Archivos para el tag ‘Gran Wyoming’

Bromas de muy mal gusto

Ignacio Martínez | 6 de febrero de 2009 a las 10:10

La realidad imita a la ficción. En la academia de la policía autónoma vasca son unos bromistas. Los veteranos gastan unas novatadas de las que no se olvidan. En especial, no las olvidan las víctimas. En 2006 doce aspirantes a ertzaina simularon la violación de dos novatos a quienes inmovilizaron entre todos y les bajaron los pantalones. Hay un vídeo, grabado con un teléfono móvil, en el que se ve cómo uno de los agredidos se resiste inútilmente, mientras grita ¡no, no!, ante la rechifla de los veteranos. Pero la Consejería de Interior del Gobierno vasco, con Javier Balza al frente, no ve ningún problema. Bueno, apunta algunos inconvenientes, como el momento sensible en el que estamos; es decir, que hay elecciones dentro de tres semanas, y que los autores de la denuncia demuestran “un escaso respeto por las instituciones”. Encima, esto. Los autores de los abusos aprobaron las prácticas. Las dos víctimas no y se quedaron fuera del cuerpo. Quienes vayan en lo sucesivo a denunciar casos de violación, ya saben qué tipo de gente se pueden encontrar en las comisarías de la Ertzantza.

Las preocupaciones de la directora de esta academia de policía de Arkaute, en Álava, no son muy distintas. Le intranquiliza que el tema salga en plena campaña electoral y, eso sí, considera que es una broma de muy mal gusto. Algo es algo. Menos ha dado de sí la juez de lo Contencioso que ha tenido que dirimir este caso. Ha sobreseído la causa por entender que los demandantes fueron sometidos “a la broma denominada del cucharón“, y se trató de una “humillación puntual” que no supuso un delito contra la integridad moral de los agredidos. Como si fuese una disculpa el hecho de que la broma tenga nombre y sea una tradición en un cuerpo de presumible valentía y hombría. Pienso que la juez tendría otro punto de vista si hubiese hecho sus prácticas en esta academia y los mozos veteranos la hubiesen distinguido con su broma del cucharón. A lo mejor ya no la consideraba una simple falta.

Las bromas de muy mal gusto en ocasiones, como ésta, violan derechos y denigran a las frías instituciones que las amparan. Como ha ocurrido con el vídeo falso grabado por el Gran Wyoming para gastar una broma a una cadena rival, desde la que le insultaban. Humillar a una persona que está en precariedad laboral no parece una broma edificante, con la que está cayendo sobre el empleo en este país.

Pero lo que hace más escandaloso el caso de la loca academia de policía vasca es la preocupación de sus responsables por guardar su buena imagen y la de su partido en vísperas electorales, y no por hacer las cosas adecuadamente. La dignidad de las instituciones que tanto inquieta al consejero Balza se gana persiguiendo este tipo de abusos con los más débiles. Pero esto, en plena campaña por ganarse el favor de los ciudadanos, quizá es mucho pedir.

Las matriuskas de la crisis

Ignacio Martínez | 4 de febrero de 2009 a las 7:46

Hay una imagen plástica para definir la crisis que nos embarga: la matriuska rusa. Ya saben, esa muñeca de madera pintada, hueca en su interior, que alberga otra y otra, hasta cinco. Pues la crisis internacional alberga en su interior a la española, que a su vez comprende a la andaluza. Y así sucesivamente. Uno de los muñecos podría ser la crisis de los medios de comunicación. No la económica ni la tecnológica, sino la ética. Un diario nacional se ha superado a sí mismo participando, por activa o por pasiva, en el robo de un Goya; el que le dieron a la película Bucarest, de Albert Solé. En elmundo.es se mantuvo toda la tarde y la noche del lunes una noticia destacada: “Se busca este Goya”, cuando a esas horas ya lo tenía el periódico en su caja fuerte, porque se lo había entregado quien se lo llevó. Es una buena imitación del secuestro de un fugitivo de la policía en la película Primera plana.

Esta historia ha coincidido con otra similar: el falso vídeo que el Gran Wyoming y su equipo han fabricado en su programa de La Sexta, para mandárselo a su rival Intereconomía como un robado con teléfono móvil. El vídeo simulaba una bronca humillante del director del programa a una supuesta becaria. La idea era que los de Intereconomía se creyeran al denunciante anónimo, colgaran la grabación en YouTube y criticaran a Wyoming. Lo hicieron todo, de carril. Un perfecto despropósito que ha procurado al programa un récord de audiencia. El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, ha criticado con dureza la broma, por lo que supone de trampa y engaño, y la bronca entre los dos medios por el desprestigio que supone para la profesión periodística. Ahí tienen a la cuarta matriuska de la crisis, antes cuarto poder.

Hace 20 años en Moscú vendían unas matriuskas singulares: no eran campesinas sino los jefes del partido comunista. Gorbachov era el primer muñeco, que traía dentro a Breznev, Kruchev, Stalin y Lenin. Aquí en España podríamos hacer una con los cinco presidentes del Gobierno: ZP, Aznar, González, Calvo Sotelo y Suárez. Tendría un efecto terapéutico, para allanar duelos sectarios. Unos dentro de otros, todos con la misma responsabilidad, las mismas debilidades. Zapatero, a quien el semblante se le está oscureciendo, se desayunó ayer con 200.000 parados más que hace un mes. La crisis que nunca llegaría arroja ya 3.327.801 parados en España. De los que 744.956 son andaluces. O sea, que el 22,38% de los españoles sin empleo están aquí. El portavoz de la Junta tuvo que bailar ayer con semejante pareja y dijo que el dato positivo era que el paro crecía en Andalucía menos que en España. Elemental: donde hay más desempleo es más difícil que aumente. Groucho Marx diría que es la parte buena de la parte mala. O una matriuska buena dentro de la mala.