Archivos para el tag ‘presupuestos’

La Junta tendrá que ajustar su presupuesto en 2.500 millones

Ignacio Martínez | 8 de abril de 2012 a las 12:19

El ajuste llega a las cuentas regionales. Andalucía debe recortar su presupuesto para el año en curso en unos 2.500 millones de euros. Y tiene que hacerlo por tres motivos. Porque la previsión de crecimiento del 1% del PIB, con la que se redactó el presupuesto de la comunidad autónoma para 2012, era un voluntarismo que a día de hoy es imposible de cumplir. Porque el déficit del ejercicio anterior fue del 3,22% del PIB y éste no puede rebasar el 1,5%. Y porque las transferencias del Estado se van a reducir drásticamente.

Los recortes supondrán una recaudación menor de los tributos cedidos, un descenso notable en las transferencias corrientes y de capital desde la Administración General del Estado, y un menor techo de gasto. Esos elementos suman alrededor de 2.500 millones, según los cálculos efectuados por este periódico, con la ayuda de varios especialistas. El presupuesto autonómico sería similar al de 2007, año en el que empezó la crisis económica y financiera mundial en Estados Unidos. Entonces alcanzó un montante de 29.187,7 millones de euros. Y el aprobado en diciembre pasado fue de 32.020 millones.

Tras la primera reunión de las delegaciones del PSOE e Izquierda Unida para la formación del nuevo Gobierno, José Luis Centella, secretario general del PCE, declaró que las prioridades de su organización son el empleo, el cambio de modelo productivo, la regeneración de la vida pública andaluza, y el freno a la política de recortes. Pero la última de esas cuatro premisas no depende de los socios parlamentarios.

Queda mucho hilo por hilvanar en estas conversaciones, pero inevitablemente la mayoría de izquierdas tendrá que abordar dos elementos capitales: con qué dinero se cuenta y de dónde se recorta. Porque no le quedará más remedio que ajustar. El producto regional bruto en el año en curso decrecerá al menos un 2% según todos los expertos consultados. Una cifra asumida o al menos no negada por las autoridades regionales. Pero los Presupuestos de 2012 se redactaron con el horizonte de un imaginario crecimiento del 1%.

Es cierto que hasta el verano el ritmo de la economía mundial fue distinto al del segundo semestre de 2011. Y que algunos servicios de estudios bancarios, como el de Unicaja, Analistas Económicos de Andalucía, preveían un leve incremento del PIB regional este año. Pero todos esos expertos coinciden ya en que habrá una depresión del producto bruto. Y que estará tres puntos por debajo de las expectativas del presupuesto aprobado por el Parlamento en diciembre. Si se calcula sobre 145.451 millones de euros [PIB de 2011], suponen 4.363,5 millones menos de actividad económica en Andalucía.

Hay economistas, como el profesor Francisco Ferraro, que sitúan como mínimo en la mitad de esa cantidad el ajuste necesario en el presupuesto andaluz, lo que equivaldría a unos 2.200 millones. Una cifra similar, por cierto, sale de la limitación del techo de gasto con una simple operación. El déficit en 2011 fue de 3,22% del PIB y este año no puede rebasar el 1,5. La diferencia porcentual, de 1,72, supone 2.502 millones de euros.

Un cálculo más preciso sale de la reducción en cinco capítulos. Tres impuestos, IRPF, IVA y Especiales, según una estimación realizada por el profesor José Manuel Domínguez. Y dos fondos, el de Garantía y el de Suficiencia, con los que el nuevo sistema de financiación ampara la población ajustada y las competencias de las comunidades autónomas. La suma de estos cinco capítulos podría situarse en torno a 1.700 millones de euros.  

Las transferencias corrientes y de capital que no vendrán a Andalucía por los recortes en los Presupuestos Generales del Estado significarán otra merma en las cuentas de la Junta. Un somero repaso de lo que se ve supera los 600 millones de euros. Se han producido rebajas en numerosos programas concretos, no territorializados. El más notable en las políticas de Empleo, que puede suponer una pérdida para los presupuestos andaluces de 350 millones. En  Dependencia, la eliminación del fondo nacional de 283 millones, significará un recorte de 70 millones para la región, que absorbía una cuarta parte del total.
Hay, además, cantidades diversas de menos cuantía en desarrollo sostenible, educación, salud pública, guarderías, becas y otras que suman más de 100 millones de transferencias que desaparecen. Y también se rebaja el Fondo de Compensación Interterritorial en unos 100 millones para toda España: la parte de Andalucía eran 38. Como mínimo de momento la Junta cuenta con dos rebajas importantes en los ingresos que preveía en diciembre: 1.700 millones por una parte y más de 600 por otra. Lo que supondría un ajuste por encima de los 2.300 millones.

El tijeretazo definitivo puede ser aún mayor. El Gobierno se ha reservado en los PGE una cantidad de 4.495 millones para usarla más adelante si se le dispara el déficit. Técnicamente ha provisionado una ‘inejecución presupuestaria’ por esa cifra, que a lo largo del año puede costarle mucho dinero a las cuentas andaluzas. Quedan otras zonas de sombra que generarán nuevos contenciosos entre Junta y Gobierno, que se sumarán a los tres ya interpuestos durante el mandato del anterior Gobierno. 

Habrá pleito, por ejemplo, con un capítulo no transferible al presupuestario autonómico: la inversión regionalizable del Estado del 17,8% incumple el Estatuto en 400 millones.  Con estos elementos tendrá que lidiar el nuevo Gobierno andaluz, que más allá de sus ambiciones tendrá que hacer frente al mayor recorte en las cuentas públicas en 30 años de autonomía. Junto a la prioridad para las políticas sociales, la consejera Martínez Aguayo o su sustituto tendrá como principal desafío la austeridad.

Griñán: “Cuatro de cada cinco euros del presupuesto de 2011 se dedican a políticas sociales”

Ignacio Martínez | 14 de noviembre de 2010 a las 12:04

Segunda parte del texto íntegro de la entrevista al presidente de la Junta, cuyo resumen publican hoy los nueve diarios del Grupo Joly

 

UNIÓN EUROPEA              ALEMANIA

GUERRA DE DIVISAS       COMERCIO ANDALUZ

SAHARA                                  PRESUPUESTOS

POLÍTICA SOCIAL              CAMPUS DE EXCELENCIA

TRIBALISMO

 

 

 

 

-Andalucía ya no es una región de convergencia, objetivo 1. Estamos por encima del 80% por PIB medio de la UE. Calculo que a partir de 2014 vamos a tener cada año 1.500 millones de euros menos de fondos estructurales europeos.

-Probablemente. Siempre y cuando no vuelva a gobernar el Partido Popular, porque a lo mejor tendríamos menos todavía. Porque siempre ha reducido los fondos que le correspondían a Andalucía.

 

-Además de este ajuste de cuentas con el PP, díganos cómo podremos paliar ese descenso.

-Con mucho ahorro. Creo que las reglas del juego están escritas. Le ha pasado a Castilla y León, a Asturias, a otras regiones que eran ‘objetivo 1′. Tendremos que adaptarnos, manteniendo siempre que menos política de cohesión regional europea tiene que ser más política de cohesión española. Las diferencias regionales no se han terminado en España. Y el Gobierno de España, a partir del momento en que entren en vigor las próximas perspectivas financieras, tendrá que incrementar su política de cohesión regional.

 

-¿Europa hace bien en quedarse al margen de la guerra de divisas?

-Europa tiene ahora mismo un dominio excesivo de Alemania. Cuando había un eje hispano-franco-alemán, Alemania tenía una política con los alemanes y otra con Europa. Ahora Alemania es quién controla las decisiones más importantes de la UE, y hace una política que le conviene exclusivamente a su país. Hemos pasado de la Europa de los ciudadanos a la Europa de las naciones.

 

-¿A Alemania le conviene un euro fuerte?

-Sí. Es un país exportador, pero vende a los países de la UE más del 70% de sus exportaciones. Le conviene un euro fuerte, porque siempre será más bajo de lo que valdría el marco y algo más alto de lo que valdrían las otras divisas europeas. Con lo cual, puede vender y los demás pueden comprar más fácilmente. Esa relación comercial con un euro fuerte le conviene a Alemania, pero no nos conviene a los demás.

 

-Arenas le critica que hable de estas cosas.

-Da la impresión de que la oposición está convencida de que los problemas de Andalucía se producen aquí y tienen solución en Andalucía. No son conscientes de que Andalucía es una región que tiene mucha necesidad de la apertura de mercados y de vender sus productos fuera. Por lo tanto, cuanto más fuerte esté el euro, y más débil el dólar o el yuan, menos capacidad de exportar tendremos.

 

-Y vendrán menos turistas.

-Y vendrán menos turistas a un hotel de Torremolinos porque será más caro.

 

-Pero se reúne el G-20 y no decide nada.

-Pasan de puntillas sobre el problema de las divisas, pero tiene su explicación. Los que mandan en el G-20 son Alemania, EEUU, y China, y a los tres les conviene la actual relación monetaria. Desde que empezó la crisis no se ha avanzado nada en el mercado de las monedas. Y eso es letal.

 

-¿Ese es el principal problema en este momento?

-Para mí es el gran problema. Cuando en Estados Unidos la Reserva Federal se dedica a imprimir billetes, y devalúa; o cuando el yuan tiene ese valor, todo eso repercute directamente en Andalucía, en España o en Francia. Quizá sea Sarkozy el único que ha tenido enfrentamientos con Alemania. Pero es que los chinos, además de devaluar la moneda, tienen un sistema político que es una dictadura, sin libertad sindical, sin derecho a la negociación colectiva, y por lo tanto con un coste del factor trabajo mucho más bajo.

 

-IU le ha pedido en el Parlamento que condicione la ayuda a Marruecos a cómo evolucione el conflicto del Sahara.

-La cooperación no se hace con estados, se hace con pueblos. Nosotros tenemos casi tres millones de euros destinados a cooperación con el pueblo saharaui. Y tenemos con Marruecos más de nueve millones, pero lo tenemos con el pueblo marroquí. Mantenemos relaciones de cooperación porque son humanitarias. A mí me parece mal retirar una fuente de cooperación en cualquier país por razones ideológicas.

 

-En los presupuestos de 2011, el crecimiento previsto es de un 1,3%. Nos dijo usted que el de 2009 iba a ser un 1% y tuvimos déficit.

-El de 2010 se está cumpliendo, en empleo y en crecimiento. ¿El de 2011? Le puedo decir, que es probable que sea ese; que puede ser mayor o que puede ser menor. Y no es broma, porque ya depende de factores externos. Si las condiciones externas funcionan como hasta ahora, con lo que hacemos nosotros lo vamos a conseguir. Si las condiciones externas no se oponen, será más. Y si las condiciones externas se oponen, será menos. Pero ya no dependen de nosotros.

 

-El martes, en el debate de totalidad de los presupuestos de 2011, ustedes han puesto énfasis en el ámbito social.

-Es que cuatro de cada cinco euros del presupuesto se dedican a políticas sociales, un 78%, tres puntos más que en 2010. A pesar de la crisis y del límite del endeudamiento, mantenemos todos los servicios y prestaciones sociales de lo que se benefician las familias andaluzas, en educación, en sanidad, en servicios sociales, en dependencia… Y aumentan las partidas destinadas a educación. Si de algo me siento orgulloso en este año y medio como presidente es de haber situado a la educación en el centro de la política económica y del discurso político.

 

-Esto se entiende, lo de la Andalucía Sostenible, suena a propaganda.

-En absoluto. A un año escaso de su inicio, el 53% de los proyectos de este programa ya están en marcha. Son setenta y siete iniciativas: préstamos para pymes, inversiones en eficiencia energética, impulso a la excelencia en las universidades, refuerzo de la I+D+i o planes de movilidad en áreas metropolitanas. Y el próximo año destinaremos casi 5.000 millones de euros al desarrollo del acuerdo de concertación social, algo más que este año pese al escenario de consolidación fiscal. Esto no es propaganda.

 

-La dificultad está en conseguir que el dinero que se gasta dé sus frutos.

-Desde febrero de 2008, el Gobierno andaluz ha invertido 14.000 millones de euros en luchar contra la crisis, el 9,5% del producto regional bruto. Unas medidas de las que se han beneficiado casi dos millones de andaluces. Con el más de medio centenar de medidas adoptadas por la Junta se han mantenido o creado 180.000 empleos y hemos apoyado a más de 30.000 empresas.

 

-La crisis ha generado depresión. Pero a veces hay buenas noticias, como el campus de excelencia de las universidades de Sevilla y Málaga.

-Es algo que a mí me parece el hecho más importante que se ha producido en los últimos tres meses en Andalucía. El campus de excelencia Málaga-Sevilla es excepcional. Mire, Joaquín [Luque] y Adelaida [de la Calle], los rectores de Sevilla y Málaga, han demostrado cómo se puede hacer Andalucía. Son ejemplo de lo que es mirar mucho más allá de las diferencias: la cooperación.

 

-No cree usted que, precisamente, el tribalismo es el primer problema de Andalucía.

-Sin duda, sin duda. Por eso, Joaquín y Adelaida son dos personas que sirven de ejemplo de lo mucho que le queda por hacer a Andalucía, cuando supera el tribalismo y une los esfuerzos. Ese campus de excelencia tenemos que trabajar todos para que triunfe, para que sea un éxito. Y vamos a hacerlo.

Se acabó la tomadura de pelo

Ignacio Martínez | 17 de enero de 2009 a las 13:39

”Los

 

Se acabó la tomadura de pelo. Inmediatamente después de haber hecho aprobar a Las Cortes unos presupuestos generales del Estado para 2009, basados en un crecimiento del 1% del producto bruto nacional, el Gobierno español presentó ayer los números reales. Por fin revelan la cruda realidad: el PIB caerá el 1,6%, el paro rozará los cuatro millones de personas y el déficit público se acercará al 6% del PIB, según informó ayer el vicepresidente Solbes en rueda de prensa. Todo eso en un contexto internacional de pesadilla, que difumina cualquier horizonte de mejora, lejos de los cantos de optimismo que gasta el presidente Zapatero. Rajoy ha hecho bien en quejarse. En Andalucía la cosa es peor. Porque los datos que adelantan informes, como el presentado el jueves por el BBVA, dicen que habrá menos crecimiento y más paro que en el resto de España.

También es peor, porque hay menos explicaciones. El Gobierno de la Junta también hizo aprobar al Parlamento regional unos presupuestos sobre el engaño de un crecimiento anual del 1%. Ahora también revelan la cruda realidad: dicen que el año que viene el PIB regional caerá un 1,6. No dan porcentaje de paro, pero se acercará al 25% de la población activa, en torno al millón de personas: antes de final de año, uno de cada cuatro parados españoles será andaluz. El problema es que aquí en Andalucía ni siquiera ha habido una rueda de prensa del vicepresidente Griñán para rectificar, ni más explicaciones que un escueto cuadro en la web de la Consejería. Se acabó la tomadura de pelo: estamos mal y vamos a peor.