Archivos para el tag ‘democracia’

La guerra ha terminado

Ignacio Martínez | 1 de abril de 2009 a las 6:35

Cuando yo era niño, el 1 de abril era el día de la Victoria, con uve mayúscula. Había paradas militares y los informativos de radio y televisión, todos en manos de la Dictadura, nos recordaban que Franco escribió en 1939 aquella frase para la eternidad: “En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado”. Después de 32 meses y medio de guerra, empezó una dictadura de 36 años y medio, que en particular en sus inicios se basó en el rencor de los vencedores.

Hay que convenir que 33 años y medio después de la muerte del dictador, es absolutamente falsa la frase que los ultras pintaban en las tapias en el inicio de la transición: “con Franco vivíamos mejor”. Incluso con la crisis y el paro que padecemos, con Franco vivíamos peor. Este país ha cambiado por completo y disfruta de un bienestar que no conoció en su historia. Con todas sus carencias, que las hay, nunca ha habido en España un grado tan alto y generalizado de instrucción pública, de iniciativa privada, de asistencia sanitaria gratuita o de comunicaciones y transportes modernos.

Y hay un nivel tolerable de crispación política, aunque en este campo exista mucho camino por recorrer. En estos tiempos modernos tenemos una democracia y las discrepancias se dirimen de manera civilizada en las urnas. Por cierto, que hoy faltan exactamente nueve semanas y media (con perdón) para las elecciones europeas del 7 de junio y el patio está muy excitado. Es el erotismo electoral. Los laboratorios de análisis estratégico de socialistas y populares no paran de alumbrar ideas para dejar en entredicho al contrario. Espías, coches de lujo, torpezas diplomáticas, corrupción, ampliación de la ley del aborto, trajes de sastre, cajas de ahorro en apuros o a la gresca.

Pero en la precampaña de Europa se hablará poco. A pesar de que, desde 1986, la UE ha metido en España 100.000 millones de euros de saldo neto. Y en Andalucía 60.000 millones de euros brutos por todos los conceptos. Nuestra pertenencia a este club ha permitido la apertura comercial, tecnológica y cultural del país y lo que el profesor Ferraro llama la excusa europeísta: se ha hecho rápidamente una profunda reforma social, económica y política, con el argumento de que había que adaptarse a los países democráticos de nuestro entorno, que de otra manera habría tardado una eternidad. El euro nos ha dado estabilidad, pero con tipos de interés casi negativos y sin restricciones en el endeudamiento externo, empresas y particulares han conseguido deber al extranjero más del 100% del PIB nacional.

En campaña las situaciones escabrosas serán menos interesantes que las relaciones entre Kim Bassinger y Mickey Rourke en la película Nueve semanas y media. De manera pacífica, quedan batallas interesantes que librar para conseguir un futuro mejor. Definitivamente, la guerra ha terminado.

Otro toro de Osborne

Ignacio Martínez | 29 de marzo de 2009 a las 10:07

El miércoles, en la celebración del primer centenario de la Asociación de la Prensa de Sevilla, el presidente Chaves dijo en su discurso que “probablemente” los presentes no estarían allí dentro de un siglo para celebrar otra centuria. Su intervención fue seria: no evitó referirse a las penurias que pasa la profesión periodística y rubricó la necesidad para una democracia de tener una prensa fuerte e independiente. Pero llamó la atención el detalle de humor, que provocó la sonrisa de los presentes y, a continuación, el comentario con retranca, que parafraseaba literalmente sus palabras: “Probablemente dentro de un siglo Chaves ya no será presidente de la Junta; probablemente”. La apariencia de certeza de la palabra deja un margen para la duda, dado que como han leído ustedes unas páginas antes, el probable sustituto del presidente es el propio Chaves.

Los que sí estarán allí dentro de un siglo, probablemente, son los chiringuitos de las playas andaluzas. Ya saben que el Ministerio de Medio Ambiente los quiere liquidar, esgrimiendo la Ley de Costas de 1988. Pero hay dos cosas en España que han puesto de acuerdo al PSOE y el PP. El cambio de poder en el País Vasco, y la cruzada a favor de los chiringuitos en la que participan, todos a una, la Junta, la oposición, los alcaldes, los sindicatos y la patronal.

El Ministerio de Medio Ambiente, desaparecido en combate si se mira su esfuerzo inversor en esta etapa de crisis, en contraste con la actividad de Fomento, quiere despejar las playas de estas instalaciones consideradas agresivas por la legislación medioambiental. No hay duda de que hay algunos chiringuitos que deberían ser eliminados, por feos o insalubres. Pero si se hiciera un referéndum sobre indultar a estos singulares servicios, se produciría una masiva votación a favor. Sería otro caso como el toro de Osborne, indultado por la presión popular y de los medios de comunicación cuando se prohibió la publicidad en las carreteras. Curiosamente la Ley de Carreteras que afectó al toro de Osborne se promulgó el 29 de julio de 1988, un día después que se publicara en el Boletín Oficial del Estado la Ley de Costas que impide la continuidad de los chiringuitos.

Al poco de entrar en vigor la ley ya se eliminaron muchos establecimientos precarios. Han pasado los años, la Dirección General de Costas ha pasado del antiguo Ministerio de Obras Públicas al de Medio Ambiente. Y se han ido cumpliendo las concesiones administrativas, que Costas no ha prorrogado, pero ha seguido cobrando las tasas. Con el problema encima, el consejero de Turismo Luciano Alonso empezó a reclamar una solución dentro de la legalidad. Su argumento es que se trata de establecimientos que dan un servicio público de aseos, duchas, hamacas, pasarelas, además del hostelero, y sin ellos sufriría un retroceso no sólo el entorno de la playa donde se encuentran, sino el destino turístico. El diputado del PP Antonio Garrido tiene el mismo punto de vista y los define como un patrimonio cultural, en donde se ejerce la dieta mediterránea.

La semana también nos ha traído un rapapolvo del Parlamento Europeo al urbanismo salvaje en España. El pleno del Parlamento ha aprobado un informe de la diputada del Partido Socialista Popular danés Margrete Auken, encuadrada en el Grupo de Los Verdes, en la que se critica duramente el urbanismo descontrolado de los últimos años. Hay una docena de casos andaluces, de Cádiz, Málaga o Almería, enumerados en este rapport, que tuvo 349 votos a favor, 110 en contra y 114 abstenciones. El informe culpa a todas las administraciones y a la Justicia de estos abusos, e incluso solicita que se congelen los fondos europeos que recibe España si tales irregularidades continúan. Lo malo es que probablemente dentro de un siglo todavía haya viviendas ilegales en Andalucía.