Archivos para el tag ‘Guadalquivir’

Cambio de planeta

Ignacio Martínez | 6 de septiembre de 2011 a las 13:25

El localismo goza de muy buena salud en este país. Este verano he acudido a una oficina de turismo de Cantabria situada a cincuenta metros de la frontera con Asturias. No tenían ni un solo mapa, ruta o guía de la provincia vecina, situada al otro lado de un río. Es otra comunidad autónoma. Se ha dicho tanto que hay que administrar las cosas lo más cerca posible del ciudadano, que hemos terminado por convertirlo en un aserto indiscutible. El problema es que no siempre es más eficiente la administración más cercana. Un ejemplo palmario es el urbanismo. Utilizado para financiar a todo plan a los ayuntamientos durante la salvaje burbuja inmobiliaria, ha sido más fácil manejar y corromper a munícipes, de lo que habría sido con autoridades regionales o nacionales. Así se han diseñado cientos de urbanizaciones a capricho de los promotores por norte, sur, este y oeste. Y después se han construido viales y equipamientos con cargo al contribuyente. El PSOE andaluz, en su estrategia para agarrarse al poder en la Junta, tiene ya un catálogo de reivindicaciones que hacer al próximo Gobierno, que propios y extraños dan por seguro que será del PP. (El 20-N se presenta con una escasa emoción por el resultado). Y en el mascarón de proa de la confrontación con el Gobierno, los estrategas regionales han situado al río Guadalquivir. El carácter andaluz del río central de la región, recogido en el nuevo Estatuto de autonomía, ha sido invalidado por el Tribunal Constitucional. Ahora tratan de convertir ese inconveniente en una oportunidad en la próxima confrontación electoral andaluza.

En esta pelea, la Junta parte en desventaja. A la sentencia contraria del Constitucional hay que añadir que ni los funcionarios de la Confederación Hidrográfica ni los regantes están entusiasmados con el cambio de titularidad en esta institución. Ha habido en esta legislatura proyectos perfectamente compatibles con una gestión nacional del agua. Sin ir más lejos, es muy interesante la idea presentada hace dos años de crear una gran ruta turística, medioambiental, monumental y gastronómica que vincule el interior de Andalucía, en los márgenes de la Y griega que forman los 720 kilómetros del Guadalquivir y los 360 del Genil: desde Cazorla y Sierra Nevada hasta Doñana. Seguir el modelo del Danubio o el Loira no es fácil. Hará falta apoyo público, pero sobre todo es tarea de la iniciativa privada. Estos planes para crear empleo y desarrollo son más rentables para los ciudadanos que las batallas políticas para conseguir el poder o aferrarse a él.

En todo caso, es imposible ponerle fronteras al agua. Puede pasar como con los turistas que cuando van a pasar a otra región, parece que estén cambiando de país o de continente. O de planeta.

Etiquetas:

Charcos en las carreteras

Ignacio Martínez | 24 de abril de 2011 a las 21:36

Hay dos ingredientes de la Semana Santa que no suelen faltar a la cita: la lluvia y las películas de romanos en la televisión. Este año, en dosis masivas. Aunque quizá una cosa lleve a la otra. Como ha hecho tan mal tiempo, hemos visto más romanos en donde había los mismos de siempre, desde el superclásico Quo vadis a un Espartaco moderno, en el que se echaba de menos a Kirk Douglas en cada escena. La lluvia ha sido buena para la audiencia de televisión y mala para devotos de las procesiones andaluzas o los turistas. Resulta difícil recordar una Semana Santa sin lluvia alguna. Son de abril las aguas mil, escribió Machado en Campos de Castilla. Pero se refería al Duero y no al Guadalquivir, y en las dos semanas anteriores hizo un tiempo veraniego espectacular. Aquí hay un componente indiscutible de mala suerte.

En el tráfico, sin embargo, no cabe la mala fortuna. Se ha reducido el límite de velocidad en las autovías y se nota en dos cosas destacables: en los viajes largos se tarda más en llegar y se gasta menos gasolina. La marcha lenta ha reducido en la práctica el ritmo de la circulación en una cuarta parte desde que se implantó el carné por puntos hace casi cinco años: entonces se circulaba alegremente a 140 y ahora mucha gente respeta la limitación a 110. El traslado a España de este sistema disuasorio británico ha sido un éxito; en el Reino Unido va a cumplir treinta años de vigencia. Ha habido quien reprochaba al Gobierno la reducción del límite de velocidad a 110 por un supuesto afán recaudatorio. Pero hay menos multas. Sin embargo, hay otro aspecto criticable dentro de esta medida: el permanente cambio de velocidad máxima. Un zigzag, 80, 90, 100 y 110, que exige al conductor un ordenador a bordo o un copiloto muy concentrado.

Esta Semana Santa, con algo menos de circulación de la prevista por Tráfico, que era de casi tres millones de desplazamientos en Andalucía, los accidentes mortales están de momento algo por debajo del balance del año pasado. Y eso, a pesar del mal tiempo. Así es abril. Hay sol en los encinares y charcos en las carreteras. Ya lo decía Machado.

Cara a Cara entre el alcalde de Sevilla y el de Málaga

Ignacio Martínez | 8 de marzo de 2009 a las 17:51

Hoy publico en los diarios del Grupo Joly un diálogo entre los alcaldes de Málaga y Sevilla sobre la construcción regional, centralismo y localismo en Andalucía. La conversación duró una hora y cuarto. La transcripción íntegra puede leerse aquí. Lo publicado es aproximadamente un tercio, aunque todavía no aparece que ya está colgado en los diarios digitales.

Estos son algunos de los titulares:

DE LA TORRE: “En 30 años se ha construido una Andalucía muy centralista”  

MONTESEIRÍN: “Andalucía no es ahora más localista. Es que antes no existía”

DE LA TORRE: “Pensaba que la autonomía acercaría la administración a los ciudadanos. Pero se ha traicionado el impulso autonómico”

MONTESEIRÍN: “No hay ningún trato de favor hacia Sevilla porque la autonomía esté aquí. Necesito inversiones y las peleo como los demás”

DE LA TORRE: “Málaga es la única ciudad española mayor de medio millón de habitantes que no es capital autonómica. Pero ninguna de las tres agencias de la UE tiene su sede allí”

MONTESEIRÍN: “El AVE Sevilla-Málaga va a ser revolucionario. Y se habla de él menos que del Córdoba-Málaga. Parece que la Junta está haciendo una obra clandestina”

DE LA TORRE: “En la Junta jamás ha existido un esquema claro de cómo tenía que organizarse territorialmente Andalucía”

MONTESEIRÍN: “Sevilla se siente muy cómoda como capital, defendiendo no sólo sus intereses, sino los de Andalucía en su conjunto”

Y estos son algunos temas:

                   CAPITAL

MONTESEIRÍN: “Cualquier fórmula que ignorase a Sevilla como capital natural sería artificial”

DE LA TORRE: “No es cierto que haya una capital natural. El Mediterráneo es una cosa y el Guadalquivir, otra”

                   PODER LOCAL

MONTESEIRÍN: “Las autonomías han adquirido una gran poder, que debe llegar al ámbito local”

DE LA TORRE: “Si se hubiera producido la descentralización local, habría más cohesión y confianza”

                  GRAN CAJA

MONTESEIRÍN: “Unicaja no es sólo Málaga y Cajasol no es sólo Sevilla. Tienen dimensión andaluza” 

DE LA TORRE: “La Junta debería haber apoyado la sede en Málaga, por equilibrio territorial”

                  LOCALISMOS

DE LA TORRE: “Si se equivoca la Junta, habrá una hoguera de localismo herido”

MONTESEIRÍN: “Si se producen incendios es porque alguien está empeñado en meter la chispa” 

                  ESTATUTO DE CAPITALIDAD

MONTESEIRÍN: “Sevilla quiere instrumentos para servir mejor a Andalucía”

DE LA TORRE: “Málaga haría gratis la capitalidad, sin estatuto y sin cobrar”

Mirones

Ignacio Martínez | 24 de noviembre de 2008 a las 1:00


La gloriosa conquista estatutaria de un Guadalquivir andaluz, que se materializa el 1 de enero, puede tener un triunfo aparejado: los traslados de las cuencas mediterránea y atlántica andaluzas de Málaga y Jerez a Sevilla. Los estatutos de la Agencia Andaluza del Agua prevén este nuevo éxito del centralismo andaluz, que pretende convertir a Sevilla en la madre de todas las capitales. Una madrastra tipo Bernarda Alba, alentada por políticos (y políticas) de escaso vuelo. En compensación, la Junta pensaba poner en Málaga un Observatorio del Agua. Es un buen paradigma de por qué no ha avanzado la cohesión regional en 26 años de autonomía. En Sevilla se planifica, se dirige y se ejecuta, y desde el resto de Andalucía se observa.

Es curioso que la Confederación Hidrográfica del Sur pudiese estar casi medio siglo en Málaga, mientras era competencia estatal, gobernando los intereses de casi toda Almería, el litoral ganadino, la casi totalidad de Málaga, la parte sur de Cádiz, incluido el Campo de Gibraltar, Ceuta y Melilla. Y que, por el contrario, su heredera la Cuenca Mediterránea Andaluza, resulte arrastrada por los principios de centralización del poder cuando pasa a ser competencia regional. La cosa es tan flagrante que hasta el PSOE malagueño se ha sumado a populares e IU para oponerse. Sebastián Sánchez y Raquel Garrido informan en Málaga hoy que en el próximo pleno municipal el portavoz socialista presentará una moción en la que se “insta a la Junta de Andalucía a que las competencias, patrimonio y empleos que actualmente tiene la Cuenca Mediterránea en Málaga, continúen en nuestra ciudad”.

Técnicamente el asunto sería discutible, si no fuera porque la directiva marco europea sobre el agua establece un modelo autosuficiente de gestión de cuencas, muy similar al tradicional español de las confederaciones. Por el contrario, el borrador de estatutos de la Agencia Andaluza del Agua prevé la creación de direcciones provinciales para administrar en algunos casos, como en la provincia de Cádiz, tres cuencas distintas. Y al mismo tiempo, hay acuíferos que afectan a dos provincias.

Pero el problema es político. La capitalidad de Sevilla, consagrada en el Estatuto de 2007, no se puede ejercer concentrando todos los organismos e instituciones. El liderazgo no se gana en un papel, sino repartiendo juego. Y tampoco se consolida con la queja de la pesada carga del alcalde Monteseirín. Recuerda a los reiterados lamentos que hace algún dirigente belga, sobre el coste que tiene para Bruselas la capital europea. Uno de los negocios más saneados que vieron los tiempos, dicho sea de paso. Y que perdieron en su momento Luxemburgo o Niza. Sólo Ganada, como capital jurídica ha conseguido un estatus de relieve en la nueva administración regional. Desde Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén o Málaga, observan. Mirones.