Archivos para el tag ‘Hungría’

El euro en la montaña rusa

Ignacio Martínez | 29 de octubre de 2011 a las 11:00

El euro no está de moda. La cumbre de Bruselas del miércoles fue una cita con suspense. Llevan los jefes de gobierno dando tumbos cuatro años, dos si se cuenta desde que Papandreu descubrió que el anterior gobierno conservador griego no había dejado un déficit del 6, sino del 16%. Los líderes comunitarios van en una montaña rusa, y están en el tramo en que toca ir boca abajo. Sarkozy dice que quizá fue un error que Grecia entrara en el euro. La divisa europea resulta tan poco atractiva que los candidatos se inhiben. Checos, polacos y húngaros que estaban en puertas, no están por la labor de entrar. Rumanos y búlgaros ni se lo plantean. Polonia crece al 4%. Pero tiene un déficit del 8% y ha devaluado su moneda en un 10%. Porque puede…

En Francia, mientras el presidente de la República Sarkozy insinúa una posible subida del IVA, ‘Le Monde’ en un editorial fiel a su tradición europeísta resume la situación del continente con cuatro escenas: se recetan curas de austeridad a pueblos desamparados, acreedores ven cómo se les obliga a renunciar a la mitad de lo que les deben, se exige recapitalizar bancos limitando la liquidez y se aumenta la manguera contra incendios. Un panorama inquietante en el que hace su aparición el egoísmo. Alemania tiene la tentación de ser una pequeña China o una gran Suiza, un país industrial ultracompetitivo, bien situado en el mundo global. Pero la mayor parte de sus exportaciones se venden en el resto de Europa. Una gran recesión de sus vecinos hundiría su mercado natural. Lo mismo cabe decir de los productos catalanes en el espacio doméstico español. Aquí, los datos del paro son descorazonadores; casi cinco millones de desempleados en España; la cuarta parte en Andalucía.

¿Y los demás? Algunos parecen de otro planeta. Un amable lector, que frecuenta la prensa finlandesa, me resume el contenido del principal diario del extremo norte del euro. Destaca el escaso interés por el ascenso a vicepresidente de la Comisión Europea del comisario finlandés, que es precisamente el encargado del euro y de los asuntos monetarios y económicos. Olli Rehn no es visto con buenos ojos, porque según el espíritu nacional, habría tenido que mirar más por los intereses de su país. La fotografía de portada es sobre una decisión de política educativa. En todas las escuelas del país, que en un 99% son estatales, se exhibirán para la educación sexual de los alumnos unos modelos de los órganos sexuales, hechos de goma, en tamaño natural de adultos. Hay medidas de austeridad: la Policía pagará sin rebajas el combustible y las comidas en las gasolineras. Los dos canales de la televisión pública siempre han sido de copago, que este año se va a poner en 252,25 euros por receptor. Y acaba de empezar la inscripción para el campeonato nacional de pedos. Sí, como lo leen: eso que se oye y huele mal.

Hay gente pa’tó en la montaña rusa.

Pulsos

Ignacio Martínez | 7 de junio de 2010 a las 9:15

La crisis se va a llevar muchas cosas por delante. Pero hay instituciones como la banca, la industria farmacéutica o las tabacaleras que seguirán pujantes cuando pase el tsunami. En el primer capítulo está Zapatero. La popularidad del presidente del Gobierno se ha despeñado sin remedio; el PP se ha escapado a más de diez puntos de distancia en las encuestas y roza la mayoría absoluta en unas eventuales elecciones. El último sondeo, ayer en El País, nos dice que un 70% de los votantes socialistas tienen poca o ninguna confianza en Zapatero, y que Rajoy le aventaja ya en valoración, aunque los dos suspendan. La gente quiere un nuevo Gobierno, que dé un poco de seguridad y confianza, pero no quiere elecciones. Esto concede un mínimo margen al presidente, que ya ha agotado casi todos los fusibles de su maquinaria gubernamental.

Elecciones es lo que está pidiendo a gritos, presa de una cierta ansiedad, el líder del PP, que el viernes en Viator (Almería) insinuó que a las cuentas públicas de España puede pasarles lo que a las griegas o húngaras. Rajoy quiere ir a las urnas con el argumento de darle esperanza al país, pero quizá convendría que fuese más cauto en este tipo de manifestaciones temerarias y más atrevido en otras: podría ofrecer un adelanto de lo que haría si gobernase. Por ejemplo, dónde, qué y cuánto recortaría en el gasto público. Porque todavía no ha soltado prenda, el hombre, convencido de que puede ganar sin comprometerse en exceso.

Pero la transparencia no es la principal virtud de estos tiempos. Una revista médica acaba de denunciar que la Organización Mundial de la Salud ocultó que varios de los 16 miembros de su comité de emergencia para la gripe A tenían vínculos financieros con los dos laboratorios que fabrican las vacunas. El problema es que los componentes de ese comité son secretos. Secretos para el gran público, pero no para las multinacionales farmacéuticas Roche o Glaxo. Total que se vendieron con la alerta mundial retrovirales por valor de casi 5.000 millones de euros. En Europa occidental, 179 millones de dosis, y en España 13 millones de vacunas, de las que sólo se usaron dos millones. Además de recortar el gasto ordinario, es evidente que evitar despilfarros ocasionales ayudaría a ahorrar. No sólo los bancos van a escapar de rositas de la crisis.

Las tabaqueras están en pie de guerra contra los planes del Gobierno de ampliar la ley antitabaco de 2005, para que no se pueda fumar en ningún lugar público cerrado a partir de enero. Tienen mil millones de clientes en el mundo y, como todo negocio que se precie, lo que pretenden es ampliarlos, no arriesgarse a recortar el consumo. Y aquí andan, en contra de una reforma imprescindible para la salud de los fumadores (y quienes les rodean), que son un tercio de la población española. En tiempos de crisis, estos pulsos son más dramáticos.

Crisis planetaria

Ignacio Martínez | 5 de junio de 2010 a las 8:58

Ha dicho Leire Pajín que tenemos una crisis económica, pero no política. Esta joven no podría ganarse la vida como pitonisa en el Oráculo de Delfos. Ya aventuró el acontecimiento planetario de los dos liderazgos progresistas a ambos lados del Atlántico, y no sólo ha sido una pifia la Presidencia española de la UE de Zapatero, sino que Obama vive sus peores momentos en la Casa Blanca, debilitado por los acontecimientos, a merced de la BP, Netanyahu o Corea del Norte. Hay quien le compara ya con Carter. Total, que Pajín, se pone otra vez el uniforme de pitonisa y se lanza: no hay crisis política. Disiento. La hay en su partido, en el PP, en toda Europa y en el resto del mundo. Ella misma, con su particular gracejo, la podría haber calificado como crisis planetaria.

El PSOE es un hervidero de rumores, contactos, inquietud. Se busca sustituto. De la vieja guardia como Solana o Rubalcaba; de la nueva vía, como Blanco o Chacón, de la periferia como el extremeño Fernández Vara. Algunos destacados militantes del PP no ocultan su desapego de Rajoy, que desde el anuncio del ajuste ha hecho declaraciones más propias de una barra de bar que de un estadista. Mientras, el país ve atónito como se hunde la Bolsa, porque Hungría, que sólo representa el 0,8% del PIB de la UE, ha anunciado que el anterior Gobierno, como en Grecia, falseó sus cuentas públicas. Estamos pasando de la desconfianza al pánico y no aparece en el horizonte nadie que inspire seguridad.

Otras políticas son posibles. En el pleno de mayo del Parlamento Europeo, el líder ecologista francés Daniel Cohn Bendit dijo que lo que le estamos pidiendo a Papandreu es imposible de lograr. Se preguntó cuánto tiempo necesitarían Francia o Alemania para reformar su sistema de pensiones, ¡y se le está pidiendo a Grecia que lo cambie en tres meses! En el mismo pleno, el líder liberal belga Guy Verhostaff propuso la creación de un Fondo Monetario Europeo, que actúe como fondo de inversión y solidaridad y frene la especulación.

Cohn Bendit apunta una audaz iniciativa política: el desarme entre Grecia y Turquía. Para que los turcos se retiren del norte de Chipre. El líder verde ofreció unos datos espectaculares de venta de armas a Grecia, que con once millones de habitantes tiene un ejército de 100.000 soldados. En los últimos meses, Francia ha vendido seis fragatas a los griegos por 2.500 millones de euros. Helicópteros por 400 millones. Varios aviones de combate Rafale a 100 millones la unidad. Una factura de más de más de 3.000 millones. Y Alemania le ha vendido seis submarinos por otros 1.000 millones. ¡Les prestamos dinero para que nos comporen armas! Recortar de aquí es más eficaz que bajar sueldos de menos de mil euros, sostiene Dani el Rojo. Estas cosas se podrían afrontar si sólo hubiese una crisis económica. Pero la crisis política planetaria no deja espacio para la imaginación.

Elecciones europeas: plantón de los recién llegados

Ignacio Martínez | 9 de junio de 2009 a las 13:43

La abstención de un 43,1% en el conjunto de la Unión Europea es ficticia. En los resultados oficiales puede verse que de los 12 países que entraron en la UE en 2004 y 2007, ocho han tenido una participación inferior a la media: Eslovaquia, 19,64%; Lituania, 20,88; Rumanía, 27,21; Polonia, 27,4; Eslovenia, 28; Hungría, 36,3, y Bulgaria, 37,49. Todo un plantón de los recién llegados. Por el contrario, sólo cuatro de los quince miembros desde 1995 tuvieron una abstención superior a la media en estas elecciones: Reino Unido, 35%; Holanda (uno de los países fundadores), 36,5; Portugal, 37, y Francia (más que fundadora, la ‘madre’ del invento), 40,5. Esto tiene una lectura. No podemos seguir invitando a entrar en este club a países cuyo único objetivo es mejorar su economía. La Unión tiene la ambición de ser mucho más que eso. En Maastricht quedó pendiente la unión política… Eso se debería abordar antes de otro grupo de países entre por la puerta.

Por cierto, que la participación media está ‘falseada’ porque en cuatro países de los 27 es obligatorio el voto por ley: En Bélgica (85,86%) y Luxemburgo (90), en donde cumplen con esa obligación, y en Grecia (52) y Chipre (59,4), en donde medio cumplen. En todo caso, tiran artificialmente al alza con la media.

La metedura de pata de Kosovo

Ignacio Martínez | 24 de marzo de 2009 a las 13:50

 

Tengo una duda. ¿Carme Chacón ha tropezado con el asunto de Kosovo? ¿O ha sido a cosa hecha? Es un caso inédito el anuncio de la retirada de unas tropas directamente a los soldados allí destinados, en primicia mundial. Se supone que antes se le avisa a los demás miembros del Gobierno, a los embajadores en los países de la OTAN, a Naciones Unidas, al secretario general de la Alianza, a los socios de la operación… y después a los soldados concernidos. Es tan de catón, que creo que aquí hay gato encerrado. ¿Y si Chacón se ha prestado a uno de los juegos que tanto gustan al presidente, como sacar una nueva ley de interrupción voluntaria del aborto? Vean si no; la Iglesia entra al trapo, monta la campaña del lince, después pretende involucrar a las cofradías en la guerra contra la nueva ley, se forma una polémica potente… y se deja de hablar de la crisis que nos corroe.

Pero el número de Kosovo ha tenido peores consecuencias. Chacón era hasta ahora la persona mejor situada para sustituir a Zapatero el día que éste decida marcharse. Y resulta que The Independent dice que está abatida por su metedura de pata. El alemán Süddeutsche Zeitung habla de desastre diplomático. Y un alto funcionario del Gobierno polaco lo ha resumido este fin de semana con una frase lapidaria, que enlaza este episodio con la salida de las tropas de Iraq hace cinco años: “España siempre se va”. Total, que los rivales de la ministra de Defensa en la invisible carrera de la sucesión están de enhorabuena.

La ministra Chacón se ha adaptado a su cargo con destreza y rapidez. Y no había cometido errores hasta ahora. Incluso ha sabido mimetizar su indumentaria, a base de trajes pantalón, con colores cercanos al verde caqui, y el uso de chaquetas de camuflaje para pasar revista a las tropas. Este asunto de la ropa siempre es un problema para los civiles, sean hombres o mujeres. Parece raro que se haya columpiado en Kosovo. Sigo sin creerme que no sea algo premeditado.

La crisis ya se ha llevado por delante a dos gobiernos europeos, los de Islandia y Bélgica, y amenaza ahora con hacer naufragar a otros dos, los de Hungría y República Checa. Las horas bajas de Zapatero y los tres años de soledad que le quedan por pasar en el Congreso no son una originalidad del presidente del Gobierno español. Así que toda maniobra de distracción es poca. Ahí es donde encuentro yo cierta lógica al tropiezo de Kosovo.