Archivos para el tag ‘Rajoy’

Bisoñez y astucia

Ignacio Martínez | 28 de mayo de 2011 a las 10:06

Entre congreso y primarias, congreso. Tomo prestado el argumento a un colega: no sé si el PSOE necesita hacer un congreso, lo que sí sé es que España necesita que el PSOE haga un congreso, renueve sus ideas, sus propuestas, salga del desconcierto en el que anda sumido y tenga un liderazgo fuerte. Enternece ver a la ministra de Defensa nerviosa, los ojos húmedos, sobrepasada por la ansiedad en el momento solemne de renunciar a la pugna por la candidatura a la Presidencia del Gobierno. Chacón demostró su bisoñez. Le venía grande el envite. No sé de dónde saca Griñán que ha sido un gesto de cariño y generosidad con su partido. La candidata favorita de Zapatero no se presenta porque no le conviene. Ni a ella, ni a su mentor.

Rajoy le ganaría fácilmente un debate a Chacón. Algo inimaginable con Rubalcaba, sencillamente porque no habrá debates entre el candidato socialista y el líder popular. Rajoy inventará cualquier excusa para evitar el trance de encerrarse con un adversario tan astuto. Otro de mis colegas tiene una teoría respecto al vicepresidente: Rubalcaba es el mejor para empatar. Entiéndase por empatar, frenar la marcha triunfal de la acorazada popular, con una honrosa derrota por un margen de diez o quince escaños en el Congreso.

Entre tanto, la idea de celebrar un congreso de refundación del PSOE está íntimamente unida a la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales en otoño. Algún miembro del Gobierno andaluz piensa que parte del castigo que la ciudadanía quiere seguir imponiendo a los socialistas se consumiría en ese trance. En una posterior consulta autonómica saldrían beneficiados de la catarsis anterior. La otra cara de la moneda, es que en una elección sin el paraguas de las generales, el PP hablaría más de eres, funcionarios y de todo lo que pueda perjudicar al gobierno saliente. Y con menos participación, las minorías ampliarían su representación en el Parlamento regional.

Otro motivo de preocupación para el PSOE andaluz es su ausencia de liderazgo. Hay uno que manda, pero no es un líder. Griñán se pronunció el miércoles a favor de primarias y en contra de un congreso que convierta al candidato a la Presidencia en secretario general del PSOE. Justo lo contrario de lo que reclamó para él cuando llegó a la Presidencia de la Junta en 2009. Pero, además, hizo ese pronunciamiento sin consultar con los secretarios provinciales de su partido. ¿Para qué? No necesita oír a nadie y lo explica: la unanimidad es lo que él diga. Lo afirma sin complejos, para irritación de quienes le auparon de la nada a la secretaría general de los socialistas andaluces. Nadie pensó que lo que se consigue sin esfuerzo, después no se valora.

Ahora habrá primarias en el PSOE y esperemos que después del verano un congreso. España lo necesita. (Mañana, continuación).

Si el PSOE andaluz sustituye a Griñán va camino del desolladero. Sería un suicidio.

Ignacio Martínez | 8 de abril de 2011 a las 1:05

Este es un encuentro con los lectores del Grupo Joly que mantuve el miércoles 6 de abril.

 

1. Javier pEREz 06.04.2011, 11:56:  ¿Cómo califica la actuación de la jueza Mercedes Alaya en el caso de los ERE irregulares?

Esta juez es muy profesional, como ha demostrado en asuntos alejados de la política como el de los presuntos delitos societarios de Lopera en el Betis. En el caso de los ‘eres’ está siendo muy puntillosa, como es su obligación. Por cierto, que la Junta también lo está haciendo bien. Muy puntillosa, como es su obligación. Y si hay un conflicto de competencias, que lo dirima el Supremo, que para eso está. Otra cosa son las responsabilidades políticas. Este caso merece una comisión de investigación en el Parlamento andaluz.

2. filo Hidalgo 06.04.2011, 11:54: ¿Qué opinión le merece la sustituto de Pizarro? ¿Cree que con este nombramiento el Gobierno socialista acertará? No se están dando palos de ciego?

Griñán sustituye a un consejero de Cádiz por otro de Cádiz. Mantiene los equilibrios territoriales, como Chaves, en eso no han cambiado mucho los criterios. Y elige a un enemigo político de Pizarro y Cabaña en Cádiz. Son palos, pero no de ciego.

3. Romina 06.04.2011, 11:53: ¿Cree que el Partido Socialista haría bien en sustituir a Griñán de cara a las elecciones autonómicas para evitar un batacazo?

Si sustituyen a Griñán, van camino del desolladero. Sería un suicidio.

4. Julia Bermúdez 06.04.2011, 11:53: Hola, ¿Es de los que piensa que tantos años en el poder corrompe a cualquiera?

No a todos, pero 30 años son muchos años para cualquiera.

5. Augusto 06.04.2011, 11:52: Buenas Ignacio. ¿En qué medida cree que Griñán es responsable de la salida de Pizarro del Gobierno andaluz? Gracias.

En toda la medida. La presencia de Chaves en una comida para ofrecer la alcaldía de Jerez a un independiente contra la alcaldesa actual, elegida por mayoría absoluta, es una provocación que supera la imaginación de un guionista de cine muy atrevido. Acción y reacción. En la política como en la vida misma.

6. Eduardo López 06.04.2011, 11:51: Y me pregunto yo: ¿qué influencia real tiene la llamada crisis socialista andaluza en el PSOE nacional? ¿Va a Griñán como candidato a la Junta en 2012?

La crisis del PSOE andaluz, que es una batalla real aunque la desmienta Chaves, podría hacer las primarias más abiertas, al no haber un liderazgo fuerte que imponga el apoyo en bloque a un candidato. Pero estoy convencido de que tanto Chaves como Griñán están por Rubalcaba. Y Griñán será candidato en 2012 salvo gran cataclismo el 22 de mayo.

7. Gerardo 06.04.2011, 11:51: Estimado señor, ¿cree que el PSOE andaluz conseguirá recuperarse algún día de la situación en la que se encuentra actualmente? Gracias

Con seguridad se recuperaría muy bien después de una derrota electoral en las autonómicas andaluzas y generales del año que viene.

8. begoña 06.04.2011, 12:03: ¿Cree que hay alguna posibilidad de que Arenas no arrase viendo cómo se están cargando el chiringuito estos tíos?

Arenas tiene el triunfo en sus manos. Otra cosa es la mayoría absoluta. Sostengo que debe cambiar de táctica personal después de las municipales. Hasta entonces practicará el juego más duro posible, para dejar a sus alcaldes y candidatos hacer un papel más institucional. Y después adoptará un aire más presidencial. Necesita ganar votos en el centro, los de la derecha dura ya los tiene. Su problema puede ser que Rubalcaba, si es el candidato, anime a los muchos votantes socialistas que ahora piensan abstenerse. El PSOE castigará de nuevo las elecciones autonómicas al ostracismo, al hacerlas coincidir con las generales porque le conviene más que nunca. Y eso puede acabar impidiendo la mayoría absoluta del PP en Andalucía.

9. martín 06.04.2011, 12:02: ¿Tiene arreglo el daño que le están haciendo Viera y Susanita al Psoe?

El daño al PSOE tiene muchos nombres y sobre todo muchos años. No es cosa de dos.

10. Rafa 06.04.2011, 12:02: ¿Opina que los andaluces deberían rebelarse ante los últimos escándalos que han salpicado al Gobierno andaluz?

En las sociedades democráticas las rebeliones se producen en las urnas. Pero para perder hay que tener contra quién. El PP tiene que hacer más méritos que la denuncia. Por ejemplo, decir lo que haría. Con los planes de austeridad de Arenas se ahorrarían unos millones de euros. Pero hay que reducir el gasto público en miles de millones. Las cuentas no salen sin reducir el número de trabajadores públicos en ayuntamientos, diputaciones (que habría que suprimir) y Junta.

11. Francisco 06.04.2011, 12:00: De llegar a la presidencia de la Junta, ¿qué cambios sustanciales cree que llevará a cabo Javier Arenas?

Imagino que en el primer gobierno habría más cualificación de los consejeros que en el último del PSOE. Y si la alternancia fuese al revés, por ejemplo en Valencia, pasaría la mismo. Los partidos después de muchos años en el poder se oxidan. También Arenas hará recortes en el gasto público, pero los que ha anunciado son más efectistas que reales. Soy de los que piensa que tanto él como Rajoy tendrán que hacer cosas que no pueden decir, porque perderían votos.

12. Josefina Pilastre 06.04.2011, 12:00: ¿Cuál sería su propuesta de Gobierno? ¿Qué cambios haría en el actual equipo de Griñán? Reubicaría a algunos consejeros? A cuáles eliminaría de sus puestos? Gracias

Pregunta, tan excelente como larga de responder. La vuelvo en positivo. Veo al menos cuatro consejeras bien capacitadas para sus puestos Micaela Navarro, Martínez Aguayo, María Jesús Montero y Josefina Cruz. Y dos consejeros que saben de lo suyo, Luciano Alonso y Antonio Ávila. Pero Alonso es un político y Ávila no pasa de ser un excelente técnico y funcionario, que no es poco, pero no es suficiente para haber ocupado los dos puestos que con Chaves eran de vicepresidente.

13. Piedad andaluza 06.04.2011, 11:56: ¿Considera que este es el peor momento que vive el socialismo andaluz? ¿Es esta la herencia de tantos años de ‘chavismo’? Un saludo

Desde luego es el peor escenario en el que se ha visto el PSOE andaluz desde la Transición. Y la culpa no es sólo de Chaves. Insisto en que tiene muchos nombres y sobre todo muchos años. Los años no perdonan…

14. Juana M. 06.04.2011, 11:55: La dimisión de Pizarro, ¿es cuestión de honradez política o de amiguismo?

Ninguna de las dos cosas, es producto de una lucha por el poder que responde a la pregunta ¿aquí quién manda?

Sobre los amigos, sin embargo, cabe añadir que si la juez Alaya confirma la imputación del ex consejero de Empleo Antonio Fernández tras tomarle declaración, entonces el PSOE regional lo suspendería de militancia. En ese caso, Pizarro se ahorra el disgusto de estar en el Gobierno, cuando el PSOE andaluz le vuelve la espalda a su amigo Fernández. Dimitiendo ahora, se lo ahorra.

15. Manuwar 06.04.2011, 11:54: Señor Martínez, ¿Cómo cree que quedará reconstuido el mapa andaluz político tras el 22-m?

Pues muy parecido al actual, con una sola diferencia: el PP tendrá más o menos los escaños del PSOE, el PSOE los del PP e IU los que tiene. Hasta ahora pensaba que IU tendría incluso menos de seis. Ahora el deterioro del PSOE invita a pensar que aumentarían. Pero insisto en que si Rubalcaba es el candidato de las generales y le gana un par de debates a Rajoy, despertará a una parte de su afición. En ese caso ni el PP tendría su mayoría absoluta, ni IU prosperaría. Lamentablemente, al coincidir generales y autonómicas, las minorías que serían un soplo de oxígeno en el Parlamento andaluz, UpyD, PA o Equo (verdes), tienen escasísimas posibilidades de entrar.

16. tomas 06.04.2011, 11:49: ¿Esto que ocurre es síntoma del exceso de años del PSOE en el poder?

Pues sí. Así de simple. Pero además está la crisis económica que se ha llevado por delante a los laboristas en el Reino Unido y sobre todo al Fianna Fáil en Irlanda, que ha pasado de 78 a 18 diputados y ha gobernado en 73 de los últimos 78 años en ese país. Y está perjudicando a Sarkozy en Francia y a Merkel en Alemania. No se libra ni dios. Pero aquí en Andalucía el elemento esencial son los 30 años de desgaste en el poder, el clientelismo que eso genera, el relajo en los comportamientos…

17. jose ortiz 06.04.2011, 11:47: ¿Es sensato que Griñán dimita a tiempo? Viendo el panorama, pinta muy mal para municipales, pero si corrigen a tiempo, puede que la cosa se arregle para las autonómicas.

Ya he contestado una parecida: Si el PSOE andaluz sustituye a Griñán es para entregar las elecciones autonómicas de 2012.

18. Ana 06.04.2011, 11:47: ¿Ve muy cerca el final del socialismo en el gobierno de Andalucía? Saludos.

De momento parece que sí. Si hubiese elecciones hoy el PP sacaría mayoría absoluta. Pero un año de legislatura es mucho tiempo. Si fuera un partido de fútbol quedarían 22 minutos. Y si Arenas no consigue la mayoría absoluta iríamos a una coalición PSOE-IU.

19. Manuel 05.04.2011, 12:15: ¿Serías partidario de que en la provincia de Sevilla, la RTVA (el ente público al que pertenece Canal Sur) pusiese en marcha una nueva sede central para sustituir a todas las sedes dispersas que la RTVA todavía tiene por dicha provincia?

Soy partidario de una buena y fuerte radiotelevisión pública. Con menos costo y mejor programación que la actual. Concentrar las sedes en principio suena a ahorro; en ese caso, de acuerdo.

20. Jonny 06.04.2011, 11:45: ¿Cómo afectará esta crisis a las elecciones del 22 de mayo? Un saludo!

Afectará mucho, sin duda. Y eso va a beneficiar al PP. Pero es posible que nos llevemos una sorpresa, porque al final los ciudadanos han desarrollado un fino sentido práctico. El que esté contento con su alcalde o alcaldesa socialista la seguirá votando. Aunque a los candidatos del PSOE les faltará en esta ocasión el plus que les ha dado la marca durante décadas.

21. SAMANTHA 06.04.2011, 12:04: Señor Martínez, ¿se hará justicia en este caso? ¿cree que la negativa de la Junta a mandar las actas la jueza esconde algún temor o algo ilegal? Por otro lado, ¿cómo cree que este revoltillo afectará al PSOE en las elecciones?

El caso de los ‘eres’ perjudica al PSOE y erosiona su imagen pública, así que le quitará votos el 22 de mayo de 2011 y el 4 marzo de 2012. Pero no creo que la Junta intente ocultar nada. De hecho, ya ha decidido depositar las actas lacradas en sede judicial. Si el Supremo así lo decide, la juez las podrá ver. Justicia se hará, pero faltan las responsabilidades políticas, por eso la petición de PP e IU de una comisión de investigación en el Parlamento andaluz era pertinente.

22. Nacho Algar 06.04.2011, 12:07: Siendo Andalucía la comunidad fuerte del socialismo, ¿considera que los votantes serán fieles a sus principios o este lío que ha salido a la luz va a hacer crecer el recuento del PP?

Ya he contestado una casi igual. A los candidatos del PSOE, la crisis, los errores de Zapatero, los ‘eres’ y demás les van a quitar el plus de la marca, incluso les añadirá un hándicap. Pero aquellos candidatos que lo hayan hecho bien, mantendrán sus alcaldías.

23. hartodetodo 06.04.2011, 12:28: La situación actual en el PSOE es consecuencia del ejercicio del poder durante 30 años sin ninguna cortapisa y en cuanto a asunto interno al ciudadano no afiliado no debería interesarle demasiado. ¿Cómo piensa que la falta de alternancia en el Gobierno de la Junta ha podido influir en el retraso de la Comunidad Autónoma Andaluza con respecto a la media española? Saludos y gracias.

La competencia siempre aviva el ingenio. Así que si hubiese habido un par de alternancias en el poder en estos 30 años nos habría ido mejor. Y otra cosa, si no hubiese elecciones andaluzas simultáneas con las generales veríamos abstenciones muy superiores al 50%. El desafecto con el proceso autonómico está camuflado detrás de la convocatoria sistemática de generales y regionales conjuntas en 1996, 2000, 2004, 2008 y, si nada lo remedia, 2012.

Marketing contra la crisis

Ignacio Martínez | 24 de enero de 2011 a las 10:13

El PP ha hecho una operación de marketing perfecta en Sevilla durante el fin de semana. Propuestas ha habido pocas, si se exceptúa acabar con los privilegios de pensiones máximas para diputados y senadores con pocos años de cotización. Muchos eslóganes resumidos en dos: confianza y concordia. Lo dijo antes de empezar Ana Mato y ese fue el eje central del eufórico discurso final de Rajoy. Sería de enorme utilidad conocer la sensación que produjo en Francisco Camps el pasaje en el que el presidente del PP afirmaba rotundo que sabrán ser austeros, vigilar el dinero, reducir el déficit y rebajar la deuda. El hombre que recibió a la trama Gürtel en Valencia como a amigos del alma y administra la comunidad autónoma más endeudada a lo mejor se inquietó. O no.

Pero Rajoy, además, quiere elecciones ¡ya! Dice que España tiene sed de urnas, aunque quien las tiene sin duda es su partido. Arenas también habló de elecciones. Promete que no habrá más elecciones andaluzas camufladas con las generales, si en el futuro depende de él. Un compromiso estimulante. Uno de los problemas de la autonomía andaluza es cómo Chaves decidió tras el disgusto de 1994 que nunca más se expondría a cuerpo limpio a una confrontación electoral sin el paraguas de unas elecciones generales. Andalucía necesita que su futuro se debata sin interferencias y la promesa de Arenas es una buena noticia. Aunque para poder cumplirla, primero tiene que ganar por mayoría absoluta en marzo de 2012.

También Arenas repitió su letanía de austeridad, y reducción de consejerías y cargos públicos. Un plan que será insuficiente. Su partido sostiene que sobra burocracia, lo que significa que sobra personal en las administraciones públicas y no sólo asesores enchufados. La propuesta de que los políticos estén ausentes de las cajas de ahorros es incoherente. El PP ha puesto al frente de Caja Madrid a Rodrigo Rato, un político como la copa de un pino, que aspiraba a suceder a Aznar y no lo hizo por tener ideas propias.

En fin, la convención del Partido Popular, contra lo prometido en Córdoba el jueves por Rajoy, ha hablado mucho del Gobierno que hay y poco del gobierno que viene. Este país más que sed de urnas tiene sed de seguridad y confianza. Y nada daría más estabilidad a la deprimida parroquia patria que un detallado plan sobre lo que harán los favoritos de las encuestas cuando gobiernen. Se desprendía del discurso de fin de año de Rajoy que su agenda gubernamental la desvelaría en mayo, después del paseo triunfal que esperan en municipales y autonómicas. Quizá también después de que Zapatero confirme que no concursará en las próximas elecciones generales. En todo caso, no es con marketing como se resolverán los problemas de este país. España tiene sed de propuestas concretas.

Etiquetas: , , , ,

La necesidad nacional de Rajoy

Ignacio Martínez | 22 de enero de 2011 a las 20:58

Hay que dar la bienvenida al PP a Andalucía para su convención nacional, por cortesía. Y tomar buena nota de lo que digan, por la cuenta que nos trae. Rajoy dijo ayer en Sevilla que el cambio político es una necesidad nacional. Tomo prestado el título, para contestar al hombre que dicen las encuestas que gobernará España el año que viene. Una necesidad nacional, urgente señor Rajoy, es saber qué hará usted si gana las elecciones. Y sabemos muy poco. El jueves, en Córdoba, tuvo una frase estupenda: dijo que el Gobierno está en tiempo de descuento, consagrado al sobresalto como forma de hacer política, que ha ido siempre por detrás en la crisis, ha utilizado la mentira como arma electoral y se ha divorciado de la sociedad. Añadió que sus adversarios no sirven, que no les importan, y ¡que no van a hablar de ellos! Pero no hacen otra cosa que hablar de ellos.

Ayer, sin ir más lejos, el ex presidente Aznar acusó al PSOE de haberse cargado el modelo autonómico. Un modelo insostenible, que España no puede pagarse. Por la mañana, en Los Desayunos de TVE, González Pons dijo que sobra burocracia en este país, que hay muchas duplicidades. Vaya por delante que estoy de acuerdo con él. Hace una semana, en una conferencia en Ciudadela (Menorca), el mismo Pons cifró el sobrecoste de las autonomías en 26.000 millones de euros. Sería estupendo conocer cómo se recorta ese dinero. O dicho en términos más prosaicos, cuántos puestos de funcionarios o trabajadores de empresas públicas sobran. Porque si sobra estructura y sobra burocracia, sobran empleos públicos.

Y que le pregunten a Ramón Luis Valcárcel, lo complicado que se pone en la calle cualquier recorte. Sobre todo si el partido adversario juega a dar alas a los manifestantes, criticando la falta de diálogo del Gobierno murciano. Por cierto, lo mismo pero al revés que ha pasado en Andalucía. Los papeles cambiados: Griñán recorta, Arenas le reprocha que no dialogue y las manifestaciones crecen en número y agresividad. Valcárcel tiene la oportunidad de consolarse hoy si se asoma a la protesta de funcionarios convocada en Sevilla. Le sonarán muchos gritos. Una marcha que casualmente coincide con la convención popular, y a precios de regalo para los autobuses.

Sería estupendo que alguien en esta convención explique si entre la burocracia que sobra no están las diputaciones, instituciones decimonónicas solapadas por las autonomías, que España ya no puede pagarse. Las ocho diputaciones andaluzas cuestan 2.000 millones de euros al año. Aznar nos dijo ayer que España no está para bromas. Y una broma es que el PP en Andalucía y el PSOE en Murcia alienten revueltas de funcionarios. A ver si ustedes nos dicen cuántos sobran en total. Con los 26.000 millones de González Pons se podrían eliminar los mismos 500.000 de Cameron. Hablemos en serio; es una necesidad nacional.

La tumbona de Rajoy

Ignacio Martínez | 8 de enero de 2011 a las 19:52

El dibujante Peridis tiene en su haber creaciones antológicas. Por ejemplo, cuando empezó a disfrazar de magos a los ministros de Economía y Hacienda. También sentó cátedra cuando pintó con casco o armadura completa a los ministros del Interior. Pero quizá ninguna de sus criaturas ha alcanzado el refinamiento de Rajoy fumando un puro tumbado sobre Aznar, sobre una tumbona, sobre una hamaca, sobre un cómodo sofá, o sobre lo que imaginarse pueda. Tanto éxito ha tenido el sosias, que ya se le confunde con el original. Es un referente.

La última alusión la hizo ayer en Málaga Felipe González. Dijo que no le quita el sueño que gane la derecha, pero sí que lo haga sin decir nada, sin proponer nada y sin saber qué hacer con este país. En Málaga también ofició la plana mayor de los populares. Y no se quedó muda. González Pons dijo que España se está viniendo abajo, y contestó la frase del ex presidente, eludiendo hábilmente el fondo de la cuestión. El problema -dijo- no es qué hacer con España, sino qué hace este país con los malos políticos. Y eso se arregla con elecciones, que Arenas da por ganadas y proclama que traerán una forma distinta de hacer política.

Un malo de película, Álvarez-Cascos, no faltó en el escenario malagueño. Le preguntaron a Felipe si la defección del ex vicepresidente y ex secretario general del PP podría socavar el liderazgo de Rajoy e ironizó: “Eso, no”. Pero ya en serio, consideró irrelevante el daño que pueda hacerle Cascos a su antiguo partido. Aunque eso no quiere decir que el interesado no lo procure. Porque Cascos se ha abonado también a la teoría de la tumbona, en sus diatribas contra el presidente nacional de los populares. “Las victorias no se resuelven sentado en un sillón, esperando que el tsunami de votos le lleve al éxito”. Ha habido más. Gabriel Díaz Berbel, ex alcalde de Granada y ex senador, uno de los pocos dirigentes andaluces del PP que ha acompañado a Cascos en su éxodo, ha ido más lejos: “Están como buitres esperando que caiga la presa porque hay que poner el país tan mal, tan mal. No hay que colaborar en nada, en nada, para ver si de una vez la tarta la reparto yo”.

La teoría de la tumbona cala en el inconsciente colectivo. Hay tradición, aunque no le toque de cerca a Rajoy, que es madridista y por tanto no debe figurar en la cofradía de admiradores de Helenio Herrera. A este entrenador de fútbol argentino, de padres malagueños de Estepona y Gaucín, le llamaban El mago, como Peridis a sus ministros de Hacienda. Don Helenio entrenó a muchos equipos en la España de finales de los 40 y todos los 50, entre ellos el Málaga, el Sevilla y el Barcelona. Era un hombre de ocurrencias y sostenía que podía ganarse un partido sin bajarse del autobús. Aquí es donde Rajoy encuentra su base filosófica de probado éxito y no en el marido de Celia Villalobos.

El síndrome de la ‘Champions’

Ignacio Martínez | 1 de diciembre de 2010 a las 15:00

Malos tiempos para la soberbia de los campeones de la Champions. A José Mourinho, entrenador portugués del Real Madrid, doble campeón de Europa, hombre enormemente pagado de sí mismo, le dio por despreciar a un modesto colega español, el entrenador del Sporting de Gijón Manuel Preciado, porque había “regalado” su partido en el Camp Nou, al no poner su mejor alineación. Tanto se lo reprochó, que Preciado le acabó llamando canalla y mal compañero. Ambos están sometidos ahora a un procedimiento de sanción solicitado a la Federación por la Comisión estatal contra la violencia en el deporte. ¿Saben ustedes por cuánto perdió el Sporting en el campo del Barcelona el 22 de septiembre? Por uno a cero. Menos mal que Mourinho jugó contra el eterno rival con ánimo de no regalar el partido…

La soberbia es mala compañera en el deporte como en la vida corriente. Nadal nos da un ejemplo de deportividad cada vez que gana y otro cada vez que pierde. Respeto por el rival, elogios a su juego, crítica de los errores propios… Guardiola es otro caso parecido. Estos deportistas animan el civismo de sus seguidores. La actitud contraria fomenta el fanatismo y la violencia. Vale el argumento para la política. Dicen que Artur Mas se ha hecho más humilde después de quedar como el candidato más votado en dos ocasiones y no conseguir gobernar. El domingo, cuando celebraba su victoria, dijo algo muy sensato que corrobora esa idea: “Estamos orgullosos de la victoria, pero no presumimos de ella. Nos sentimos servidores de Cataluña, no sus salvadores”.

A otro ex campeón de la Champions le va fatal. El presidente Zapatero proclamó de manera irresponsable en septiembre de 2007, cuando ya había estallado la burbuja inmobiliaria americana, que España jugaba la Champions League de la economía mundial: era la que más partidos ganaba, la que más goles metía y la menos goleada. Y el que más partidos gana, más goles mete y menos goles recibe, es el campeón. Decía el presidente que este país estaba más preparado que nunca ante una posible recesión, por la fortaleza de su economía, el dinamismo de la inversión, la solvencia de las empresas, la eficiencia de su sistema financiero y la acumulación de disponibilidades de las familias… Hay actuaciones en la vida que uno daría cualquier cosa por poder borrar. Y aquella no fue sólo una frase, sino una terca actitud de meses y años.

Ahora ha rectificado, pero quizá sin tiempo para reponerse. A menos que en el campo contrario le ayuden. Ayer Rajoy se tomó el resultado de Cataluña como un éxito de su estrategia de oposición. Dice que va a seguir así. Malo. No es saludable para este país que la alternativa de gobierno no se comprometa a nada, para no cometer errores. Hay soberbias que no son de Champions, pero son de campeonato.

Marea popular

Ignacio Martínez | 2 de noviembre de 2010 a las 9:46

El PP está que se sale en las encuestas, aunque su líder no despierte entusiasmos. El domingo, La Vanguardia publicó la primera encuesta tras el profundo cambio de Gobierno que ha efectuado Zapatero. El resultado era demoledor. El Partido Popular está a un escaño de la mayoría absoluta y el PSOE sacaría menos escaños que en 2000, con Almunia de candidato. El sondeo ha sido realizado por un instituto de opinión presidido por el catedrático de Ciencia Política Julián Santamaría, que no es sospechoso; tuvo varios cargos de relieve durante el mandato de Felipe González. Si las elecciones fuesen hoy, los populares aventajarían a los socialistas en más de 40 diputados, 175 a 133, y tendrían un alza espectacular los nacionalistas catalanes y vascos, IU y UPyD, que sumarían 36 escaños. La variable común es el hundimiento del PSOE. Sólo dos de cada tres votantes socialistas desean hoy la victoria de su opción en 2008.

Rajoy tendría razones para estar satisfecho de este triunfo anunciado, que se basa en gran manera en el desafecto que ha generado en la hinchada socialista la errática política de Zapatero. Un 55% de los votantes del PSOE desconfían del presidente del Gobierno. Pero resulta que un porcentaje similar de votantes del PP desconfía de Rajoy. Este desapego del líder popular se debe a dos razones esenciales, una es que su partido es muy ancho y a su flanco derecho, el tea party español, no le gusta. Al tea party nacional bebe los vientos por Esperanza Aguirre, por su arrojo, su desparpajo y su conservadurismo populista sin concesiones ni fisuras.

El otro problema de Rajoy es su indefinición. Ayer, en una entrevista de cinco páginas en El País no concretó mucho sobre sus proyectos para el país. Decía, por ejemplo, que haría un plan en España como el de Cameron en el Reino Unido: mantener los servicios públicos esenciales, sobre todo en Educación y Sanidad, aumentar la inversión y no subir impuestos. Pero mientras el primer ministro británico lo hace a costa de suprimir 500.000 funcionarios, nuestro jefe de la oposición aquí no lo haría. Las cuentas no salen. En San Roque (Cádiz) el ministro plenipotenciario Rubalcaba, con su habilidad habitual metía el dedo en esa llaga: “Rajoy sabe lo que quiere, pero no quiere que lo sepan los demás”. Un ex ministro de Aznar cuenta en privado que Rajoy tiene que hacer tales reformas y recortes que ya se plantea estar sólo cuatro años.

Arenas no es ajeno a este síndrome. Practica muy bien el juego duro contra la Junta, a la que afea despilfarros en muebles, teléfonos móviles, mudanzas o exceso de cargos públicos, que se dispone a reducir a la mitad, pero nada dice de una jibarización de la administración como la de Cameron. Sostiene que la propaganda no crea puestos de trabajo. Una gran verdad, que vale para todos los colores políticos.

Etiquetas: , , ,

‘Match point’

Ignacio Martínez | 23 de octubre de 2010 a las 13:33

El semanario The Economist sostenía en agosto que la aceptación en las encuestas del presidente del Gobierno y del jefe de la oposición era tan baja que el primer partido que cambiase de candidato ganaría las elecciones de 2012. Zapatero no se ha retirado, pero ha hecho un cambio de Gobierno de categoría. No lo dice un servidor, sino Dolores Cospedal y Javier Arenas en una conversación robada por una cámara. La secretaria general del PP afirma que Rosa Aguilar es “la izquierda” y tiene buena imagen, y el presidente del PP andaluz agrega que la nueva ministra de agricultura y medio ambiente es muy buena parlamentaria. A pregunta del diputado por Sevilla Juan Manuel Albendea, Cospedal responde que este Gobierno es mejor que el anterior y Arenas añade que tiene mejor proyección pública.

El presidente busca lo que se llama un fuerte perfil político, que nadie sabe muy bien qué significa. En todo caso, estamos ante un grupo de buenos comunicadores, en especial Rubalcaba y Jáuregui, que van a vender en el próximo año y medio una versión nacional del sangre, sudor y lágrimas churchilliano. Es el caso de la mencionada Rosa Aguilar, a quien el valor se le supone, pero que se va de la Consejería de Obras Públicas sin ningún mérito especial, salvo su buena imagen; el marchamo de antigua esperanza blanca de Izquierda Unida, su capacidad dialéctica y su solvencia como tertuliana radiofónica. Tampoco ha cometido errores, salvo quizá un suave, nítido, relajamiento en la disciplina urbanística, que no prometía nada bueno.

La suerte es un elemento capital en la vida. Woody Allen hizo una excelente película sobre el asunto, Match point. Y para llegar a ministro hay que valer, sin duda, pero también ser la persona oportuna, en el momento oportuno, en el sitio oportuno. O en el sitio inoportuno. Sin su necesaria sustitución en la secretaría de Organización del PSOE, para poner a un peso pesado en su lugar, Pajín no habría obtenido como consolación un ministerio. Trinidad Jiménez responde al perfil de buena vendedora. Hace tiempo que en la carrera diplomática piensan que el mejor ministro no es del Cuerpo. Eso paliaría que tenga menos solvencia que Moratinos en la materia.

Entre tanto, el PP tendrá que cambiar su táctica. El jueves en un mitin en Rincón de la Victoria las huestes del PP vibraron con Arenas, pero desde la mitad del discurso de Rajoy se oía un murmullo de conversaciones; el personal había desconectado del líder. Como Allen, el gurú de cabecera de Rajoy, Pedro Arriola, cree en la suerte. Y también cree, como Helenio Herrera, que se puede ganar un partido sin bajarse del autobús. Pero se equivoca fomentando el dontancredismo de su patrón. O Rajoy empieza a decir a la nación qué planes tiene o puede perder este match point. No se gana sin arriesgar; y, como dice un amigo mío, estamos en el peor momento, pero ante el mejor Zapatero.

No es lo que parece

Ignacio Martínez | 25 de septiembre de 2010 a las 9:56

La mayor parte de los actos públicos, incluidas las cumbres mundiales, son ceremonias de cara a la galería. Se elige un marco incomparable, se preparan chistes que decir a los fotógrafos en la foto de familia y el guión ha sido cuidadosamente preparado por unos esforzados sherpas, así llamados literalmente en la jerga de la diplomacia internacional. Estos sherpas ayudan a sus jefes a llegar a la cumbre. Generalmente sin esfuerzo, porque todo está pactado de antemano. Y cuando no es así, como en la cumbre del clima de Copenhague, nada se resuelve.

La reunión del martes en la sede de Naciones Unidas de Zapatero con el rey Mohamed VI de Marruecos corresponde al modelo clásico. Nada es lo que parece. No están en una sala, sino en un pasillo, en el que han puesto mamparas a los lados. No recibe el presidente, sino el rey, que es jefe de Estado y por eso sólo está su bandera; pero Zapatero sale a recibirlo, porque llegó antes a la cita, como corresponde por su menor rango protocolario. Y no tienen nada que decirse, sino acabar con unas sonrisas con las desavenencias de este verano. Nada más. Salvo un desliz del presidente, que le dijo al monarca “lo más importante es la foto”. Eso sí que es lo que parece.

La brava comisaria Vivien Reding, manteada por los líderes de la UE la semana pasada en una cumbre en Bruselas, ha comparecido en el Parlamento Europeo muy entera. Tan segura de sí, que ha insinuado que detrás de los ataques había machismo. “Si un hombre en política da un puñetazo en la mesa es considerado varonil, se defiende; cuando lo da una mujer, es una histérica”, dijo. Discrepo. Margaret Thatcher dio muchos puñetazos en la mesa durante los once años y medio que fue primera ministra, hizo la guerra de las Malvinas, se llevó por delante a los sindicatos del carbón, combatió al IRA en todos los terrenos… Y nadie llamó histérica a la dama de hierro. Probablemente Reding ha sido golpeada por ser miembro de una débil Comisión Europea o de un país pequeño, antes que por ser mujer.

Y aquí hay un caso de manteo nacional con un periodista extranjero. Mi colega y amigo Leo Wieland, corresponsal en Madrid del Frankfurter Allgemeine Zeitung, el más influyente diario alemán, escribió el domingo una crónica en tono desenfadado e irónico sobre la clase política española. No dejaba títere con cabeza. Pero lo que ha trascendido es que se trataba de un reportaje machista contra las ministras. Lo parece el título: las muñequitas de moda de Zapatero. Wieland, corresponsal durante muchos años en Moscú y Washington, es un periodista de primer nivel. Y dedica a Zapatero, Rajoy, Camps, Blanco, Duran Lleida o Anasagasti tal cantidad de sarcasmos hirientes, que se hace difícil aceptar que hizo un texto misógino. Eso sí, el lenguaje es duro y alejado de lo políticamente correcto. A veces, la pasión nos impide ver que las cosas no son lo que parecen.

Trabajando por su país

Ignacio Martínez | 18 de septiembre de 2010 a las 14:16

Zapatero ha dicho que un parado cuando está formándose está trabajando para su país. Y el personal se ha inquietado en grado sumo. El que menos ha pensado que es un paso previo para sacar de las estadísticas de desempleo a quienes van a esos cursos. Si seguimos ajustando las clavijas a delegados sindicales de empresas públicas poco cumplidores, a parados que no quieran asistir a cursos de formación o a los que cobran por nómina un salario alto, estaremos haciendo un ejercicio de rigor. Pero, al mismo tiempo, una injusticia. Porque, entre tanto, nada se dice, nada se hace, para regular la actividad de los bancos, para aumentar los impuestos de las grandes fortunas; para evitar una economía sumergida de 250.000 millones de euros, que generaría impuestos por 35.000 millones al año; o para controlar la verdadera renta de los profesionales liberales que no tienen nómina y declaran muy por debajo de sus ingresos.

El presidente del Gobierno es un hombre tocado por la buena fortuna. Contra todo pronóstico ganó las elecciones de 2004, previa tragedia terrorista y torpeza infinita del Gobierno saliente. E incluso ganó en 2008. Ahora la lógica y las encuestas nos dicen que perderá las de 2012, pero no se sabe nunca cuándo abandona la suerte a un político. Si alguien le hubiese dicho a Aznar, cuando abdicó en Rajoy, que su protegido iba a perder en 2012, no se lo habría creído. Y ya ven…

Antes de Zapatero, Aznar también estuvo tocado por la diosa fortuna. Se libró de una muerte cierta en un atentado de ETA; ganó a Felipe González en 1996, cuando el Gobierno socialista ya no aguantaba más, después de 14 años en el poder. Aunque lo hizo por la mínima y eso le causó una gran decepción, pero tuvo a su lado a Rato y Cascos, que compusieron unas alianzas estrechas y fértiles con los nacionalistas catalanes y vascos, para en el año 2000 sacar una mayoría aplastante y prescindir de sus molestos aliados de circunstancias. A Aznar le cogió una ola de crecimiento mundial espectacular que ayudó mucho a su milagro económico. Todo eso contribuyó a que perdiera el buen juicio y se metiera en avisperos como la guerra de Iraq. Pero aun así, el PP habría ganado las elecciones sin el atentado del 11 de marzo de 2004 y la pésima gestión que hicieron de la situación el propio presidente y su ministro del Interior.

Entonces la suerte se cambió de bando. Y tocó con su varita mágica a Zapatero. Personaje de muchos registros, pero su fuerte no son las frases afortunadas. Le dijo a los catalanes que les aprobaría el Estatuto que mandaran a Madrid, le dijo a la entera nación que lo que venía en 2008 no era una crisis sino una desaceleración. Y le acaba de decir al universo mundo desde Oslo que un parado en formación es un trabajador en activo. Un desliz grave. Por mucho que cuando realice afirmaciones inoportunas el presidente esté trabajando por su país.