Archivos para el tag ‘China’

Testigos culpables

Ignacio Martínez | 31 de octubre de 2011 a las 11:34

Hace dos semanas vimos en la televisión cómo una niña china de dos años era atropellada por una furgoneta en un mercado de Guangdong, al sur del país. Después de detenerse, el vehículo volvió a pasar por encima del cuerpo, que quedó tendido en un charco de sangre. En los siguientes siete minutos cruzaron por allí hasta dieciocho personas y ninguna se paró a socorrerla. Hubo tiempo para otro atropello antes de que una mujer la retirase de la calzada y pidiese ayuda. La niña murió en el hospital a los tres días. Estas cosas, como el linchamiento de Gadafi, nos dan la impresión a primera vista de que sean de ficción, o propias de otras culturas. Ya saben, los estereotipos. Los chinos son fríos, los árabes traicioneros, los anglosajones atacan cobardemente en grupo, como contaba Horton Foote en La jauría humana. Pero no. Aquí también pasa.

Esta semana hemos visto una escena propia, protagonizada por nacionales. En un túnel de Madrid, junto a la Plaza de España, dos coches arrinconan a un tercero y ocho personas le dan una paliza a sus ocupantes. Todo porque le habían reprochado a uno de los agresores una maniobra imprudente tres kilómetros antes. Entonces empezó una persecución con amenazas de muerte. Uno de los agredidos tenía varios dientes rotos y una herida de navaja. Lo que más me llamó la atención no fue la salvaje agresión, sino que ninguno de los cuarenta coches que presencian la paliza se detiene para auxiliar a las víctimas, ni siquiera cuando ya se han marchado los matones.

Nos pasó durante años con las víctimas del terrorismo, hasta que recuperamos la cordura. E incluso con eso que se ha dado en llamar violencia de género, y que bien podría calificarse de terrorismo doméstico. Nadie se metía en la vida privada de los demás. Los gritos y los golpes que se oían no pasaban de ser una molestia.

A veces la cobardía de los testigos es mucho más culpable, porque son protagonistas de estos dramas. España tiene el récord europeo de consumo de prostitución, una forma de esclavitud en la mayor parte de los casos, que afecta a un millón de mujeres en la UE. Somos líderes tan destacados que cuesta creer que cuatro de cada diez adultos hayan sido clientes de prostitutas. Una cifra tan alta, que duplicamos con creces a los siguientes, que son suizos y austríacos. En algunas ciudades, como Sevilla, Málaga o Granada se empieza a multar a los usuarios de la prostitución callejera, pero habría que perseguir con más dureza a los clientes. Este es un mercado que no se ha resentido con la crisis. Se ha adaptado, con precios más bajos y cambio de oferta. La última moda son las jovencitas chinas.

Mantras de verano

Ignacio Martínez | 4 de septiembre de 2011 a las 22:00

El hinduismo y el budismo utilizan los mantras como pensamientos para apoyar la meditación. Aquí, el ocio veraniego es propenso a la elaboración de ideas ocurrentes. Sin ir más lejos, hace cuatro años el presidente del Gobierno reunió a su grupo parlamentario, recién vuelto de las vacaciones de agosto, para pavonearse de lo bien que lo había hecho en su primera legislatura. Dijo que exceptuando el crecimiento de China, que era el motor de la economía mundial, España superaba a todas y cada una de las principales potencias mundiales. Que en aquellos cuatro años el PIB nacional había crecido el doble que Alemania, el triple que Italia, un 50% más que el Reino Unido y un 25% por encima del de Estados Unidos. Que se habían creado más empleos que en Alemania, Francia y el Reino Unido juntos.Y ya lanzado, añadió un mantra de campeonato: que España jugaba “la Champions League de la economía mundial”; era la que más partidos ganaba, la que más goles metía y la menos goleada. Se atrevió a decir que este país estaba más preparado que nunca ante una posible recesión, “por la fortaleza de su economía, el dinamismo de la inversión, la solvencia de las empresas, la eficiencia de su sistema financiero y la acumulación de disponibilidades de las familias”. Suena a perfecto disparate cuatro años después, leído en esta España que cambia la Constitución para que no la intervengan.

Hace tiempo que el PP acuñó otro mantra: que la austeridad es la panacea universal. Lo ha repetido como una letanía, sin concretar. Hasta el miércoles: a la vuelta de sus vacaciones Dolores Cospedal ha anunciado una dieta de caballo del 20% en las cuentas públicas de Castilla-La Mancha como “ejemplo para España”. Unos 1.800 millones de recortes en personal, subvenciones, infraestructuras e instalaciones sanitarias. Menos liberados sindicales, menos interinos en la enseñanza, adelgazamiento de la radiotelevisión autonómica, eliminación de la oficina de Bruselas o el Defensor del Pueblo.

Los sindicatos y el PSOE han advertido que está en riesgo el Estado de bienestar. Es una manera de hablar. El bienestar que nos proporcionaban los estados en Europa hasta las vacaciones de 2007 no volverá. Lo que toca es discutir dónde se recorta. No se debería hacer sin un debate previo sobre prioridades. Por ejemplo, a Cospedal le parece demagógico que se reclame que los ricos paguen más impuestos. Un mantra clásico de la derecha internacional dice que bajar impuestos crea puestos de trabajo. Sin embargo, un multimillonario con escrúpulos, el norteamericano Warren Buffet, ha proclamado avergonzado este agosto que él paga un 17% y sus empleados un 36%. Y una colección de ricos franceses y alemanes han solicitado un aumento de su contribución. Hay mantras, como los de la Champions y los impuestos, que la crisis ha dejado en ridículo.

Libia. Arístegui: “Cuando derriben el primer avión de Gadafi, los mercenarios dejarán de volar”

Ignacio Martínez | 20 de marzo de 2011 a las 23:45

Es uno de los principales expertos españoles en mundo árabe. Gustavo de Arístegui (Madrid 1963) es diplomático, estuvo destinado tres años en Libia, del 91 al 93, y otros tres en Jordania. Fue director de gabinete de Mayor Oreja en el Ministerio del Interior, y es diputado y portavoz del PP en el Congreso desde 2000.

-¿El Consejo de Seguridad de la ONU ha llegado tarde?

-Si Gadafi se hace con el control de los últimos bastiones rebeldes, el sueño de una democracia en Libia quedará roto sin remedio.

-¿Eso tendría consecuencias en el entorno?

-Sería la primera ruptura de los movimientos pacíficos que se iniciaron en Túnez, que han provocado reformas muy profundas en Jordania y Egipto, que han dado un toque de atención sin paso atrás en el Yemen, han dado alas a la mayoría chií en Bahrein…

-Todo eso se quiebra en Libia.

-Es la más antigua dictadura árabe, con 42 años. Y no tiene una estructura. Toda dictadura tiene una columna vertebral sobre el que se asienta el poder represor.

-Aquí no hay un Estado.

-No hay un Estado, ni un partido único, ni fuerzas armadas. Gadafi redujo deliberadamente al Ejército a la mínima expresión, porque no se fiaba de él. Mientras que los servicios de inteligencia, de seguridad y de represión fueron potenciados.

-Como en Túnez.

-Las cifras de Ben Ali en Túnez asombran: 30.000 soldados y 125.000 policías.

-Tiene parecido con Libia.

-Sólo que en Libia hay más mercenarios que soldados regulares. Gadafi desconfiaba de sus propios compañeros de armas.

-La comunidad internacional ha actuado con excesiva cautela.

-Y esa lentitud ha supuesto riesgos añadidos. Si vencen los rebeldes será complicado construir un Estado donde no existe; ahora sólo hay un aparato represor y otro recaudador. Pero existe el riesgo de que una parte del armamento que ha entrado en el circuito descontrolado de esta contienda pueda estar ya en el mercado ilegal de armas.

-¿Incluso en manos terroristas?

-Es que hay células terroristas a un tiro de piedra, en el Sahel. Y el sur de Libia, el Fezzan, forma parte geográficamente del Sahel.

-Una zona difícil de controlar.

-Las fronteras son muy permeables. Los 25.000 soldados libios no pueden controlar 1.750.000 kilómetros cuadrados de territorio y 1.800 kilómetros de costa.

-La resolución de la ONU imposibilita una victoria de Gadafi, pero el retraso casi le permite ganar.

-Si hubieran evaluado los riesgos seriamente, habrían actuado con más diligencia y urgencia. Si Gadafi hubiese reconquistado todo el territorio perdido habríamos entrado en un escenario terrible, enquistado a medio y largo plazo.

-Y con Gadafi fuera de control.

-Tendríamos un señor convertido en un paria internacional, que no tiene nada que perder. Se le ha enfrentado la Liga Árabe y la Conferencia Islámica, y los países occidentales, que con una tímida apertura hacia Libia lo tenían más o menos embridado.

-Y eso se acabó.

-Gadafi libre de todas esas ataduras es una bala perdida enormemente peligrosa. Y no es nuevo en el papel de paria: ya lo ha sido, sabe hacerlo y sabe aguantar.

-Ha sabido rehacer sus relaciones con la comunidad internacional.

-Y ha sabido encender y apagar alianzas con diferentes grupos terroristas, en función de sus intereses, sean o no afines a su pensamiento. Ha entrenado a grupos terroristas, incluidos IRA y ETA, los ha financiado, ha ayudado a grupos terroristas de extrema izquierda palestinos, ha sido uno de los aliados más importantes del régimen de los ayatolás, ha realizado atentados, como el de Lockerbie.

-Con este currículo, ¿qué se puede esperar si sigue en el poder?

-Es un señor que produce un millón y medio de barriles diarios, que no tiene el más mínimo escrúpulo, que es un asesino, que tiene de ministro de Exteriores a un asesino convicto y confeso como Musa Kusa, que todos los jefes de sus servicios son asesinos. Y para todos ellos no hay vuelta atrás posible.

-O sea, que si no se les desaloja, serán un peligro.

-Convertirían el Sahel en un infierno y no tendrían mayor problema en aliarse con Al Qaeda, después de haber sido enemigos. Igual que Gadafi fue amigo del terrorista Carlos, enemigo después, y amigo otra vez, en función de sus intereses.

-Después de lo que ha dicho de Al Qaeda estos días, es difícil de creer.

-Le daría apoyo logístico y cobertura diplomática. Al Qaeda tendría un Estado sin tener que ganar la guerra de Afganistán.

-En el patio trasero de Europa.

-Está a muy pocas horas de vuelo de Italia o de España, y a 45 minutos de Malta. Tiene frontera con países muy delicados: Argelia, Túnez, Egipto, Chad. Puede crear sus grupos terroristas o armar a otros. Generar olas de emigración masiva hacia Europa. Invadir de inestabilidad Túnez y Egipto en pleno proceso de democratización. Es una tormenta perfecta.

-El retraso de la ONU se ha debido, entre otras cosas, a las reticencias de China y Rusia.

-Rusia y China tienen la tentación de pensar que en la sospecha y en el enfrentamiento con Occidente se vive mejor. Y no es verdad. No interesa ni a China, ni a Rusia, que se irradie inestabilidad, violencia, terrorismo desde Libia. Muchos países en los que tiene intereses comerciales China serían desestabilizados.

-¿Se ha producido una contradicción entre quienes se opusieron a la guerra de Iraq, como Obama o Zapatero y su apoyo a esta guerra contra Libia?

-Mucha gente se opuso a la guerra de Iraq, no por estar en contra de la injerencia, sino por la falta de consenso internacional y de una segunda resolución de la ONU.

-¿Que le ha faltado a Europa?

-Presionar más al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La presidencia europea podría haber organizado un viaje de la troika comunitaria [ministros de Exteriores de los países de la anterior, actual y futura presidencia de turno de la Unión, Bélgica, Hungría y Polonia] a los países reticentes, a Moscú y a Pekín. Tomando liderazgo de una región que es fundamental para los intereses europeos. Una misión diplomática, para demostrar que Europa tiene peso, que somos 500 millones de demócratas, que queremos defender los derechos humanos y que geoestratégicamente tenemos unos intereses fundamentales en la zona.

-Pero no fue posible un acuerdo de los 27.

-Incluso ha habido una declaración de Franco Frattini [ministro de Exteriores de Italia] en la que decía que quien propiciara una intervención armada en Libia no tenía ni idea de lo que eran los países árabes. Yo sería menos pretencioso. Además, la operación militar tiene que ser escalonada y gradual. En cuanto le derriben a Gadafi un avión que no cumpla con la zona de exclusión aérea, los pilotos mercenarios, que son la mayoría, dejarán de volar.

Etiquetas: , , , ,

Túnez: La democracia puede esperar

Ignacio Martínez | 19 de enero de 2011 a las 13:14

La Unión Europea está ausente por completo del escenario tunecino. La ministra española ha hecho unas declaraciones propias de Barrio Sésamo. Trinidad Jiménez consideraba esperanzador el gabinete provisional formado el lunes y abogaba por el diálogo y el consenso entre Gobierno y oposición. Enfoque desacertado y declaraciones vanas. El esperanzador gobierno provisional se deshizo ayer; sólo contaba con la oposición tolerada y estaba plagado de lugartenientes de Ben Ali.

Ningún jefe de la diplomacia europea se pronunció durante la revuelta popular a favor de la instauración de una democracia en el país. Ni siquiera Francia, la antigua potencia colonial, a cuya ministra Michèle Alliot-Marie también le ha venido grande este asunto. Una vez más fue Estados Unidos quien estuvo en su sitio. Obama elogió el coraje y la dignidad del pueblo de Túnez, deploró la violencia contra la ciudadanos y reclamó respeto a los derechos humanos y elecciones libres. Aunque no siempre EEUU ha estado a la altura. Cuando el golpe de estado del 23-F de 1981 en España, mientras Margaret Thatcher clamaba contra la asonada militar, el secretario de Estado de Reagan, Alexander Haig, dijo que era un asunto interno español.

Hay veces que los dictadores son mimados por las grandes potencias democráticas occidentales. Sin ir más lejos, lo fue Franco en los años 50 en plena guerra fría, cuando Washington descubrió que era un precursor anticomunista y se olvidó de que era un autócrata. En todas las cancillerías de Europa, y en la planta 12 del Berlaymont en Bruselas, hubo un coro de suspiros de alivio cuando en enero de 1992 se anuló en Argelia la segunda vuelta de las lecciones legislativas; los islamistas del FIS habían ganado la primera vuelta claramente en diciembre de 1991 y las municipales en año antes. Los gendarmes contra el islamismo radical son nuestros amigos por definición. Por eso, la Unión Europea se aprestó con entusiasmo a demonizar a Hamas cuando en 2006 ganó por mayoría absoluta las elecciones generales en Palestina. Nos quejamos de que en los países musulmanes no hay democracia, pero cuando votan y deciden algo que no nos gusta, lo rechazamos.
Un envejecido Jean-Claude Duvalier, que frisa los 60 años y ha recuperado el cuello que no tenía de joven madelman heredero de la dictadura de su padre en Haití, ha vuelto a la antigua colonia francesa, para medrar en un país hundido. En el 86, cuando fue derrocado, Francia lo acogió como una buena madre. Uno de los príncipes de la mayor dictadura del planeta nos rinde visita oficial y nos ponemos muy contentos cuando nos asegura que China comprará deuda española por 6.000 millones de euros. El oro de Pekín bien vale nuestra hipocresía. Como ahora con Túnez, donde Europa se pondrá de parte de quien ponga a raya a los islamistas. La democracia puede esperar.

Dinero chino

Ignacio Martínez | 9 de enero de 2011 a las 18:54

Tres altos ejecutivos de Renault han sido acusados de espionaje industrial. Le habrían pasado a un intermediario información sobre baterías y motores de los coches eléctricos que está desarrollando la compañía francesa. El cliente del intermediario era, al parecer, un fabricante chino. Hay cuatro reproches que los chinos oyen con frecuencia: que son una dictadura; que tienen artificialmente bajo el yuan, su moneda nacional; que son el país más contaminante del planeta, y que no cumplen con las normas internacionales sobre propiedad intelectual. De hecho han dejado sin sentido el término japonizar, inventado en los 70 para definir la afición de las industrias niponas a copiar los inventos tecnológicos europeos o americanos, para producirlos más baratos y bonitos.

Este episodio francés coge de gira por Europa a uno de los dos príncipes del régimen chino. Li Keqiang es a los 53 años el más joven de los nueve miembros del Comité Permanente del Politburó del Partido Comunista chino. Pero el otro está mejor colocado: Xi Jinping está llamado a suceder a Hu Jintao como secretario general del PCCh a finales de 2012 y como presidente en marzo de 2013. Xi, es un pragmático como todos los jupis, jóvenes urbanos profesionales, que gobiernan China. Es autor de reflexiones como esta: “Algunos extranjeros con los estómagos llenos y nada mejor que hacer se dedican a señalarnos con el dedo. Primero, China no exporta revolución. Segundo, no exporta hambre y pobreza. Y tercero, no va liándola por ahí. ¿Qué más hay que decir?”. Para qué. Seguro que no reacciona ante dictadura, guerra de divisas, contaminación y espionaje.

Li recorre Europa con promesas de comprar deuda soberana y bendiciones a negocios, como el acuerdo que el grupo olivarero andaluz Hojiblanca ha firmado para duplicar los 2.500 toneladas de aceite que ya exporta al país asiático. Pero más allá de todos estos detalles llama la atención la condescendencia europea con la mayor dictadura del planeta y la intransigencia con la que se trata a la dictadura cubana. O no. Ya lo escribió Quevedo hace cuatro siglos, poderoso caballero es don dinero.

Etiquetas: ,

Griñán: “Cuatro de cada cinco euros del presupuesto de 2011 se dedican a políticas sociales”

Ignacio Martínez | 14 de noviembre de 2010 a las 12:04

Segunda parte del texto íntegro de la entrevista al presidente de la Junta, cuyo resumen publican hoy los nueve diarios del Grupo Joly

 

UNIÓN EUROPEA              ALEMANIA

GUERRA DE DIVISAS       COMERCIO ANDALUZ

SAHARA                                  PRESUPUESTOS

POLÍTICA SOCIAL              CAMPUS DE EXCELENCIA

TRIBALISMO

 

 

 

 

-Andalucía ya no es una región de convergencia, objetivo 1. Estamos por encima del 80% por PIB medio de la UE. Calculo que a partir de 2014 vamos a tener cada año 1.500 millones de euros menos de fondos estructurales europeos.

-Probablemente. Siempre y cuando no vuelva a gobernar el Partido Popular, porque a lo mejor tendríamos menos todavía. Porque siempre ha reducido los fondos que le correspondían a Andalucía.

 

-Además de este ajuste de cuentas con el PP, díganos cómo podremos paliar ese descenso.

-Con mucho ahorro. Creo que las reglas del juego están escritas. Le ha pasado a Castilla y León, a Asturias, a otras regiones que eran ‘objetivo 1′. Tendremos que adaptarnos, manteniendo siempre que menos política de cohesión regional europea tiene que ser más política de cohesión española. Las diferencias regionales no se han terminado en España. Y el Gobierno de España, a partir del momento en que entren en vigor las próximas perspectivas financieras, tendrá que incrementar su política de cohesión regional.

 

-¿Europa hace bien en quedarse al margen de la guerra de divisas?

-Europa tiene ahora mismo un dominio excesivo de Alemania. Cuando había un eje hispano-franco-alemán, Alemania tenía una política con los alemanes y otra con Europa. Ahora Alemania es quién controla las decisiones más importantes de la UE, y hace una política que le conviene exclusivamente a su país. Hemos pasado de la Europa de los ciudadanos a la Europa de las naciones.

 

-¿A Alemania le conviene un euro fuerte?

-Sí. Es un país exportador, pero vende a los países de la UE más del 70% de sus exportaciones. Le conviene un euro fuerte, porque siempre será más bajo de lo que valdría el marco y algo más alto de lo que valdrían las otras divisas europeas. Con lo cual, puede vender y los demás pueden comprar más fácilmente. Esa relación comercial con un euro fuerte le conviene a Alemania, pero no nos conviene a los demás.

 

-Arenas le critica que hable de estas cosas.

-Da la impresión de que la oposición está convencida de que los problemas de Andalucía se producen aquí y tienen solución en Andalucía. No son conscientes de que Andalucía es una región que tiene mucha necesidad de la apertura de mercados y de vender sus productos fuera. Por lo tanto, cuanto más fuerte esté el euro, y más débil el dólar o el yuan, menos capacidad de exportar tendremos.

 

-Y vendrán menos turistas.

-Y vendrán menos turistas a un hotel de Torremolinos porque será más caro.

 

-Pero se reúne el G-20 y no decide nada.

-Pasan de puntillas sobre el problema de las divisas, pero tiene su explicación. Los que mandan en el G-20 son Alemania, EEUU, y China, y a los tres les conviene la actual relación monetaria. Desde que empezó la crisis no se ha avanzado nada en el mercado de las monedas. Y eso es letal.

 

-¿Ese es el principal problema en este momento?

-Para mí es el gran problema. Cuando en Estados Unidos la Reserva Federal se dedica a imprimir billetes, y devalúa; o cuando el yuan tiene ese valor, todo eso repercute directamente en Andalucía, en España o en Francia. Quizá sea Sarkozy el único que ha tenido enfrentamientos con Alemania. Pero es que los chinos, además de devaluar la moneda, tienen un sistema político que es una dictadura, sin libertad sindical, sin derecho a la negociación colectiva, y por lo tanto con un coste del factor trabajo mucho más bajo.

 

-IU le ha pedido en el Parlamento que condicione la ayuda a Marruecos a cómo evolucione el conflicto del Sahara.

-La cooperación no se hace con estados, se hace con pueblos. Nosotros tenemos casi tres millones de euros destinados a cooperación con el pueblo saharaui. Y tenemos con Marruecos más de nueve millones, pero lo tenemos con el pueblo marroquí. Mantenemos relaciones de cooperación porque son humanitarias. A mí me parece mal retirar una fuente de cooperación en cualquier país por razones ideológicas.

 

-En los presupuestos de 2011, el crecimiento previsto es de un 1,3%. Nos dijo usted que el de 2009 iba a ser un 1% y tuvimos déficit.

-El de 2010 se está cumpliendo, en empleo y en crecimiento. ¿El de 2011? Le puedo decir, que es probable que sea ese; que puede ser mayor o que puede ser menor. Y no es broma, porque ya depende de factores externos. Si las condiciones externas funcionan como hasta ahora, con lo que hacemos nosotros lo vamos a conseguir. Si las condiciones externas no se oponen, será más. Y si las condiciones externas se oponen, será menos. Pero ya no dependen de nosotros.

 

-El martes, en el debate de totalidad de los presupuestos de 2011, ustedes han puesto énfasis en el ámbito social.

-Es que cuatro de cada cinco euros del presupuesto se dedican a políticas sociales, un 78%, tres puntos más que en 2010. A pesar de la crisis y del límite del endeudamiento, mantenemos todos los servicios y prestaciones sociales de lo que se benefician las familias andaluzas, en educación, en sanidad, en servicios sociales, en dependencia… Y aumentan las partidas destinadas a educación. Si de algo me siento orgulloso en este año y medio como presidente es de haber situado a la educación en el centro de la política económica y del discurso político.

 

-Esto se entiende, lo de la Andalucía Sostenible, suena a propaganda.

-En absoluto. A un año escaso de su inicio, el 53% de los proyectos de este programa ya están en marcha. Son setenta y siete iniciativas: préstamos para pymes, inversiones en eficiencia energética, impulso a la excelencia en las universidades, refuerzo de la I+D+i o planes de movilidad en áreas metropolitanas. Y el próximo año destinaremos casi 5.000 millones de euros al desarrollo del acuerdo de concertación social, algo más que este año pese al escenario de consolidación fiscal. Esto no es propaganda.

 

-La dificultad está en conseguir que el dinero que se gasta dé sus frutos.

-Desde febrero de 2008, el Gobierno andaluz ha invertido 14.000 millones de euros en luchar contra la crisis, el 9,5% del producto regional bruto. Unas medidas de las que se han beneficiado casi dos millones de andaluces. Con el más de medio centenar de medidas adoptadas por la Junta se han mantenido o creado 180.000 empleos y hemos apoyado a más de 30.000 empresas.

 

-La crisis ha generado depresión. Pero a veces hay buenas noticias, como el campus de excelencia de las universidades de Sevilla y Málaga.

-Es algo que a mí me parece el hecho más importante que se ha producido en los últimos tres meses en Andalucía. El campus de excelencia Málaga-Sevilla es excepcional. Mire, Joaquín [Luque] y Adelaida [de la Calle], los rectores de Sevilla y Málaga, han demostrado cómo se puede hacer Andalucía. Son ejemplo de lo que es mirar mucho más allá de las diferencias: la cooperación.

 

-No cree usted que, precisamente, el tribalismo es el primer problema de Andalucía.

-Sin duda, sin duda. Por eso, Joaquín y Adelaida son dos personas que sirven de ejemplo de lo mucho que le queda por hacer a Andalucía, cuando supera el tribalismo y une los esfuerzos. Ese campus de excelencia tenemos que trabajar todos para que triunfe, para que sea un éxito. Y vamos a hacerlo.

Camuflaje

Ignacio Martínez | 14 de junio de 2010 a las 9:56

China siempre ha sido un país enigmático. Y esta China actual, en la que ya se convocan huelgas en su desarrollada zona costera, sigue siendo un enigma. Si hay una fuerte dosis de cinismo entre los políticos occidentales, lo de los chinos es superior. Con la ventaja de que allí es una tradición cultural. En Shanghai, en donde se fundó el Partido Comunista chino en 1921, el museo de historia de la ciudad omite toda referencia al partido. La historia de la ciudad en los últimos diez siglos habla de campesinos y señores feudales, de mandarines y administradores, de curas y militares coloniales, de yuppies y ejecutivos modernos, pero ignora la fundación del PC chino, la conquista del poder por los comunistas y su dictadura del proletariado. Las autoridades aluden al gobierno para hablar del poder y al chino para hablar de los ciudadanos, como si sólo hubiese uno y no 1.300 millones: “El gobierno opina”, “el chino piensa”. Eso ampara un capitalismo sin adjetivos y sin democracia. El último acto de camuflaje es de la oficina municipal de transportes de Pekín: ha pedido a conductores y cobradores que eviten llamar camaradas a los usuarios.

El camuflaje es una practica universal, sin paliativos. Berlusconi, campeón del liberalismo, acaba de hacer aprobar en el Senado una ley para dificultar la interceptación de conversaciones telefónicas por orden judicial, y sobre todo para evitar que su contenido acabe publicado en los diarios. Falta la aprobación de la Cámara de Diputados, pero ya hay una protesta generalizada de la prensa: el prestigioso diario La Repubblica salió el viernes con la portada en blanco. Aquí estarían de acuerdo con la medida los amiguitos del alma de la Gürtel y sus defensores, letrados, políticos o mediáticos. También los enemigos de Garzón. Siempre, claro está, en nombre de la libertad. En Italia, sin embargo, los medios la llaman la ley mordaza. Berlusconi pensará que no tienen bastante sentido del humor.

Hay más ejemplos de estas prácticas. Rajoy sigue sin decir esta boca es mía en el capítulo de los ajustes que el PP haría si gobernase. Su última aportación al debate es que su partido no subirá los impuestos en ninguna comunidad autónoma en donde gobierna. El estado mayor de los populares cree que la batalla electoral la tiene ganada y que debe hacer o decir lo menos posible; así tienen asegurada La Moncloa. Una estrategia torpe y nada generosa con el país, necesitado de alguna certidumbre.

Zapatero dijo el jueves delante de González que su partido no está deprimido. Que Dios le conserve la vista. Porque no sólo están deprimidos los socialistas, sino todo hijo de vecino. El presidente podrá disimular, como un chino, un neoliberal italiano o un popular español, pero para el común de los mortales no hay suficiente ropa de camuflaje sentimental en la España de hoy.

El ‘castrismo’ agoniza

Ignacio Martínez | 1 de marzo de 2010 a las 11:30

La dictadura cubana agoniza y este hecho biológico afecta a España de manera directa. Hay quien dice que Irlanda es el Estado número 51 de los Estados Unidos. Por las mismas razones sentimentales se puede decir que Cuba es la provincia número 51 de España. Más de un siglo después de la emancipación de la última colonia española, nuestro país sigue enganchado con la isla caribeña y sus habitantes. ¿También con su Gobierno? Sí y no. Desde la llegada al poder de Castro en enero de 1959, la dictadura de Franco primero y los gobernantes democráticos después han tenido debilidad por el dictador cubano. Excepción hecha del presidente Aznar, todo sea dicho. Hemos visto también que, desde Fraga a Chaves, los presidentes autonómicos cumplimentaban a Fidel, un mito para la izquierda mundial durante mucho tiempo y, en cierta manera, un héroe en el inconsciente colectivo español para gente de toda ideología y condición.

Seguro que hay muchas más razones para explicar esta vinculación emocional con el líder cubano, pero una de ellas es que Castro acabó con Batista, un lacayo de los norteamericanos, que nos habían echado de la isla en el 98. Y encima se enfrentó, como David a Goliat, con el gigante estadounidense. Aparece como un vengador de nuestra propia historia. Pero cualquier simpatía que generase su trayectoria, por el motivo que fuese, está agotada hace tiempo. Y encima un albañil y fontanero de 42 años, negro, con escasa instrucción, humilde y reservado, poco dado al protagonismo, ha hecho temblar el escaso andamiaje que le queda a la dictadura comunista cubana. Orlando Zapata estaba condenado ¡a 36 años! por delitos de opinión, que se dice pronto. No es el único caso, hay 200 como él en la isla ahora mismo. Su muerte tras 85 días de ayuno ha generado una dura protesta mundial, incluido el presidente Zapatero, aunque con un retraso de 24 horas.

Hay, si se quiere, una cierta hipocresía en la indignación internacional. China contraviene de manera sistemática los derechos humanos y es evidente que en mayor cantidad que los cubanos. Sin embargo, el presidente Bush retiró al Gobierno de Pekín de la lista de peores violadores de las libertades de sus ciudadanos. Washington mantiene un bloqueo contra la isla caribeña, mientras hace negocios de todas clases con China, y acumulaba un déficit por balanza de pagos de 200.000 millones de dólares antes de la crisis hipotecaria de 2007. La Unión Europea también es cómplice comercial del gigante asiático: el último año antes de la crisis tuvo un déficit comercial con China de 130 mil millones de euros. Pocas censuras políticas recibe Hu Jintao de sus clientes cuando se mueve por el mundo y a los Castro todo bicho viviente les reprocha su régimen de falta de libertades.

Sea como fuere, el castrismo ha perdido todo halo de romanticismo que rodeara su causa. Su dictadura agoniza, sola y desprestigiada.

Happy birthday, Mr. President

Ignacio Martínez | 20 de enero de 2010 a las 15:11

 

El más famoso happy birthday, mister president de la historia es el que cantó Marilyn Monroe en el Madison Square Garden de Nueva York en mayo de 1962, en la celebración del 45 aniversario de John Fitzgerald Kennedy. Un acontecimiento al que no asistió Jacqueline, harta de los devaneos del presidente con la estrella de Hollywood. Relación contada con pelos y señales por François Forestier, crítico de cine de Le Nouvel Observateur, en Marilyn y JFK, libro que acaba de publicar Aguilar.

El cumpleaños de hoy tiene menos glamour o menos morbo, pero mucho más interés: Obama cumple un año en la Casa Blanca, la cuarta parte de su mandato. Poco tiempo para un examen, pero suficiente para detectar un sentimiento de decepción. Normal: Obama no era un dios infalible, ni un político inoxidable. Su popularidad en Estados Unidos ha bajado 20 puntos en un año. En el plano interno le ha perjudicado su empeño en aplicar una reforma sanitaria, que está lejos del modelo universal europeo, pero que ha generado enormes resistencias en la sociedad americana. El progreso de los republicanos les ha permitido ayer hacerse con el escaño por Massachusetts del fallecido Ted Kennedy: los demócratas han perdido la mayoría de 60 escaños necesaria para aprobar grandes reformas, como la sanitaria, sin la obstrucción republicana en el Senado.

En el plano externo hay claros y oscuros. Obama ha enviado 30.000 nuevos soldados a Afganistán, una guerra que calificó de justa, a la usanza de Bush, en la entrega del premio Nobel de la Paz, un galardón inmerecido. Ni el contencioso con Irán, empeñado en fabricar la bomba nuclear, ni el conflicto que enfrenta a Israel con los palestinos, han experimentado progreso alguno. Sí lo hubo en otros campos. Por ejemplo, el presidente ha renunciado a la guerra de las galaxias o escudo antimisiles, lo que ha facilitado su entendimiento con Rusia. También ha mejorado la relación de Estados Unidos con China y, desde luego, con Europa.

Capítulo aparte merece el despliegue militar americano en Haití, ordenado por Obama, criticado por Sarkozy y defendido por el vicepresidente Chaves ayer en Los Desayunos de TVE a preguntas de Ana Pastor. Al contrario que en los conflictos armados de Iraq o Afganistán, aquí la diplomacia obamiana tiene la oportunidad de ejercer sus mejores principios, al liderar una operación de orden, coordinación y reconstrucción del país devastado. Esta ayuda a Haití sin imposición, es un consuelo para el destino de este pequeño país, el segundo en proclamar su independencia en América y el primero en abolir la esclavitud, pero condenado a la miseria desde entonces. Y también es una buena oportunidad para que Obama interprete un repertorio inédito en su primer año de mandato.

Manuel Castells: “El politico y los partidos generan el sistema de corrupcion”

Ignacio Martínez | 17 de noviembre de 2009 a las 20:05

Manuel Castells (Hellín 1942), catedrático de Sociología y Urbanismo de la Universidad de Berkeley y director del Instituto Interdisciplinar de Internet de la Universidad Abierta de Cataluña, es uno de los grandes teóricos mundiales sobre la Sociedad de la Información.
Autor de más de una docena de libros, entre los que destaca su trilogía sobre La Era de la Información, acaba de publicar el último, Comunicación y poder. El 29 de octubre fue investido doctor honoris causa en la Universidad de Sevilla.

  • El profesor Carlos Román, fallecido el año pasado, propuso su nombramiento como doctor honoris causa por Sevilla.

Es uno de los mejores economistas regionales que nunca he conocido. Era además excelente persona y un ciudadano comprometido con los problemas del mundo, con su ciudad y su región, por las que hizo mucho como director del Instituto de Desarrollo Regional.

  • ¿Cuándo se conocieron?

Hace tres décadas, cuando yo era catedrático en Berkeley y él terminaba su doctorado en Stanford. Después colaboramos en muchos proyectos, en particular en el Plan de desarrollo sostenible del entorno de Donaña, del que fue el inspirador de la estrategia económica.

  • Usted subraya que la universidad se justifica en último término por la formación de los estudiantes.

-La labor investigadora es esencial como productora de conocimiento.
Pero lo que justifica la existencia de la universidad, desde su origen, es la formación de estudiantes.

  • ¿El profesor universitario español es poco aficionado a dar clase? -No se puede generalizar.

También depende del interés de los estudiantes. Yo creo que hay círculos virtuosos y viciosos. El interés de unos estimula al de otros y viceversa.
En cualquier caso, la responsabilidad es de las autoridades de la universidad que deben exigir el cumplimiento estricto de las obligaciones académicas.

  • El circulo virtuoso que usted preconiza entre universidad, innovación y empresa no acaba de funcionar en España. En la universidad se hace mucha investigación básica y poca aplicada.

La investigación básica es esencial. Sin fuente de conocimiento no se puede aplicar conocimiento. La investigación aplicada debería ser hecha en las empresas o en centros conjuntos universidad empresa, como ocurre en Estados Unidos. El gran problema de la investigación española es que las empresas investigan mucho menos que en los países de nuestro entorno.

  • ¿Los empresarios españoles se fían realmente de los investigadores universitarios?

En general no, salvo en los sectores de TIC y la biotecnología.
Es un error grave, porque así nunca serán competitivos. El problema también es la composición sectorial de la empresa española: para hacer especulación inmobiliaria, mejor no tener universitarios.

  • ¿La galaxia de internet llegará a producir un hombre nuevo global, similar en todo el planeta?

Absolutamente no. La evolución social es hacia un incremento de la diversidad cultural, no a la unificación, como muestran las encuestas comparativas. La economía es global, la cultura es local y específica.

  • ¿Entre los jóvenes también?

Hay similitudes de comportamiento en la cultura joven relacionada con Internet y los móviles. Se puede hablar, empíricamente, de una cultura joven digital global. Se establece una red de comunicación que intercambia experiencias y se superpone a las identidades locales, que siguen siendo dominantes. No es la tecnología la que hace la cultura, sino la cultura la que se apropia la tecnología.

  • ¿Qué diferencias encuentra entre un ciudadano europeo, uno norteamericano y uno chino?

No hay ciudadanos europeos, cada uno es de su padre y de su madre. Es frívolo generalizar, pero en principio un norteamericano parte de él mismo, no de pedirle algo al gobierno. Mientras que en España se suele tener una mentalidad de funcionario y asistido. Y en China se desconfía de cualquier cosa que no sea la propia familia. Y, por cierto, las tres culturas piensan que son mejores que las otras.

  • ¿La Unión Europea podrá convertirse en una federación de estados, con una unión política, para completar el mercado único y la divisa común? ¿O resulta utópico?

No es utópico, es imposible. Ni la quieren los ciudadanos, que confían en las instituciones europeas aún menos que en sus propios gobiernos; ni lo desean los políticos, que no quieren perder el control de sus mecanismos de poder nacionales; ni le apetece a los países pequeños, que no quieren ser fagocitados por Alemania o Francia. Y los británicos bloquearán cualquier intento de supranacionalidad porque sienten su identidad y su economía amenazadas por las tradiciones estatistas europeas.

  • ¿El afán integrador europeo sucumbe ante las tensiones nacionalistas y localistas en los estados?

Lo realmente fuerte y arraigado es lo nacional y sobre todo lo local y lo regional. Europa es simplemente una construcción de intereses económicos y tecnológicos para poder negociar en un mundo globalizado. Pero sólo a partir de la co-nacionalidad. Los datos de opinión y los análisis de expertos muestran la ausencia de un auténtico proyecto político europeo. Por eso fracasó la Constitución y por eso convirtieron las élites en un Tratado los elementos de convergencia. Pero habrá reacciones en contra si se trata de avanzar en la supranacionalidad.

  • ¿Esto es algo que se ahorran los norteamericanos o se lo pierden?

Los norteamericanos federaron sus estados, que eran muy diferentes, hace siglo y medio, e incluso hicieron una guerra atroz para conseguirlo.

Combinan lo local, lo regional, lo nacional y lo global de forma más eficiente que cualquier otro país.
No es que lo puedan hacer porque sean más poderosos, sino que son más poderosos porque hicieron la más inteligente y flexible construcción constitucional.

  • Su trabajo con Peter Hall Andalucía: Innovación tecnológica y desarrollo económico tiene ya 15 años. ¿En qué acertaron o erraron?

Acertamos en la necesidad de una modernización tecnológica como factor clave del desarrollo, que se plasmó en el programa Segunda Modernización de Andalucía. Erramos en la capacidad de innovación empresarial, que era mucho más limitada de lo que evaluamos, puesto que la actividad dominante ha continuado siendo la construcción, el turismo de baja calidad y el pelotazo inmobiliario.

  • ¿Cuál es la tarea pendiente?

Ver como las iniciativas modernizadoras pueden articularse con los emprendedores jóvenes, que son la verdadera potencia de una Andalucía dinamizada y competidora en el contexto europeo. Tal vez se consiga con esta crisis purificadora que elimina buena parte del capitalismo parasitario y requiere la innovación como salida de la crisis.

  • Usted sostiene que el auge de la ciencia o la técnica debe suponer un aumento de la productividad. Que es el talón de Aquiles de las economías española y andaluza.

El bajísimo crecimiento de la productividad quedó ocultado por el alto nivel de crecimiento conseguido mediante un modelo no sostenible de inversión en el sector inmobiliario y turístico. Esto supuso un crecimiento masivo de empleo poco calificado, cuyo hundimiento ha llevado a la crisis actual.

  • El Gobierno auspicia un modelo de desarrollo sostenible, a base de innovación y energías renovables.

Esa es la única vía estable de crecimiento económico y bienestar social. Sus efectos no son rápidos, por eso hay que darse prisa en lanzar estas políticas, que en parte inició el presidente Chaves. Respecto al Gobierno español, tiene la estrategia adecuada, pero algunas de sus decisiones contradicen la estrategia, por ejemplo la reducción del gasto en investigación, que es simplemente suicida a medio plazo.

  • Andalucía ha crecido en los últimos quince años más que la media nacional y España por encima de la media europea. La dependencia de la construcción ¿dejará estancada nuestra economía 10 años?

No sé si 10 años, pero si no hay un cambio de modelo las mismas causas producirán los mismos efectos. Y, por cierto, la dependencia de la inversión inmobiliaria es la principal causa de la corrupción política.

  • En materia de corrupción política ¿qué es antes el huevo o la gallina, la extorsión del político o el maletín del empresario?

Es un sistema que se autoreproduce. Yo diría que lo esencial es que el político y los partidos generan el sistema, porque si no hubiera posibilidad de corromperlos, el empresario se guardaría muy mucho. Incluso a veces hay casos en que si no corrompes no puedes hacer negocio, porque es el peaje a pagar.

  • En este campo, ¿somos distintos de otros europeos? ¿Y los europeos, distintos de los americanos? Usted lo analiza en su último libro.

Corrupción hay en todas partes, menos en Escandinavia, salvo casos aislados. Pero lo propio de España es que la estructura de partido es muy cerrada, son los aparatos los que hacen las listas y los ciudadanos tienen pocas opciones. Tras monopolizar el poder de decisión, los partidos están en condiciones de protegerse a sí mismos, salvo cuando uno utiliza la corrupción para atacar al otro. Pero en términos generales, la corrupción política es la regla en el mundo, no la excepción, aunque bajo distintas formas, como se puede ver en los datos de Transparency International, la ONG independiente que analiza los índices de corrupción.

  • ¿Hay una crisis de liderazgo en Europa? Hace 20 años gobernaban Thatcher, Kohl, Delors, Mitterrand, González, Andreotti. Parecen de otra galaxia.

No hay que idealizar a los líderes pasados. Mitterrand era un Maquiavelo sin escrúpulos. Andreotti subió, según dicen, apoyado por la Mafia; Berlusconi, de hecho, le supera en capacidad de liderazgo dentro de un estilo aún más corrupto. Thatcher centró su primera fase de liderazgo en intentar cargarse a los sindicatos, aunque no lo consiguió. Y así, muchos.

  • Y ahora, ¿qué ocurre?

Falta credibilidad en la clase política actual; en todos, sin distinción. Por eso el único líder reconocido que hay en el mundo, Obama, es alguien que emergió desde fuera del establishment político y movilizó a los excluidos del sistema, sobre todo jóvenes, y sigue teniendo dificultades cada vez que se enfrenta a los políticos tradicionales de su propio partido para hacerles cambiar. El gran problema del mundo es que la crisis de credibilidad de los políticos nos deja sin instrumentos para gestionar las crisis económicas, sociales y medioambientales con que nos enfrentamos.

  • ¿Y el choque de las civilizaciones? Saramago ha escrito en su blog que las tesis de Huntington merecían un estudio más atento, porque lo más probable es que las civilizaciones sigan chocando.

Saramago, que es un gran poeta y escritor, ha dicho muchas tonterías sobre el resto de temas y ésta es una más. La tesis del choque de civilizaciones ha sido desmontada por investigadores serios de la cultura y la historia en todo el mundo. Es una burda racionalización del colonialismo como acción civilizadora. Lo que ocurre, como he analizado en mi obra, es que las identidades son principios fundamentales de resistencia a una globalización sin control. Y cuando se exacerban llevan a la confrontación violenta.

  • No siempre pasa.

La civilización china no tiene problemas para coexistir con la occidental. Y por cierto no existe la civilización occidental, porque entre la cultura anglosajona y la española el choque de civilizaciones es racionalizar las acciones terroristas de Bush y de Ben Laden, almas enemigas gemelas que comparten esa tesis a la que se apunta Saramago.