Alta Velocidad » Kirchner

Archivos para el tag ‘Kirchner’

Cumbre de Washington: gente corriente

Ignacio Martínez | 18 de noviembre de 2008 a las 12:26

Aquí los tienen. Los amos del mundo. El 95 por ciento del PIB mundial, reunido el pasado fin de semana en Washington. Los había con indumentarias para todos los gustos. Los hombres de traje oscuro; grises, pero sobre todo azules. Todos con chaquetas de dos botones, aunque tengo la duda de Sarkozy, que quizá llevaba una de tres. Berlusconi se distinguió del resto con una chaqueta cruzada, de solapas anchas, un clásico entre los 22 trajeados al modo convencional occidental para había en la foto de familia.

Había dos mujeres, Merkel con traje pantalón y Cristina Kirchner de vestido en tonos negros y blancos y medias negras. El rey Abdalá de Arabia Saudita con pañuelo blanco en la cabeza y capa en un rojo tierra. Para la posteridad no sólo queda la singularidad de la estética mora del último hijo del rey Saud en reinar sobre la península arábiga, sino también el traje indio y el turbante del primer ministro indio Manmohan Singh.

Las corbatas eran casi todas en tonos rojos o azules. Muy parecidas, las rojas lisas de los presidentes ruso (Medvédev) y mexicano (Calderón); similares las del presidente chino Hu Jintao y la del primer ministro turco Erdogan, de listas azules y blancas, anchas las del turco y estrechas las del chino. Las corbatas de Zapatero y de Sarkozy, azul oscuro, eran casi iguales. Había gente con bigote como el propio Erdogan o el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick; con perilla, como el presidente de Sudáfrica, Mothlante; o con bigote y perilla, como el rey Abdalá. Con barba y bigote estaban el brasileño Lula y el indio Singh. En fin, los hubo amarillos, como el secretario general de la ONU Ban Ki Moon, el presidente Indonesio Bambang, el chino Hu Jintao, el primer ministro japonés Aso Taro; o el presidente coreano Li Myung. Muchos blancos y sólo un negro, el sudafricano.

También hay un junior, el secretario de Estado de Finanzas de Holanda, Jan Kees, que es el primero por la izquierda en la fila de delante, que sustituyó en la foto de familia a su jefe el viceprimer ministro y ministro de Finanzas Wouter Bos, que a su vez había sustituido al primer ministro Balkenende, que se tuvo que marchar por la muerte de su padre. Algunos medios han puesto los nombres de Balkenende o de Bos a este hombre feliz colado en una foto histórica, cosa que pasado el tiempo le encantará contar a sus nietos. Como ven, gente de lo más corriente.

El arco iris de Kirchner

Ignacio Martínez | 25 de octubre de 2008 a las 21:10

Cristina Fernández de Kirchner ha entonado la canción del Tata Cedrón: Eche 20 centavos en la ranura; podrá ver la vida color de rosa. Pero se le ha ido la mano; ha echado por la ranura 22.700 millones de euros. Casi 4 billones de pesetas, que eran las jubilaciones privadas de 10 millones de argentinos. Cristina debe de estar viendo el arco iris completo en estos momentos. Lo malo para los españoles es que esta presidenta con poca cabeza ha nacionalizado los fondos de pensiones de su país pero, como quien no quiere la cosa, ha hundido las bolsas de Buenos Aires y Madrid. Algún periódico la llamapopulista, pero Kirchner no tiene ideología. Ella es peronista o justicialista. Todo y nada.

Es la jefa, con su señor esposo, de un movimiento de masas surgido en Argentina en la resaca de la gran depresión y la segunda guerra mundial. Peronistas eran los sindicatos afectos al general Perón, a los que gustaba gritar “alpargatas sí, libros no”, en los años 40. Peronistas eran los Montoneros, guerrilleros de extrema izquierda que practicaron la lucha armada unas décadas después. Peronista era López Rega, patrón de la camarilla que rodeó a la tercera esposa del general, y fundador de la Alianza Anticomunista Argentina, grupo armado de extrema derecha. El peronismo ha sido un movimiento tan ancho como escaso de doctrina precisa. Pero siempre tuvo mucha habilidad para la puesta en escena y mucha facilidad para demagogia barata. Y mucho color: del rojo vivo al pardo más oscuro.

La jefa justicialista ha tomado por asalto los fondos de pensiones de su país, para financiar las arcas de su Estado, que deben estar secas. Y ha provocado el pánico en unos mercados que ya no estaban para muchos trotes. He oído varias veces la explicación de la buena mujer y no he entendido gran cosa. Si acaso que su estilo y sus maneras me resultan cercanos. Qué buena alcaldesa habría sido en la Marbella delposgilismo. Qué trío de éxito habría hecho con Marisol Yagüe e Isabel García Marcos, tan aficionadas todas a retocarse con silicona párpados, labios y no sé qué más. Pero no quedan ahí las extrañas coincidencias. Cristina Kirchner y Hugo Chávez no han acabado de aclarar el caso de un maletín que entró de contrabando en Argentina hace un año con 800.000 dólares en billetes, portado por directivos de Petróleos de Venezuela, que iban acompañados por un alto funcionario del Gobierno de Ernesto Kirchner, en plena campaña electoral. Dinero sin justificar. Eso me suena.

La irresponsabilidad, como la guajira o la colombiana, puede ser un cante de ida y vuelta. ¿Se imaginan a Marisol o a Isabel echando monedas por las ranuras desde la Presidencia de la República Argentina? No llamarían la atención. Estarían a la altura.