Archivos para el tag ‘Rajoy’

Un debate González-Aznar

Ignacio Martínez | 29 de octubre de 2011 a las 10:32

En este país no tenemos tradición de debates televisados entre los candidatos a la Presidencia del Gobierno, si se exceptúa Cataluña, en donde Jordi Pujol, incluso cuando disfrutaba de cómodas mayorías se encerraba con líderes de todos los partidos, con representación en el Parlament. Cataluña en eso, como en muchas otras cosas, nos da ejemplo. Sigue una tradición francesa se que aplica en todas las elecciones a la Asamblea Nacional. También allí hay costumbre de hacer debates entre los candidatos a la Presidencia de la República, en particular en la segunda vuelta, cuando ya sólo quedan dos litigantes.

En España somos más castizos. Más atrasados, por decirlo sin ambages. Cuando un candidato se sabe ganador, sencillamente no arriesga. No lo hizo nunca Suárez, ni González, hasta que en 1993 se vio con el agua la cuello y admitió dos debates con Aznar, que le ganó claramente el primero. Hasta entonces, Felipe escurría el bulto, y decía aquello de que se pusieran de acuerdo todos los demás y le dijeran con quién tenía que debatir. La broma ya no le valió en el 93 y cuando perdió en el 96 por muy poco se lamentó de que le había faltado un debate. Si los hubiera fomentado en sus años de gloria, quizá el PP no hubiera podido negarse.

Luego, Aznar hizo uso del mismo oportunismo: no quiso debates ni en 1996 ni en 2000, porque se notaba sobrado. Lo mismito que Rajoy en 2004, cuando recibió el testigo de Aznar y creía que no debía arriesgar. Detalle este muy señalado de su personalidad. En 2008 Zapatero y Rajoy estaban empatados y se celebraron dos debates trabadísimos, porque las condiciones que ponen los estados mayores de los candidatos hacen de estos encuentros dos monólogos consecutivos, sin chispa, sin chicha, ni lugar para preguntas incómodas por parte de periodistas que hagan su trabajo, en vez de guardias de tráfico que administren el tiempo.

Pero no hemos conseguido convertirlo en una costumbre. Los políticos no se sienten presionados por la opinión pública y el PP se permite ningunear a la televisión pública. De tal manera que ha conseguido evitar que Rajoy se encierre con Rubalcaba dos noches y lo ha dejado en una sola, para cubrir el expediente. Y el PSOE, que va camino de una derrota clamorosa, se ha conformado, porque no tenía más remedio. Espero sin emoción alguna el debate convenido para el lunes 7 entre los dos contendientes a la Presidencia. Otra cosa sería un González-Aznar. Ana Pastor se lo propuso a Felipe la semana pasada en Los Desayunos y aceptó de inmediato. Me temo que Aznar no puede decir que sí, por mucho que le apetezca. Pero ese debate sí que tendría emoción. Aunque se jueguen nada, o precisamente por eso.

La izquierda ‘holandesa’

Ignacio Martínez | 17 de octubre de 2011 a las 12:29

Los ‘holandeses’ están de enhorabuena en Francia. Su candidato a la Presidencia de la República ha ganado claramente unas estimulantes primarias, convocadas por el Partido Socialista pero abiertas a toda la izquierda, en las que ayer participaron casi tres millones de personas. François Hollande ha ganado a la alcaldesa de Lille, Martine Delors, que usa como es costumbre en Francia su apellido de casada, Aubry. Pero en este capítulo de la historia de las presidenciales francesas de mayo próximo no es tan relevante quién será el aspirante al trono del Elíseo, sino el método para elegirlo. Los ‘leoneses’ que, presa de la compasión o de un entusiasmo a prueba de bomba, siguen defendiendo el legado de Zapatero si se exceptúa su pésima gestión de la crisis, deberían leer con mucho cuidado las noticias que llegan de Francia.

El todavía secretario general del Partido Socialista español llegó al liderazgo de su partido por una suerte de primarias. Y prometió, además de otras cuestiones radicalmente incumplidas, un nuevo modelo de partido. Entre los principios que él y los suyos se han merendado en la última década está el sistema de primarias para elegir a sus candidatos. Un método ingrato para todo aparato que se precie. Abolido de manera arbitraria en Andalucía en vísperas de las elecciones municipales, sin ir más lejos.

Si las maneras del guerrismo parecían abusivas hace veinticinco años, los liderazgos débiles que se aprecian en casi todos los secretarios provinciales del PSOE andaluz, y en su propio secretario general, están produciendo un efecto aún más devastador. La inseguridad no es precisamente una fuente de autoridad. Hay actitudes que rozan el ridículo, como ver a la dirección de los socialistas malagueños solicitando firmas de apoyo ante los focos de rebelión que se le abren. En paralelo a estos forcejeos por mantener el poder, la organización sufre una desmovilización total. Por ejemplo, agrupaciones con 600 militantes, que organizan actos con sus candidatos a los que se presenta una veintena de asistentes.

A cinco semanas de las elecciones generales, todas las encuestas que van saliendo dicen lo mismo: que Rajoy mejorará al Aznar del 2000 y que Rubalcaba quedará peor que Almunia en aquel entonces. Un año en el que se produjeron el máximo y el mínimo históricos de PP y PSOE. El aciago vaticinio de los sondeos en España contrasta con el entusiasmo con el que la izquierda francesa y los ecologistas han participado en las primarias que han nominado a Hollande como el adversario de Sarkozy en las próximas elecciones presidenciales. Zapatero ha fracasado en muchas cosas. Y algunas eran gratis, como aquella poética manera de prometer un nuevo modelo de partido, primarias incluidas, que el viento se llevó.

Negociar con ventaja

Ignacio Martínez | 16 de octubre de 2011 a las 10:59

Vienen épocas de estrecheces. Más todavía. Y todo dios toma posiciones. Los nacionalistas catalanes quieren pagar menos al Estado. Reclaman los privilegios fiscales de vascos y navarros. Y quieren mandar más. Urkullu le ha ofrecido a Rajoy que el PNV entre en su Gobierno. Duran, el hombre que considera que Andalucía tiene la hostelería más próspera de la península, también se muestra dispuesto a que CiU entre en el próximo gabinete. Con una condición: el pacto fiscal. Habrá mucha tensión entre las autonomías ricas y pobres. Y quienes tienen partidos que defienden sus territorios, mayormente ricos, cavan trincheras para negociar con ventaja.

Al próximo Gobierno de la nación le tocará también la tarea de negociar unos presupuestos europeos para siete años y la nueva política agraria común, que deben entrar en vigor en enero de 2012. No es indiferente en absoluto que el responsable de esa cartera sea una persona con un gran conocimiento de la materia y de los mecanismos de toma de decisiones en la Unión Europea.

Una necesidad, dicho sea de paso, que puede empujar a Rajoy a poner de nuevo en Agricultura a Miguel Arias Cañete, aunque al interesado le complazca más el sillón de Exteriores. Pero sea quien sea quien esté al frente, tampoco será baladí la nacionalidad o región del titular de Agricultura. Andalucía pesa muy poco en la España de hoy; a ver si a partir del 20 de noviembre se nota la influencia que se le supone a Javier Arenas sobre el casi seguro nuevo presidente del Gobierno. Al fin y al cabo su ayuda fue inestimable para que las huestes del Tea Party español comandadas por Esperanza Aguirre no acabaran con don Mariano en 2008.

Otro método que fortalece a los territorios es la unidad. Todo el mundo está de acuerdo ahora en Andalucía en cerrar filas ante la propuesta de reforma de la política agraria común. Quizá Griñán haya reflexionado sobre su discurso en el Comité de Regiones de la UE en enero. Planteaba cambiar los criterios de reparto agrícola dentro de Andalucía. Aplicar ahora esa filosofía en el interior de España con la nueva PAC, le costaría a Andalucía miles de millones de euros. Negociaremos en desventaja. Hay frivolidades muy caras.

El Capitán Trueno

Ignacio Martínez | 10 de octubre de 2011 a las 10:05

Vino el ex presidente Aznar a Málaga, con la espada del Capitán Trueno, para inaugurar la convención popular antesala de la campaña que llevará a Rajoy en volandas a La Moncloa. Estuvo duro en todos los terrenos, menos para celebrar por adelantado el triunfo de su delfín: dijo que es la hora de Mariano con la más absoluta falta de pasión. Es posible que le traicionara el subconsciente, por los arduos esfuerzos que personas y medios afines hicieron para tumbar a Rajoy tras su derrota de 2008. Ahora, con la victoria que se avecina, echa pelillos a la mar. Rajoy, por el contrario, se acuerda: dejó claro en su discurso final que estaba allí gracias a los militantes, “y a nadie más”.

Total, que vino José María Aznar en plan duro. Y lanzó como piedras algunas verdades, como que el nuevo presidente va a heredar un país en ruinas. Es cierto. Después de décadas de crecimiento de la población, España ha vuelto a ser un país de emigrantes. Y los que se van son los más jóvenes y más preparados. Sin duda que la torpeza del presidente del Gobierno tiene una enorme responsabilidad: a Zapatero la crisis le ha venido muy grande. No toda la culpa es suya; el hundimiento de la economía mundial ha ayudado a su desorientación. Pero lleva cuatro años dando tumbos.

El problema con Aznar surge cuando lanza falsedades como piedras. Ha dicho el ex presidente que el Gobierno está suplicante, mendigando a ETA algún gesto. Zapatero se equivocó gravemente cuando siguió negociando con la banda después del atentado contra la T4, pero eso fue en la anterior legislatura. En ésta ha habido un amplio consenso con el PP, y si Bildu ha podido presentarse es porque el Constitucional lo ha permitido. En todo caso, peca Aznar de poca memoria. En 1998 acercó presos etarras al País Vasco para facilitar el diálogo con la banda terrorista. En marzo afirmó que si ETA dejaba las armas sabría ser generoso. En noviembre, llamó a la banda movimiento vasco de liberación nacional. Hubo una sesión negociadora el 19 de mayo del 99 en Zúrich entre tres enviados suyos y jefes terroristas. Y se lamentó de que no se produjeran más contactos, en septiembre siguiente: “Es porque ETA no quiere, no hay ninguna otra razón”. No es mal ejemplo de súplica.

Pensando en Mas, Arenas dijo el sábado que la talla de las ideas no se mide por la capacidad de insultar. Eso no lo haría el Capitán Trueno.

Etiquetas: , , , ,

Democracia directa

Ignacio Martínez | 26 de septiembre de 2011 a las 13:16

La izquierda ha conseguido la mayoría absoluta en el Senado francés, por primera vez en más de medio siglo. En esta Cámara de representación indirecta siempre hubo un predominio de los gaullistas y sus aliados, desde que el general De Gaulle encargara la Constitución de 1958. La crisis, como se ve, puede con tradiciones e instituciones que parecían parte del paisaje. Y no perdona: se lleva por delante a gobernantes y mayorías de derechas y de izquierdas. Angela Merkel ha perdido seis elecciones regionales en Alemania este año. Y el suyo es el único partido democristiano que sigue ocupando un puesto central en un país europeo.

A los gobernantes democristianos y socialdemócratas se los ha llevado el vendaval de la crisis por igual. El argumento de que la izquierda se ha quedado sin ideas y no aporta nada nuevo en esta coyuntura es tan cierto como que en la acera de enfrente pasa lo mismo. Y quienes están en la oposición se encuentran bien situados para sustituir a los sufridos presidentes o primeros ministros salientes. Es el caso de los socialistas en Francia y Alemania o de los conservadores en España. En las protocolarias despedidas la semana pasada en el Congreso de los Diputados podían verse sonrisas más amplias y relajadas en el campo de los que abandonan el Gobierno, que entre los que llegan nuevos. Será por la responsabilidad que se le viene encima al PP o por el estrés que supone a muchos de sus dirigentes el sinvivir de no saber si serán o no ministros de Rajoy.

Y el problema no es Europa, como pretende Timothy Geithner, el secretario del Tesoro norteamericano, que auguró este fin de semana una cascada de quiebras en Europa si no se refuerza el fondo de rescate de la UE. La falta de imaginación no es mérito exclusivo de los europeos, como puede verse en las políticas de Obama, tanto en el plano doméstico, como en el internacional, amenazando a los palestinos si se atrevían a pedir el reconocimiento como Estado.

Pero sí hay algo que está cambiando en Europa. El voto abandona el bipartidismo clásico, poco a poco. Hace dos años, en las elecciones alemanas que ganó la señora Merkel, los dos principales contendientes democristianos y socialdemócratas juntaron el 57% de los votos emitidos, frente al 90 que tenían en la época del canciller Adenauer. Por cierto, cuando De Gaulle fundó la V República francesa. La semana pasada, en la ciudad estado de Berlín además de SPD, CDU, verdes, Izquierda y liberales, un nueve por ciento de los votantes han preferido al Partido Pirata, invento sueco de hace cinco años que ya tiene franquicia española, que propugna democracia directa, software libre y reformar las leyes de la propiedad intelectual, para lograr la máxima libertad en internet.

Ya que los gobernantes no azuzan el ingenio, lo hacen los electores.

Ricos ricos

Ignacio Martínez | 14 de septiembre de 2011 a las 11:11

La marca de coches deportivos de lujo Porsche bate récords. Ha vendido en agosto más de nueve mil ejemplares de sus cinco modelos en todo el mundo. Es un aumento del 43,4% respecto al mismo mes del año pasado; éste ha sido el mejor mes de agosto de la historia para la marca alemana. Ya ven, hay quien hace su agosto mientras algunos pasan apuros para llegar a fin de mes, los particulares que estaban en Bolsa han visto cómo sus ahorros se han reducido a la mitad desde 2007 y todo dios hace apuestas sobre la quiebra de Grecia. La crisis va por barrios. De hecho de los cinco distribuidores oficiales de Porsche que hay en Andalucía, dos están en Marbella. Este fabricante ha vendido en los ocho primeros meses del año 80.412 unidades en el mundo. Busco en un catálogo los precios, para hacerme una idea de qué estamos hablando y encuentro gangas a 51.667 euros y otros un poco más onerosos por 222.762.

Supongo que si el Gobierno español, como han hecho antes los ejecutivos conservadores de Francia, Italia y Portugal, pone un impuesto a las grandes fortunas, esta industria alemana con tantos clientes en esa gama de posibles no se vería afectada. Sorprende que el PP considere demagógico poner en vigor este impuesto, que no está claro que vaya a suprimir cuando llegue al Gobierno. Rajoy tiene una particular falta de habilidad con los números. Las decenas de trajes, americanas, pantalones, cinturones, zapatos y demás complementos que Camps y tres de los suyos recibieron de la trama Gürtel, quedaron reducidos a “tres trajes”. El impuesto de patrimonio fue suspendido por el Gobierno en 2008, hace tres años, pero Rajoy se lamenta de que se reponga algo que se quitó “hace un año”. Si Barreda no era un contable, Rajoy tampoco lo es….

El Partido Popular tiene razón en afearle al PSOE falta de criterio en este asunto. Rubalcaba en una entrevista el domingo precisaba que el impuesto sobre patrimonio no se eliminó, sino que sigue vigente con una exención del 100%. Y se recuperará sólo en parte, de tal manera que el último año que se pagó se recaudaron 2.100 millones y ahora puede estar en 1.400. En todo caso, no parece que el mundo esté como para que los que más tienen no contribuyan más. En algún caso, mucho más: antes del verano conocimos que una familia de banqueros españoles tenía distraídos unos miles de millones de euros en Suiza desde la guerra civil. Se supone que no es de aplicación en este caso el argumento de Rajoy de que este impuesto grava dos veces el trabajo. No. En esta coyuntura nos pueden ayudar los ricos ricos de varias generaciones, para los que la crisis es un asunto lejano. Se pueden permitir abogados que les saquen del apuro. Contables que les lleven unas cuentas blanquísimas. Y hasta conseguir que Porsche haga sus mejores cifras de la historia.

Etiquetas: , ,

Toros desde la barrera

Ignacio Martínez | 13 de septiembre de 2011 a las 14:25

Pronosticaba aquí la semana pasada que la petición del alcalde de un estatuto de capitalidad para Sevilla, que mejore su financiación, le abriría una fisura al PP andaluz. Así ha sido. Ayer, en una entrevista de Javier Gómez en Málaga hoy, el alcalde de Málaga le lleva la contraria a su compañero de partido, como antes se la llevaba a Monteseirín cuando planteaba estas cosas. Por si no lo recuerdan, el anterior alcalde sevillano en 2001, en una conferencia en Madrid en el Club Siglo XXI, dijo delante del presidente Chaves que las inversiones de la Expo 92 en Sevilla ya estaban amortizadas y que a la ciudad le resultaba gravoso ser la capital de Andalucía. Sin embargo, los socialistas no avalaron una propuesta en ese sentido del PP, presentada en el Ayuntamiento sevillano en 2007.

En todo caso, De la Torre no se ha hecho esperar, aunque ha mejorado su apuesta. A Monteseirín le decía que Málaga haría de capital gratis y ahora está dispuesto a poner dinero incluso: “Mi compañero Zoido no tiene ninguna razón… Espero que ni este Gobierno autonómico ni los que le sigan detrás le hagan caso, porque sería una injusticia para el resto de Andalucía. Javier Arenas conoce mi criterio perfectamente. Y Zoido también. Insisto, Málaga pagaría un canon por ser capital. Tiene muchas ventajas. Y los problemas de financiación de los ayuntamientos hay que resolverlos para todos, no para uno solo”. Arenas, como Rajoy, torea de salón en espera de que lleguen las elecciones. Tienen muchas posibilidades de ganarlas, pero no dejan de ser aspirantes. Pero estos dos alcaldes están gobernando y se comprometen. Ahora han puesto un toro en suerte, que el presidente regional del PP tendrá que lidiar.

La cercanía electoral retrata a propios y extraños. Hay quienes se sienten perjudicados por las decisiones de los jefes de su partido, como Carmen Calvo, despechada porque prefieran en Córdoba a Rosa Aguilar que a ella, a quien tanto quisieron los mandamases socialistas y a la que tanto deben por su sacrificio en ser consejera y ministra.

También se extralimitan otros. Ayer en este diario la presidenta del Parlamento regional hacía una exhibición de partidismo en una entrevista de Antonio Fuentes en la que repetidamente cargaba contra el PP y contra Javier Arenas. No es ese el papel que cabe esperar de su puesto institucional, que le exige una prudente neutralidad. Según la señora Coves es “imposible” compatibilizar los cargos de alcalde y diputado autonómico y es incoherente que el PP lo propusiera en el pasado y ahora lo rechace. Los socialistas tienen más de setenta alcaldes y concejales que son diputados en los distintos parlamentos regionales de España. Probablemente es por coherencia por lo que el PSOE propone suprimir la compatibilidad sólo en Andalucía. A ese toro le quieren recortar los pitones. Para que no les coja.

‘Detalles’ de Rajoy y Rubalcaba

Ignacio Martínez | 2 de agosto de 2011 a las 18:08

Rajoy, no se sabe si por gallego o por Mariano, evita concretar sus propuestas. Dice que no hará recortes sociales y que el cambio significa afrontar la crisis, superarla y crear empleo. Le falta añadir un pequeño detalle sin importancia. Cómo. Pero el buen hombre no entra en detalles. Peridis lo caricaturiza tumbado a la bartola, fumando un puro. Tiene fama de poco trabajador; también la tenía Zapatero, dicho sea de paso. El público piensa que su contrincante es mejor candidato. Pero la ventaja de su partido es enorme. Y piensa que con eso basta, como le sobra a Vettel su Red Bull para ganar a Alonso y a Hamilton, porque es mejor coche que el Ferrari o el McLaren.

El PP tiene mucho mejor marca que el PSOE a día de hoy. Pero también la tenía en 2004 y Rajoy, más por Mariano que por gallego, se negó a debatir con el aspirante Zapatero. Tenía el partido ganado y los mismos gurús de la mercadotecnia que le asesoran ahora le aconsejaron que mientras menos riesgos corriera, mejor. Pereza o cobardía, si no se atrevió a hacer debates con Zapatero, menos se atreverá con un dialéctico y polemista de la talla de Rubalcaba, que le aventaja en ese terreno. Veremos si hay debates.

Y veremos si hay propuestas concretas o seguimos sin entrar en detalles, para que el humo de la combustión del presidente saliente le lleve en globo a la Moncloa. Si no hay recortes sociales tendrá que reducir la nómina de funcionarios públicos y subir el IVA, como recomienda el FMI. No hay un euro y no es posible ahorrar miles de millones simplemente quitando ministerios y asesores. Algo de trabajo y de concreción tendrá que poner el candidato popular encima de la mesa antes del 20 de noviembre.

Rubalcaba, por su parte, será un dechado de elocuencia, pero tiene que mejorar en sinceridad. Afirma que no ha pedido a Zapatero el adelanto electoral. ¡Y hasta se lo pidió a Griñán, sin éxito! Tenemos que felicitarnos de que haya elecciones andaluzas separadas de las nacionales. Griñán lo hace así porque cree que le conviene a él y a su partido. Pero es Andalucía la que necesita estas primeras elecciones en solitario en 22 años. Por entrar en detalles, esta región merecía más respeto de sus gobernantes.

Camps, Griñán y Arenas en entredicho

Ignacio Martínez | 16 de julio de 2011 a las 11:11

El presidente valenciano va a ser procesado por cohecho impropio. Por soborno, para entendernos. Sostiene el juez que Camps y tres de sus colaboradores recibieron regalos por importe de más de seis millones de pesetas, algo menos de 40.000 euros, por parte de la red de corrupción conocida como Gürtel. Y para corresponder a tanta gentileza, le dieron en la Generalitat valenciana contratos por valor de unos siete millones de euros a tan desprendidos mafiosillos. No fueron tres trajes, como ha dicho con desdén Mariano Rajoy en alguna ocasión. En realidad, según la Fiscalía se trata de 39 trajes, 11 americanas, diez pares de zapatos, ocho corbatas, siete pantalones y dos abrigos. Después de haber dicho que pagó los suyos al contado, con dinero que sacaba de la caja de la farmacia de su mujer, la defensa del presidente Camps al final de la instrucción ha mantenido que los regalos los habría recibido en su calidad de presidente del PP de Valencia y no como presidente del Gobierno. Una argucia para aliviar eventualmente la pena.¿Qué dice Rajoy de esto? Nada. Tanto PP como PSOE tienen en casos así varas de medir que cambian por arte de magia. Procesan a tres altos cargos de Interior y toda la artillería pesada del PP, la política y la mediática, exige a Rubalcaba que retire su candidatura a la Presidencia del Gobierno. Procesan directamente al presidente de la Generalitat valenciana y el estado mayor del Partido Popular se pone a silbar. En el PSOE las gastan igual. Griñán se niega a modificar la ley electoral en Andalucía, pero Rubalcaba propone un cambio radical del sistema para las generales, con un colegio nacional para restos. Su modelo para España no vale en Andalucía. Los socialistas no tocan la ley electoral regional, aunque se sacan de la manga que los alcaldes no puedan presentarse. Un atropello: así restan al PP el tirón electoral de sus alcaldes en las capitales. Pero los alcaldes pueden ser diputados en el Congreso, con lo que el PSOE además de oportunista, peca de incoherente.

Y si volvemos al otro campo, Javier Arenas ha protagonizado un culebrón con su declaración de la renta del que debería avergonzarse. Se le llenaba la boca reclamando que nadie ganara más que el presidente de la Junta en la política andaluza, pero resulta que él ingresa casi el doble. En el Debate sobre el estado de la Comunidad se comprometió a entregar su declaración de IRPF. Tras diez días de demora, envió a los medios un acta notarial con algunos rendimientos netos. El asunto espinoso es un sobresueldo de su partido de alrededor de unos 15 millones de pesetas. Y él sostiene que es dinero para gastos de protocolo, donaciones y gastos sociales y lo justifica con 135 facturas, como diciendo que su mujer no es farmacéutica… Finalmente, ayer hizo pública su declaración: 142.69,06 euros de ingresos brutos.

Aquí se predican muchas letanías que no se practican. O, como sostiene el dicho popular, una cosa es pregonar y otra dar trigo.

Estado del bienestar

Ignacio Martínez | 7 de junio de 2011 a las 14:50

Ha dicho Rajoy que en el futuro tendremos el Estado del bienestar que podamos permitirnos y se le ha echado encima Rubalcaba. Con ironía marca de la casa ha conjugado el verbo podar, para llegar a la conclusión de que la agenda oculta del PP incluye recortes en sanidad, educación y política social. Pero la frase del líder popular es de Perogrullo; su único defecto es que está incompleta. Ningún país, empresa o familia debería tener algo que no pudiera pagarse. O sí. Podrían entramparse hasta más de tres veces el producto bruto nacional, como hemos hecho los españoles en los locos años 2000. Hemos vivido tan por encima de nuestras posibilidades, que hemos inventado chistes para explicarlo: ¿A usted cómo le gustaría vivir? Como vivo, pero pudiendo.

El problema ahora es de dónde recortar. El PP de Cospedal desembarca en el Gobierno de Castilla-la Mancha con el cuchillo entre los dientes. Dicen que la hacienda regional está en bancarrota, que no hay ni para pagar las nóminas, que van a cerrar tres de cada cuatro empresas públicas de la comunidad, en las que trabajan hasta 3.000 enchufados del PSOE, que van a reducir consejeros, directores generales y asesores, con lo que van a ahorrar una barbaridad. Estupendo, pero los campeones del 22-M no cuentan toda la verdad: que administraciones paralelas tienen todos los gobiernos regionales, de todos los signos políticos. Todos.

Y despilfarro ha habido en todas partes. Sin ir más lejos, el récord nacional de deuda lo tiene el Gobierno popular de Valencia, con un 16% de su producto regional; el triple en términos absolutos que en Castilla-La Mancha. Puestos a dar ejemplo, podrían haber hecho ellos mismos en el pasado lo que ahora prometen para el futuro. Pero los hay más osados. El nuevo alcalde popular de Estepona se dispone a quitarle el sueldo a la oposición, para ahorrar. Ha dicho que va a eliminar todas sus retribuciones; los puede dejar hasta sin despachos ni local para reunirse.

Así los anula: retirar las asignaciones a los concejales de la oposición es gobernar a placer. Si sólo pueden dedicar su tiempo libre a las tareas municipales, difícilmente estarán encima de los temas. Y los alcaldes tienen a todos los funcionarios a su disposición para pedirles informes y estudios, mientras que la oposición necesita algunos técnicos propios para la misma tarea. El nuevo alcalde esteponero no se ha enterado de las consignas que Arenas repite sin cesar: prudencia, humildad, discreción. Mal estrena su mayoría absoluta.

Pero lo peor de la frase de Rajoy es lo que le falta. Podía haber dicho que en el futuro tendremos el Estado del bienestar que queramos. Bastaría con subir los impuestos al nivel de Dinamarca, con tipos marginales máximos para el IRPF casi 20 puntos por encima de los españoles, para permitirnos otro Estado del bienestar. Hay mucho truco en estos prolegómenos de las elecciones generales.