Archivos para el tag ‘Moncloa’

Garoña: empanada energética

Ignacio Martínez | 3 de julio de 2009 a las 7:58

Un amigo mío estuvo hace dos semanas en la Casa Blanca, con la responsable de energía en el gabinete presidencial. Obama coincide con Zapatero en la apuesta por las energías renovables, para bajar las emisiones de CO2. Pero otra parte de la estrategia americana difiere de la española: están a favor de mantener las centrales nucleares, siempre que sean seguras. En Estados Unidos hay ya 41 centrales con permiso para funcionar hasta los 60 años, diez de ellas como Garoña. Obama todavía no se ha pronunciado sobre construir nuevas centrales. Se lo piensan en la Casa Blanca, como en el 10 de Downing Street o en la Cancillería de Berlín.

En La Moncloa ni por asomo piensan en nuevas centrales, sino en cerrar las actuales. Para Garoña se ha decidido una prórroga de cuatro años, no de diez como recomendó el Consejo de Seguridad Nuclear. Parece un acto salomónico, pero es sólo el reflejo de la ausencia de una política energética precisa en este país. Aquí cada cual, incluido el presidente del Gobierno, aplica la doctrina Sinatra al son de a mi manera. Para Zapatero la energía no forma parte de la seguridad nacional, sino del programa electoral socialista, dominado por la imagen de lo verde, lo moderno, lo sostenible, lo renovable.

Pero la realidad es menos maravillosa. España tiene una tasa de autoabastecimiento muy baja, del 20%. La media europea es del 50%, ¡y la andaluza de un 6%! La energía nuclear tiene inconvenientes, pero también ventajas: no provoca emisiones de gases de efecto invernadero como los combustibles fósiles. En esta materia vamos mal. España se comprometió en Kioto a no aumentar más de un 15% sus emisiones de CO2 para 2012, pero ya hemos superado los niveles de 1990 en un 52%. Para mejorar nuestro autoabastecimiento el Gobierno apuesta por las energías las renovables, que son energías desobedientes: producen cuando hace sol, llueve o hay viento. Las nucleares son obedientes, por el contrario, producen todos los días del año, todas las horas del día.

En ocasiones, la apuesta por las energías limpias ha sido torpe. Se lanzaron unas primas desorbitadas para que se construyeran huertos solares. Y unos hábiles inversores van a ingresar primas galácticas por instalar placas fotovoltaicas, que van a costar al contribuyente 2.000 millones de euros al año, durante 25 años: 50.000 millones, para producir un 2/3% de la electricidad que se consume en España. Esta borrachera de dinero no ha beneficiado a la tecnología española, ni al I+D+i nacional. Los paneles en funcionamiento se han traído principalmente de China y el primer fabricante español, la empresa malagueña Isofotón, está en la ruina.

Para 2020, las renovables pueden generar el 40% de la electricidad que necesitemos. Hay que decidir si el otro 60 producirá CO2 o no. Urge un debate nacional que nos saque de la empanada energética.

La vida con difusor

Ignacio Martínez | 29 de marzo de 2009 a las 23:16

Resulta que ha empezado el campeonato del mundo de Fórmula 1, y ganan unos coches que son tan nuevos que no llevan ni publicidad. Los Brawn son bólidos en blanco con algo de amarillo y, sobre todo, con un difusor. Este ingenio les permite un mayor agarre, de manera que Jenson Button y Rubens Barrichello iban ayer como aviones. Nuestro Fernando Alonso nacional, quinto y gracias. Eso sí, sin difusor. Es simpático que un outsider se suba a lo alto del podio, porque ver siempre a los Ferrari y a los McLaren es muy aburrido. Así que ya en la Sexta nos venden que este va a ser el mundial más disputado de la historia.

¿Y si aplicamos el mismo concepto a la vida corriente? Zapatero se ha llevado todo el fin de semana volando mucho más que Button y Barrichello juntos: 22.000 kilómetros de ida y vuelta a Chile y 32 horas de avión, en penitencia haber anunciado que sacaba las tropas de Kosovo sin difusor. Total, para media hora de entrevista con el vicepresidente norteamericano Joe Biden, aprovechando que ambos estaban invitados a la cumbre mundial de la Red Progresista. Una reunión a la que el presidente español no pensaba ir hasta el fiasco de Kosovo. La paliza debe haber valido la pena. Dicen en Moncloa que Biden ha dicho que España es un “aliado sólido”.

La selección española de fútbol jugó el sábado regular ante Turquía y ganó por la mínima. Se conoce que sin Iniesta, jugamos sin difusor. El PNV se resiste a dejar el poder en el País Vasco y presentará a Ibarretxe de candidato, aunque sabe que no tiene los apoyos precisos. Los nacionalistas vascos están teniendo un mal perder de época, y les vemos pataleando para no ser desalojados. Muchos miles de empleos dependen de ocupar o no el palacio de Aguria Enea. El poder político es una ventaja decisiva en el campo del trabajo, una especie de difusor, como bien sabían los de CiU en Cataluña o los del PP en Galicia y saben los del PSOE en Andalucía, Extremadura o Castilla La Mancha.

La alternancia en el poder socializa concesiones, contratos, prebendas o favores varios. No es que cuando venga otro va a dejar de practicar la tradición española del enchufe. No. Es que los recomendados van a ser otros, con lo que en un tramo de dos legislaturas los beneficiarios serían el doble. Es bueno, por ejemplo, acudir con un difusor a pedir un crédito. Y más en estos tiempos. También el común de los mortales procura una recomendación para que le ayuden en una ventanilla o en una lista de espera.

En definitiva, se vive mejor con un difusor como el de los Brawn, que son coches ingleses, con motor alemán. En francés, por cierto, los enchufes tienen que ver con la mecánica. Tener un enchufe es avoir du piston, tener un pistón. O sea, que Brawn no ha inventado nada nuevo.

Chaves entra en recesión

Ignacio Martínez | 28 de diciembre de 2008 a las 11:11

 

 

Cuando el presidente Chaves anunciaba el pasado jueves en una entrevista radiofónica que está dispuesto a presentarse a las elecciones de 2012, sabía que había entrado en recesión. Los economistas sólo admiten que un territorio ha entrado en recesión si dos trimestres consecutivos el crecimiento de su producto bruto es negativo. Pues bien, un sondeo solvente, que saldrá en los próximos días, suspende al presidente andaluz y a su Gobierno por segundo semestre consecutivo. El estudio realizado por el Centro de Análisis y Documentación Política y Electoral de Andalucía (Cadpea), dependiente de la Universidad de Granada, suspende de nuevo al presidente, como hizo en su barómetro de verano, publicado el 31 de julio. La crisis golpea a gobierno y a oposición. La actividad del PP en Andalucía y su presidente, Javier Arenas, también suspende.

Las consecuencias de la crisis económica son generalizadas. El Euskobarómetro, publicado el viernes y realizado por otra universidad, la del País Vasco, deja al PNV en precario de cara a las elecciones autonómicas de marzo, con la posibilidad de sacar entre 26 y 28 escaños, que sumados a los 2/4 de EA, darían una horquilla de 28 a 32. Aunque la media es superior a los 29 que sacaron en las anteriores elecciones, la situación es ficticia. Porque esta vez no habrá marca blanca de ETA en litigio: el Partido Comunista de las Tierras Vascas sacó en 2005 nueve diputados; que ahora, por un trasvase de votos del nacionalismo radical al moderado y del nacionalismo moderado al PSOE, van a ir al campo socialista. Patxi López pasaría de 18 a una horquilla de 25/27 escaños y podría pactar gobierno con el PNV o con el PP.

Aquí en Andalucía, los suspensos al Gobierno autonómico no llevan aparejada la pérdida del primer puesto en las preferencias electorales. Pero es evidente que la crisis está erosionando la hegemonía regional del PSOE, que ya dura 26 años. Ante esa realidad, la oferta de Chaves de encabezar la candidatura de su partido en 2012 suena más a generosidad que a jactancia. Ya en julio, una mayoría de encuestados veían al Gobierno autonómico poco capacitado para afrontar la situación económica. En poco más de un año la valoración de los andaluces sobre la situación de la economía se ha desplomado en más de 30 puntos. El paro y la crisis son las principales preocupaciones de los ciudadanos según el Estudio General de Opinión Pública realizado por el Centro de la Universidad de Granada.

Al pesimismo que ya arrojaba la encuesta de verano se ha sumado la desconfianza hacia el Gobierno andaluz para gestionar la crisis. En estas circunstancias se va a conocer, probablemente el martes, la oferta del Gobierno para una nueva financiación autonómica. Es un asunto que va a generar más tensiones que las aparecidas hasta ahora en el confesionario de la Moncloa, que ha mantenido Zapatero desde el sábado de la semana pasada con distintos presidentes regionales. El lema de que algunos ganan y nadie pierde, es falso, aunque quede muy bonito en estas fechas. Y es falso, por imposible. Hay una caja central, en la que se queda un dinero para gastos comunes y se reparte la otra parte. Si los fondos que se reparten aumentan, los gastos comunes disminuirán y la atención del Estado a los distintos territorios se reducirá. O aumentará la deuda en progresión geométrica. Si hay regiones que obtienen más dinero y nadie ve sus transferencias mermar, el que perderá será el conjunto del Estado. Cataluña pretende que se limite la solidaridad a sanidad, educación y asuntos sociales. Zapatero en su conferencia de prensa del viernes no ha dicho eso, pero ha dicho algo compatible con la tesis catalana: se concentrarán los esfuerzos presupuestarios en sanidad, educación y asuntos sociales. El martes veremos en qué queda la cosa.

Esta generosidad de Zapatero, con un presupuesto nacional del que debería ser guardián, también puede costarle cara. De hecho, en el estudio de Cadpea de verano ya suspendía ZP en el aprecio de los andaluces. Y ahora no debe haber mejorado. La crisis pasa factura.