Archivos para el tag ‘Rosell’

Eclipse ético

Ignacio Martínez | 1 de julio de 2012 a las 10:16

El lunes el presidente del Gobierno acudió a la asamblea general de la CEOE, la gran patronal española. Allí, en presencia del jefe de Gobierno, el presidente de los empresarios nacionales hizo un discurso con dos perlas notables. Dijo Joan Rosell que hay un eclipse ético en este país y que debería haber menos políticos y mejor pagados. Estoy de acuerdo con las dos cosas.
Hay un eclipse ético sobre todo en las alturas. En las poltronas de grandes ejecutivos bancarios que han hecho barbaridades en los locos años 2000, en los políticos que colocaron en alguna caja en puestos de enorme responsabilidad a chiquilicuatres que no habrían conseguido ni un cargo mediano en una empresa privada, en las familias de banqueros que olvidan pagar sus impuestos particulares y pretenden dar consejos públicos, en las grandes empresas que tienen una contabilidad B, en el enorme ejército de ciudadanos que tampoco cumple con Hacienda. El lector puede completar la lista a su gusto. Hay materia prima de sobra.
En cuanto a los políticos, la cosa puede ser muy elástica, porque puede incluir la notable nómina de compañeros del partido, que hay que colocar o “buscarles una salida”, término con el que la autoridad competente compensa a un concejal, alcalde o diputado que ha abandonado su función y lo recoge con cargo al contribuyente en un puesto que no hace ninguna falta. Pero aun sin este suplemento, sobran políticos. Para empezar todos los diputados provinciales, porque sobra su institución. Y muchos concejales de pequeñas localidades, porque sobran ayuntamientos; más de la mitad de los de este país tienen menos de 1.000 habitantes.
Y al mismo tiempo se debería acabar con la hipocresía de que ganan mucho los políticos. Quizá sí los que acumulen varios cargos, en cuyo caso no deberían acumular varios sueldos. Pero los políticos que manejan presupuestos multimillonarios deberían ser gente muy preparada y bien pagada. Y ahora no se cumplen ninguna de esas dos premisas.
Aunque todos estos principios quedarán eclipsados si España gana esta noche. Seremos los mejores. Transitoriamente.

Etiquetas: , ,

Sonrisas heladas

Ignacio Martínez | 15 de febrero de 2012 a las 12:17

Estoy entre quienes piensan que a veces los asesores de imagen desgracian a sus clientes políticos. Quizá también a los empresariales o del espectáculo, pero de eso tenemos menos noticia. Incluyo entre los asesores de este género a los periodistas. Los periodistas valemos para cualquier tarea. No tenemos más remedio: sólo uno de cada diez titulados en las facultades de comunicación de España consigue un contrato y no necesariamente en los medios. Así, hay periodistas de jefes de gabinete de consejeros de la Junta, como en Turismo y Economía; que se sepa, a plena satisfacción de sus jefes.

Valemos para un roto y un descosido. Aunque los comisarios europeos en mi época de Bruselas no solían tener como portavoces a periodistas, sino a funcionarios con profundo conocimiento de las normas y bastante mano izquierda. Para los políticos tener un periodista en su equipo tiene un doble peligro. Por deformación profesional intentará enterarse de todo y después ¡querrá contarlo!

Pero este artículo versaba sobre los asesores de imagen. Alguien le recomendó al ministro Montoro que sonriera tras su primera reunión con los consejeros de Economía de las diecisiete regiones. Y el hombre se partía de la risa durante su actuación en la rueda de prensa posterior. Tanto que una colega le llegó a decir que lo veía eufórico. Quizá el asesor de turno dijo que no era conveniente la imagen de funeral de los cuatro ministros cuando anunciaron la subida de impuestos a final de año.

Lo mismo debe haberle dicho su asesor particular a la ministra de Empleo, Fátima Báñez, que estuvo en la foto de funeral de los cuatro. Así que ella sonreía sin parar cuando se reunió el otro día con patronal y sindicatos. Era como una sonrisa helada. Por cierto, que los jefes de la patronal, Rosell y Terceiro, también sonreían en justa correspondencia. Por el contrario, los de los sindicatos mostraban un semblante hosco. Tan hosco, que estaba más allá del dolor de funeral, cerca de una griega indignación. Inasequible al ademán de los sindicalistas, la ministra seguía sonriendo cuando era reclamada a diestra y siniestra por los gráficos.

La sonrisa a veces es espontánea. Al presidente Rajoy, sin ir más lejos, le salieron del alma dos sonrisas como dos soles en el Consejo Europeo de Bruselas hace 16 días cuando soltó que iba a hacer una reforma laboral que le iba a costar una huelga y que ahora viene lo más duro por la complicada herencia de un déficit del 8%. A esto se le llama poner al mal tiempo buena cara. Un deporte que no practica el ministro De Guindos, más prosaico que su jefe. El titular de Economía explicó lo agresiva que iba a ser la reforma laboral al comisario Rehn con cara de palo, la misma de su interlocutor. Se supone que era una frase robada, que no pasó por el tamiz de los asesores que todo lo cocinan.

La foto final de los socialistas andaluces, tras darse de puñaladas para pactar sus listas electorales, pertenece a otro género. Es también impostado, pero nada gélido. Sonrisas volcánicas, cuyo descarnado significado se desvelará el 25 de marzo.

La pela es la pela

Ignacio Martínez | 26 de diciembre de 2010 a las 11:19

Elegido presidente de la Generalitat, Artur Mas ha restablecido el puente Barcelona-Madrid. El eje que vertebra España. Ya está CiU en sintonía con los socialistas que mandan en Madrid. Y lo estará con los populares cuando Rajoy llegue a La Moncloa, si gana en 2012. La pela es la pela. Este Barcelona-Madrid es nuestro particular eje París-Berlín. Ahí lo tienen en la CEOE: cuatro presidentes en su historia; dos de Madrid y dos de Barcelona. La victoria de Joan Rosell sobre Santiago Herrero ha tenido picante. Y no se habría producido sin un acuerdo previo con el conglomerado de intereses que representa el presidente saliente; lo más castizo del empresariado nacional.

Rosell se ha comprometido a mantener a Díaz Ferrán como presidente de la Fundación CEOE y a todo el aparato de su antecesor. Y a éstos no les ha importado que el nuevo patrón apoyara el Estatut en la manifestación catalanista de julio pasado. Hay muchos negocios en juego. Y la pela es la pela. En la campaña, el jefe de la patronal catalana deslizó la palabra pandereta para hablar de su rival andaluz. Mencionar la pandereta a los andaluces es como mentarnos a la madre. La España seria, que trabaja, se enfrenta a la España festiva, que sestea. El eje que vertebra el país, contra la charanga machadiana. Pero a una región que ha dado un excelente presidente del Gobierno, y muchos buenos empresarios, científicos o premios Nobel de literatura, habría que apearla de estos tópicos. Herrero ha hecho muy bien en presentarse ahora y acertó al disputar la presidencia de la CEOE a Díaz Ferrán en 2007. Así se pierde.

Hay que adaptar el universo andaluz a la teoría de los ejes. Nuestro París-Berlín que es el Sevilla-Málaga; pero hay otros muchos que trenzar en tan amplio y complejo territorio. La encuesta del IESA que da al PP mayoría absoluta en el próximo Parlamento andaluz, también dice que para ser presidente de la Junta hay que haber estudiado Derecho en Sevilla, norma que cumplen Escuredo, Borbolla, Chaves, Griñán y Arenas. Y, con todos los respetos, ya es hora de otras alternancias: de provincia, diploma, género. Las elecciones a la CEOE han facilitado, de paso, la reconciliación entre Arenas y Herrero. El jefe de la CEA es como Mas, si cambia el inquilino de San Telmo verán lo bien que se lleva con el nuevo. La pela es la pela.

Díaz Ferrán y Belén Esteban: año nuevo, vida nueva

Ignacio Martínez | 18 de diciembre de 2009 a las 10:20

Dice el refrán que año nuevo, vida nueva. Es un aserto falso por completo, como ya habrán comprobado en la vida real. Pero no podemos evitar hacernos buenos propósitos. Algunos sencillos y domésticos, tan difíciles de cumplir como los complicados y ajenos a nuestra simple voluntad. Ya saben, estar más tiempo con la familia, quitarse unos kilos, dejar de fumar. Sumen y sigan…

Hay otros cambios que son más caros. La CEOE apostó hace casi tres años por cambiar el modelo de presidencia colegiada e institucional, cuando se jubiló José María Cuevas. Los vicepresidentes de la gran patronal eligieron como sustituto a Gerardo Díaz Ferrán, un liberal a ultranza, amigo personal de Esperanza Aguirre, que antes de la crisis opinaba que la mejor empresa pública es la que no existe y que el Estado tiene que intervenir lo menos posible en la vida empresarial. Sólo le plantó cara el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, convencido de que a Cuevas debía sucederle alguien del mismo perfil. El resultado de aquella confrontación desigual fue de nueve a dos. Así llevamos desde 2007, con un jefe de la patronal personalista, que era un empresario de éxito, en activo. Era.

Era, porque la crisis ha caído sobre el Grupo Marsans como una exhalación; muchas de sus empresas de seguros o transportes pasan por dificultades. Y el propio empresario pidió el año pasado un paréntesis en la economía de mercado, para sorpresa o chanza de propios y extraños. Total, que parece que el modelo perdedor de Santiago Herrero resultaba más conveniente, visto lo visto. Y a la cúpula empresarial le ha entrado la duda de aplicar o no, el año que viene, el refrán de vida nueva.

El miércoles, Díaz Ferrán dimitió de boquilla y los directivos de la CEOE le apoyaron, de boquilla también. Su mandato expira en febrero de 2010. La patronal española puede estar a punto de cambiar de cara y quién sabe si de modelo. Aquí entramos en el terreno de la especulación. Díaz Ferrán puede vender sus participaciones empresariales y quedarse de líder patronal. El catalán Joan Rosell, que ya lo intentó cuando se iba Cuevas, podría hacer un segundo intento. ¿Un catalán? Por qué no. O un andaluz: también Herrero podría realizar su segunda intentona.

Es cierto que estas cuestiones no alteran el pulso de la calle lo más mínimo. El pulso de la calle está, créanlo o no, con la nueva cara de Belén Esteban, sometida a una cirugía de estética, que será presentada al universo mundo mañana en un programa de la televisión rosa. Se avecina audiencia récord. La operación, por cierto, ha sido realizada en Barcelona. Verán como nadie le pone pegas a que la haya hecho un médico catalán.