Archivos para el tag ‘Penélope Cruz’

La entrega de los Globos de Oro

Ignacio Martínez | 23 de enero de 2010 a las 10:42

La entrega el domingo 17 de enero de los Globos de Oro, ha producido este excelente relato de María Vela Zanetti, cuyo blog es muy recomendable en materia de moda y vanidades.

 

Pé

 

Chaparrón. Apareció un George Clooney enfurruñado y mojado con esa novia ‘made in Italy’ que parece un anuncio de lencería para Nochevieja de los años 60: antigua, demasiado familiar y hasta basta.

También los estragos de la lluvia dejaron su impronta en el extraño rizo que coronaba a Robert de Niro, como a un rey chiflado, algo que cualquier día empezará a ser verdad. Por lo demás, los caballeros iban todos de negro con solapa satinada, menos alguno con gorrito (de la serie ‘Dexter’), del que se nos ofrecieron muchos planos para dar la impresión engañosa de que iba a ser una noche de sorpresas.

Hollywood está cansado y se autoimita con puntualidad inofensiva pero cargante. De inolvidable telón de fondo, la tragedia haitiana. Lo cierto es que, como abundan las catástrofes tanto como las ceremonias de entrega de premios, rara va siendo ya la fiesta en que los pobres miembros de este esforzado colectivo no tengan que hacer peripecias para mostrarse felicísimos sin resultar insensibles. Y lo consiguen: todavía quedan algunos buenos guionistas.

La cosa no varía. Ellos hacen bromas muy serios y ellas lloran sin consuelo cuando ganan y se consuelan en cuestión de segundos; se atusan y se despeinan, y luchan, muchas veces con acierto, por mantener el glamour más convencional.

Mientras, crece la sospecha de que nuestra Pe ha agotado ya todos su cartuchos para seguir trepando en ese cerrado club. Estaba guapa, sí, pero ajena. El bronceado que se había traído de sus vacaciones isleñas le daba un aire de estrella de Bollywood y borraba todavía más la corta distancia que media entre su nariz y su carnosa boca, subrayando ese gesto de preocupación lógica que tan poco le favorece. A esa tez avellanada y a ese mechón rubio de efecto dudoso venía a rematarlo su vestido negro de Armani Privé (ella asegura que es un ‘vintage’, y yo la creo), vagamente ¿español?, pero en absoluto sexy. Le falta cuello, hombros y un talle más largo para lucirlo con la solemnidad o el picante, como gustéis, necesarios. ¿Por qué no se vistió de blanco satinado o de verde esmeralda? El encaje la apaga y le quita frescura; con Armani hay que tener siempre mucho cuidado, porque si no mandas sobre el aura del traje, él se despega de ti y emprende a solas su viaje astral. Y luego no hay quien lo pille, ¡con lo que ha costado!

En el polo opuesto estaba la irresistiblemente bonita Halle Berry con un no-vestido de ¿Kaufman Franco?, que levantó por unos momentos el ánimo general. Sí, era poco apropiado y por eso fue muy desentumecedor. También de negro suntuoso y en su edad, con su luminosa piel de sesentona sin botox, recogió su premio Meryl Streep, que, no sé si avergon- zada o quizás ebria, o las dos cosas a la vez, pero desde luego con un globo considerable, afirmó que la voz de su madre ya desaparecida la había empujado a ser fuerte, enjugar las lágrimas e ir a la fiesta con una sonrisa y con un cheque para los damnificados.

Nadie creyó en lo de la madre, porque sus compañeros saben que lleva ya por lo menos siete globos y algún Oscar, y ya empieza a resultarle una tarea titánica encontrar anécdotas familiares conmovedoras o nuevas. Yo en su lugar también me hubiera dado a la bebida.

Penélope, como Nerea

Ignacio Martínez | 24 de febrero de 2009 a las 12:11

 

Penélope Cruz ha hecho historia por tres motivos: es la primera actriz española que gana un Oscar, ha puesto a Alcobendas en el mapa del mundo mundial y llevaba un traje de ensueño. Ya habrán leído de fuentes más expertas que se trataba de un ‘vintage’, o sea, un traje de época; ‘palabra de honor’, lo que significa que tejaba los hombros al aire, y del color de la seda cruda o de la lana sin blanquear, lo que llaman ‘blanco roto’. Penélope, que iba espectacular, se apresuró a aclarar que su vestido tendrá unos sesenta años y cuando lo compró sabía que llegaría la ocasión de lucirlo. Y que era de Balmain. Mi admirada María Vela Zanetti, cuenta en su blog una anécdota espectacular de cómo la Infanta Elena contestó a pregunta similar cuando le preguntaron en una ocasión de quién era el traje que llevaba:

Una vez, en el transcurso de una fiesta con motivo del aniversario de una revista de moda española, le preguntaron a la infanta Elena de quién era el vestido que llevaba. Ella quedó en suspenso un momento ante la impertinencia de la pregunta y contestó con un castizo, ‘mío’.

En el caso de Penélope lo ‘suyo’ fue su pueblo. Dijo que se crió en Alcobendas en donde la van a hacer hija predilecta inmediatamente. El alcalde sueña con la avalancha de turistas que le van a llegar para visitar la localidad natal de la estrella. Hace bien. El de Balanegra, en Almería, prometió lo mismo a Nerea Camacho, cuando la muchacha ganó el Goya. Hizo igualmente bien.

La moda con Goya entra

Ignacio Martínez | 5 de febrero de 2009 a las 13:02

Mi admirada María Vela Zanetti ha dedicado su comentario semanal a la moda en los Goya. Es estupendo, no se lo pierdan. Su cuentahilos no tiene desperdicio. Resulta que en la gala triunfó Dior, que vistió a Manuela Velasco y a Maribel Verdú, aunque errara “con un aparatoso vestido aerostático champán que acentuaba la delgadez preocupante de Goya Toledo”. Pero “acertó a subrayar los encantos de la supersexy Clara Lago con un sobrio y alegre traje fucsia”. Dior fue la imagen de los Goya.

María sostiene que esto es un serio varapalo a nuestros diseñadores y que el desfile fue soso y sin grandes momentos. Entre los peores vestidos sitúa el de Leonor Watling y el de Paz Vega era “un tazón espumoso de color rosa del que emergía la guapa actriz con gran peligro para su estabilidad si tenemos en cuenta que se sostenía sobre tremendas sandalias de tortura”. Sobre Penélope Cruz dice que iba de encaje y melenón, más atractiva que en los Globos de Oro, pero “inexpresiva, previsible y ausente”.

Sobre los actores, María no se pronuncia.

La nueva de Woody Allen

Ignacio Martínez | 23 de septiembre de 2008 a las 18:12

La crítica de Carlos Colón publicada en los nueve diarios del Grupo Joly sobre la nueva película de Woody Allen es una delicia. La película no está mal y Carlos le da tres estrellas sobre cinco. Pero este texto vale la pena con independencia de Vicky Cristina Barcelona. No se pierdan la crítica. Tampoco la película: Penélope Cruz está espléndida.