Archivos para el tag ‘Pinochet’

Garzón: España es diferente

Ignacio Martínez | 10 de septiembre de 2009 a las 8:49

”Viñeta

 

Una organización ultraderechista que se califica de sindicato y pretende llamarse ‘Manos limpias’ ha conseguido que España sea noticia en el mundo. Ha denunciado al juez Garzón por prevaricación por intentar una causa general contra el franquismo por crímenes contra la humanidad. Casi cuatro horas estuvo declarando Garzón ante el Tribunal Supremo, como imputado, sobre las razones por las que se había considerado competente para procesar a Franco y sus cómplices en un auto dictado hace un año. Esta causa la instruyó Garzón como consecuencia de las denuncias de los familiares de desaparecidos en la guerra civil española. El juez se interesó por múltiples desapariciones forzadas, asesinatos y enterramientos clandestinos, todo en el contexto de delitos contra la forma de gobierno.

Semanas después, y acreditada la muerte del dictador y sus cómplices, el juez dio por extinguida la responsabilidad penal del general Francisco Franco y otros 44 miembros de sus gobiernos y jefes militares y de Falange, a los que acusaba de “delitos contra Altos Organismos de la Nación y la forma de Gobierno”, así como de “detención ilegal con desaparición forzada de personas”, en un marco de “crímenes contra la humanidad”. Entonces, en noviembre de 2008, el magistrado se inhibió en favor de 62 juzgados territoriales, y destacó que Franco y los militares golpistas desarrollaron una “actividad criminal planeada y sistemática de desaparición y eliminación de personas por razones ideológicas”. Garzón tiene una perniciosa tendencia a la egolatría, pero es un buen juez. Su fama mundial se debe sobre todo al procesamiento del dictador chileno Pinochet, a quien mantuvo en arrestro domiciliario en Londres durante un año a finales de los 90, pendiente de su extradición a España para ser procesado por crímenes contra la humanidad. Finalmente, un acuerdo ‘político’ entre los gobiernos británico (Blair) y español (Aznar) le permitió volver a Chile.

Si en Alemania o Italia se intentara procesar a un juez por escarbar en los crímenes del nazismo y el fascismo provocaría la sorpresa en todo el mundo. Pero eso no ha ocurrido nunca. España es diferente.

Etiquetas: , , ,

Un árbitro incontestable

Ignacio Martínez | 16 de marzo de 2009 a las 8:40

”Paul

 

Después de ver al Real Madrid en Anfield y en San Mamés durante la misma semana, en partidos similares, hay que convenir que no le arbitran igual en España que en el extranjero. Hay quien sostiene que si en España los árbitros fuesen más imparciales, a lo mejor el Real pasaba de los octavos en la Champions. Pero en la Liga española casi siempre se equivocan a su favor. El sábado fue desagradable ver a un héroe nacional como Casillas hacer teatro tocándose la cara en el suelo, para que expulsaran a un jugador del Athletic. Feo. Después reconoció que Yeste no le había tocado la cara.

En fin, los árbitros españoles también se equivocan a favor del Barça y de cualquier otro grande. Hace unos años, uno favoreció al Sevilla, creo que contra el Recre, y un jugador sevillista se disculpó presumiendo: “Hasta en eso se nota que ya somos un equipo grande”. Casillas pudo decir eso mismo en lugar de su disculpa de tramposo: “No me tocó la cara pero era de roja”.

Los árbitros son malos, y sin embargo los necesitamos. Aunque dice el diccionario que árbitro es la persona que puede hacer algo por sí sola sin dependencia de otro. Y eso le va que ni pintado al juez Baltasar Garzón, la última bestia negra de la derecha española. El tipo que persiguió a Pinochet antes de que se muriera para procesarlo por crímenes contra la humanidad. El que quiso repetir la operación contra Franco, treinta y tantos años después su muerte. El mismo que mandó a la cárcel a medio Ministerio del Interior del felipismo. Y los que entonces lo jalearon como a un campeón ahora lo tachan de juez socialista. Cuando el árbitro no pita lo que queremos es un manta o un tramposo. Aunque en las tramas de espías, pícaros y sastres en el entorno del PP hay algo más que indicios de culpabilidad por la meseta y levante.

Un verdadero árbitro imparcial, persona cuyo criterio tiene una autoridad incontestable, ha visitado Andalucía por cortesía de la Confederación de Empresarios, y entiendo que con el patrocinio de Unicaja. El premio Nobel de Economía Paul Krugman estuvo el sábado en Sevilla y nos dijo que hay crisis en España para cinco o siete años. Hoy se lo repetirá a Zapatero en La Moncloa. Según él, a nuestro país sólo le queda esperar que se produzca una recuperación europea. Vivíamos del auge inmobiliario y se ha pinchado la burbuja. Total, va a resultar que tenía razón Solbes, cuando dijo que no se podía hacer nada más. Krugman no se ha estudiado bien el caso español, con lo que sobre la suerte de Andalucía nada dijo. Pero apuntó otras cosas: que viene una era menos derrochona, en la que demostrar la honestidad será una exigencia. Y con otra estética, la ropa será menos colorida.

El Madrid, de blanco, ya está a tono.