Archivos para el tag ‘pensiones’

Y ahora, las pensiones

Ignacio Martínez | 17 de julio de 2012 a las 16:10

En la vorágine provocada por las medidas que anunció el presidente Rajoy el miércoles, ha pasado de puntillas una que no ha salido en el BOE: quiere el Gobierno rebajar dos puntos las cotizaciones sociales de los trabajadores, uno este año y otro el próximo. Esta noticia, que comentaba el profesor Jesús Cruz Villalón en El País el sábado, tiene dos lados buenos y uno inquietante. Los buenos son el procedimiento y la consecuencia inmediata. Por fin una reforma que se envía al Congreso para su discusión, en el marco del Pacto de Toledo, y posterior elaboración de una norma. Así se tendría que haber hecho con todo. Y el efecto inmediato es el abaratamiento de los costes laborales, en torno a un seis por ciento.

El riesgo es que estamos ante una medida que no es un recorte en los gastos, sino en los ingresos del Estado. Un punto de rebaja en las cotizaciones se calcula en 3.200 millones. Dos, son casi 6.500. La propuesta, comentada de viva voz por Rajoy y Montoro, llega acompañada de la eliminación de muchas de las bonificaciones actuales a la contratación. Es difícil que una cifra se compense con la otra. No hay datos. Pero lo que es incontestable es que una reducción tan drástica en las contribuciones hace el actual sistema de financiación de la Seguridad Social inviable. Lo que significa que el Congreso tendrá que encontrar nuevas vías de ingresos para pagar las pensiones, que pueden ser las que el socialdemócrata Schröder impuso en Alemania a principios de los 2000, a través del IVA.

La UE lo que le pide a España no es que abarate las pensiones. Pero ese es justamente el peligro que planea sobre todo cambio de sistema. Lo que sí le reclaman al Gobierno es que acelere la implantación de los 67 años como fecha de jubilación, que se iba a poner en marcha de manera suave a partir del año próximo, para que estuviese plenamente vigente en 2027. También estaba previsto un proceso lento en el cálculo de la pensión desde lo cotizado en los últimos 15 años a los 25. Ahora se plantea que sea toda la vida laboral.

Estas medidas no son necesariamente malas. Pero hay que saberlas con tiempo, para poder adaptar a la legalidad las carreras. De hecho, los ingresos en la Seguridad Social aumentaron sensiblemente cuando en los primeros 80 el Gobierno de Felipe González pasó de dos a 15 los años para calcular la pensión. Hasta entonces mucha gente cotizaba poco hasta los dos últimos años. Por cierto, aquella reforma le costó a González la ruptura con la UGT de Nicolás Redondo.

Total, que ahora las reformas llegan a las pensiones, que suponen más de 100.000 millones de euros al año. Y es un asunto delicado desde el punto de vista electoral: son casi seis millones de votos en todo el país. Afortunadamente el Gobierno aplica aquí un acertado procedimiento, la discusión parlamentaria. Pero vienen curvas.

Jubilaciones baratas

Ignacio Martínez | 27 de enero de 2011 a las 10:11

Es la semana nacional sobre la edad de jubilación. O, dicho con más propiedad, sobre la cuantía de las pensiones. En el fondo, la edad de jubilación será la que el mercado o las empresas decidan. Esperemos que en el futuro las prejubilaciones no se hagan con dinero público. Y la jubilación efectiva no será los 67 años, ya verán. La realidad es que los tres conceptos nuevos que se barajan tienen como objetivo que las pensiones que cobremos dentro de unos años sean más baratas que las actuales.

Las propuestas que se negocian persiguen un cálculo más ventajoso para la contabilidad nacional. Si usted se retira antes de los 67 años, le quitarán un porcentaje. Si no ha cotizado 41 años, o al menos 39, le rebajarán otro pellizco. Y si se hace el cálculo sobre la base de los últimos 25 años cotizados y no sobre los 15 últimos como ahora, también se reducirá la cuantía. Los sindicatos calculan que, entre unas cosas y otras, las pensiones pueden llegar a abaratarse un 20%, quizá más.

Entre tanto, al menos dos ministros del Gobierno hablaron abiertamente la semana pasada de retrasar el cierre de las centrales nucleares para animar a patronal y sindicatos a cerrar la negociación de las pensiones. El líder ugetista Cándido Méndez pensó que se ofrecía cambiar neutrones por pensiones. O, lo que es lo mismo, retrasar la edad de jubilación de las centrales nucleares españolas a cambio de posponer también la edad de jubilación de los trabajadores.

Hay quien piensa que fue una metedura de pata. Quizá no. Desde luego, a la patronal CEOE seguro que le agradaba la propuesta. Y el Gobierno aprovecha la coyuntura para dar un nuevo golpe de timón a su política. Hasta hace bien poco, cada vez que al presidente Zapatero se le preguntaba sobre la energía nuclear o el mix energético, contestaba “mientras más renovables, mejor”.

El argumento no era sólido. La previsión es que en 2020 sólo un 40% de la electricidad sea de origen renovable. Por tanto, no cabe decir “mientras más renovables, mejor”, porque hay un tope de capacidad. La respuesta razonable sería explicar cómo se compondrá el restante 60% de la electricidad. Y también cómo es el sistema de fijación de precios del mercado eléctrico. No son pocos los expertos que piensan que no es correcto el déficit de tarifa que pretenden las compañías eléctricas. En particular, las centrales nucleares son altamente rentables, de tal manera que la prolongación de su vida útil debería ir acompañada de una reducción drástica de sus extraordinarios beneficios.

Si se hace como en Estados Unidos, que los reactores funcionen hasta los 60 años, el megavatio debería ser más asequible para el consumidor. Y así a las nucleares les pasaría como a las personas; se prolongaría su jubilación y se las remuneraría peor. Es un consuelo

Las pensiones, amenazadas

Ignacio Martínez | 16 de abril de 2009 a las 11:37

Ya saben lo que se dice del monstruo del Lago Ness: todo el mundo habla de él, pero nadie lo ha visto. Las pensiones son uno de los monstruos que anidan en el lago de las tierras altas de Escocia. De manera recurrente nos dicen que no va a haber dinero para pagar las pensiones. Antes se decía que a partir de 2015. Ahora que en 2015. Muy gracioso: toda la vida pagando un porcentaje de tu salario para la pensión de jubilación y ahora te dicen que sigas trabajando. Recuerdo haber oído a dos andaluces juiciosos como Griñán y Pimentel, cuando fueron ministros de Trabajo, que no se debería consentir a empresas con beneficios hacer jubilaciones anticipadas con cargo al erario público. No se deberían consentir, pero se consienten todavía. Ayer el gobernador del Banco de España advirtió que se acabará el dinero para las pensiones si no se hacen reformas y que habría que retrasar la edad de jubilación. Hoy, en Los desayunos de TVE, el ministro de Fomento y número 2 del PSOE, José Blanco, ha dicho a preguntas de Pepa Bueno que a los 65 años se está estupendo para trabajar. Muy gracioso, porque lo que faltan no son trabajadores, lo que falta es trabajo, actividad económica. Además de la crisis y el paro, ahora nos amenazan con quedarnos sin la pensión. Y encima, en Andalucía tenemos un nublado de primavera feísimo y ventoso. Como si estuviésemos en la fría y húmeda Escocia.