Archivos para el tag ‘Dos Hermanas’

El espejo alemán

Ignacio Martínez | 28 de septiembre de 2009 a las 6:53

”Angela

 

Los resultados de las elecciones de ayer en Alemania y Portugal ofrecen varias lecciones interesantes. La primera es que la crisis no manda necesariamente a los primeros ministros al paro. Que tome nota el Partido Popular: el efecto de la crisis sobre el ánimo de los ciudadanos, por sí sólo, no llevará a Rajoy a La Moncloa, ni a Arenas a San Telmo. Tendrán que ofrecer algo más que las letanías recitadas ayer en el macromitin de Dos Hermanas (Sevilla), sobre las improvisaciones, disparates y chapuzas socialistas para llegar al poder.

Porque los gobernantes resisten. Merkel y Sócrates han ganado, aunque sin mayoría absoluta. Casi vale para un teorema. Una es demócratacristiana y dirige el país que hace de locomotora de la economía europea y el otro es un socialista de un estado que está en el furgón de cola de la zona euro. Por encima de su ideología o del desarrollo de su país, en ambos casos los ciudadanos prefieren no cambiar. Y eso que Angela Merkel, como Zapatero, minimizó la llegada de la Gran Recesión. Después se produjo, hace ahora justo un año, la quiebra del banco hipotecario Hipo Real Estate y la canciller se quedó paralizada, lo que permitió a Sarkozy zaherirla en público: Francia actúa mientras Alemania reflexiona, dijo el malvado Nicolas. Pero Merkel acabó actuando, con dos grandes planes de salvamento de la banca y la industria del automóvil. Y, sobre todo, Alemania ha sabido encontrar la senda de la recuperación.

La segunda conclusión es que los grandes partidos bajan extraordinariamente de votos. En Alemania a la CDU de la canciller Merkel los sondeos le dan un 27% de los votos, que sumados al 6,5 de los socialcristianos de la CSU bávara suponen un discretísimo 33,5%. Ese 27 y el 23% de los socialdemócratas suponen el peor resultado conjunto de los dos grandes en toda la historia de la República Federal. El magnífico resultado de los liberales, con un 15% es el que permite acabar con la gran coalición y volver a una fórmula clásica, muy experimentada en la era Kohl (1982-1998). Los tres partidos pequeños ya no son actores de reparto: liberales, la Izquierda y los verdes, suman un 38% del electorado. Una ley electoral considerada anticonstitucional por los tribunales concede un extra a los dos grandes que se resisten a reformar la norma. Pero no hace falta recurrir al espejo alemán; eso es lo que pasa en España, sin ir más lejos.

La tercera enseñanza de la consulta de ayer es que la abstención sube. Casi cinco puntos en Alemania y casi diez en Portugal. La gente no quiere cambiar, pero está cansada de lo que tiene. Por lo que se ve, tampoco a Zapatero y a Griñán les valdrá para seguir en el poder ir parcheando hasta que las cosas se resuelvan solas.

El rapto de Europa

Ignacio Martínez | 25 de mayo de 2009 a las 0:06

Zeus raptó a la princesa fenicia Europa, trasformado en un toro blanco. No sé qué dioses se han hecho pasar este fin de semana por Zapatero y Rajoy para secuestrar a Europa de sus discursos. La jornada dominical nos ha dejado estupendas frases para la agenda doméstica. Rajoy, por ejemplo, opina que son unos Torquemadas quienes se escandalizan por las lisonjas que el presidente valenciano Camps se gastaba por teléfono con un sujeto apodado El Bigotes, miembro destacado de la trama corrupta Gürtel. Y que son inquisidores del siglo XXI quienes piensan que es antiestético y nada ético que un presidente regional se deje hacer regalos personales y familiares por personas interesadas en contratos. Es posible que Camps se libre de responsabilidades penales, si no se demuestra que hubo cohecho en sus relaciones con las empresas del entramado Gürtel, pero hay conversaciones telefónicas antológicas del presidente con El Bigotes. Se dicen “amiguito del alma”, “te quiero un huevo” o “quiero que nos veamos para hablar con tranquilidad de lo nuestro”. Frases que pueden pasar a los anales de la necedad política.

Zapatero en Dos Hermanas ha hablado más de Aznar, Rajoy, Arenas, la derecha o el PP, que de Europa. En el plano nacional, ha lanzado un manojo de globos de colores. Va a celebrar un Consejo de Ministros en Andalucía, en el que se decidirá que el cambio de modelo económico a uno de crecimiento sostenible empezará en Andalucía. Algo que suena a tercera modernización, como oportunamente ha señalado Javier Arenas. ZP también dijo que el futuro no es una montaña de cemento y petróleo. Pero en este país, los derivados del petróleo representan el 60% del consumo nacional y tenemos una dependencia del suministro energético exterior del 80%. Y en Andalucía construcción y sector inmobiliario suponían más de un 20% del producto regional bruto antes de la crisis. Hacen falta muchos años para cambiar el modelo. Un chasquido de dedos no lo resolverá, aunque el anuncio quede mono.

Afortunadamente, entre los despropósitos del día no estuvo la intervención del presidente Griñán, que sí habló de Europa. Se quedó corto cuando dijo que el Gobierno del PP recortó en 4.000 millones de euros los fondos europeos que le correspondían a Andalucía en el período de 2000 a 2006. Esa fue sólo la reducción de fondos estructurales: la Comisión Europea propuso 15.324 millones y el Gobierno Aznar asignó sólo 11.406. Pero a su cálculo le faltó un pellizco de más de mil millones del Fondo de Cohesión. No estuvo tan fino Griñán, sin embargo, cuando atribuyó el modelo social europeo a la socialdemocracia. Ese modelo es tan hijo de la socialdemocracia como de la democracia cristiana.

En fin, nos quedan dos semanas de mitología griega. Asistimos a otro rapto de Europa. Pero este no es olímpico, sino electoral.

Manos unidas

Ignacio Martínez | 24 de mayo de 2009 a las 10:07

 

El vídeo electoral del PSOE parece hecho por los publicistas de Benetton. Es provocador y tremendista. Pero escasamente europeísta. Europa se ha construido en los últimos 60 años sobre el consenso de dos grandes familias políticas, democristianos y socialdemócratas. Y sobre la alianza de dos viejos contendientes: Alemania y Francia. El espíritu de reconciliación lanzado por el Congreso de Europa presidido por Churchill en La Haya en 1948 fue fácil de conseguir. Se basaba en un hecho dramático: la guerra civil entre europeos entre 1939 y 1945 se saldó con 36 millones y medio de muertos, más de la mitad de ellos civiles. Algo de lo que eran conscientes los Adenauer, Mitterrand, Spaak, Madariaga o Spinelli, pero que desconoce el publicista del PSOE. A ver si hoy, en el mitin de Zapatero, Chaves y Griñán en Dos Hermanas (Sevilla) el talante es otro. No en balde, en el Parlamento Europeo, el PPE y el PSE, los herederos de las dos corrientes ideológicas fundadoras, votan lo mismo en el 90% 70% de los casos.

Muchos de los pensamientos criticados en el vídeo socialista contravienen la Declaración Universal de Derechos Humanos y es injusto atribuírselos a ningún partido democrático. En particular la pena de muerte. El PSOE estableció una doctrina saludable sobre el terrorismo al sacarlo fuera del debate electoral. La pena de muerte merece estar en la misma categoría. Los vídeos del PP son bastante más malos de realización, pero también están cargados de impostura. Mayor Oreja llega a plantear en uno de ellos que el final del paro y la crisis depende del voto del 7 de junio. Como diría una diputada de su partido: ¡Santo Dios!, lo que hay que oír en esta campaña.

Leire Pajín clama contra los ultraliberales y los belicistas preventivos en la página web de su partido. Y en los mítines nos recuerda que Bush, Aznar y sus amigos nos metieron en la guerra de Iraq. Es una lástima que no explique por qué un liberal y belicista preventivo como Durao Barroso, anfitirón de la reunión de las Azores, es el candidato de Zapatero para seguir de presidente en la Comisión Europea que se elija después de estas elecciones tan broncas. Barroso es el candidato del PPE. Al final, ya ven, en Estrasburgo y Bruselas PSOE y PP votarán lo mismo. Con las manos unidas, como en los anuncios de Benetton.