Archivos para el tag ‘Congreso’

Método para evaluar el trabajo de los diputados

Ignacio Martínez | 22 de abril de 2010 a las 7:23

Una de las habituales de este blog, Carmen, nos proponía el domingo establecer un método objetivo para calcular el rendimiento de los diputados. Era un comentario sobre la medida de la región de París, Ile-de-France, en la que se recortarán los ingresos de sus consejeros en caso de inasistencia a sus plenos y comisiones de trabajo. Nos proponía además contabilizar las preguntas, interpelaciones o número de ciudadanos de su circunscripción con los que se entrevistan para que les expongan sus problemas. Añadía que en unos días podíamos hacer aquí un compendio de requisitos para hacer un manifiesto. Ignoro si habrá masa crítica al final, pero es una buena idea. “¿Qué os parece un Manifiesto para la evaluación del rendimiento y eficacia de los diputados?” planteaba Carmen. Queda lanzada la convocatoria. Se entiende que estamos hablando de los diputados, senadores y diputados autonómicos; o sea, miembros de poderes legislativos. Con algunos ingredientes ya: 1. Asistencia. 2. Preguntas. 3. Interpelaciones. 4. Entrevistas con ciudadanos. A ver qué se os ocurre añadir.

El Gobierno andaluz pone a una bailarina a llevar Agricultura

Ignacio Martínez | 6 de mayo de 2009 a las 10:00

Al discurso del mérito de Griñán le salen grietas. El Gobierno andaluz ha nombrado secretaria general de Agricultura a una profesora de danza. Como lo leen, no es broma. Tampoco supongo que fuera una broma el hermoso discurso que el nuevo presidente hizo en la primera reunión de su Gabinete: instó a sus consejeros a valorar para los nombramientos el mérito, la capacidad y la profesionalidad de las personas, aunque fuesen independientes, funcionarios de carrera o eso perjudicara a los militantes de su partido. El problema de estos elegantes discursos es que después se estrellan contra la letra pequeña, en los nombramientos de segundo nivel. O contra los designios del Partido.

Ayer el Consejo de Gobierno de la Junta dispuso el relevo de un eficiente ingeniero agrónomo que era secretario general de Agricultura y puso en su lugar a una eurodiputada de Almería que se ha quedado fuera de la lista del PSOE para las elecciones de junio. El ingeniero es Dimas Rizzo, un alto funcionario con larga experiencia, años de actividad negociadora en la Representación Permanente de España ante la Unión Europea y una altísima cualificación.

Quiero pensar que este movimiento no se ha producido para buscarle una colocación a la señora diputada. Que no ha sido cosa del lobby almeriense o del lobby feminista moviéndose para buscar un hueco a esta compañera del partido. María Isabel Salinas ha sido diputada en el Parlamento europeo sólo una legislatura. En la página web del Parlamento, su currículum vitae dice textualmente: “Diploma de danza flamenca (1988). Profesora de danza (1988-1991). Curso de acceso a la universidad (1996). Estudios de Derecho (1997)”. Nótese que los estudios de Derecho se limitan a un año. Más extenso es su currículo partidista o institucional. Desde 1991 ha sido concejal del Ayuntamiento de Níjar, delegada de Cultura de la Junta, diputada en el Congreso (1996-2000) y eurodiputada (2004-2009). También, miembro de las ejecutivas provincial y regional, y del comité federal del PSOE.

Habrá que darle el beneficio de la duda. Salinas ha estado en la Comisión de Agricultura en sus cinco años en el Parlamento Europeo. Ha hecho 57 preguntas: 39 escritas y 18 orales, 45 en solitario y las demás colectivas. Ha figurado en cinco propuestas de resolución, ha firmado dos informes y ha intervenido 26 veces en los plenos. Sea como fuere, no repite en el puesto y encuentra acomodo fuera del contexto que el presidente dibujaba para su nuevo proyecto.

Ahora vienen años difíciles, con la aplicación del chequeo médico de adaptación de los fondos agrarios y la negociación de los nuevos presupuestos para el periodo 2013-2020. Años en los que el mérito, la capacidad y la profesionalidad prometidos por Griñán no deberían ser sólo un gesto para la galería.

Afrancesados

Ignacio Martínez | 27 de abril de 2009 a las 8:04

 

España se va a afrancesar hoy y mañana, durante la visita a Madrid del presidente de la República y su esposa, Nicolas Sarkozy y Carla Bruni. Los parapazzi y el papel couché los esperan con ansiedad. Las revistas del corazón andan regular de ingresos y Carla Bruni es un regalo para el negocio; cantante, modelo, novia en su agitada juventud de Eric Clapton y Mick Jagger… Su perfil es difícil de mejorar. Pero además toda la prensa política nacional especula con los encuentros de la primera dama francesa, de 41 años, con la princesa Letizia, de 36. Prepárense, vamos a tener Carla Bruni hoy hasta en la sopa: fotos con los Reyes, con los Príncipes de Asturias, con el presidente Zapatero y Sonsoles Espinosa. Por cierto que Carla y Sonsoles tienen un almuerzo a solas previsto para mañana. Y más fotos.

La Bruni, que es una muchacha monísima, aportará un poco de circo en sus correrías diplomáticas y culturales por Madrid. Su distinguido esposo, por el contrario, se tendrá que ganar el pan con algo más que glamour. Mañana hace un discurso ante el Congreso y el Senado, reunidos en sesión conjunta extraordinaria, y celebra una cumbre con el Gobierno español. Participarán en la cita bilateral los ministros de Exteriores, Interior, Defensa, Fomento e Innovación. ETA y la conexión de los ferrocarriles de alta velocidad entre los dos países son algunos de los temas cruciales del encuentro.

Ayer, Juan Luis Cebrián relataba en El País un encuentro con Sarkozy en El Elíseo. El mandatario francés explicaba su admiración por España, su entusiasmo por Sevilla; y su afición por la “elegante y noble” cultura popular española, en la que incluye las corridas de toros. Se confesaba amigo del Rey, Felipe González, José María Aznar, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba. Muchos amigos me parecen y algo heterogéneos. Este Sarkozy me parece un poco bienqueda. En otros campos es un poco más crítico. Por ejemplo, en su opinión, Francia supo liberarse de la tutela de la Iglesia Católica, algo que no ha sucedido en España en el plano social, y defendía la laicidad del Estado. También abogaba por valores como el trabajo, el mérito, la recompensa y la promoción social, que me suenan de haberlos oído estos días en la investidura del nuevo presidente andaluz.

Sobre los asuntos de la cumbre bilateral, hay que destacar que Andalucía tiene una buena conexión central para enlazar por AVE con Dax, una vez que se termine la y griega vasca. Desde allí está previsto un tren de alta velocidad que enlace con Burdeos y París. Es decir, con el TGV atlántico de Francia. Pero al mismo tiempo las autoridades regionales deberían estar presionando al Estado para que también se haga la conexión mediterránea. Poder llegar desde Algeciras, Málaga y Almería hasta Portbou, por toda la costa levantina española, y conectar con Montpellier, Lyon, París y el resto de Europa, sería extraordinario para el desarrollo comercial de Andalucía. Estaríamos más afrancesados y seríamos menos periféricos.

Y Trillo sin dimitir

Ignacio Martínez | 17 de abril de 2009 a las 9:37

Debe ser terrible lo que están pasando las familias de los 62 militares españoles muertos en el accidente del avión Yakovlev 42 que se estrelló en Turquía en mayo de 2003. Es una ignominia que un general español se llevara 30 cadáveres sin identificar y el Ejército los entregara a los familiares poco menos que por sorteo. El juicio que se celebra en la Audiencia Nacional desvela que actuó tan a la ligera porque estaba presionado por las autoridades del Ministerio para llegar a tiempo al funeral de Estado. Y aquí ya estamos hablando de otra cosa. De unas responsabilidades que van más allá del comportamiento de este militar y sus ayudantes.

Me sorprende que el ministro de Defensa de entonces, Federico Trillo, siga en la política activa. Y con una actitud dura e intolerante con los errores de los demás, por cierto. En ningún país de Europa eso sería posible. Ni en la Italia de Berlusconi. No es cierto el argumento de que la responsabilidad política ya está saldada por las elecciones de 2004, que perdió el PP. No. Las repetidas victorias de Gil en la Marbella en los 90 no le daban legitimidad a sus tropelías. La elección de Trillo como diputado por Alicante en 2004 y 2008 tampoco le exonera de su culpabilidad en este caso.

En el accidente cerca del aeropuerto de Trebisonda murieron 75 personas. Es la peor tragedia del Ejército español en tiempos de paz. El Ministerio de Defensa alquiló un avión chatarra de fabricación soviética, con 20 años de antigüedad y escaso mantenimiento. Aquel fatídico viaje, junto a 12 miembros de la tripulación ucranianos y uno bielorruso, lo realizaban 62 militares españoles que llevaban cuatro meses y medio de misión con las fuerzas de mantenimiento de la paz en Afganistán. Cuando vieron el avión alguno de los forzados pasajeros se resistió a montarse. Otros mandaron mensajes muy desesperanzados a sus familiares: “Reza por mí, porque el avión es una mierda”, “son aviones alquilados a un grupo de piratas aéreos, que trabajan en condiciones límite”, “la verdad es que sólo con ver las ruedas y la ropa tirada por la cabina te empieza a dar taquicardia”, “quieren que volvamos en una tartana”.

Hubo catorce quejas previas al accidente por este tipo de aviones, cuya contratación se hacía dentro de una lista de la OTAN. Pero se siguieron utilizando sus servicios, mientras que Noruega canceló el contrato tras una reclamación que decía: “Salía aceite de los motores, pasamos mucho miedo, no dábamos crédito a lo que vimos, había paneles sueltos y cables pelados”. No. La responsabilidad política por la muerte de estos 62 militares no se salda con unas elecciones, ni con cien. Se salda con una dimisión.

¿Dimitir de qué? De su puesto en el Congreso. Hace tiempo que debería haberse retirado de la vida política. El accidente del Yak 42, el trato a las víctimas y a sus familiares no es un desliz.

Abortar a los dieciséis

Ignacio Martínez | 14 de marzo de 2009 a las 12:04

Mi colega y amigo Pepe Aguilar ha escrito el jueves 12 un artículo sobre la propuesta de una nueva ley de interrupción voluntaria del embarazo, que suscribo plenamente. La ministra Bibiana Aido vuelve a dar la misma impresión de inconsistencia que en otras ocasiones, pero ahora con un asunto muy grave e importante. Incluso a quienes estamos a favor europea de una ley de plazos para el aborto, esta proposición nos deja perplejos. Recojo aquí el comentario de José Aguilar.

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha dado una muestra de ignorancia punible al defender, en su proyectada ley de plazos del aborto, que las menores a partir de los dieciséis años puedan abortar sin conocimiento ni autorización de sus padres. Ha dicho que si tienen edad para casarse, también la tienen para abortar.

No, Bibiana. La vicepresidenta Fernández de la Vega, tan maternal en su rueda de prensa conjunta, debió pasarle una chuleta tan simple como ésta: el artículo 46 del Código Civil establece que no pueden casarse los que ya estén casados ni los menores no emancipados. Le hubiera evitado el patinazo.

La verdad es que Bibiana, con el aval incondicional y entusiasta de Zapatero, nos lo está poniendo difícil incluso a los que somos partidarios de una ley de plazos al modo muy mayoritario en Europa. No sé de dónde ha sacado la idea de que la precocidad en las relaciones sexuales, en el matrimonio y en el aborto es propia de sociedades progresistas y no de sociedades primitivas y culturas poco evolucionadas. En España las adolescentes de dieciséis años no pueden votar. Para algunas intervenciones quirúrgicas necesitan el consentimiento familiar. La Junta de Andalucía acaba de aprobar un decreto obligando a pasar un test psicológico a la muchachada que pretenda aumentarse las tetas o acortarse la nariz. Por no poder no podrían ni comprar tabaco en un bar, aunque se suela hacer la vista gorda.

¿Y van a poder someterse a una agresión como el aborto por su sola voluntad inmadura? Este disparate no es más que una variante extrema del sistema de valores que venimos inculcando a la juventud española desde las familias, la comunidad educativa y los medios de comunicación. Se basa en instalarla en el infantilismo permanente (Peter Pan para siempre), la incapacidad de tolerar la frustración, la inflación de derechos sin deberes y una irresponsabilidad absoluta: todo se puede hacer, los actos no tienen consecuencias. Con la ley Bibiana se les quiere evitar a las menores embarazadas incluso el apuro de decir a sus madres que tienen un problemilla. Libertad, libertad, cuántas tonterías se cometen en tu nombre.

Aparcando la cuestión de los dieciséis, la pregunta básica es si merece la pena romper el amplio consenso social y político que existe sobre la legislación actual (el PP la recurrió en su día, pero después ha gobernado ocho años sin tocarla) que permite abortar a prácticamente todas las mujeres que lo deseen y cuya modificación no incluyó el PSOE en el programa electoral con el que ganó las elecciones generales hace sólo un año. Y una segunda cuestión: con la debilidad parlamentaria del Gobierno, si el proyecto sale adelante en el Congreso será por chiripa y dividiendo a la sociedad. 

Ana Oramas pone a Andalucía en el mapa

Ignacio Martínez | 10 de febrero de 2009 a las 21:37

 Sorpresa en el debate sobre la crisis del Congreso de los Diputados. Allí salen los dirigentes de los dos grandes partidos nacionales, PSOE y PP, preocupados por el interés general. También los de los pequeños partidos nacionales, IU y UpyD de Rosa Díez. Y además aparecen los de los medianos y pequeños partidos regionales o nacionalistas, que mayormente hablan de sus cosas. Así sabemos de los intereses de Cataluña, País Vasco y Galicia. Y, asímismo, también tienen su sitio Canarias o Navarra. Y en las anteriores legislaturas, Labordeta puso a Aragón en este mapa de España. La sorpresa de esta tarde ha sido que Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, ha pedido un plan especial para Canarias y Andalucía, que son las dos regiones de España con más paro. Siete veces citó los problemas de Andalucía la diputada canaria. Me gustó cómo lo hizo. Hay más de sesenta diputados andaluces del PSOE y el PP que no hacen oír en los plenos los intereses de los ciudadanos que les votan en las ocho circunscripciones andaluzas. Zapatero tomó nota de los problemas de paro en Canarias, pero no se dio por aludido respecto a Andalucía. La diputada canaria ha dejado en evidencia a los silenciosos diputados andaluces. El suyo ha sido un buen ejemplo.

Friquis en acción

Ignacio Martínez | 8 de diciembre de 2008 a las 13:10

 

¡Muerte al Borbón!, ha dicho un ingenioso diputado de Esquerra Republicana de Cataluña, en un momento de exaltación y dejándose llevar, por citar la disculpa de su propio partido. La criatura en cuestión no es adolescente, tiene ya 55 años , sino hombre primitivo o poco civilizado, según se desprende de la excusa que ha utilizado el presidente del Congreso. Primario, dijo Bono. Joan Tardà tampoco es un iletrado, es licenciado en Filosofía y Letras y catedrático de Instituto de Lengua y Literatura catalanas, pero es persona que se deja arrebatar por la pasión y pierde la moderación, que es lo que significa exaltado, calificativo que el portavoz de su partido ha usado como eximente.

En todo caso, no es un buen ejemplo para las Juventudes de Esquerra, a las que acompañó el sábado en un entierro de la Constitución, con motivo de su 30 aniversario. Tardà quiso demostrar que si aquello era un concurso de gamberradas, él podía hacerlas más gordas. En la pasada legislatura ya fueron muy comentadas sus intervenciones en el Congreso para defender el carácter democrático de ANV, la última marca blanca de ETA, o su habilidad para exasperar al presidente del Congreso, Manuel Marín, hablando en catalán en los plenos, aunque no lo permitiese el reglamento. Marín lo llegó a expulsar de la tribuna de oradores y solía calificarlo en privado como un friqui.

En Ronda dirían, sin tantos rodeos, que es un majarón. Y desde luego no representa a un pueblo como el catalán, que se distingue por su sentido común. También gritó ¡viva la república! Pero la defensa de estas ideas es perfectamente respetable en la España democrática de hoy día. Lo de las muertes, sin embargo, es más propio de guerras o terrorismos. Tardà no ha pedido disculpas: por el contrario, en un comunicado ha tachado de ignorantes a quienes pensamos que son poco edificantes este tipo de propósitos.

Este preclaro hombre de letras nos recuerda a los iletrados que la frase está sacada de contexto, porque es lo que se cantaba por las calles de Barcelona en la Guerra de Sucesión. Esto coloca a ERC en la posición de partido moderno frente a los batasunos vascos, defendidos por Tardà. Mientras los proetarras quieren llevar llevar al País Vasco un millón y medio de años atrás, a la edad de piedra, Esquerra sólo quiere hacer retroceder a Cataluña tres siglos, a la guerra civil española de 1705 a 1714, que ganó el primer Borbón, Felipe V.

Sobre el futuro, poca doctrina. Aunque hace unos días tuvimos un espejismo. Carod Rovira lanzó un mensaje proponiendo refundar Esquerra como un partido serio, abierto, moderado, tolerante, flexible, dialogante, que transmitiese estabilidad y no fuese antiespañol. Si la iniciativa prospera, al pobre de Tardà le quedan unos añitos de reciclaje.

[En la imagen, Joan Tardà acompaña al líder de las juventudes de ERC, Gerad Coca, en el acto del sábado.   La foto es de Josep García, de elperiodico.com]