Archivos para el tag ‘Colombia’

El ‘camorrista’ indeseable

Ignacio Martínez | 18 de mayo de 2009 a las 10:41

Un fiscal de Nápoles dijo ayer que España se ha convertido en un lugar de almacenaje de estupefacientes. Elogiaba la colaboración de jueces y policías españoles, tras la detención el sábado en Marbella del capo de un clan de la Camorra napolitana, especializado en el tráfico de hachís entre España e Italia. El fiscal añadía que ha mejorado mucho la cooperación entre los dos países contra el crimen organizado en los últimos años.

Exagera un poco. Por la Costa del Sol pasa la droga, no se almacena. Se trata de uno de los enclaves de paso de hachís más importantes del mundo, por eso pulula por aquí tanta mafia. Tenemos todos los ingredientes: un destino turístico al que acuden millones de extranjeros, entre los que es fácil confundirse; un emporio inmobiliario en el que ha sido cómodo blanquear dinero negro; un paraíso fiscal como Gibraltar, a pie de obra. Y a 15 kilómetros de nuestra costa, la pequeña Colombia marroquí, el cuadrilátero del Rif que forman Tetuán y Alhucemas por el norte y Taunat y Taza por el sur, en donde hay 100.000 hectáreas dedicadas al cultivo del cáñamo índico, en las que se pueden cosechar unas 2.500 toneladas de hachís al año.

Pequeñas bandas marroquíes se han hecho con el negocio del paso del Estrecho. Las organizaciones criminales europeas que distribuyen esta droga por el continente, como la del camorrista detenido, ya no compran la mercancía en el país magrebí, sino en España. Un hachís de buena calidad puede costar 900 euros el kilo, puesto en el campo rifeño; un precio que sube a 1.300 desembarcado en Andalucía y no deja de aumentar a medida que se sitúa más al norte. En Amsterdam, al por mayor, puede alcanzar los 3.000 euros, que hay que multiplicar por seis, siete u ocho en la venta a los consumidores. El potencial exportador de la mariguana desde las costas andaluzas supera los 3.000 millones de euros anuales, ahí está el problema. Además, la Policía cree que sólo logra interceptar una parte pequeña del hachís que llega a las costas andaluzas.

Bandas de todas las nacionalidades intentan invertir aquí en negocios legales. Sólo la provincia malagueña acumula más comisiones rogatorias de jueces extranjeros, contra el blanqueo de dinero, que todo el resto de España junto. La presión policial y judicial ha sido grande, no sólo nacional. Con frecuencia, policías escandinavos, holandeses, italianos, franceses o británicos siguen en la Costa investigaciones iniciadas en sus países. En 2007 la Unidad de cooperación judicial de la Unión Europea, Eurojust, convocó a magistrados, fiscales, policías y guardias civiles con responsabilidades en Málaga para mejorar la colaboración transfronteriza. Dijo ayer el fiscal italiano que la eficacia ha aumentado. Para estas cosas tan cercanas e importantes sirve la Europa convocada a las urnas el 7 de junio.

Obama no llama a ZP

Ignacio Martínez | 3 de febrero de 2009 a las 9:55

 

Se cumplen hoy dos semanas desde la toma de posesión de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos y no ha llamado todavía al presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero. Obama ya ha llamado a una docena de primeros ministros o presidentes y su portavoz lo va anunciando en notas bastante extensas sobre el contenido de las conversaciones con los mandatarios de Francia, Reino Unido, Alemania, Rusia, China, Japón, Brasil, Colombia, Sudáfrica, Arabia Saudita, Palestina, Israel o Canadá, a donde viajará el 19 de febrero. Vendrá a Europa en abril y participará en la cumbre de Londres del G-20 al que acaba de ser invitada España. Entonces se verán las caras por primera vez Obama y ZP.

El éxito es color de rosa

Ignacio Martínez | 9 de julio de 2008 a las 21:55

Si quiere ver la vida color de rosa, eche veinte centavos en la ranura, decía el tango de Raúl González Tuñón. Pero sin necesidad de moneda alguna, el éxito tiene una cara hermosa. Como la arruga de Adolfo Domínguez, la victoria es bella. Lo ha sido en la Eurocopa de Austria-Suiza y también en Wimbledon. El fútbol y el tenis nos transmiten la ficticia sensación de que valemos miles de veces más que antes, de que hemos derrotado una arcaica tradición española pesimista, trágica, de grabado de Goya en blanco y negro. Zapatero intenta poner color, el buen hombre, con un optimismo histórico inoportuno, que le impide decir al enfermo nacional que tiene una enfermedad en su economía llamada c. El cáncer en este caso es la crisis. Un dato histórico: en la noche del martes, a las 21:23, ZP dijo en Antena 3 por primera vez que hay una crisis. Por fin.

Pero no son sólo los éxitos nacionales los que nos levantan el ánimo. La liberación de la menuda, fuerte y hermosa mujer que es Ingrid Betancourt ha emocionado a medio mundo. Oírla con esa firmeza tras su liberación es una inyección de adrenalina para cualquier ser humano de buena voluntad. Aunque esta historia también mueve lo peor de nosotros mismos. Que si es muy sospechoso que estuviese tan entera, que si no parecía famélica después de seis años de secuestro, que si en vez de rescatarla han pagado por su rescate, que si ha abandonado demasiado pronto Colombia…

Y ahora se la critica porque no vuelve a Colombia. No lo hará durante un tiempo, según he podido oírla decir en Radio Francia Internacional y en TV5Monde. Dice que se queda en Francia porque teme una represalia de las FARC en la manifestación contra los narcoterroristas convocada el 20 de julio en Bogotá. Una demostración que tendrá réplica en 165 ciudades del mundo. Ahí se muestra el lado hermoso de los seres humanos. Su familia no la deja correr riesgos. Y ella está más frágil de lo que parece: en RFI rompió a llorar a lágrima viva y dijo que se detesta cuando llora, pero no lo puede evitar.

Es lamentable la imagen de las FARC, el grupo guerrillero marxista leninista, fundado en 1964, se ha convertido en una banda de narcotraficantes, que raptan a menores para incorporarlos a sus filas y tiene secuestradas a centenares de personas. Un aviso para los gudaris etarras, de una organización fundada en 1959, que también se decía marxista leninista y que medio siglo después ha perdido por completo el sentido de la realidad: si no se disuelven antes, acabarán como las FARC, dedicándose al narcotráfico para financiarse y al secuestro de menores para tener algo de tropa. Es la cara más fea de los humanos.

En todo caso, el estado de euforia nacional se suma a la hermosura del éxito y al color del tango, de gratis: el rosa es la mezcla del rojo de la selección y el blanco Nike en el uniforme de Nadal.