Archivos para el tag ‘Rosa Díez’

El desafío de Arenas

Ignacio Martínez | 18 de enero de 2010 a las 11:55

Hay un antes y un después de la encuesta del IESA que da al PP un par de puntos de ventaja sobre el PSOE en unas eventuales elecciones regionales. El evento no sólo afecta a las filas socialistas, que han sido el principal foco de atención de los comentaristas. Hay mucha más tela que cortar. Por ejemplo, el Partido Andalucista no se recupera y todo apunta a que seguirá fuera del Parlamento andaluz. En conversaciones privadas, representantes de las tres fuerzas políticas parlamentarias lamentan esa ausencia, que ha empobrecido los debates; pero en la contienda electoral no se hacen concesiones. Siempre es mejor un Parlamento de cuatro o de cinco grupos distintos, que una Cámara con tres o dos partidos. La tendencia es que vamos hacia el bipartidismo. Aunque parece que IU resiste de momento, no tiene pinta de aumentar su resultado de 2008 en la próxima cita electoral. Incluso, si los sondeos pronostican una votación muy disputada entre socialistas y populares, es previsible que una parte del electorado izquierdista sustituya a los abstencionistas del PSOE. Otro ejemplo es la UPyD de Rosa Díez, que no llega con fuerza suficiente como para entrar en el Parlamento regional.

Y vale la pena pararse a mirar con detenimiento al protagonista principal de la encuesta. Javier Arenas ha sido vicepresidente del Gobierno y ministro de Trabajo, Administraciones Públicas y Presidencia. Se puede decir, por ejemplo, que fue un excelente ministro de Trabajo. Tiene currículo, experiencia y encanto personal. Es el hombre fuerte de su partido a nivel nacional. Desde hace 18 años no falta ningún lunes a la reunión de maitines de la sede del Partido Popular en Madrid, en el santa santorum del poder popular; 13 años con Aznar de presidente y cinco con Rajoy. Pero no consigue enamorar al electorado. Por alguna razón, resulta distante hasta para los suyos. Y ahora, en su cuarta cita con la Presidencia de la Junta tiene una posibilidad cierta de ganar. Vamos, que está a cuatro o cinco puntos de la mayoría absoluta. ¿En qué tiene que cambiar? Un ejercicio menos solitario de su enorme poder en el PP andaluz ayudaría, y la creación de equipos en los que se coopere más que se compita. También poner en liza un gobierno en la sombra: no se sabe quién es el responsable del Partido Popular en cada una de las carteras gubernamentales andaluzas. No se sabe de casi ninguna.

¿Y si es el más votado, pero no tiene mayoría absoluta? En ese caso hay que dar por cierto que Rajoy formará Gobierno y no es nada descartable que Arenas forme parte de él como vicepresidente. Una frase que le gusta mucho repetir al hombre de moda es que en política si no se está en el secreto, no se está. Y en la hipótesis apuntada más arriba los secretos estarán en La Moncloa. Sea como fuere, hay una cosa clara: nos quedan dos años entretenidos en la política regional.

Ana Oramas pone a Andalucía en el mapa

Ignacio Martínez | 10 de febrero de 2009 a las 21:37

 Sorpresa en el debate sobre la crisis del Congreso de los Diputados. Allí salen los dirigentes de los dos grandes partidos nacionales, PSOE y PP, preocupados por el interés general. También los de los pequeños partidos nacionales, IU y UpyD de Rosa Díez. Y además aparecen los de los medianos y pequeños partidos regionales o nacionalistas, que mayormente hablan de sus cosas. Así sabemos de los intereses de Cataluña, País Vasco y Galicia. Y, asímismo, también tienen su sitio Canarias o Navarra. Y en las anteriores legislaturas, Labordeta puso a Aragón en este mapa de España. La sorpresa de esta tarde ha sido que Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria, ha pedido un plan especial para Canarias y Andalucía, que son las dos regiones de España con más paro. Siete veces citó los problemas de Andalucía la diputada canaria. Me gustó cómo lo hizo. Hay más de sesenta diputados andaluces del PSOE y el PP que no hacen oír en los plenos los intereses de los ciudadanos que les votan en las ocho circunscripciones andaluzas. Zapatero tomó nota de los problemas de paro en Canarias, pero no se dio por aludido respecto a Andalucía. La diputada canaria ha dejado en evidencia a los silenciosos diputados andaluces. El suyo ha sido un buen ejemplo.

¡Nadie los mira!

Ignacio Martínez | 29 de enero de 2009 a las 19:33

Algún medio ha titulado esto como guerra fría, beso helado. El miércoles 28 de enero, en la investidura como doctor honoris causa por la Universidad Rey Juan Carlos de Rodrigo Rato, dos enemigos mortales, Aguirre y Rajoy, se dieron un beso de compromiso. En ese instante todas los miradas se dirigieron a otra parte. A los próximos les dio un golpe de verguenza ajena ante tan farisaico afecto.

Hoy en la Vanguardia Enric Juliana cuenta lo que él llama La operación Valquiria. Es lo que sigue:

“La estrategia del grupo dirigente de la Comunidad de Madrid para conquistar el puente de mando del Partido Popular se basaba en dos movimientos: la toma definitiva de Caja Madrid y la magna privatización del 49% del Canal de Isabel II, riquísima sociedad de aguas de Madrid.

Mucho dinero en movimiento. Una gran plataforma de poder al servicio de Esperanza Aguirre y sus lugartenientes, a la espera de que Mariano Rajoy llegase al verano muy flojo de remos, erosionado por el partido neoespañol de la señora Rosa Díez (a su vez jaleado por los aliados de Aguirre en la prensa). Podríamos llamarle operación Valquiria, no en vano sus dos protagonistas femeninas lucen elegante melena rubia.

Las filtraciones sobre la lucha intestina han roto todos los esquemas. Y los aguirristas acaban de realizar un movimiento acaso infausto: poner en la picota al ex tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, hombre clave en la sala de reactores, que en 1990 ayudó a José María Aznar a salir ileso del peliagudo caso Naseiro. Han lastimado a un puntal de la casa, respetado por las bases territoriales. Muy irritado y muy dolido, el PP de toda la vida recordaba ayer que Aguirre proviene del minúsculo Partido Liberal, esto es, de la periferia del centroderecha. La pregunta del día es: ¿Sigue pilotando Aguirre la operación Valquiria, o ha sido desbordada por sus lugartenientes?”