Archivos para el tag ‘Reforma constitucional’

Mantras de verano

Ignacio Martínez | 4 de septiembre de 2011 a las 22:00

El hinduismo y el budismo utilizan los mantras como pensamientos para apoyar la meditación. Aquí, el ocio veraniego es propenso a la elaboración de ideas ocurrentes. Sin ir más lejos, hace cuatro años el presidente del Gobierno reunió a su grupo parlamentario, recién vuelto de las vacaciones de agosto, para pavonearse de lo bien que lo había hecho en su primera legislatura. Dijo que exceptuando el crecimiento de China, que era el motor de la economía mundial, España superaba a todas y cada una de las principales potencias mundiales. Que en aquellos cuatro años el PIB nacional había crecido el doble que Alemania, el triple que Italia, un 50% más que el Reino Unido y un 25% por encima del de Estados Unidos. Que se habían creado más empleos que en Alemania, Francia y el Reino Unido juntos.Y ya lanzado, añadió un mantra de campeonato: que España jugaba “la Champions League de la economía mundial”; era la que más partidos ganaba, la que más goles metía y la menos goleada. Se atrevió a decir que este país estaba más preparado que nunca ante una posible recesión, “por la fortaleza de su economía, el dinamismo de la inversión, la solvencia de las empresas, la eficiencia de su sistema financiero y la acumulación de disponibilidades de las familias”. Suena a perfecto disparate cuatro años después, leído en esta España que cambia la Constitución para que no la intervengan.

Hace tiempo que el PP acuñó otro mantra: que la austeridad es la panacea universal. Lo ha repetido como una letanía, sin concretar. Hasta el miércoles: a la vuelta de sus vacaciones Dolores Cospedal ha anunciado una dieta de caballo del 20% en las cuentas públicas de Castilla-La Mancha como “ejemplo para España”. Unos 1.800 millones de recortes en personal, subvenciones, infraestructuras e instalaciones sanitarias. Menos liberados sindicales, menos interinos en la enseñanza, adelgazamiento de la radiotelevisión autonómica, eliminación de la oficina de Bruselas o el Defensor del Pueblo.

Los sindicatos y el PSOE han advertido que está en riesgo el Estado de bienestar. Es una manera de hablar. El bienestar que nos proporcionaban los estados en Europa hasta las vacaciones de 2007 no volverá. Lo que toca es discutir dónde se recorta. No se debería hacer sin un debate previo sobre prioridades. Por ejemplo, a Cospedal le parece demagógico que se reclame que los ricos paguen más impuestos. Un mantra clásico de la derecha internacional dice que bajar impuestos crea puestos de trabajo. Sin embargo, un multimillonario con escrúpulos, el norteamericano Warren Buffet, ha proclamado avergonzado este agosto que él paga un 17% y sus empleados un 36%. Y una colección de ricos franceses y alemanes han solicitado un aumento de su contribución. Hay mantras, como los de la Champions y los impuestos, que la crisis ha dejado en ridículo.

Primas de riesgo

Ignacio Martínez | 4 de septiembre de 2011 a las 21:57

La nueva Constitución es cosa de dos. La parte mala es que no se cuenta con los demás. La parte buena es que por fin se ponen de acuerdo en algo PSOE y PP. Nunca desde las elecciones de 1977 han tenido tantos diputados en el Congreso los dos grandes partidos como en esta legislatura. Ocupan entre socialistas y populares 323 asientos de los 350 de la Cámara. Un 92,28%. Pero sólo les votó el 61,11% del censo. Sobre el papel de los nueve millones de electores que se abstuvieron en 2008, hay quien opina que el número de escaños de un parlamento debe acortarse en el mismo porcentaje de la abstención. Aplicado a este caso, el 26% de ciudadanos que no acudió a las urnas le habría restado al Congreso 91 diputados. Y hay, por el contrario, varios países europeos en los que votar es obligatorio por ley.

En todo caso, PP y PSOE obtuvieron el 84,2% de los votos a partidos en 2008, pero consiguieron ocho puntos más de representación. Es la prima que les da el sistema. Una ventaja sobre los demás en aras de la gobernabilidad. Pero si en vez de colaborar se dedican a hacerse la vida imposible, como en estas dos legislaturas, entonces el plus se convierte en una prima de riesgo más insostenible que nuestro diferencial sobre el bono alemán a diez años.

Este país necesita la íntima cooperación entre los dos grandes partidos. Y más ahora que hay que hacer recortes dolorosos en las cuentas públicas. Hay que eliminar instituciones, como las diputaciones y por qué no el Senado, que no aporta nada en su actual función. Hay que reducir empresas públicas como las televisiones autonómicas, mastodónticas estructuras creadas para mayor gloria de los gobiernos respectivos… Cada cual tendrá su propia lista de prioridades, pero sobre el método hay precedentes: en Alemania hubo una gran coalición de 2005 a 2009 que aquí es impensable.

Primar a dos grandes sobre los demás es una tradición nacional. El Barcelona y el Real Madrid se quedan con 140 millones de euros de los derechos de televisión cada año. Cualquiera de los dos ingresa el triple que los cuatro clubes andaluces de Primera División juntos. Así fomentamos la máxima rivalidad y conseguimos la peor relación. Va a ser que nos atraen las primas de riesgo.