su principal contendiente en 2003. Y a medida que llegaban los títulos de la era Guardiola, aumentaba la jactancia del presidente censurado.

Tanto ha mejorado su autoestima, que Laporta se mira en su espejo y ve a Companys. “No quiero ser un mártir, pero sí un líder”. Aunque al natural, se parece más a Berlusconi o Jesús Gil, presidentes populistas del Milan y el Atlético de Madrid, convertidos en políticos aprovechados. Por cierto, procesados ambos por corrupción en numerosas ocasiones y condenados en varias. Ese es uno de los lados oscuros del populista profesional. Piensa uno, a bote pronto, que un pueblo tan culto y maduro como el catalán no le daría el gobierno a un salvapatria. Pero lo mismo podría pensarse de Italia o Marbella y ya ven los circos que montaron los colegas del mismo oficio que Laporta. Otra cosa diferente sería si Guardiola se presentase a presidente de la Generalitat o del Barça. Un tipo tan serio y juicioso sería difícil de batir.

Estados policiales IV: Venezuela

Ignacio Martínez | 15 de agosto de 2009 a las 18:47

Representantes de los periodistas en Venezuela entregaron este viernes un documento de protesta ante la Fiscalía, en Caracas, por la agresión que sufrieron 12 de sus colegas el jueves, y declararon “persona no grata” a la fiscal general, Luisa Ortega. Los doce periodistas de la Cadena Capriles fueron agredidos cuando distribuían en una avenida de Caracas octavillas contra la Ley de Educación que acaba de aprobar la Asamblea Nacional venezolana. La Cadena Capriles edita el diario Últimas Noticias, el de mayor tirada de Venezuela.

El presidente del Colegio Nacional de Periodistas (CNP), William Echeverría, ha explicado que declaraban a Ortega persona “no grata” porque su despacho no actuaba con diligencia en los casos de agresiones a periodistas. Los redactores de la Cadena Capriles fueron agredidos presuntamente por personal del canal Avila TV, considerado afín al Gobierno de Chávez. Echeverría precisó que la agresión debía ser considerada un ataque a la libertad de expresión, a pesar de que los reporteros no estaban ejerciendo su labor periodística cuando fueron agredidos. “Ellos estaban protestando y tienen derecho a manifestarse sin ser agredidos; eso es coartar la libertad de expresión”, sentenció el presidente del CNP.

Por otra parte, sectores políticos y estudiantiles de oposición se declararon hoy en rebeldía frente a la nueva Ley Orgánica de Educación del Gobierno de Chávez, y dijeron que, tal como prevé la Constitución, recogerán el suficiente número de firmas para que sea sometida a referéndum. La ley fue aprobada ayer sin obstáculos en la Asamblea Nacional ya que, salvo una docena de disidentes, el resto de sus 167 miembros militan en partidos pro gubernamentales, porque la oposición boicoteó las elecciones legislativas de 2005. La nueva ley de Educación determina que las clases se basen en la llamada “doctrina bolivariana”, en una referencia a los ideales defendidos por el prócer Simón Bolívar, como la autodeterminación nacional y unidad latinoamericana.

Esta ley llega días después de que se promulgara una ley contra los delitos mediáticos, que limita la libertad de los medios de comunicación. Al hilo de esta iniciativa, se han cancelado las licencias de explotación de 34 de emisoras de radio en el país, que no eran adictas al presidente Chávez. Venezuela, de facto, es un estado policial. No sé si los dirigentes del PP Arenas, Cospedal y Costa notarán la diferencia con España.

PP y Gürtel: España no es un estado policial

Ignacio Martínez | 9 de agosto de 2009 a las 8:40

¡España es un estado policial!, clama desde Marbella María Dolores de Cospedal, secretaria general del Partido Popular, persona de apariencia precavida, que suele leer todas sus declaraciones públicas. No es un acaloramiento repentino; el PP acusa al Gobierno de espiarle, con escuchas telefónicas ilegales; de perseguir a la oposición, de corromper la democracia, de poner en grave riesgo las instituciones. Estas descalificaciones implican a jueces, fiscales y policías. La sobreactuación de Cospedal empezó unos días antes, cuando pidió al Gobierno que se dedicara a perseguir a ETA y no al PP. Una secuela de la euforia popular ante el archivo provisional de la causa contra el presidente valenciano Camps en el caso Gürtel. Y una reacción a la torpeza de la vicepresidenta Fernández de la Vega, que se apresuró a pedir a la Fiscalía que recurriese el fallo del TSJ valenciano. En todo caso, resulta chocante esconder detrás del terrorismo los delitos de la trama de corrupción montada por Correa y ‘El Bigotes’ con la ayuda de dirigentes populares de Madrid, Valencia o Andalucía.

La teoría del complot del Estado contra el PP ya fue esgrimida con éxito en vísperas de las elecciones autonómicas en Galicia y el País Vasco: entonces en la operación Gürtel no había nada de nada; todo era producto del afán de protagonismo del juez Garzón y del interés malicioso del Gobierno por perjudicar a su rival. Cinco meses después, varios jueces han encontrado serios indicios de delito en numerosos dirigentes populares, alguno de los cuales ha tenido que dimitir como consejero autonómico, alcalde o concejal. La implicación alcanza a miembros del Congreso, Senado o Parlamento europeo. Incluso el tesorero nacional del PP ha sido imputado. Eran falsos los dos enunciados: no había complot y sí una trama corrupta bien ramificada.

La filosofía ahora es la misma, pero la estrategia va más lejos. Al PP le irrita sobremanera que se hayan publicado sumarios declarados secretos, y pide un escarmiento. Pero incurre aquí en una grave contradicción. Sin el trabajo de la prensa no habríamos sabido nunca tanto de los casos Filesa, Naseiro, Gal, Gürtel o Yak-42. Son ventajas de un régimen de libertad de prensa como el que tenemos. Eso no habría sido posible en la Cuba de los Castro, en la Venezuela de Chavez o en la España de Franco, por poner ejemplos de estados policiales. Otra contradicción de Cospedal es hablar del riesgo de las instituciones. El bloqueo que desde hace meses ha montado el PP valenciano para impedir que su Parlamento regional designe senadora a la dirigente socialista Leire Pajín es un claro ejemplo de irresponsable política institucional. Ni estas ‘venganzas’ de Camps, ni las pataletas de Cospedal van a exonerar de los delitos de corrupción a los implicados en la trama Gürtel. El principal partido de la oposición debería dejar trabajar a jueces, fiscales, policías y periodistas. España no es un Estado policial, es el PP el que está en un estado de necesidad.

Buteflika, como Chávez

Ignacio Martínez | 11 de abril de 2009 a las 0:23

Es triste el destino de los desheredados. Los argelinos, que votaron mayoritariamente a los islamistas del FIS en la primera vuelta de las elecciones de diciembre de 1991, vieron como un golpe de Estado militar suspendía la segunda vuelta y les dejaba en manos de los restos del FLN, el partido único que gobierna el país con mano de hierro desde la independencia. Dictaduras encubiertas. Buenos cómplices de los gobiernos occidentales. Ahora en Argelia el jefe es el antiguo ministro de Exteriores Abdelaziz Buteflika.

Otros sátrapas, como Hugo Chávez en Venezuela, acaba de perpetrar un atentado contra la democracia, haciendo votar en referéndum una reforma de la Constitución que le puede perpetuar en el poder indefinidamente, y que ya había sido rechazada por los ciudadanos en otra consulta. La limitación de la libertad de expresión, la persecución de disidentes dejan en entredicho por completo la ética de la invasión de Iraq. Aplicando el mismo rasero, habría que intervenir en decenas de países.

El arco iris de Kirchner

Ignacio Martínez | 25 de octubre de 2008 a las 21:10

Cristina Fernández de Kirchner ha entonado la canción del Tata Cedrón: Eche 20 centavos en la ranura; podrá ver la vida color de rosa. Pero se le ha ido la mano; ha echado por la ranura 22.700 millones de euros. Casi 4 billones de pesetas, que eran las jubilaciones privadas de 10 millones de argentinos. Cristina debe de estar viendo el arco iris completo en estos momentos. Lo malo para los españoles es que esta presidenta con poca cabeza ha nacionalizado los fondos de pensiones de su país pero, como quien no quiere la cosa, ha hundido las bolsas de Buenos Aires y Madrid. Algún periódico la llamapopulista, pero Kirchner no tiene ideología. Ella es peronista o justicialista. Todo y nada.

Es la jefa, con su señor esposo, de un movimiento de masas surgido en Argentina en la resaca de la gran depresión y la segunda guerra mundial. Peronistas eran los sindicatos afectos al general Perón, a los que gustaba gritar “alpargatas sí, libros no”, en los años 40. Peronistas eran los Montoneros, guerrilleros de extrema izquierda que practicaron la lucha armada unas décadas después. Peronista era López Rega, patrón de la camarilla que rodeó a la tercera esposa del general, y fundador de la Alianza Anticomunista Argentina, grupo armado de extrema derecha. El peronismo ha sido un movimiento tan ancho como escaso de doctrina precisa. Pero siempre tuvo mucha habilidad para la puesta en escena y mucha facilidad para demagogia barata. Y mucho color: del rojo vivo al pardo más oscuro.

La jefa justicialista ha tomado por asalto los fondos de pensiones de su país, para financiar las arcas de su Estado, que deben estar secas. Y ha provocado el pánico en unos mercados que ya no estaban para muchos trotes. He oído varias veces la explicación de la buena mujer y no he entendido gran cosa. Si acaso que su estilo y sus maneras me resultan cercanos. Qué buena alcaldesa habría sido en la Marbella delposgilismo. Qué trío de éxito habría hecho con Marisol Yagüe e Isabel García Marcos, tan aficionadas todas a retocarse con silicona párpados, labios y no sé qué más. Pero no quedan ahí las extrañas coincidencias. Cristina Kirchner y Hugo Chávez no han acabado de aclarar el caso de un maletín que entró de contrabando en Argentina hace un año con 800.000 dólares en billetes, portado por directivos de Petróleos de Venezuela, que iban acompañados por un alto funcionario del Gobierno de Ernesto Kirchner, en plena campaña electoral. Dinero sin justificar. Eso me suena.

La irresponsabilidad, como la guajira o la colombiana, puede ser un cante de ida y vuelta. ¿Se imaginan a Marisol o a Isabel echando monedas por las ranuras desde la Presidencia de la República Argentina? No llamarían la atención. Estarían a la altura.