Archivos para el tag ‘Iniesta’

Estrellas de agosto

Ignacio Martínez | 3 de septiembre de 2012 a las 19:22

Sánchez Gordillo gana con diferencia el título de estrella del verano. Quería publicidad y la ha conseguido, aunque no ha resuelto nada. El problema no es su reivindicación. Vivienda, renta básica, la causa de los desfavorecidos mueve todas las conciencias. El inconveniente es cómo, con el asalto de supermercados, fincas y bancos. Y quién. Antonio Soler lo ha definido de manera perfecta como un revolucionario aforado, funcionarial. Estas movilizaciones son más útiles para la propaganda del caudillo populista que para quienes dice defender.

No es el único protagonista de agosto. Dos Armstrong norteamericanos lo han sido al mismo tiempo. Uno es el primer hombre que pisó la Luna, considerado el héroe americano más importante de todos los tiempos, muerto a los 82 años. El otro ha sido un gran ídolo deportivo, ganador de siete Tour de Francia. Pero su prestigio se ha quebrado cuando la agencia antidopaje de Estados Unidos lo ha descalificado por tomar drogas y eludir los controles.

En el campo deportivo, hay que destacar que los mayores éxitos de España en los Juegos Olímpicos de Londres han sido de mujeres, por primera vez en la historia. Tres oros, diez platas y cuatro bronces fue la cosecha nacional, con una clara ventaja femenina: once a seis. ¡Y sin cuotas! Así se hace. Otro personaje entrañable del deporte nacional, el futbolista Andrés Iniesta, ha sido elegido el mejor jugador europeo del año. Una alegría para un país deprimido. El hombre que metió el gol que hizo a la roja campeona del mundo es un tipo discreto, humilde, que cuando marca un gol no necesita darse golpes en el pecho para explicar que ha sido él -“¡he sido yo!”-, ni dice que esá triste.

Tres personajes siniestros ocupan el último capítulo. El noruego Breivik, un hombre sin escrúpulos ni remordimientos, ha sido condenado a la máxima pena por el asesinato de 77 personas el año pasado. Una severa comisión de investigación independiente, al estilo nórdico, alejado del familiar que nos gastamos aquí, no ha dejado títere al señalar responsabilidades. En España el carcelero de Ortega Lara, Uribetxebarria Bolinaga, otro hombre sin escrúpulos ni remordimientos, condenado a muerte por un cáncer, podrá salir de la cárcel por razones humanitarias. Está condenado por tener en un agujero bajo tierra a Ortega durante 532 días y por el asesinato de tres guardias civiles. No ha pedido perdón. El Estado de Derecho sigue siendo mucho más considerado que los terroristas. Con creces.

El tercer protagonista indeseable es cordobés. Otro hombre sin remordimientos. La identificación de restos de huesos de sus hijos parece la prueba que faltaba para inculpar a José Bretón de su muerte. A Francisco Correal el viernes en estas páginas no le extrañaba que quien haya avanzado en las pesquisas sea un investigador de Atapuerca. “Estamos en el comienzo como especie”. Concluía con acierto.

El ‘lobby’ feroz

Ignacio Martínez | 2 de enero de 2011 a las 19:19

Hay pocas dudas sobre cuál fue el momento de máxima felicidad colectiva de los españoles el año pasado: el gol de Iniesta con el que ganamos el Mundial de fútbol. Millones de gargantas gritando ¡goooooooool! al mismo tiempo. Euforia nacional. Y gratis. Hay una enorme cantidad de cosas muy caras que no producen ni por asomo tanta alegría. La felicidad es gratis, aunque nos suban la luz y nos bajen las pensiones. Si usted nunca entendió los epígrafes del recibo de la electricidad, no se apure. Tampoco nadie se explica que las eléctricas ganen tanto dinero, pero nos digan que hay un déficit de tarifa. Pero lo acabamos aceptando. El lobby eléctrico es muy eficiente.

Tampoco el común de los mortales comprende muy bien que haya este empeño en pasar la edad oficial de jubilación a los 67, mientras se van a jubilar en masa trabajadores de las cajas de ahorros, en parte con cargo al erario público, a partir de los 54 años. Incluidos trabajadores de nuestras Cajasol, Cajasur o Cajagranada. Bastaría con que los grandes bancos, las grandes operadoras de telefonía, las grandes eléctricas, las grandes farmacéuticas o las medianas cajas jubilen con su propio dinero a sus empleados excedentes o, mejor aún, los recoloquen en nuevos negocios para que sigan produciendo, aumentando la riqueza nacional. He conocido a juiciosos ministros de Trabajo de González, Aznar y Zapatero que en privado explicaban su impotencia para acabar con las prejubilaciones en grandes compañías muy rentables. ¡Lo que hacen los grandes lobbies con buenos abogados!

Pero hasta con los lobbies feroces se puede en ocasiones. Desde hoy este país está oficialmente libre de humos en los locales públicos. Gratis. Como el amor, la buena música, los amigos, la buena literatura, la familia, una buena conversación, disfrutar de la naturaleza, la sonrisa de su vecina o vecino. Aproveche este nicho de bienestar al que no puede llegar la crisis. Ahí sí que hay un déficit de tarifa. Parece mentira que las mejores cosas de la vida sean gratuitas. Pero es verdad. ¡Feliz año barato!

El Barça se lo merece. Iniesta también

Ignacio Martínez | 7 de mayo de 2009 a las 9:05

 

Soy bético. Pero me gusta que todos los equipos españoles ganen en las competiciones internacionales. Así que anoche grité ¡¡¡gooolll!!! a todo pulmón cuando marcó Iniesta. ¡Visca el Barça! Añado ahora. El Barcelona juega el mejor fútbol que se está haciendo en el mundo. Y el Chelsea es el típico equipo que intenta que no juegue el contrario y sorprenderlo en una llegada. Es tan generoso uno y tan tacaño el otro que inevitablemente se tiene deseo de que gane el bueno. Así que estamos de enhorabuena los aficionados al fútbol, los españoles, los catalanes y los barcelonistas. Y pongan el orden como les parezca.

Lo de ser bético en los tiempos que corren es, como saben, duro de llevar. Añado que no soy nada lopereta. Y que según mis amigos béticos, tengo un defecto grave: aplico mi deseo a que ganen los equipos españoles en las competiciones internacionales no sólo a todos los equipos vascos y catalanes, sino también al Sevilla. Ya sé que según el tópico un bético debe desear que el Sevilla pierda hasta en los entrenamientos, pero confieso que me gustó que ganaran dos veces la Copa de la Uefa y la Supercopa a una Barça mucho peor que éste.

La vida con difusor

Ignacio Martínez | 29 de marzo de 2009 a las 23:16

Resulta que ha empezado el campeonato del mundo de Fórmula 1, y ganan unos coches que son tan nuevos que no llevan ni publicidad. Los Brawn son bólidos en blanco con algo de amarillo y, sobre todo, con un difusor. Este ingenio les permite un mayor agarre, de manera que Jenson Button y Rubens Barrichello iban ayer como aviones. Nuestro Fernando Alonso nacional, quinto y gracias. Eso sí, sin difusor. Es simpático que un outsider se suba a lo alto del podio, porque ver siempre a los Ferrari y a los McLaren es muy aburrido. Así que ya en la Sexta nos venden que este va a ser el mundial más disputado de la historia.

¿Y si aplicamos el mismo concepto a la vida corriente? Zapatero se ha llevado todo el fin de semana volando mucho más que Button y Barrichello juntos: 22.000 kilómetros de ida y vuelta a Chile y 32 horas de avión, en penitencia haber anunciado que sacaba las tropas de Kosovo sin difusor. Total, para media hora de entrevista con el vicepresidente norteamericano Joe Biden, aprovechando que ambos estaban invitados a la cumbre mundial de la Red Progresista. Una reunión a la que el presidente español no pensaba ir hasta el fiasco de Kosovo. La paliza debe haber valido la pena. Dicen en Moncloa que Biden ha dicho que España es un “aliado sólido”.

La selección española de fútbol jugó el sábado regular ante Turquía y ganó por la mínima. Se conoce que sin Iniesta, jugamos sin difusor. El PNV se resiste a dejar el poder en el País Vasco y presentará a Ibarretxe de candidato, aunque sabe que no tiene los apoyos precisos. Los nacionalistas vascos están teniendo un mal perder de época, y les vemos pataleando para no ser desalojados. Muchos miles de empleos dependen de ocupar o no el palacio de Aguria Enea. El poder político es una ventaja decisiva en el campo del trabajo, una especie de difusor, como bien sabían los de CiU en Cataluña o los del PP en Galicia y saben los del PSOE en Andalucía, Extremadura o Castilla La Mancha.

La alternancia en el poder socializa concesiones, contratos, prebendas o favores varios. No es que cuando venga otro va a dejar de practicar la tradición española del enchufe. No. Es que los recomendados van a ser otros, con lo que en un tramo de dos legislaturas los beneficiarios serían el doble. Es bueno, por ejemplo, acudir con un difusor a pedir un crédito. Y más en estos tiempos. También el común de los mortales procura una recomendación para que le ayuden en una ventanilla o en una lista de espera.

En definitiva, se vive mejor con un difusor como el de los Brawn, que son coches ingleses, con motor alemán. En francés, por cierto, los enchufes tienen que ver con la mecánica. Tener un enchufe es avoir du piston, tener un pistón. O sea, que Brawn no ha inventado nada nuevo.