Archivos para el tag ‘PP’

España respira aliviada

Ignacio Martínez | 27 de noviembre de 2012 a las 13:21

Mas quería una mayoría excepcional y ha sacado un fracaso excepcional. Pocos casos más clamorosos de ineptitud estratégica pueden encontrarse en el entorno próximo. Quizá la aventura de Álvarez Cascos en Asturias en marzo. O un referente francés. Jacques Chirac, que era un político simpático pero candoroso, ganó las presidenciales francesas en 1995 y como tenía una cómoda mayoría de derechas en la Asamblea Nacional no disolvió inmediatamente para aprovechar el tirón de la campaña presidencial. Encima convocó las elecciones en 1997, un año antes del final de legislatura, en un alarde de torpeza, que llevó al socialista Lionel Jospin al palacio de Matignon como nuevo primer ministro.

Es uno de los precedentes que tiene la disolución del Parlamento catalán por un presidente que tenía un cómodo gobierno de derechas apoyado por 62 diputados y reclamó una mayoría excepcional, para sacar 50. Artur Mas no tiene el estilo espontáneo de Chirac, es lo que en Andalucía se definiría como estirado. Tan engreído que se creyó que la riada humana que se manifestó el 11 de septiembre en Barcelona estaba toda allí por la independencia. El resultado es muy decepcionante para él. El director de La Vanguardia dijo en RNE la noche electoral que CiU tendrá que meter el proyecto soberanista en el cajón. Declaración relevante en boca del responsable de un medio que ha animado a este movimiento en los últimos meses.

Ayer el presidente de la Generalitat hizo de tripas corazón y convocó una rueda de prensa con Duran Lleida. Concretó que prefiere un gobierno de coalición, porque solo no tiene fuerza suficiente para apechugar con las deudas, los recortes y la triste realidad. Apunta a Esquerra y al PSC, con los que completaría unas mayorías muy distintas. Sigue empeñado, aunque sea de boquilla, en la consulta sobre el derecho a decidir. Pero la suma de escaños soberanistas en el Parlament ha bajado de 76 a 74, así que se podía haber ahorrado el viaje. Y de las diez elecciones autonómicas que ha habido en Cataluña desde 1980 la suma de CiU y ERC ha sido en cinco ocasiones superior a la que tienen ahora. Además, los votos que sacaron el domingo suman el 30,5% del censo llamado a las urnas.

El resto de las fuerzas han tenido resultados muy dispares. Los socialistas, el peor de su historia en unas autonómicas catalanas. El PP el más alto. Esquerra ha igualado su segundo mejor resultado de la serie, pero superado todavía por Carod en 2003, con 23 escaños. IC también logra su mayor número de diputados, si se exceptúa a su antecesor, el PSUC, que tuvo 25 en 1980. Y Ciudadanos, un partido fundado por intelectuales antinacionalistas, en tres citas con las urnas se ha consolidado definitivamente. Cataluña ha votado de manera muy plural, como suele; con sentido común. Y España respira aliviada.

Primer año de Gobierno, la gran decepción

Ignacio Martínez | 20 de noviembre de 2012 a las 12:22

Hoy hace un año que Mariano Rajoy recibió el encargo de los españoles de formar un Gobierno de mayoría. Mayoría que más que absoluta ha resultado aplastante. Y un Gobierno, por cierto, que hasta la presente no ha hecho honor a su promesa de sacar al país de la crisis en un plis plas. Como ha contado la diputada canaria Ana Oramas, el ministro andaluz y diputado por Sevilla Cristóbal Montoro cuando estaba en la oposición iba por ahí chafardeando de que esto era pan comido. “¡Dejen que España se hunda, ya la levantará el PP!”.

Después nos metemos con Zapatero y la tontería de la Champions de la economía mundial, pero este Cristóbal tremendista cuando estaba en la oposición o el de la risita sardónica ahora que está en el poder no desentonan nada; están a la altura del leonés. La risa de Montoro ha provocado no poco disgusto a la parroquia nacional. Semejante actitud, tan altanera, recuerda al poema de Benedetti: “Vi en pleno gozo y en plena euforia y en plena risa su rostro simple; seré curioso, señor ministro ¿de qué se ríe?”.

La prueba es que en la última encuesta de popularidad de los ministros del Gobierno, publicada hace dos semanas, Montoro era el tercero por la cola, seguido de cerca por la también andaluza Báñez y por José Ignacio Wert como farolillo rojo. Menos mal para la autoestima regional que el otro ministro con divisa andaluza, Miguel Arias Cañete, ocupa el segundo lugar de la clasificación general, tras Gallardón. Pero el año de Gobierno no ha sido una pasarela de la moda, precisamente: todos los ministros suspenden y su presidente tiene una nota ridícula de 2,78 sobre 10.

Esto es lo que hay. No se ha cumplido casi nada del programa electoral. Ha aumentado espectacularmente el paro, que va camino de superar la barrera de los seis millones de personas. Se ha abaratado el despido y las grandes empresas se apuntan con entusiasmo a la tarea: Telefónica quiere echar a más de 7.000, Iberia tiene en su lista a 4.500. El Estado no se queda atrás y pretende despedir a 1.500 trabajadores de Aena, incluidos 16 a 18 de los 28 del aeropuerto de Córdoba. También aumenta la deuda pública y su precio. Suben los impuestos y se reducen las prestaciones de sanidad, educación y servicios sociales. Y después están las ocurrencias: en la última, el Gobierno parece dispuesto a dar la residencia a los inmigrantes que puedan comprarse un piso de 160.000 euros. Que adquirirán quiénes tengan hipoteca. Total, que serán los bancos los que den indirectamente los permisos de residencia.

El Gobierno piensa que el tren no ha descarrilado, porque el BCE, la Comisión y el FMI no han intervenido la economía nacional. Pero el primer año de Rajoy ha sido la gran decepción, para propios y extraños

Etiquetas: ,

Caída libre por el tobogán

Ignacio Martínez | 12 de noviembre de 2012 a las 19:34

El aprecio por los dos grandes partidos nacionales va cayendo por un tobogán gigante a toda mecha. Una encuesta publicada ayer dice que su fidelidad de voto está bajo mínimos: sólo un 49% volvería a votar al PP y un 45% al PSOE. Un agujero enorme se abre en la corteza electoral española, sin mucha alternativa; Izquierda Unida y UPyD no son capaces se absorber a tanto huérfano. Las circunstancias devoran a la peor hornada de políticos de la democracia.

La consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía reconoce que se llega tarde para resolver el drama de los desahucios. Ella se refiere a los de las viviendas, pero se queda corta. Es toda la sociedad la que está desahuciada: la primera acepción de desahuciar en el diccionario es quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que desea.

Mientras los políticos hacen declaraciones grandilocuentes, se producen cientos de desahucios diarios de viviendas, que quedan abandonadas, deteriorándose. La gente de suicida de desesperación. Los jueces claman por un cambio urgente de las ejecuciones hipotecarias. Una abogada general del Tribunal de Justicia de la UE considera que la normativa española sobre desahucios incumple la directiva comunitaria de protección del consumidor frente a cláusulas abusivas. Los ciudadanos organizan grupos espontáneos de apoyo a las familias afectadas. Y PP y PSOE dicen que se van a poner a la tarea. Bravo.

También hablan de eliminar los solapamientos de las administraciones. Pero no hacen nada. Aunque propuestas no faltan, dentro y fuera. Se pueden eliminar diputaciones, mancomunidades, pequeños municipios y hasta autonomías. La Fundación Ciudadanía y Valores ha propuesto la reducción de las regiones a diez. Compara España con los países federales. La media de habitantes por entidad federativa de la India es de 35 millones, Brasil 7,3, Estados Unidos 6,2, Alemania 5,1, México 3,5, Canadá 2,6 y Australia 2,4. Los autores del informe proponen una media como la alemana, que es más del doble que la española, y plantean eliminar todas las comunidades uniprovinciales menos Navarra.

En Italia, Monti ha eliminado los ayuntamientos de menos de mil habitantes, que serían más de la mitad de los españoles. En el año 2010 Grecia redujo en dos tercios sus municipios, que pasaron de 1.034 a 355, con una reducción de gasto estimada de 1.185 millones de euros anuales, lo que traducido a España podría significar una cuantía cercana a los 10.000 millones de euros. Entre tanto, los políticos dicen que van a hablar, que van a crear comisiones de estudio.

La misma consejera de Presidencia que lamenta llegar tarde a los desahucios, probablemente también llegue tarde al de su propia organización. Sostiene la señora Díaz que el PSOE actuó correctamente en el caso de los eres fraudulentos. No, no es cinismo, es efecto del vértigo que da la caída libre por el tobogán. Se desvaría.

Etiquetas: ,

Bipartidismo desvencijado

Ignacio Martínez | 23 de octubre de 2012 a las 21:10

Suenan tambores de guerra en el PSOE. El perfecto bipartidismo español se está desvencijando por el flanco izquierdo a inusitada velocidad. Con un resultado que no ofrece tranquilidad: fragmentación, radicalidad, auge independentista. El hundimiento electoral de los socialistas en Galicia y el País Vasco ha puesto nerviosa a la tropa. Odón Elorza, ex alcalde de San Sebastián, pide una catarsis. El diccionario dice que eso significa purificación, eliminación, expulsión. La ex ministra Trujillo precisa el objetivo. Espera la dimisión de Rubalcaba.
Adelantándose a la debacle electoral, el PSOE andaluz ya organizó un acto hace una semana en Sevilla con el jefe de los socialistas valencianos, Ximo Puig, para mandarle un recado al secretario federal: hace falta una oposición más profunda, con más ritmo y con una respuesta más ágil a los problemas. Total, que dos de las federaciones con más porte en el partido estaban suspendiendo a Rubalcaba antes de que las urnas lanzaran su veredicto.
El descrédito socialista es muy superior al deterioro del Gobierno. Y además no encuentra resistencia en su bajada. Griñán y su joven guardia pretoriana pretenden marcar el paso a la desorientada familia socialdemócrata española. Han lanzado la idea de un Estado federal, como si fuese el bálsamo de Fierabrás. Pero el asunto central no es cómo de federal sea del Estado, sino cómo de asimétrica resulte su configuración y financiación. Entretanto, el resultado vasco debilita en extremo la idea de Rubalcaba de que Patxi López pudiese sustituirle en el próximo cartel electoral. Y en sentido contrario, Griñán ha aumentado sus posibilidades después de la noche de ayer.
Por lo demás, las elecciones del domingo nos dejan un triunfo personal muy claro de Feijóo en Galicia, que ha evitado coincidir con Rajoy en los mítines y ha soslayado las siglas de su partido. Los liderazgos han sido rentables en la cita gallega, porque el otro triunfador, Beiras, sin dinero ni publicidad institucional, ha sacado nueve diputados. A quienes atribuyen las penalidades del PA a la falta de medios hay que recordarles que una idea y un líder son más importantes. En Euskadi han triunfado las marcas. El PNV sólo pierde 16.000 votos con la irrupción de Bildu y saca tantos diputados como PSOE y PP juntos. Es un partido menos conservador que los populares, menos izquierdista que los socialistas, menos radical en su soberanismo que batasunos y amigos. Está en el centro del patio y tiene toda la experiencia en el manejo del Gobierno vasco. Y Bildu es ya una marca registrada, con una cuarta parte de los votos vascos. Nada menos. Será una buena noticia si se acaban creyendo que la democracia es el camino. Pero todavía les falta mucho trecho que andar.
Mario Conde ha fracasado en su enésimo intento de blanquear su historial con un proyecto político. Con 15.700 votos y el 1,1% del electorado naufraga otro propósito de crear un partido a la derecha del PP. De momento el populismo gana enteros sólo por el flanco izquierdo del extinto bipartidismo.

Etiquetas: , , ,

Marca España

Ignacio Martínez | 7 de octubre de 2012 a las 19:16

Los obispos nacionales piensan que España es un bien moral que debe preservarse. A primera vista podría ser un distintivos de la marca España. Pero no. En una declaración institucional publicada esta semana sobre la crisis, la Conferencia Episcopal ha añadido su inquietud por las tensiones independentistas destapadas en Cataluña. Este cronista cree que la unidad de España es un bien sentimental, histórico, cultural, político y hasta económico, pero nunca habría pensado que también era un patrimonio religioso. Asunto que recuerda aquellos tiempos imperiales en los que la patria era la reserva espiritual de Occidente. A los purpurados no les gusta el independentismo de Mas. ¿A todos? No, de 21 obispos cuatro se abstuvieron: los cuatro catalanes.
Si les sorprende esta brecha en la monolítica Iglesia de monseñor Rouco, más les sorprenderá que en el PP de la señora Cospedal haya un pequeño motín contra la medida de retirar el sueldo a los diputados de Castilla-La Mancha. Los hay que viven a 400 kilómetros de Toledo. Con lo que difícilmente pueden ganarse la vida y además ocuparse de los asuntos públicos a la capital castellano manchega. Salvo que se sea rentista o rico heredero, como la gente que se dedicaba a estos menesteres en el Antiguo Régimen. La jefa del PP no sólo ha recibido críticas de la oposición, sino también de sus filas. Desde Baleares, Galicia y Extremadura. El presidente Monago ha sido muy claro: con medidas así se da la impresión de que los políticos no hacen nada y sobran.
El retrato español no termina aquí. ¿Se acuerdan cuando en vísperas de las elecciones andaluzas el PSOE cambió la ley electoral para hacer incompatible ser diputado autonómico y alcalde? ¿Se acuerdan de lo malos que eran los del PP por poner de candidatos a los Zoido, Oña, Rojas y compañía? Pues lean los números uno que estudian los socialistas catalanes para las elecciones de noviembre: por Barcelona, Pere Navarro, alcalde de Tarrasa; por Lérida, el alcalde de la capital Ángel Ros; por Tarragona, el alcalde de la ciudad Josep Fèlix Ballesteros, y por Gerona hay dudas pero suena fuerte Feli Fernández, alcalde de Palafrugell. Coherencia por doquier. Marca España.

¡Vivan las caenas!

Ignacio Martínez | 15 de julio de 2012 a las 10:24

Mucha gente se ha quedado atónita por el entusiasmo con el que la bancada del PP aplaudía y jaleaba cada anuncio de recortes en el subsidio de paro, sueldos de funcionarios o pensiones que hizo el presidente del Gobierno el miércoles. La sorpresa invade al propio Partido Popular; tanto que si volviera a producirse el pleno actuaría de forma más comedida. Una cosa es apoyar a Rajoy porque está pasando un mal rato en su particular camino a Damasco, caído del caballo boca arriba, como San Pablo en el cuadro de Caravaggio; desdiciéndose de todas y cada una de sus promesas electorales. Y otra muy distinta es esa pasión desmedida.

¡Vivan las caenas!, parecían querer decir quienes no padecerán los recortes. Capítulo aparte merece el comportamiento de la diputada Fabra. Si se repasa el vídeo, es difícil concluir que su frase “¡que se jodan!” está dedicada a los socialistas allí presentes. Las diputaciones que el Gobierno quiere reforzar tienen otros daños colaterales: incuban dinastías como las de los Baltar o los Fabra.

Hay un claro déficit democrático, y el fin de semana político andaluz ha sido un ejemplo. Los populares han elegido presidente en un plácido congreso en Granada, sin una sola voz discordante. Los dirigentes del PP en la periferia regional no están entusiasmados con el designado, pero nadie se atreve a discrepar. En Sevilla la candidata a la secretaría provincial del PSOE se permitió decir que el Partido Popular elige a sus direcciones en una barra de bar.

Puede ser, pero en el PSOE los congresos se ganan en las instituciones en vez de en la hostelería. El método es variado. El secretario de Málaga llama a una delegada de los críticos a la que se le termina un contrato en una empresa pública de la Junta y la interesada le firma a su propio jefe un aval para la candidatura oficial robado así a los adversarios. Un consejero llama a su delegada en Córdoba con el mismo fin y resultado. Un presidente de diputación, no muy distinto de Fabra o Baltar, pone firmes a los alcaldes y sus huestes aireando las ayudas públicas. Y el personal, gritando para sus adentros ¡vivan las caenas, que hay que comer! Desde luego, la democracia no pasa por buenos momentos. Desde la raíz.

Etiquetas: , , , ,

‘Eres’ en el solsticio estival

Ignacio Martínez | 8 de julio de 2012 a las 9:20

Estoy convencido de que la próxima comisión de investigación que se forme en el Parlamento andaluz irá mejor que la de los eres. Elemental: 17 años sin hacer ninguna dejan secuelas. El PP preso de la ansiedad, ¡por fin una comisión de investigación!, pidiendo la Biblia en verso. El PSOE enrocado, dispuesto a tirar balones fuera, a poner el ventilador y a levantar las manos como un defensa de Portugal después de arrollar a Iniesta en la Eurocopa. E Izquierda Unida, de árbitro. Un árbitro que hay que pensar que puede ser casero, porque es el actual socio del Gobierno investigado.

Que un diputado de la experiencia y reputación de Ignacio García presida la comisión es una garantía para muchas cosas, pero no de todas: estaba dispuesto a convocar en la primera tanda de comparecencias al chófer de Guerrero y a dos ex directores generales de IFA/Idea y no le dejaron los portavoces de PSOE e IU. García no es del PCE y en IU mandan los comunistas, para que nos entendamos.

El PP había pedido la comparecencia de 135 personas. Le han rechazado 113. Había pedido mucha documentación, quizá demasiada; la parte contraria apunta que supondrían 100.000 folios. Pero se le ha admitido la mitad de la mitad de la mitad. Está claro que el examinado no quiere ni mucha luz, ni mucho taquígrafo. Es chocante que comparezcan los dos ex presidentes de la Junta concernidos en pleno mes de agosto. En vez de nocturnidad y alevosía, solsticio estival. Media España de vacaciones y uno de los efectos de la comisión, su repercusión sobre la opinión pública, burlado por la estrategia procesal.

A esta comisión le faltan muchos detalles. Para empezar el informe de la Cámara de Cuentas. Sólo comparece un interventor general de la Junta y políticos de primera fila. Se supone que habrá una nueva tanda de comparecencias. Porque sería un escándalo que no acudieran viceconsejeros, directores generales del IFA y otros altos funcionarios, intrusos, el chófer de Guerrero, intermediarios, aseguradoras, sindicatos. Faltan demasiadas cosas. Será la falta de práctica.

El eje Sevilla-Málaga

Ignacio Martínez | 2 de julio de 2012 a las 9:25

Ahora que después de 60 años está a punto de fenecer el eje París-Bonn o más modernamente París-Berlín, el presidente interino del PP regional quiere instaurar un eje Sevilla-Málaga sobre el que construir Andalucía. Ya le digo yo a Zoido que a otros se nos ha ocurrido la brillante idea antes que a él y no funciona. El alcalde de Sevilla ha estrenado su forzado liderazgo del PP andaluz en territorio comanche. Málaga mira con recelo que Sevilla sea la madre de todas las capitales. Y aquí ha dicho que hay que llevarse bien y no perderse en discusiones estériles. Toreo de salón.

Un buen amigo me recuerda que Andalucía no existe porque no existen los andaluces. Existen los granaínos, gaditanos, malagueños, sevillanos, cordobeses, onubenses, jiennenses y almerienses. Cada uno de su padre y de su madre, muy orgulloso de su historia y muy vigilante de lo que se haga en casa del vecino. Zoido pretende que la Junta debió impulsar ese eje Málaga-Sevilla, cuya existencia es fundamental para romper el tópico muro de la rivalidad entre sevillanos y malagueños. Si se ha molestado en leer los comentarios en las páginas web de los diarios del Grupo Joly, habrá visto que de tópico nada.

Me temo que el PP esté cometiendo el mismo error que con Teófila Martínez en 1999. No ya por poner a un alcalde de presidente regional, que Cádiz no levanta suspicacias, sino por urdir el nombramiento en un sanedrín. No se sabe quiénes, ni cuántos, ni dónde han decidido que Zoido sea el heredero del hiperliderazgo de Arenas. Sí se sabe que algunos presidentes provinciales se enteraron por la prensa de que habían hecho un comunicado conjunto incondicional. Desaprovecha la ocasión el PP andaluz de facilitar que surjan candidatos que se expresen y se midan. Conseguiría mucho foco y mucha credibilidad. Es una fórmula que a veces utiliza el PSOE. No siempre; en las municipales la caprichosa ejecutiva regional socialista no quiso convocar primarias.

Pero Zoido tiene otros problemas. La marca del PP se ha oxidado bastante, y no llegará a la próxima convocatoria electoral con tanto brillo como el 25 de marzo. Y luego, es el alcalde de Sevilla y eso no facilitará su tarea en la periferia regional. Llegó a la Alcaldía reclamando un estatuto especial para compensar a Sevilla de los inconvenientes de la capitalidad. Y ahora debe reciclar su discurso. La propuesta de eje Sevilla-Málaga ha levantado críticas en Granada, Sevilla y Málaga. Un triángulo esencial. Como el Huelva-Sevilla-Cadiz. Como el Málaga-Granada-Almería. Como el Córdoba-Sevilla-Málaga. Como el Jaén-Córdoba-Granada. Andalucía es poliédrica, pero se ha hecho muy tribal en 30 años de autonomía. Y esto no es culpa de nadie en concreto y de todos en general.

Zoido está en este campo en primero de básica. Y no debe fiarse del apoyo unánime e incondicional: Teófila también lo tuvo en la teoría y nunca lideró al partido de verdad.

Etiquetas: , , , ,

El perfecto interino

Ignacio Martínez | 16 de junio de 2012 a las 11:00

El PP andaluz se dispone a elegir por segunda vez un presidente interino para sustituir a Javier Arenas. Vuelven a pensar en un alcalde; un error repetido. Alguien debería decirle a los talentos que deciden estas cosas en petit comité, en algún cenáculo de la capital del Reino, que en una región tan tribal como Andalucía el alcalde de una capital es visto por los votantes del resto de capitales primero como un extraño y después como candidato del partido de sus simpatías.

Hay un hándicap para cualquier alcalde o alcaldesa, que ya tuvo que soportar Teófila Martínez en dos ocasiones. Y todavía, Cádiz encaja en el resto de Andalucía, pero si el alcalde es sevillano y se estrenó en el cargo pidiendo un estatuto de capitalidad que compensara a su ciudad de las molestias e inconvenientes de ser la capital de Andalucía, entonces no tiene muchas posibilidades de que le voten en Málaga o Granada, por poner dos ejemplos. Este complejo de que a Sevilla le cuesta el dinero ser la capital, ya lo padece algún bruselense con las instituciones europeas. En ambos casos es una deformación notable la realidad: tanto para Sevilla como para Bruselas es un magnífico negocio ser la capital de Andalucía o de la Unión Europea.

Total, que el hombre que quería un estatuto especial para su ciudad, tiene que ir ahora por la periferia regional, a lugares alejados de la pequeña Sevilla del poder, a pregonar como las cupletistas de los años 50, que como ese pueblo, ninguno. Pero no le creerán. Añadan que puede dejar de ser diputado autonómico y que está empeñado en renovar la mayoría absoluta en su ayuntamiento. Así que no veo ganando unas elecciones regionales a Juan Ignacio Zoido, quien por cierto ha hecho poco en Sevilla en su primer año de mandato.

El alcalde de Málaga ya decía a Monteseirín y ahora a su sucesor que si les molesta la capitalidad, Málaga se hace cargo ¡pagando! Y, dicho sea de paso, ha sido el único que le ha puesto peros al dictado de la superioridad, con una sutileza marca de la casa: veía a Zoido “muy ocupado”, aunque ayer le mostró su adhesión. ¿Está el PP tirando las próximas elecciones? ¿Será Zoido candidato? Lo deprimente en todo caso es que no se deje al partido debatir, celebrar el congreso como estaba previsto, y que no se aliente que haya varios candidatos que se expliquen y se midan. La falta de democracia interna en las organizaciones políticas es flagrante.

Todo este procedimiento no deja en buen lugar a Arenas. Más bien recuerda esa anécdota que se atribuye al torero cordobés Rafael Guerra, a quien un grupo de incondicionales le preguntó un día quien había sido el mejor torero después de él. Y Guerrita contestó: Después de mí, naide y después de naide, Fuentes. No vaya a ser que se piense que en el PP andaluz detrás de Arenas no hay nadie, y después, un alcalde. El perfecto interino.

Etiquetas: , ,

Crece el sectarismo

Ignacio Martínez | 10 de junio de 2012 a las 9:51

Da gusto oír al ministro del ramo y al portavoz del PSOE coincidir en algo. La histórica ocasión ha sido el nombramiento como gobernador del Banco de España de un Linde, que resulta ser pariente de los Linde malagueños que tan buenas carreras hicieron en Unicaja y el PSOE. De Guindos resalta la independencia, competencia en asuntos monetarios y bancarios, conocimiento técnico y prestigio profesional de Luis María Linde. Mientras que para Valeriano Gómez es sensato, riguroso, culto y buen conocedor del Banco de España y el sistema financiero. Reconforta. No se puede inspirar confianza dentro y fuera del país tirándose pedradas constantemente.

Un ejemplo perfecto de fuego cruzado son las comisiones de investigación. Llevamos en Andalucía 17 años sin una sola, porque el PSOE no ha dejado. Al PP esto le parece una muestra de la escasa vocación democrática de su adversario. La comisión de investigación sobre los ERE se pondrá en marcha esta semana porque ha sido una de las condiciones de Izquierda Unida para entrar en el Gobierno andaluz. Pero nace rodeada de polémica y tensión.

El PP la califica de paripé por su escasa duración y profundidad. E IU mostró su desagrado por el deje autoritario, marca de la casa, de la consejera portavoz de la Junta que el martes sostuvo que no hay motivo para que el presidente Griñán, su antecesor u otros miembros del Consejo de Gobierno comparezcan ante esa comisión. Por el contrario, el PP tan escrupuloso en el Parlamento andaluz no permite una comisión en el Congreso para investigar al sistema financiero y no deja que comparezca Dívar. Le parece inoportuno.

Completa el cuadro del sectarismo el cambio en la ley de RTVE que permite al PP nombrar presidente de la Corporación por mayoría absoluta en vez de la cualificada exigida antes. Para el PSOE es el acabose. Abandona el consejo de administración; rompe la baraja. Lástima que cuando tenía mayoría absoluta en Andalucía, en 2008 eligiese al actual director general de Canal Sur por el mismo método que ahora le invita a la indignación. En la encuesta del CIS de esta semana los políticos son uno de los primeros problemas del país para un 22,5% de la población. Normal.