Archivos para el tag ‘Nadal’

El color del triunfo en la Davis

Ignacio Martínez | 5 de diciembre de 2011 a las 13:54

La Copa Davis nos deja el buen sabor de boca del triunfo. Qué bonita es una victoria. Y qué fea una derrota: ver a un jugador tan grande como Del Potro con lágrimas en los ojos, impresiona. Grande, por cierto, en todos los sentidos de la palabra. Y además de buenas vibraciones, la Davis nos deja muchas imágenes. Me quedo con Nadal pasando delante del banquillo argentino, consolando a todos y cada uno de los miembros del equipo. Antes había susurrado palabras de reconocimiento a su rival, que le esperaba derrotado sobre la red. Gesto noble.

Y, nobleza obliga, el Rey hizo algo similar tras entregar el trofeo a La Armada, a la que hemos oído cantar en su himno que se autocalifica La Roja, como en el fútbol. Don Juan Carlos se fue al podio a saludar personalmente a los argentinos, que a pie quieto contemplaban la celebración española en primera fila. El monarca departió con todos, pero especialmente con Juan Martín.

Otra imagen es el estadio de La Cartuja con récord mundial de asistencia a un campo de tenis, mayor que las pistas centrales de Roland Garros en París o Flushing Meadows en Nueva York. Asistencia a la que finalmente se sumó, con buen juicio, el presidente andaluz. Un público entusiasta, que no paró de animar a los suyos, españoles o argentinos. Una señora rubia, de pelo rizado y camiseta albiceleste, salió en televisión en mil versiones: pasaba del entusiasmo a la decepción con la misma intensidad. El buen ambiente estuvo a punto de truncarse en el partido Nadal-Del Potro, cuando un grupo de aficionados argentinos empezó a importunar al español. Conjurada la tensión y acallados los alborotadores, siguió el juego.

Las cámaras de televisión no mostraron mucho al Rey, ni al palco de autoridades, en donde el primer día debutó con cara de pocos amigos la consejera de Presidencia, Mar Moreno, correturno del desaparecido presidente autonómico. Al Rey no lo vimos mucho, pero por el contrario, Luis Miguel Martín Rubio aparecía una y otra vez, en primero o segundo plano y hasta de fondo, cuando sacaba Nadal. Director de Negocio para Andalucía de Ernst&Young, y ex vicepresidente de Cajasur, Luismi es otra de las imágenes de la final. Las gafas oscuras del Rey también entrarían en este catálogo, con la esperanza de que no se pongan de moda.

Y, como colofón, la imagen de equipo de los españoles. Animando a quien estaba en la pista, Verdasco debe haber quedado ronco. En marzo de 2009, en honor de Nadal, Feliciano López inventó una canción en la que le daba las gracias por ser español y subrayaba que La Roja era lo más grande. La victoria es dulce, pero no habrá mucho tiempo para saborearla. Esta semana termina el viernes con una cumbre en Bruselas en la que España no será la más grande. A Del Potro se le puede ganar, pero la Merkel es mucha Merkel. Eso tiene ya otro color.

Etiquetas: , , ,

Fichajes del verano

Ignacio Martínez | 6 de julio de 2011 a las 18:48

La mejor liga de baloncesto del mundo, la NBA americana, acaba de fichar al joven Ricky Rubio, con lo que ya tiene seis españoles en sus filas. Aunque no se sabe cuándo empezará esta temporada, porque los jugadores y los dueños de los equipos no se ponen de acuerdo sobre una reducción de los salarios que impida que los clubes pierdan, como este año, unos 210 millones de euros. Para entendernos, unos 35.000 millones de pesetas. Un gran jugador de la NBA, como Kobe Bryant, puede ganar al año unos 23 millones de euros, de los que algo menos de la mitad proceden de la publicidad.

En el caso de los tenistas, los premios significan una parte pequeña de sus ganancias. Lo que ingresa en la pista un campeón como Nadal estará en torno a los cuatro millones de euros anuales. Sin ir más lejos, el domingo por perder la final de Wimbledon el tenista español pudo ingresar unos 600.000 euros. Pero sus ingresos por publicidad y patrocinios pueden representar cuatro o cinco veces más de lo que consigue con la raqueta. Dicen que Fernando Alonso empata entre lo que se gana en los circuitos y lo que le llega por otros conceptos: veinte y veinte millones por un lado y por otro.

El domingo también se corrió el Campeonato del Mundo de Motociclismo en Mugello, en la Toscana italiana, en un circuito propiedad de Ferrari, la marca con la que corre Alonso. Tres españoles, Terol, Márquez y Lorenzo, ganaron las tres pruebas. Y Terol llevaba en el lomo de su moto Bankero, que es el lema con el que Bankia anima a comprar acciones de la entidad en su inminente salida a Bolsa. Los publicistas tienen ideas brillantes, pero no sé si sentirse banquero en el mundo de hoy es un elemento de autoestima o lo contrario. Previamente Bankia ha informado del salario de su cúpula directiva. Los tres principales ejecutivos van a cobrar un salario conjunto de 10 millones de euros.

La banca paga muy bien a sus directivos. Es casi tan generosa como la NBA con sus estrellas. Por ejemplo, el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, tiene un salario para él solito que se acerca a los 10 millones de euros. Hasta tal punto paga bien la banca privada, que el hombre a quien todos señalaban como futuro presidente del Banco Central Europeo en sustitución de Trichet, el alemán Alex Weber, dijo que no a la señora Merkel y a todo el Consejo Europeo. Y se quedó tan ancho. El presidente del BCE sólo gana al año 370.000 euros, mientras Weber ha fichado por la UBS suiza, en donde tendrá un sueldo de más de cuatro millones al año desde que lo nombren presidente en mayo, y ha cobrado una prima por la firma de otros cuatro millones. El ex presidente del Bundesbank, igual que los grandes futbolistas, tenía más novios como el Deutsche Bank, pero ha preferido a los suizos. El verano es también temporada alta para los grandes fichajes. De deportistas y banqueros.

El síndrome de la ‘Champions’

Ignacio Martínez | 1 de diciembre de 2010 a las 15:00

Malos tiempos para la soberbia de los campeones de la Champions. A José Mourinho, entrenador portugués del Real Madrid, doble campeón de Europa, hombre enormemente pagado de sí mismo, le dio por despreciar a un modesto colega español, el entrenador del Sporting de Gijón Manuel Preciado, porque había “regalado” su partido en el Camp Nou, al no poner su mejor alineación. Tanto se lo reprochó, que Preciado le acabó llamando canalla y mal compañero. Ambos están sometidos ahora a un procedimiento de sanción solicitado a la Federación por la Comisión estatal contra la violencia en el deporte. ¿Saben ustedes por cuánto perdió el Sporting en el campo del Barcelona el 22 de septiembre? Por uno a cero. Menos mal que Mourinho jugó contra el eterno rival con ánimo de no regalar el partido…

La soberbia es mala compañera en el deporte como en la vida corriente. Nadal nos da un ejemplo de deportividad cada vez que gana y otro cada vez que pierde. Respeto por el rival, elogios a su juego, crítica de los errores propios… Guardiola es otro caso parecido. Estos deportistas animan el civismo de sus seguidores. La actitud contraria fomenta el fanatismo y la violencia. Vale el argumento para la política. Dicen que Artur Mas se ha hecho más humilde después de quedar como el candidato más votado en dos ocasiones y no conseguir gobernar. El domingo, cuando celebraba su victoria, dijo algo muy sensato que corrobora esa idea: “Estamos orgullosos de la victoria, pero no presumimos de ella. Nos sentimos servidores de Cataluña, no sus salvadores”.

A otro ex campeón de la Champions le va fatal. El presidente Zapatero proclamó de manera irresponsable en septiembre de 2007, cuando ya había estallado la burbuja inmobiliaria americana, que España jugaba la Champions League de la economía mundial: era la que más partidos ganaba, la que más goles metía y la menos goleada. Y el que más partidos gana, más goles mete y menos goles recibe, es el campeón. Decía el presidente que este país estaba más preparado que nunca ante una posible recesión, por la fortaleza de su economía, el dinamismo de la inversión, la solvencia de las empresas, la eficiencia de su sistema financiero y la acumulación de disponibilidades de las familias… Hay actuaciones en la vida que uno daría cualquier cosa por poder borrar. Y aquella no fue sólo una frase, sino una terca actitud de meses y años.

Ahora ha rectificado, pero quizá sin tiempo para reponerse. A menos que en el campo contrario le ayuden. Ayer Rajoy se tomó el resultado de Cataluña como un éxito de su estrategia de oposición. Dice que va a seguir así. Malo. No es saludable para este país que la alternativa de gobierno no se comprometa a nada, para no cometer errores. Hay soberbias que no son de Champions, pero son de campeonato.

El novio de Penélope

Ignacio Martínez | 26 de mayo de 2010 a las 10:51

No sé si se habrán percatado de que estamos en primavera. Porque con la crisis económica, el ajuste presupuestario, el hundimiento de la Bolsa, el fracaso de la fusión de Unicajasur, la tensión entre las dos Coreas o el déficit en la zona euro, aquí el único que nos ha recordado que estamos en la más romántica estación del año es Javier Bardem. El domingo, tras recibir la palma al mejor actor del Festival de Cannes, le dedicó el premio a su pareja, Penélope Cruz: “A mi amiga, mi compañera, mi amor. Penélope: te debo muchas cosas y te quiero mucho”. Que levante la mano quien no lo haya visto en la televisión entre el domingo y el lunes. Que levante la mano, si no, quien crea que Penélope conocía la dedicatoria. O que levante la mano quien no se emocionara con las lágrimas de la destinataria.

Hace buenas dedicatorias este Bardem, que empezó el domingo con la pantomima de que no sabe francés, desdoblando un papelito en el estaba escrito, para no olvidarlo, “bonsoir, merci beaucoup”. Para después elogiar la película Biutiful del mexicano González Iñárritu y lanzarse a su apasionada declaración de amor hacia su novia, amiga, compañera… Cuando consiguió el Oscar en 2008 por su papel en No es un país para viejos de los hermanos Coen, ya lo bordó: “Mamá, esto es para ti. Esto es para tus abuelos, para tus padres, Rafael y Matilde. Esto es para los cómicos de España que han traído la dignidad y el orgullo a nuestro oficio. Esto es para España”. En fin, un gran componedor de dedicatorias. Ésta es una de las más fructíferas industrias literarias de Estados Unidos. Hay actores que pagan fortunas a guionistas para que les fabriquen informales, espontáneos y geniales agradecimientos. Pero da la impresión que Bardem se inventa los suyos gratis, con el corazón y sin necesidad de escribirlos en papel alguno.

Es de agradecer que triunfen algunos españoles en el mundo, dado el fracaso estrepitoso de la presidencia española de la Unión Europea, en la que ni se pudo hacer una cumbre euromediterránea, ni se pudo recibir a Obama en Madrid como a Eisenhower en el 59. De hecho, uno de los principales fiascos de esta presidencia que empezó con tantos humos ha sido la inexistencia del acontecimiento planetario protagonizado por dos líderes progresistas a ambos lados del Atlántico. Eso sí que es una cursilería y no las dedicatorias del novio de Penélope. Tras el éxito de Bardem, la única manera de mantener el pulso de la autoestima nacional es que Nadal gane Roland Garros, Contador consiga su tercer Tour o la Selección se proclame campeona mundial en Suráfrica. Estamos en manos de deportistas al aire libre. No está mal, para salir de las angustias de las sotánicas fusiones.

El triunfo de Natalia Rodríguez

Ignacio Martínez | 26 de agosto de 2009 a las 0:14

Es hermosa la cara del éxito. La hemos visto en el deporte español en los últimos tiempos con reiterada felicidad: Nadal en tenis, Alonso en Fórmula 1, los chicos de oro en Baloncesto, la Selección nacional o el Barça en fútbol. Así que ahora ni Nadal ni Alonso pitan, el Campeonato Mundial de Atletismo nos podía dar alguna alegría. Pero sólo Marta Domínguez y Bragado se han portado. Bueno, también Natalia Rodríguez, que hizo una gran carrera en 1.500. Vi la prueba y el empujón a la corredora etíope; desde el principio me dio la impresión de que la iban a descalificar. Pero eso no desmerece su estado de forma y sus posibilidades en futuras competiciones como los europeos de Barcelona del año que viene o los Juegos Olímpicos de Londres. Me alegro que haya asumido que se equivocó. También que la Federación le vaya a dar el mismo trato que a Marta en asignación económica (creo que son 60.000 euros al año) y libertad en entrenamientos y competiciones hasta Londres.

Y el público de Berlín, con todos los respetos, me pareció odioso: no se puede ensañar una masa con una corredora que no actuó con mala fe. Me conmovió su llanto, con la bandera de España sobre su hombro, sin atreverse a dar una vuelta de honor. Y me alegré de que tuviera a su lado a una tipa tan saludable y animosa como Nuria Fernández. En cualquier situación desairada que tenga en la vida, me gustaría tener a alguien como Nuria cerca. Muy bien las dos, primera y quinta en la carrera. Habrá  muchas oportunidades de sacarse la espina de Berlín. No sólo el éxito tiene buena cara.

Visit Spain

Ignacio Martínez | 27 de julio de 2009 a las 10:24

”Pedrosa

 

Decenas de carteles de todos los tamaños repartidos por Donington Park, incluido el podio, incitaban ayer a visitar España. Una campaña oportuna, porque en el primer semestre del año ha bajado la llegada de turistas extranjeros en un 11,4%. Sobre el asfalto de ese circuito de velocidad del centro de Inglaterra la fortuna nos fue desigual. Sobre mojado no somos muy buenos y se cayó Jorge Lorenzo, la gran esperanza nacional para derrotar a Rossi. Su victoria habría redondeado la mercadotecnia. Lorenzo es mallorquín y como Nadal puede ser un buen reclamo turístico para Baleares, que es por cierto la segunda región española que mejor resiste el descenso de visitantes extranjeros, con un -8%.

A Fernando Alonso, que es un magnífico reclamo publicitario, tampoco le fue ayer de cine precisamente en el circuito Hungaroring de las afueras de Budapest. Salió primero, pero en el primer repostaje le pusieron mal una rueda, que salió por los aires enseguida. Acabó eliminado de la carrera de ayer y sancionado: no podrá correr en Valencia el 23 de agosto. Mejor nos fue en el asfalto de París, donde Contador se paseó en la última etapa del Tour, como ganador. Este muchacho ha puesto a Pinto en el mapa del mundo. Madrid, es por cierto la única autonomía que ha aumentado la llegada de visitantes extranjeros en lo que va de año, con un +1,6.

Andalucía ha tenido su parte de gloria deportiva en la intensa jornada de ayer. En los Campeonatos del Mundo de Natación de Roma, el cordobés Rafael Muñoz batió dos veces el récord del campeonato en 50 metros mariposa y es el favorito para la final de hoy. El interesado no se corta un pelo y promete ganar. Un nuevo Phelps sería un buen reclamo turístico para nuestras playas, aunque la natación no sea tan popular como el ciclismo, las motos, la Fórmula 1 o el tenis. Andalucía ha perdido un 11,5% de visitantes extranjeros en el primer semestre del año. Pero la segunda mitad del año no será mejor: Analistas Económicos de Andalucía, el servicio de estudios de Unicaja, predice para 2009 un descenso del 12% de demanda hotelera en el conjunto del año y una bajada del 16% en tráfico aéreo de pasajeros.

España perdió en 2008 el segundo lugar mundial en número de visitantes extranjeros a manos de Estados Unidos, aunque les ganemos en ingresos. Francia sigue siendo la número uno, destacada. Y China e Italia son cuarta y quinta en número de turistas, aunque invierten la posición en ingresos. El principal objetivo de las autoridades regionales es procurar que en Andalucía el turismo nacional sustituya el descenso de británicos, alemanes, franceses o italianos. A menos que eventos como la carrera de ayer en Donington Park provoquen oleadas de reservas al reclamo de Visit Spain.

Localismo aldeano

Ignacio Martínez | 2 de febrero de 2009 a las 9:48

”Exposición

 

El localismo andaluz goza de buena salud porque se vende bien. Es rentable a corto plazo, no sólo para los políticos; también para los periódicos locales, sin ir más lejos. Pero perjudica a la cohesión de Andalucía tanto como el centralismo autonómico. Las grandes ciudades de la región practican intensamente la autocomplacencia, el victimismo, el agravio y otros vicios que nos empobrecen a todos. Habría que elogiar las virtudes de los otros andaluces, como ayer hacía Nadal con su adversario Federer, al que calificaba como el mejor tenista de la historia. Esta parte es más complicada de ejercer, pero o nos ponemos a la tarea o Andalucía no progresará.

En la Unión Europea hay normas por las que una empresa que quiera una subvención de I+D tiene que asociarse con otras de distintos países. La Junta podría hacer lo mismo en sus programas de ayuda: o viene usted con empresas de otras provincias o no le atiendo. Una de las cosas más positivas de los Premios Andaluces del Futuro que han lanzado este año el Grupo Joly y Caja Madrid es que el de investigación ha sido para un genetista sevillano que trabaja en Granada y el de empresa para una onubense establecida en Málaga.

Por el contrario, la endogamia de grupo llevó a preferir a un malagueño en el concurso para la Ciudad de la Justicia de Málaga, cuando optaba al encargo un gran arquitecto sevillano, Guillermo Vázquez Consuegra. A José Seguí le podían haber dado una obra en otra capital. Por eso fue positivo que ganaran el concurso para el Parque de los Cuentos de Málaga el gaditano Ramón Pico y el onubense Javier López. Son de El Puerto de Santa María y Ayamonte, con estudio en Sevilla y un encargo en Málaga. Encima se alían con un arquitecto de primer nivel mundial, el portugués Manuel Aires Mateus, finalista del concurso internacional para el Museo de El Cairo en 2002. Suena poco aldeano.

La semana pasada se ha inaugurado en la Casa de la Provincia de Sevilla una exposición de la última obra de Eugenio Chicano, pintor malagueño de trayectoria internacional. Resulta sorprendente que Eugenio haya tenido que esperar a tener más de 70 años para hacer su primera aparición en Sevilla. Hay que felicitar a los organizadores; ya era hora. El Gobierno de la Junta, que se dispone a fallar sus medallas en vísperas del 28 de Febrero, no sólo tiene una deuda con el escritor sevillano Antonio Burgos, autor en 1971 del magnífico ensayo Andalucía ¿tercer mundo? También debe ponerse al día con otros muchos andaluces destacados como Chicano.

Pero hay muchos más ejes y triángulos pendientes. Una editorial de Sevilla va a sacar un libro con las historias de Miki&Duarte, unos malagueños que publican a diario en los nueve periódicos del Grupo Joly. Tejiendo complicidades se construye un país.

Nadal triunfa, Australia gana

Ignacio Martínez | 1 de febrero de 2009 a las 14:14

 

Nadal ha ganado el Open de Australia a Federer en cinco sets. Pero el que ha ganado más ha sido el anfitirón del torneo. Mucha publicidad para Melburne. El sector turístico pasará dificultades este año en todo el mundo y hay sitios que se defienden con buenos torneos deportivos o con superproducciones cinematográficas. La película Australia es un buen ejemplo, también Vicky Cristina Barcelona para la capital catalana y Oviedo. Aquí en Andalucía hay que hacer los mismo. Se hace, vamos: el consejero de Turismo y Deportes, Luciano Alonso, ha anunciado en Fitur que va a patrocinar un importante torneo de tenis femenino en Marbella.

Fitur no ha sido la habitual feria de vanidades en la que se tira la casa por la ventana para consumo interno, o lo ha sido menos que en otras ocasiones. Eso sí, los políticos se han hecho muchas fotos, como siempre. En las crisis de los 80 y los 90 no hubo recesión turística. Pero este año sí que la habrá. No sólo porque hay menos dinero en circulación, sino porque aquí en Andalucía el turismo británico es el más importante y la libra se ha devaluado tanto que para un inglés España resulta más cara que nunca. Hay que propone nuevas formas de promoción. La película más taquillera de la historia del cine francés, Bienvenidos al norte, ha provocado un aluvión de turistas al pueblito de 3.500 habitantes en el que se rodó en el Flandes francés y ha disparado la venta de su peculiar queso. Quizá la producción sobre Granada que quiere rodar el año que viene Antonio Banderas provoque un auge mayor del turismo a la capital. De hecho las aventuras de Alatriste han paseado las provincias andaluzas de Cádiz, Sevilla, Córdoba y Jaén por las pantallas españolas y extranjeras.

Felicidad en tiempos de crisis

Ignacio Martínez | 27 de octubre de 2008 a las 1:16

De acuerdo, el mundo no volverá a ser lo que era. La Bolsa vale la mitad que hace un año y sube el paro. Pero quedan muchos motivos para ser feliz. En primer lugar, por comparación. Un amigo, que acaba de volver de Senegal, intenta explicar lo que es la miseria extrema. Pero no consigue hacerse entender. Después está la salud. He seguido las operaciones quirúrgicas que ha sufrido Severiano Ballesteros. Un deportista rico, guapo, triunfador, joven a sus 51 años. Sobrecoge la fragilidad de la salud humana y la escasa utilidad del éxito o la riqueza en esas circunstancias.

Y en tercer lugar, hay un sinnúmero de actividades gratuitas o muy baratas que están al alcance de todos y producen enormes satisfacciones. Darse una vuelta con los amigos, a pie o en bici. Una buena tertulia. La amistad, el amor (y, dicho sea de paso, el sexo). Contemplar la naturaleza, el sol que se levanta por el horizonte en el mar, una puesta de sol tras las montañas. Oír la música que nos emociona; en el peor de los casos, siempre nos quedará la música. Leer un libro apasionante, o un buen periódico, que los hay. Oír nuestra radio favorita. Ver un buen programa de televisión, que los hay. Hacer un trabajo, remunerado o no, bien terminado. Ir al cine, navegar por internet, realizar alguna tarea altruista y solidaria, hacer senderismo, preparar una paella para la familia…

También hay acontecimientos que nos producen grandes alegrías, aunque no hayamos aportado esfuerzo alguno. Por ejemplo, los triunfos deportivos de nuestros atletas o equipos preferidos. Como los que tuvo Seve Ballesteros y ahora un Nadal, un Fernando Alonso, una selección nacional de fútbol o baloncesto, un Cajasol que le gana ayer al Real Madrid en Madrid, un Betis que escapa de la cola con su segundo triunfo, un Málaga que encadena cuatro victorias seguidas y se mete en zona Uefa, un Huelva que consigue un empate ante el imponente Valencia.

Cada uno puede añadir de su cosecha otros motivos para ser feliz. Personalmente me complacen cosas muy diversas: un bebé que venga al mundo y pueda salvar la vida de un hermano incurable; un juez que castigue con multas millonarias la intromisión de los medios basura, que los hay, en la vida privada de la gente; o que vaya por delante en las encuestas un candidato como Obama, que hará historia si llega a la Presidencia de Estados Unidos.

Ahora que lo pienso, esta historia ya está escrita desde 1927, dos años antes de la gran depresión del siglo pasado. Y mucho mejor, por cierto. Por Max Ehrmann en su famosa Desiderata, alrededor de la idea de que el universo marcha como debiera.

“Aun con toda su farsa, penalidades y sueños fallidos, el mundo es todavía hermoso. Sé alegre; esfuérzate por ser feliz”.

Eso es.

Trajes de seda

Ignacio Martínez | 30 de julio de 2008 a las 11:05

Otro de los bocetos

 

En China ya está preparado un hermoso ejército de 337 azafatas para las ceremonias de entrega de medallas en los Juegos Olímpicos. El rigor comunista no ha impedido el criterio materialista, típicamente capitalista y machista, de que las jóvenes cumplieran una serie de requisitos de belleza, gracia y pasión. Además, claro está, de una serie de medidas sobre las que sólo se ha anunciado la altura: entre 1,68 y 1,75 metros. En las fotos que se han visto, las muchachas llevan unos vestidos de seda monísimos, verdes con bordados blancos o al revés, que pueden ser los trajes del verano. Y tacones de cinco centímetros.

El Gobierno chino, el gran proveedor del mundo, ha conseguido que un buen elenco de dirigentes internacionales acudan a Pekín para la ceremonia inaugural de los Juegos. El presidente francés ha sido de los últimos en confirmar su presencia. Si Nicolas Sarkozy participa en alguna entrega de medallas no desentonará: hace poco se ha sabido que utiliza unas alzas de la marca italiana Bertulli, para subir unos siete centímetros su metro sesenta y ocho de altura. No lo hace para igualar a las azafatas chinas, sino para que a su lado no parezca muy larga su esposa Carla Bruni, que tiene 1,76. Por cierto, que la franquicia española de este fabricante de zapatos es una empresa de la sevillana calle Feria, que se puede encontrar en internet en masaltos.com, de la que ha sido cliente el ex presidente Aznar.

Los políticos dan una enorme importancia a la apariencia en los tiempos modernos. Desde su primera campaña electoral del año 94 hasta la última de este año, Berlusconi siempre ha seguido la estrategia de marketing de vestirse todos los días como en el póster electoral: se conoce que encarga docenas de chaquetas, camisas y corbatas iguales. Nadal hace lo mismo, menos en Wimbledon, en donde le obligan a vestir de blanco, con una camiseta sin mangas y unos pantalones pirata, que si no le pagan un dinero por ponérselos seguro que jugaría más cómodo. Por cierto que Rafael Ricardi, el preso más inocente de España, pasea su libertad por El Puerto con una camiseta de la moda Nadal.

Y, para traje de seda, el que le va a hacer Giorgio Armani a Cayetano Rivera Ordóñez para la corrida goyesca de Ronda del 6 de septiembre. Belleza, gracia y pasión no son malas virtudes para el arte de torear. Y tela de raso, con los colores greige marca de la casa, es la base del vestido de goyesco que Armani le va a coser al torero. El greige es un gris con tintes verde o beige, al que el diseñador va a colocar lentejuelas, pequeños cristales y un bordado en hilo de plata. Seguro que un ejército de fotógrafos querrá inmortalizar a Cayetano de semejante guisa. Otro traje del verano.