Archivos para el tag ‘PSOE’

Un partido no es una mafia

Ignacio Martínez | 24 de noviembre de 2012 a las 11:20

Un partido político no es una mafia. El autor de la frase no es español. Las desabridas palabras son de François Fillon, primer ministro de Francia durante los cinco años de Presidencia de Sarkozy y frustrado aspirante a sucederle al frente del gran partido de la derecha gala, la UMP. Lo dijo ayer mismo en la emisora RTL. Fillon se ha enfrentado por el puesto a Jean-François Copé, que es por así decirlo el jefe del aparato de la UMP, como secretario general. Han empatado en las elecciones internas del pasado domingo, aunque Fillon denuncia grandes irregularidades que han dado una victoria por la mínima a Copé. Ya ven, el aparato siempre gana. Es frustrante que actores esenciales de nuestro sistema político como los partidos tengan tan escasa democracia interna.

El PSOE de Cádiz es otro ejemplo. Continúa el culebrón herzegovino; los jefes provinciales y regionales del socialismo se la han jurado a los diputados provinciales que no quieren un relevo en la portavocía de la Diputación. La joven guardia pretoriana de Griñán va a degüello, con su habitual torpeza en el uso de la mano izquierda. Primero quisieron quitar en mayo a Cabaña, a la sazón secretario provincial y bestia negra del griñanismo, porque tenían mayoría entre los 12 diputados provinciales. Y lo democrático era entonces que el grupo decidiera. Desaparecido Cabaña, su sustituto como portavoz -José María Román- apoyó en el congreso provincial a la alcaldesa de Sanlúcar, Irene García, para liderar la provincia de Cádiz. Ahora, la alcaldesa quiere quitarlo y ponerse de portavoz, pero no tiene mayoría entre los doce diputados.

De golpe han cambiado los criterios y García aduce que quien manda en el asunto no es el grupo, sino el comité provincial. Total, que expedienta a los rebeldes, avalada por su mentor: Griñán en persona pidió ayer “lealtad con los órganos de gobierno, porque si no el partido es una banda”. Lo que establece un perverso silogismo. 1. Este es el partido más democrático, que todo lo debate y lo vota. (Menos cuando se decide en vísperas de las municipales que no habrá primarias). 2. El partido es su dirección. (Para eso se vota). Y 3. No obedecer a la dirección conduce a la anarquía. (A las bandas, que son todas malas menos una: la que manda).

Hay más. La secretaria provincial pidió previamente al portavoz que echara a alguno de los cuatro asesores del grupo socialista en la Diputación para colocar a la secretaria de Organización de su ejecutiva. Y también le exigió que le pasara el control sobre los 28.000 euros de que dispone el grupo para su funcionamiento. Román se negó y estalló la guerra. Francisco Sánchez Zambrano lo ha explicado muy bien en un excelente reportaje en Diario de Cádiz [http://cor.to/zmoF].

Mario Jiménez, que es por así decirlo el jefe del aparato del PSOE-A, como vicesecretario general, asegura que no hay ningún conflicto en el grupo socialista de la Diputación gaditana. Añade que el partido ya se ha pronunciado y que los militantes tienen que obedecer. Expresión que recuerda aquella máxima guerrista de que el partido es más importante que la institución. Aunque hay referencias peores. Althusser, en los 70, cuando Georges Marchais ya había abrazado el eurocomunismo, acusó al jefe del Partido Comunista francés de seguir practicando el viejo autoritarismo estalinista, en virtud del principio de que “el partido siempre tiene razón y su línea es siempre justa”. Y ayer llega Fillon y dice lo mismo que el filósofo, pero menos fino: un partido político no es una mafia. Tomen nota.

Cádiz Herzegovina

Ignacio Martínez | 21 de noviembre de 2012 a las 12:27

Cádiz vuelve a hacer bueno un comentario que se atribuye a Griñán: Cádiz Herzegovina. Definía el jefe del eterno partido gobernante en Andalucía la situación interna de su partido. Traducido, significa territorio habitado por varias tribus que se llevan mal entre ellas de manera permanente, aunque a veces hay alianzas cruzadas, que no duran mucho. Se pueden hacer chistes con la cosa. Pero lo que está pasando en la Diputación gaditana es un drama. La dirección provincial del PSOE, amparada por la regional, pretende echar al portavoz socialista, mayormente porque lo está haciendo bien. Y porque quiere su puesto la secretaria provincial y alcaldesa de Sanlúcar, pero no tiene mayoría. Hoy tienen citados a seis diputados insumisos, uno a uno de manera individual, para intentar doblarles la mano. Cosas de la vida.

El PSOE presume, sin embargo, de su impecable espíritu democrático en comparación con los métodos arbitrarios que atribuye a sus rivales del PP. Sus dirigentes no se cansan de decir que en su partido hay debate, pluralismo y votación, mientras que en el PP todo se decide en la cúspide y tras el dedazo de turno se obedece al nuevo jefe sin rechistar. Esto último lo confirma en su primer tomo de memorias Aznar, que explica cómo le ofreció dos veces el puesto de líder del PP y candidato a la Presidencia del Gobierno a su amigo Rodrigo Rato. Y cómo este primero lo rechazó, y aunque después cambió de opinión el césar se decantó por Rajoy. La sola voluntad de un hombre.

En la acera de enfrente, mucho presumir, pero no hay tanta diferencia. Sin ir más lejos, Chaves ofreció a su amigo Griñán la Presidencia de la Junta graciosamente y el interesado dijo primero que no, para aceptar más tarde. Ahora en Cádiz pasa algo parecido, la ejecutiva pide a los diputados provinciales socialistas que cambien de portavoz y como no hay mayoría se pasa a las amenazas. La foto es la siguiente: en mayo, once días antes de que el secretario provincial González Cabaña dimitiera por su estrenado escaño en el Congreso los griñanistas pidieron por el registro de Diputación su sustitución con la firma de siete de los 12 diputados provinciales del PSOE. Imponían así la voluntad mayoritaria del grupo a la de la ejecutiva. Cabaña consiguió parar el procedimiento lo suficiente para marcharse sin que se ejecutara el relevo.

Tras su dimisión se nombró portavoz al ex alcalde de Chiclana José María Román. Este y sus seguidores fueron decisivos para volcar el congreso provincial a favor de la griñanista Irene García. Más tarde, Román y los suyos le ganaron el congreso local de Chiclana a Jiménez Barrios, presidente provincial y eterno enemigo, que forma parte de un trío de veteranos que maneja la provincia, con Blanco y Menacho. La nueva secretaria local de Chiclana pide la cabeza de Jiménez Barrios como preisdente provincial y se desata una nueva guerra interna. Francisco Sánchez Zambrano lo contó en un excelente reportaje hace un mes en Diario de Cádiz [http://cor.to/zmoF].

Al final Irene García quiere el puesto (y el sueldo) de quien facilitó su elección hace seis meses, y así lo exige su ejecutiva: o sea, el argumento contrario al utilizado en mayo contra Cabaña. Entonces el grupo era más importante que la ejecutiva, ahora la ejecutiva manda sobre el grupo. Marxismo puro, sector Groucho: estas son mis ideas, si no le gustan tengo otras.  Total, que a mediodía de hoy los seis díscolos tendrán que soportar la presión y la ambición de sus dirigentes provinciales y regionales. Lo del dedazo no sé si será más democrático, pero seguro que es menos hipócrita

Etiquetas: ,

Caída libre por el tobogán

Ignacio Martínez | 12 de noviembre de 2012 a las 19:34

El aprecio por los dos grandes partidos nacionales va cayendo por un tobogán gigante a toda mecha. Una encuesta publicada ayer dice que su fidelidad de voto está bajo mínimos: sólo un 49% volvería a votar al PP y un 45% al PSOE. Un agujero enorme se abre en la corteza electoral española, sin mucha alternativa; Izquierda Unida y UPyD no son capaces se absorber a tanto huérfano. Las circunstancias devoran a la peor hornada de políticos de la democracia.

La consejera de Presidencia de la Junta de Andalucía reconoce que se llega tarde para resolver el drama de los desahucios. Ella se refiere a los de las viviendas, pero se queda corta. Es toda la sociedad la que está desahuciada: la primera acepción de desahuciar en el diccionario es quitar a alguien toda esperanza de conseguir lo que desea.

Mientras los políticos hacen declaraciones grandilocuentes, se producen cientos de desahucios diarios de viviendas, que quedan abandonadas, deteriorándose. La gente de suicida de desesperación. Los jueces claman por un cambio urgente de las ejecuciones hipotecarias. Una abogada general del Tribunal de Justicia de la UE considera que la normativa española sobre desahucios incumple la directiva comunitaria de protección del consumidor frente a cláusulas abusivas. Los ciudadanos organizan grupos espontáneos de apoyo a las familias afectadas. Y PP y PSOE dicen que se van a poner a la tarea. Bravo.

También hablan de eliminar los solapamientos de las administraciones. Pero no hacen nada. Aunque propuestas no faltan, dentro y fuera. Se pueden eliminar diputaciones, mancomunidades, pequeños municipios y hasta autonomías. La Fundación Ciudadanía y Valores ha propuesto la reducción de las regiones a diez. Compara España con los países federales. La media de habitantes por entidad federativa de la India es de 35 millones, Brasil 7,3, Estados Unidos 6,2, Alemania 5,1, México 3,5, Canadá 2,6 y Australia 2,4. Los autores del informe proponen una media como la alemana, que es más del doble que la española, y plantean eliminar todas las comunidades uniprovinciales menos Navarra.

En Italia, Monti ha eliminado los ayuntamientos de menos de mil habitantes, que serían más de la mitad de los españoles. En el año 2010 Grecia redujo en dos tercios sus municipios, que pasaron de 1.034 a 355, con una reducción de gasto estimada de 1.185 millones de euros anuales, lo que traducido a España podría significar una cuantía cercana a los 10.000 millones de euros. Entre tanto, los políticos dicen que van a hablar, que van a crear comisiones de estudio.

La misma consejera de Presidencia que lamenta llegar tarde a los desahucios, probablemente también llegue tarde al de su propia organización. Sostiene la señora Díaz que el PSOE actuó correctamente en el caso de los eres fraudulentos. No, no es cinismo, es efecto del vértigo que da la caída libre por el tobogán. Se desvaría.

Etiquetas: ,

Bipartidismo desvencijado

Ignacio Martínez | 23 de octubre de 2012 a las 21:10

Suenan tambores de guerra en el PSOE. El perfecto bipartidismo español se está desvencijando por el flanco izquierdo a inusitada velocidad. Con un resultado que no ofrece tranquilidad: fragmentación, radicalidad, auge independentista. El hundimiento electoral de los socialistas en Galicia y el País Vasco ha puesto nerviosa a la tropa. Odón Elorza, ex alcalde de San Sebastián, pide una catarsis. El diccionario dice que eso significa purificación, eliminación, expulsión. La ex ministra Trujillo precisa el objetivo. Espera la dimisión de Rubalcaba.
Adelantándose a la debacle electoral, el PSOE andaluz ya organizó un acto hace una semana en Sevilla con el jefe de los socialistas valencianos, Ximo Puig, para mandarle un recado al secretario federal: hace falta una oposición más profunda, con más ritmo y con una respuesta más ágil a los problemas. Total, que dos de las federaciones con más porte en el partido estaban suspendiendo a Rubalcaba antes de que las urnas lanzaran su veredicto.
El descrédito socialista es muy superior al deterioro del Gobierno. Y además no encuentra resistencia en su bajada. Griñán y su joven guardia pretoriana pretenden marcar el paso a la desorientada familia socialdemócrata española. Han lanzado la idea de un Estado federal, como si fuese el bálsamo de Fierabrás. Pero el asunto central no es cómo de federal sea del Estado, sino cómo de asimétrica resulte su configuración y financiación. Entretanto, el resultado vasco debilita en extremo la idea de Rubalcaba de que Patxi López pudiese sustituirle en el próximo cartel electoral. Y en sentido contrario, Griñán ha aumentado sus posibilidades después de la noche de ayer.
Por lo demás, las elecciones del domingo nos dejan un triunfo personal muy claro de Feijóo en Galicia, que ha evitado coincidir con Rajoy en los mítines y ha soslayado las siglas de su partido. Los liderazgos han sido rentables en la cita gallega, porque el otro triunfador, Beiras, sin dinero ni publicidad institucional, ha sacado nueve diputados. A quienes atribuyen las penalidades del PA a la falta de medios hay que recordarles que una idea y un líder son más importantes. En Euskadi han triunfado las marcas. El PNV sólo pierde 16.000 votos con la irrupción de Bildu y saca tantos diputados como PSOE y PP juntos. Es un partido menos conservador que los populares, menos izquierdista que los socialistas, menos radical en su soberanismo que batasunos y amigos. Está en el centro del patio y tiene toda la experiencia en el manejo del Gobierno vasco. Y Bildu es ya una marca registrada, con una cuarta parte de los votos vascos. Nada menos. Será una buena noticia si se acaban creyendo que la democracia es el camino. Pero todavía les falta mucho trecho que andar.
Mario Conde ha fracasado en su enésimo intento de blanquear su historial con un proyecto político. Con 15.700 votos y el 1,1% del electorado naufraga otro propósito de crear un partido a la derecha del PP. De momento el populismo gana enteros sólo por el flanco izquierdo del extinto bipartidismo.

Etiquetas: , , ,

Marca España

Ignacio Martínez | 7 de octubre de 2012 a las 19:16

Los obispos nacionales piensan que España es un bien moral que debe preservarse. A primera vista podría ser un distintivos de la marca España. Pero no. En una declaración institucional publicada esta semana sobre la crisis, la Conferencia Episcopal ha añadido su inquietud por las tensiones independentistas destapadas en Cataluña. Este cronista cree que la unidad de España es un bien sentimental, histórico, cultural, político y hasta económico, pero nunca habría pensado que también era un patrimonio religioso. Asunto que recuerda aquellos tiempos imperiales en los que la patria era la reserva espiritual de Occidente. A los purpurados no les gusta el independentismo de Mas. ¿A todos? No, de 21 obispos cuatro se abstuvieron: los cuatro catalanes.
Si les sorprende esta brecha en la monolítica Iglesia de monseñor Rouco, más les sorprenderá que en el PP de la señora Cospedal haya un pequeño motín contra la medida de retirar el sueldo a los diputados de Castilla-La Mancha. Los hay que viven a 400 kilómetros de Toledo. Con lo que difícilmente pueden ganarse la vida y además ocuparse de los asuntos públicos a la capital castellano manchega. Salvo que se sea rentista o rico heredero, como la gente que se dedicaba a estos menesteres en el Antiguo Régimen. La jefa del PP no sólo ha recibido críticas de la oposición, sino también de sus filas. Desde Baleares, Galicia y Extremadura. El presidente Monago ha sido muy claro: con medidas así se da la impresión de que los políticos no hacen nada y sobran.
El retrato español no termina aquí. ¿Se acuerdan cuando en vísperas de las elecciones andaluzas el PSOE cambió la ley electoral para hacer incompatible ser diputado autonómico y alcalde? ¿Se acuerdan de lo malos que eran los del PP por poner de candidatos a los Zoido, Oña, Rojas y compañía? Pues lean los números uno que estudian los socialistas catalanes para las elecciones de noviembre: por Barcelona, Pere Navarro, alcalde de Tarrasa; por Lérida, el alcalde de la capital Ángel Ros; por Tarragona, el alcalde de la ciudad Josep Fèlix Ballesteros, y por Gerona hay dudas pero suena fuerte Feli Fernández, alcalde de Palafrugell. Coherencia por doquier. Marca España.

¡Vivan las caenas!

Ignacio Martínez | 15 de julio de 2012 a las 10:24

Mucha gente se ha quedado atónita por el entusiasmo con el que la bancada del PP aplaudía y jaleaba cada anuncio de recortes en el subsidio de paro, sueldos de funcionarios o pensiones que hizo el presidente del Gobierno el miércoles. La sorpresa invade al propio Partido Popular; tanto que si volviera a producirse el pleno actuaría de forma más comedida. Una cosa es apoyar a Rajoy porque está pasando un mal rato en su particular camino a Damasco, caído del caballo boca arriba, como San Pablo en el cuadro de Caravaggio; desdiciéndose de todas y cada una de sus promesas electorales. Y otra muy distinta es esa pasión desmedida.

¡Vivan las caenas!, parecían querer decir quienes no padecerán los recortes. Capítulo aparte merece el comportamiento de la diputada Fabra. Si se repasa el vídeo, es difícil concluir que su frase “¡que se jodan!” está dedicada a los socialistas allí presentes. Las diputaciones que el Gobierno quiere reforzar tienen otros daños colaterales: incuban dinastías como las de los Baltar o los Fabra.

Hay un claro déficit democrático, y el fin de semana político andaluz ha sido un ejemplo. Los populares han elegido presidente en un plácido congreso en Granada, sin una sola voz discordante. Los dirigentes del PP en la periferia regional no están entusiasmados con el designado, pero nadie se atreve a discrepar. En Sevilla la candidata a la secretaría provincial del PSOE se permitió decir que el Partido Popular elige a sus direcciones en una barra de bar.

Puede ser, pero en el PSOE los congresos se ganan en las instituciones en vez de en la hostelería. El método es variado. El secretario de Málaga llama a una delegada de los críticos a la que se le termina un contrato en una empresa pública de la Junta y la interesada le firma a su propio jefe un aval para la candidatura oficial robado así a los adversarios. Un consejero llama a su delegada en Córdoba con el mismo fin y resultado. Un presidente de diputación, no muy distinto de Fabra o Baltar, pone firmes a los alcaldes y sus huestes aireando las ayudas públicas. Y el personal, gritando para sus adentros ¡vivan las caenas, que hay que comer! Desde luego, la democracia no pasa por buenos momentos. Desde la raíz.

Etiquetas: , , , ,

‘Eres’ en el solsticio estival

Ignacio Martínez | 8 de julio de 2012 a las 9:20

Estoy convencido de que la próxima comisión de investigación que se forme en el Parlamento andaluz irá mejor que la de los eres. Elemental: 17 años sin hacer ninguna dejan secuelas. El PP preso de la ansiedad, ¡por fin una comisión de investigación!, pidiendo la Biblia en verso. El PSOE enrocado, dispuesto a tirar balones fuera, a poner el ventilador y a levantar las manos como un defensa de Portugal después de arrollar a Iniesta en la Eurocopa. E Izquierda Unida, de árbitro. Un árbitro que hay que pensar que puede ser casero, porque es el actual socio del Gobierno investigado.

Que un diputado de la experiencia y reputación de Ignacio García presida la comisión es una garantía para muchas cosas, pero no de todas: estaba dispuesto a convocar en la primera tanda de comparecencias al chófer de Guerrero y a dos ex directores generales de IFA/Idea y no le dejaron los portavoces de PSOE e IU. García no es del PCE y en IU mandan los comunistas, para que nos entendamos.

El PP había pedido la comparecencia de 135 personas. Le han rechazado 113. Había pedido mucha documentación, quizá demasiada; la parte contraria apunta que supondrían 100.000 folios. Pero se le ha admitido la mitad de la mitad de la mitad. Está claro que el examinado no quiere ni mucha luz, ni mucho taquígrafo. Es chocante que comparezcan los dos ex presidentes de la Junta concernidos en pleno mes de agosto. En vez de nocturnidad y alevosía, solsticio estival. Media España de vacaciones y uno de los efectos de la comisión, su repercusión sobre la opinión pública, burlado por la estrategia procesal.

A esta comisión le faltan muchos detalles. Para empezar el informe de la Cámara de Cuentas. Sólo comparece un interventor general de la Junta y políticos de primera fila. Se supone que habrá una nueva tanda de comparecencias. Porque sería un escándalo que no acudieran viceconsejeros, directores generales del IFA y otros altos funcionarios, intrusos, el chófer de Guerrero, intermediarios, aseguradoras, sindicatos. Faltan demasiadas cosas. Será la falta de práctica.

Crece el sectarismo

Ignacio Martínez | 10 de junio de 2012 a las 9:51

Da gusto oír al ministro del ramo y al portavoz del PSOE coincidir en algo. La histórica ocasión ha sido el nombramiento como gobernador del Banco de España de un Linde, que resulta ser pariente de los Linde malagueños que tan buenas carreras hicieron en Unicaja y el PSOE. De Guindos resalta la independencia, competencia en asuntos monetarios y bancarios, conocimiento técnico y prestigio profesional de Luis María Linde. Mientras que para Valeriano Gómez es sensato, riguroso, culto y buen conocedor del Banco de España y el sistema financiero. Reconforta. No se puede inspirar confianza dentro y fuera del país tirándose pedradas constantemente.

Un ejemplo perfecto de fuego cruzado son las comisiones de investigación. Llevamos en Andalucía 17 años sin una sola, porque el PSOE no ha dejado. Al PP esto le parece una muestra de la escasa vocación democrática de su adversario. La comisión de investigación sobre los ERE se pondrá en marcha esta semana porque ha sido una de las condiciones de Izquierda Unida para entrar en el Gobierno andaluz. Pero nace rodeada de polémica y tensión.

El PP la califica de paripé por su escasa duración y profundidad. E IU mostró su desagrado por el deje autoritario, marca de la casa, de la consejera portavoz de la Junta que el martes sostuvo que no hay motivo para que el presidente Griñán, su antecesor u otros miembros del Consejo de Gobierno comparezcan ante esa comisión. Por el contrario, el PP tan escrupuloso en el Parlamento andaluz no permite una comisión en el Congreso para investigar al sistema financiero y no deja que comparezca Dívar. Le parece inoportuno.

Completa el cuadro del sectarismo el cambio en la ley de RTVE que permite al PP nombrar presidente de la Corporación por mayoría absoluta en vez de la cualificada exigida antes. Para el PSOE es el acabose. Abandona el consejo de administración; rompe la baraja. Lástima que cuando tenía mayoría absoluta en Andalucía, en 2008 eligiese al actual director general de Canal Sur por el mismo método que ahora le invita a la indignación. En la encuesta del CIS de esta semana los políticos son uno de los primeros problemas del país para un 22,5% de la población. Normal.

Todo sigue igual en el PSOE andaluz

Ignacio Martínez | 4 de junio de 2012 a las 19:31

Los congresillos provinciales para elegir delegados al XII Congreso del PSOE andaluz se han saldado con grandes victorias del aparato regional, menos en Jaén. Normal. El aparato siempre gana, con el apoyo decisivo del Gobierno de la Junta. Faltan los congresos de Cádiz y Córdoba. Estoy en desacuerdo con la teoría del régimen, según la cual el PSOE de Andalucía se ha mantenido 30 años en el poder con el mismo método que el PRI en México durante el doble de tiempo. No. Aquí ha habido alternancia en todos los ayuntamientos de las capitales y grandes ciudades y en diputaciones. Así que régimen no. Por el contrario, es chocante la identificación entre el Partido Socialista y la Administración autonómica.

Ahora mismo, sin ir más lejos, es dudosamente democrático que se elijan delegados al congreso regional y a los provinciales antes de designar cientos de puestos en las delegaciones del Gobierno autonómico. Se ha elegido a los compromisarios para los congresos provinciales dos meses antes. Y se han retrasado los nombramientos en la estructura periférica de la Junta. Eso no es casual. Hay algo de escasamente democrático en que el secretario regional del PSOE vaya a Málaga a decir en un foro cívico que el actual secretario local es su hombre. Lo hace el mismo día que se empiezan a votar los delegados a los congresos. El que habla es visto por los centenares de asistentes como el gran colocador, el hombre de cuya voluntad dependen promociones o destituciones en cargos y puestos de la Administración.

Se da la circunstancia perversa de que los secretarios provinciales del PSOE deciden quienes son los delegados de las consejerías y los demás nombramientos. Son los jefes. El actual presidente de la Junta no ha cambiado ese sistema en tres años. Hace pocos meses Josefina Cruz debió emplearse a fondo para evitar que el partido le cesara a su delegado en Córdoba. Ahora se acuña para el congreso de Almería un bonito eslogan: la reinvención del partido. Me declaro escéptico. No se conoce una organización política que se haya renovado permaneciendo en el poder. El partido sólo se ha impuesto a los presidentes de la Junta cuando tenía apoyo aéreo, con el guerrismo al mando y el PSOE en el Gobierno. Le pasó a Escuredo, a Borbolla y a Chaves al principio. La debilidad de Almunia, Zapatero y Rubalcaba, especialmente cuando estaban en la oposición, permitió en Andalucía unir partido y Gobierno, hasta confundirlos.

En estas circunstancias, el 35% de votos en Sevilla para los críticos es un resultado estratosférico. El 22,42% de Málaga, más discreto, también es meritorio, contra el primo de Zumosol y sus amigos locales. La pugna es muy desigual entre quienes tocan el corazón de sus compañeros con sus ideas socialistas y los que les pueden tocar la nómina. ¿Reinvención? Más bien parece que todo sigue igual.

Etiquetas:

Griñán III, cal y arena

Ignacio Martínez | 7 de mayo de 2012 a las 15:12

Griñán ha hecho varias cosas en su III gobierno. La primera, obligada: una coalición con Izquierda Unida para conservar el sillón. La segunda, rodearse de gente de confianza; lo dijo en Canal Sur, gente solvente, que se compenetre con el presidente. Mantiene su círculo íntimo con Aguayo y Ávila, a los que se suma Luis Planas, uno de los políticos andaluces con mejor currículum internacional. La tercera, hacer un equipo pensando en el congreso regional de su partido, y en los congresos provinciales. El nombramiento de Susana Díaz no sé bien si es el final del susanismo de palo y cachiporra en el PSOE andaluz o el inicio de un delfinato en la Junta. Veremos.
La arena son los ajustes de cuentas. El mantenimiento de Mar Moreno en el Gobierno no se entiende por su hoja de servicios, sino por su coincidencia en dos cosas: el apoyo a Chacón en el congreso federal socialista y su mutua oposición a Gaspar Zarrías, líder del PSOE en Jaén. La salida de Micaela Navarro del Ejecutivo tiene la misma clave orgánica. Apoyó a Rubalcaba y está en el entorno de Zarrías. Pero, sobre todo, era la persona en la que todo el mundo pensaba para sustituir a Griñán en caso de que se cumplieran los pronósticos de un hundimiento socialista el 25 de marzo. Ésta es la razón por la que sacrifica a una de las piezas más sólidas del anterior Gobierno. La recuperación de Justicia como consejería sólo se explica por la misma obsesión. Nombra a un amigo para el cargo a quien Gaspar vetó en el pasado para secretario general de Justicia. Para eso es presidente.
Los consejeros de IU tienen experiencia y seguro que no desentonan en el Gabinete. Tampoco asustan a los empresarios. El presidente del Consejo de Turismo de la CEA ha hecho elogios del nuevo titular de esa cartera. Sólo un matiz. Los tres consejeros son dirigentes del Partido Comunista, organización que no se presenta como tal a las elecciones desde hace 25 años, tres antes de la caída del Muro de Berlín. Están detrás de un conglomerado de organizaciones políticas y sociales, Izquierda Unida, los Verdes, Convocatoria por Andalucía…, pero los tres consejeros son de El Partido por antonomasia. Y de su politburó. Es una habilidad.

Etiquetas: , , ,