Archivos para el tag ‘CIA’

Estados policiales IX: Libia

Ignacio Martínez | 21 de agosto de 2009 a las 18:23

 

El agente libio condenado por el atentado del 21 de diciembre de 1988 contra el vuelo de la PanAm de Londres a Nueva York acaba de ser liberado en atención a que tiene un cáncer terminal. Abdelbaset Alí Mohamed al Megrahi, fue condenado a cadena perpetua por un atentado que costó la vida a los 259 ocupantes del avión, de los cuales 189 eran norteamericanos, y a 11 residentes en la localidad escocesa de Lockerbie, en donde ser estrellaron los restos del aparato. Las investigaciones de Scotland Yard, el FBI y la CIA establecieron la vinculación de Libia con el atentado. El régimen del coronel Gaddafi es una dictadura: Libia es un estado policial que ha amparado a terroristas durante mucho tiempo. Estoy seguro de que el PP puede entender la diferencia que hay entre estados así y la España de hoy.

 

Los calcetines de Bombay

Ignacio Martínez | 23 de enero de 2009 a las 9:41

 

Estaba Esperanza Aguirre dirigiendo el asedio a Caja Madrid, pertrechada con el casco y el chaleco antibalas, con los calcetines de Bombay llenos del barro de la nieve madrileña que se derrite sucia, cuando un diario advirtió que tenía un agujero en su servicio secreto. Si las armas las carga el diablo, imagínense quién inspira a los aparatos de espionaje, que llevan a cabo misiones que, si se descubren, sus instigadores negarán toda relación con los hechos y con sus autores. La presidenta de la Comunidad de Madrid preparó con esmero su primera salida a la palestra, y lo hizo con la profesionalidad que la caracteriza. Aguirre negó, como no podía ser de otra manera, que tuviera relación alguna con los hechos y se declaró la primera perjudicada. Pero este Madridgate es ya un escándalo mayúsculo, que en cualquier país de Europa le costaría el puesto a mucha gente.

En Estados Unidos, ocurriría otro tanto. La afición del presidente Nixon por espiar a sus rivales llevó a unos antiguos miembros de la CIA a asaltar, en 1972, el cuartel general del Partido Demócrata en el edificio Watergate. El intento de encubrir aquella torpeza le costó la Presidencia a Nixon en el 74. Pero él no tenía la sonrisa de Aguirre. Era un tipo de malhumorado, como retrató Joe McGinniss en Cómo se vende un presidente. Otra diferencia de aquel caso con éste es que las víctimas de los seguimientos de Madrid no son adversarios políticos, sino dos consejeros de la propia Aguirre. Y, eso sí, un enemigo mortal, de su propio partido: el número dos de Gallardón.

Esta mujer tiene una fijación enfermiza con el alcalde de Madrid. Es un problema para el PP y para el conjunto de este país, porque Gallardón es el único político español capaz de ganarle ahora unas elecciones a Zapatero. Pero Esperanza quiere el puesto para ella. Por eso se propone echar a Blesa de la presidencia de Caja Madrid, a Rajoy de la presidencia del PP, a Gallardón de la carrera por la sucesión. Llueve sobre mojado. Aguirre llegó a la Presidencia de Madrid en 2003, después de que alguien, no se sabe quién, comprara no se sabe por cuánto, a dos diputados del PSOE, Tamayo y Sáez. Se repitieron las elecciones y las ganó ella en una segunda convocatoria, en un caso inédito en la democracia española. De los instigadores de aquella conspiración nunca más se supo. Pero Simancas, que habría sido presidente con los votos de Izquierda Unida, se quedó compuesto y sin nada.

Tengo un amigo que suele hacer la broma de que la Unión Europea no pinta nada en el mundo porque no tiene servicios secretos. Un gobierno que se precie tiene que tener espías, sostiene. Pero ya ven, los gobernantes no pueden presumir de estas cosas. En el escándalo madrileño el más beneficiado ha sido el cuartel general de Caja Madrid. La presidenta ha tenido que abandonar el asedio para defenderse del Madridgate. Con los calcetines de Bombay hechos unos zorros.

Violencia en Navidad

Ignacio Martínez | 27 de diciembre de 2008 a las 14:13

 

Es Navidad. Un golpe de estado en Guinea Conakry ha puesto en el poder a otro dictador, el joven capitán Musa Dadis Camara, que sustituye de facto al general Lasana Conté, muerto a los 74 años después de 24 al frente del país. Guinea Conakry está en la panza de África, debajo de Mauritania, Senegal y Guinea Bissau, y antes de Sierra Leona, Liberia y Costa del Marfil, esta dejada de la mano de dios. Países cantera de inmigración ilegal hacia Canarias. Guinea Conakry está en el puesto 113 del mundo en PIB per cápita: 33 veces menos que España. 

Es Navidad. Israel vuelve a bombardear Gaza. En teoría son edificios de Hamas. Pero están en zonas residenciales, con lo que también sufren las consecuencias vecinos y familiares. En la práctica es atacar población civil indefensa. 120 muertos. El terrorismo de Hamas es condenable. El que un Estado ‘democrático’ se comporte como los terroristas es doblemente condenable.

Es Navidad. La CIA está dispuesta a lo que sea con tal de ganar amigos en Afganistán: desde construir escuelas a regalar viagra a los señores tribales locales. Esta es la parte divertida de una guerra que se está perdiendo.

 

[caption id=”attachment_863″ align=”aligncenter” width=”400″ caption=”El ataque del sábado 27 de diciembre de Israel contra Gaza ha causado más de 270 muertosEl ataque del sábado 27 de diciembre de Israel contra Gaza ha causado más de 270 muertos

”Guinea

Los errores de Guantánamo

Ignacio Martínez | 3 de diciembre de 2008 a las 10:52

Los vuelos militares norteamericanos a Guantánamo, similares a los de la CIA, que hicieron escala en España son una deshonra para este país. El centro de detención de prisioneros de esta base militar norteamericana en Cuba es contrario al Derecho Internacional; una violación de la Convención de Ginebra, denunciada entre otros por el Comité Internacional de la Cruz Roja. Y la indefensión de sus 275 inquilinos actuales, injusta. Un Estado civilizado no puede responder a la barbarie terrorista negando los derechos humanos a los presos yihadistas.

Esa responsabilidad afecta tanto al Estado infractor como a sus cómplices. Resultan vergonzosas las facilidades del Gobierno Aznar para el transporte de personas secuestradas. Y cómica la manera de gestionar los secretos de Estado por parte del ministro Moratinos: sostiene que el documento de 2002, con la aceptación del Gobierno Aznar de estos vuelos de ida o vuelta a Guantánamo, era tan secreto, tan secreto, que él lo desconocía. Y añade que el PP no le avisó de su existencia, cuando dejó el poder en 2004. No parece creíble que un diplomático de carrera esté al frente del Ministerio cinco años y no sepa cómo enterarse de los secretos de la casa. Lo sabía y probablemente filtró el documento, aunque es lamentable que el Gobierno saliente no le informase de esos pormenores.

Una de las más divertidas historias de nuestra diplomacia le ocurrió a Marcelino Oreja, recién llegado a Exteriores, en 1976. Durante una gira por África, el ministro estuvo varias horas en Bamako, la capital de Mali. La corta visita terminó satisfactoriamente. Cuando el avión despegaba, camino de Dakar, un periodista enrolado en la expedición como agregado de prensa, que se había paseado por la ciudad, explicó al ministro que en Mali un golpe de Estado había impuesto el toque de queda. Y precisó que no habían estado con el jefe de la diplomacia, ni en el Ministerio de Exteriores. No se habían enterado de nada.

¿Moratinos y Zapatero tampoco se habían enterado de los vuelos a Guantánamo? El director general de Exteriores que en 2002 comunicó el visto bueno del Gobierno de Aznar a que estos transportes ilegales pasaran por España sigue en activo en el ministerio. Y los vuelos han continuado con Zapatero en el poder como si tal cosa, con Morón y Rota como principales aeropuertos. Bush va reconociendo sus errores con cuentagotas. Ayer admitió que no había armas de destrucción masiva en Iraq. O sea, que atacó aquel país por error. Bien estaría que Aznar imitase a su amigo tejano y admitiese sus lamentables errores en este asunto. Pero Zapatero y Moratinos, tras cinco años en el Gobierno, no pueden echarle la culpa de sus propias torpezas al ex presidente.