Archivos para el tag ‘Comisión Europea’

Teléfonos móviles: el cargador universal

Ignacio Martínez | 30 de junio de 2009 a las 12:03

Hoy los tiempos adelantan que es una barbaridad. Me emociona que la Comisión Europea haya conseguido que los fabricantes de teléfonos móviles se presten a un acuerdo voluntario para que todos los aparatos tengan el mismo cargador. No es nueva está práctica: cuando se preparaba el paquete de directivas para el Mercado Único de 1992 hubo que legislar para unificar los enchufes de electricidad o de teléfono. Aunque ahora parezca mentira, esto se arregló mediante una legislación precisa hace poco más de 15 años.

Ahora ha funcionado otro mecanismo distinto a la legislación: la persuasión, el acuerdo voluntario. Los lobbies están bien vistos en Bruselas. Se negocia mucho con ellos, a condición de que entre los interlocutores haya representantes de intereses encontrados. Por ejemplo: patronal y sindicatos.
En este caso, el equipo del comisario encargado de la Industria Guenter Verheugen, se ha sentado con los fabricantes y les ha conminado a acabar con el despropósito de que una misma marca tiene varios modelos de cargador. Esto genera miles de toneladas de residuos al año. Nokia, Ericsson, Apple, Samsung y Motorola, que acaparan el 90% del mercado europeo, han entrado en razón. A partir del año que viene se empezarán a vender móviles con cargadores de clavija USB compatibles unos con otros.

Hay 400 millones de móviles en Europa y se venden unos 180 millones al año, con lo que la renovación del parque de celulares será rápida. Hay quien se pregunta para qué sirve la Unión Europea. Ésta de la estandarización de normas es una de sus funciones esenciales y discretas.

Manos unidas

Ignacio Martínez | 24 de mayo de 2009 a las 10:07

 

El vídeo electoral del PSOE parece hecho por los publicistas de Benetton. Es provocador y tremendista. Pero escasamente europeísta. Europa se ha construido en los últimos 60 años sobre el consenso de dos grandes familias políticas, democristianos y socialdemócratas. Y sobre la alianza de dos viejos contendientes: Alemania y Francia. El espíritu de reconciliación lanzado por el Congreso de Europa presidido por Churchill en La Haya en 1948 fue fácil de conseguir. Se basaba en un hecho dramático: la guerra civil entre europeos entre 1939 y 1945 se saldó con 36 millones y medio de muertos, más de la mitad de ellos civiles. Algo de lo que eran conscientes los Adenauer, Mitterrand, Spaak, Madariaga o Spinelli, pero que desconoce el publicista del PSOE. A ver si hoy, en el mitin de Zapatero, Chaves y Griñán en Dos Hermanas (Sevilla) el talante es otro. No en balde, en el Parlamento Europeo, el PPE y el PSE, los herederos de las dos corrientes ideológicas fundadoras, votan lo mismo en el 90% 70% de los casos.

Muchos de los pensamientos criticados en el vídeo socialista contravienen la Declaración Universal de Derechos Humanos y es injusto atribuírselos a ningún partido democrático. En particular la pena de muerte. El PSOE estableció una doctrina saludable sobre el terrorismo al sacarlo fuera del debate electoral. La pena de muerte merece estar en la misma categoría. Los vídeos del PP son bastante más malos de realización, pero también están cargados de impostura. Mayor Oreja llega a plantear en uno de ellos que el final del paro y la crisis depende del voto del 7 de junio. Como diría una diputada de su partido: ¡Santo Dios!, lo que hay que oír en esta campaña.

Leire Pajín clama contra los ultraliberales y los belicistas preventivos en la página web de su partido. Y en los mítines nos recuerda que Bush, Aznar y sus amigos nos metieron en la guerra de Iraq. Es una lástima que no explique por qué un liberal y belicista preventivo como Durao Barroso, anfitirón de la reunión de las Azores, es el candidato de Zapatero para seguir de presidente en la Comisión Europea que se elija después de estas elecciones tan broncas. Barroso es el candidato del PPE. Al final, ya ven, en Estrasburgo y Bruselas PSOE y PP votarán lo mismo. Con las manos unidas, como en los anuncios de Benetton.

 

La ‘Champions’ y la Regional

Ignacio Martínez | 29 de abril de 2009 a las 15:07

Zapatero ha empezado mal la campaña de las elecciones europeas. Ha hecho uso electoral de la lucha contra ETA, algo que había reprochado en el pasado con razón al PP. Dice que Mayor Oreja no ayudó en la lucha contra el terrorismo vasco. Mayor, como el resto del Partido Popular, criticó duramente el proceso de paz lanzado por Zapatero en 2005, olvidándose del intento negociador del Gobierno Aznar en 1998 y 99. Pero cuando fue ministro del Interior lo hizo bien. Las palabras de ZP son improcedentes. Porque el 7 de junio se vota para decidir quién gobierna la Unión Europea, con qué presupuesto, para qué política social, con qué estrategia económica y monetaria, si hay que mantener las subvenciones a la agricultura, si habría que aumentar las inversiones en innovación, cómo construir una Europa de la energía, qué hacer con la inmigración, si estamos a favor o en contra de la adhesión de Turquía, Croacia, Montenegro o Ucrania…

La lista puede ser larga. Pero los socialistas han iniciado la precampaña con una catarata de improperios contra Mayor Oreja y Rajoy. Y luego niegan que éstas sean unas primarias nacionales. Leire Pajín ha recordado que Rajoy ha perdido ya dos elecciones, López Aguilar ha culpado a Aznar y a Bush de la crisis económica mundial, Zapatero añade que el candidato del PP representa un pasado triste. Todo esto causa perplejidad: que el caso Gürtel, la guerra de Iraq y la alargada sombra del ex presidente Aznar completen la nómina de argumentos del PSOE para las elecciones europeas deja en mal lugar el pretendido europeísmo del partido de Felipe González.

Tampoco en el PP hay fervor por los importantes asuntos que tendrán que ventilar los eurodiputados y la Comisión Europea que saldrán de estas elecciones. Para Mayor Oreja toda la culpa del paro que padecemos es de Zapatero. Como resumen, Eurostat dice que la participación prevista en España en las elecciones de junio es del 27%. Así que los políticos deberían decirnos si quieren que siga Durao Barroso como presidente de la Comisión Europea o están dispuestos a proponer una alternativa; si prefieren a Tony Blair o a Jean-Claude Juncker de presidente del Consejo europeo de jefes de Estado y de gobierno, puesto creado por el Tratado de Lisboa que pueden ratificar en octubre los irlandeses. O si prefieren al sueco Carl Bildt o a Javier Solana de ministro de Exteriores de la Unión.

La campaña se ha iniciado con catetería local. El vídeo socialista argumenta que si usted no pudo votar la elección de Obama, ni estar en Chicago la noche del 4 de noviembre para celebrar su triunfo, ahora puede participar en la transformación del mundo votando al PSOE, porque el partido se juega en Europa. Aunque de momento el partido no sea de la Champions League, sino de Segunda regional.

Meritocracia

Ignacio Martínez | 26 de abril de 2009 a las 8:37

 

El nuevo presidente de la Junta es partidario de la meritocracia. Bienvenido sea. No es fácil moverse en una región tan grande, con ocho provincias y espíritu tan tribal, para lograr equilibrios territoriales en los nombramientos. De hecho, este Ejecutivo mantiene las cuotas provinciales de los precedentes, con ligeras bajadas de Cádiz y Sevilla en favor de Córdoba. Pero son de agradecer las primeras palabras de Griñán a su Gobierno, instando a los consejeros a valorar para los nombramientos el mérito, la capacidad y la profesionalidad de las personas, aun si son independientes, funcionarios de carrera o eso perjudica a quienes militan en los partidos para colocarse en los mejores puestos de la administración.

Me permito añadir, de mi cosecha, que los gabinetes de los consejeros no son consulados de sus provincias en la capital autonómica. Es una tendencia en regresión, pero ha habido épocas en las que consejero, viceconsejero, directores generales, jefes de gabinete y de prensa tenían todos el mismo pasaporte provincial. No hay que flagelarse en exceso. También ocurría en los gabinetes de los comisarios europeos. Con los primeros comisarios españoles en los 80 y 90 había sólo españoles. Y lo mismo hacían británicos, franceses, italianos o alemanes. Ahora es una práctica en desuso. Es más eficiente la mezcla. Aquí también. Debería ser práctica obligatoria.

El mensaje del ahorro en los altos cargos debería también ampliarse a los cargos medios y bajos. Es urgente adelgazar la pesada administración autonómica, provincial y local. En los años de abundancia se ha disparado con pólvora de rey. Las altísimas plantillas de algunos ayuntamientos costeros no tenían otra lógica que sindicar intereses en torno al partido gobernante en esos municipios y garantizar la fidelidad del voto por la vía del empleo. Y en esta situación de crisis económica que vivimos, más que recortar las pensiones o los subsidios de desempleo, habría que poner en cuestión el tamaño y la eficiencia del medio millón de funcionarios que hay en Andalucía. A esa estructura obsoleta también hay que aplicarle la meritocracia.

Europa inútil

Ignacio Martínez | 20 de abril de 2009 a las 0:19

Europa es casi inútil. Lo ha dicho Jacques Delors, presidente de la Comisión Europea entre 1985 y 1995, en una entrevista en France Inter. El mejor presidente que ha tenido la Comisión sigue en plena forma: indignado por la danza del vientre de jefes de estado y de gobierno ante Putin y Medvédev. Cada uno por su lado, cortejando a los autócratas rusos, en vez de hacer una Europa de la energía. Delors está que llora ante la ausencia de un plan para la industria del automóvil, que emplea a 14 millones de personas y engloba a cinco y seis grandes grupos empresariales de prestigio mundial.

La persona que ocupa su antiguo cargo no se escapa de rositas. En su opinión, la Comisión está marginada, sin imaginación y sin autoridad. Sugiere sustituir a José Durao Barroso y propone a un francés: el actual primer ministro François Fillon, o un antiguo inquilino del palacio de Matignon, Alain Juppé. Dos personas del bloque del centro derecha que es el que va a ganar de largo las elecciones del 7 de junio. Cuando los periodistas le apuntan que el PPE es el grupo democristiano vuelve a sacar su carácter y recuerda que los demócratacristianos se ahogaron hace tiempo. Tiene razón en parte; en el PPE quedan socialcristianos y democristianos alemanes y del Benelux. Pero además hay conservadores británicos, el partido de la derecha griega; los ex neofascistas de Gianfranco Fini y la gente de Berlusconi; el PP español… Y un partido portugués de nombre Social Demócrata, ideología liberal y militancia democristiana; el PSD de Barroso.

Barroso es el hombre en el que nadie reparó en la foto de las Azores del 16 de marzo de 2003, en la reunión que se decidió la guerra de Iraq. Allí había cuatro dirigentes: el presidente americano Bush, el primer ministro británico Blair, el presidente español Aznar y el entonces primer ministro portugués Durao Barroso. Pero siempre se habló del trío de las Azores. El portugués se volvió transparente para todos, menos para Blair que hizo de padrino para llevarlo en 2004 a la presidencia de la Comisión Europea. Un presidente débil, para que los estados manejasen a su antojo.

La pasada semana el Parlamento Europeo publicó una encuesta sobre participación en las elecciones de junio. La abstención media prevista es del 66%; en España, del 73%. Una debacle. En las primeras elecciones europeas por sufragio universal, en 1979, la participación fue del 64%. La crisis, la ignorancia de los ciudadanos sobre la tarea de sus eurodiputados o el nulo conocimiento de los asuntos comunitarios han llevado a esta situación. Pero sobre todo, el excesivo poder del Consejo de Ministros, de los gobiernos, con una Comisión que no propone y no ejecuta, un Parlamento que no codecide, aunque lo diga el Tratado, y una opinión pública europea inexistente. Así, la tentación de proteger los intereses nacionales es muy fuerte y Europa se ha vuelto inútil.