Alta Velocidad » Rubalcaba

Archivos para el tag ‘Rubalcaba’

Bisoñez y astucia

Ignacio Martínez | 28 de mayo de 2011 a las 10:06

Entre congreso y primarias, congreso. Tomo prestado el argumento a un colega: no sé si el PSOE necesita hacer un congreso, lo que sí sé es que España necesita que el PSOE haga un congreso, renueve sus ideas, sus propuestas, salga del desconcierto en el que anda sumido y tenga un liderazgo fuerte. Enternece ver a la ministra de Defensa nerviosa, los ojos húmedos, sobrepasada por la ansiedad en el momento solemne de renunciar a la pugna por la candidatura a la Presidencia del Gobierno. Chacón demostró su bisoñez. Le venía grande el envite. No sé de dónde saca Griñán que ha sido un gesto de cariño y generosidad con su partido. La candidata favorita de Zapatero no se presenta porque no le conviene. Ni a ella, ni a su mentor.

Rajoy le ganaría fácilmente un debate a Chacón. Algo inimaginable con Rubalcaba, sencillamente porque no habrá debates entre el candidato socialista y el líder popular. Rajoy inventará cualquier excusa para evitar el trance de encerrarse con un adversario tan astuto. Otro de mis colegas tiene una teoría respecto al vicepresidente: Rubalcaba es el mejor para empatar. Entiéndase por empatar, frenar la marcha triunfal de la acorazada popular, con una honrosa derrota por un margen de diez o quince escaños en el Congreso.

Entre tanto, la idea de celebrar un congreso de refundación del PSOE está íntimamente unida a la disolución de las Cortes y la convocatoria de elecciones generales en otoño. Algún miembro del Gobierno andaluz piensa que parte del castigo que la ciudadanía quiere seguir imponiendo a los socialistas se consumiría en ese trance. En una posterior consulta autonómica saldrían beneficiados de la catarsis anterior. La otra cara de la moneda, es que en una elección sin el paraguas de las generales, el PP hablaría más de eres, funcionarios y de todo lo que pueda perjudicar al gobierno saliente. Y con menos participación, las minorías ampliarían su representación en el Parlamento regional.

Otro motivo de preocupación para el PSOE andaluz es su ausencia de liderazgo. Hay uno que manda, pero no es un líder. Griñán se pronunció el miércoles a favor de primarias y en contra de un congreso que convierta al candidato a la Presidencia en secretario general del PSOE. Justo lo contrario de lo que reclamó para él cuando llegó a la Presidencia de la Junta en 2009. Pero, además, hizo ese pronunciamiento sin consultar con los secretarios provinciales de su partido. ¿Para qué? No necesita oír a nadie y lo explica: la unanimidad es lo que él diga. Lo afirma sin complejos, para irritación de quienes le auparon de la nada a la secretaría general de los socialistas andaluces. Nadie pensó que lo que se consigue sin esfuerzo, después no se valora.

Ahora habrá primarias en el PSOE y esperemos que después del verano un congreso. España lo necesita. (Mañana, continuación).

Si el PSOE andaluz sustituye a Griñán va camino del desolladero. Sería un suicidio.

Ignacio Martínez | 8 de abril de 2011 a las 1:05

Este es un encuentro con los lectores del Grupo Joly que mantuve el miércoles 6 de abril.

 

1. Javier pEREz 06.04.2011, 11:56:  ¿Cómo califica la actuación de la jueza Mercedes Alaya en el caso de los ERE irregulares?

Esta juez es muy profesional, como ha demostrado en asuntos alejados de la política como el de los presuntos delitos societarios de Lopera en el Betis. En el caso de los ‘eres’ está siendo muy puntillosa, como es su obligación. Por cierto, que la Junta también lo está haciendo bien. Muy puntillosa, como es su obligación. Y si hay un conflicto de competencias, que lo dirima el Supremo, que para eso está. Otra cosa son las responsabilidades políticas. Este caso merece una comisión de investigación en el Parlamento andaluz.

2. filo Hidalgo 06.04.2011, 11:54: ¿Qué opinión le merece la sustituto de Pizarro? ¿Cree que con este nombramiento el Gobierno socialista acertará? No se están dando palos de ciego?

Griñán sustituye a un consejero de Cádiz por otro de Cádiz. Mantiene los equilibrios territoriales, como Chaves, en eso no han cambiado mucho los criterios. Y elige a un enemigo político de Pizarro y Cabaña en Cádiz. Son palos, pero no de ciego.

3. Romina 06.04.2011, 11:53: ¿Cree que el Partido Socialista haría bien en sustituir a Griñán de cara a las elecciones autonómicas para evitar un batacazo?

Si sustituyen a Griñán, van camino del desolladero. Sería un suicidio.

4. Julia Bermúdez 06.04.2011, 11:53: Hola, ¿Es de los que piensa que tantos años en el poder corrompe a cualquiera?

No a todos, pero 30 años son muchos años para cualquiera.

5. Augusto 06.04.2011, 11:52: Buenas Ignacio. ¿En qué medida cree que Griñán es responsable de la salida de Pizarro del Gobierno andaluz? Gracias.

En toda la medida. La presencia de Chaves en una comida para ofrecer la alcaldía de Jerez a un independiente contra la alcaldesa actual, elegida por mayoría absoluta, es una provocación que supera la imaginación de un guionista de cine muy atrevido. Acción y reacción. En la política como en la vida misma.

6. Eduardo López 06.04.2011, 11:51: Y me pregunto yo: ¿qué influencia real tiene la llamada crisis socialista andaluza en el PSOE nacional? ¿Va a Griñán como candidato a la Junta en 2012?

La crisis del PSOE andaluz, que es una batalla real aunque la desmienta Chaves, podría hacer las primarias más abiertas, al no haber un liderazgo fuerte que imponga el apoyo en bloque a un candidato. Pero estoy convencido de que tanto Chaves como Griñán están por Rubalcaba. Y Griñán será candidato en 2012 salvo gran cataclismo el 22 de mayo.

7. Gerardo 06.04.2011, 11:51: Estimado señor, ¿cree que el PSOE andaluz conseguirá recuperarse algún día de la situación en la que se encuentra actualmente? Gracias

Con seguridad se recuperaría muy bien después de una derrota electoral en las autonómicas andaluzas y generales del año que viene.

8. begoña 06.04.2011, 12:03: ¿Cree que hay alguna posibilidad de que Arenas no arrase viendo cómo se están cargando el chiringuito estos tíos?

Arenas tiene el triunfo en sus manos. Otra cosa es la mayoría absoluta. Sostengo que debe cambiar de táctica personal después de las municipales. Hasta entonces practicará el juego más duro posible, para dejar a sus alcaldes y candidatos hacer un papel más institucional. Y después adoptará un aire más presidencial. Necesita ganar votos en el centro, los de la derecha dura ya los tiene. Su problema puede ser que Rubalcaba, si es el candidato, anime a los muchos votantes socialistas que ahora piensan abstenerse. El PSOE castigará de nuevo las elecciones autonómicas al ostracismo, al hacerlas coincidir con las generales porque le conviene más que nunca. Y eso puede acabar impidiendo la mayoría absoluta del PP en Andalucía.

9. martín 06.04.2011, 12:02: ¿Tiene arreglo el daño que le están haciendo Viera y Susanita al Psoe?

El daño al PSOE tiene muchos nombres y sobre todo muchos años. No es cosa de dos.

10. Rafa 06.04.2011, 12:02: ¿Opina que los andaluces deberían rebelarse ante los últimos escándalos que han salpicado al Gobierno andaluz?

En las sociedades democráticas las rebeliones se producen en las urnas. Pero para perder hay que tener contra quién. El PP tiene que hacer más méritos que la denuncia. Por ejemplo, decir lo que haría. Con los planes de austeridad de Arenas se ahorrarían unos millones de euros. Pero hay que reducir el gasto público en miles de millones. Las cuentas no salen sin reducir el número de trabajadores públicos en ayuntamientos, diputaciones (que habría que suprimir) y Junta.

11. Francisco 06.04.2011, 12:00: De llegar a la presidencia de la Junta, ¿qué cambios sustanciales cree que llevará a cabo Javier Arenas?

Imagino que en el primer gobierno habría más cualificación de los consejeros que en el último del PSOE. Y si la alternancia fuese al revés, por ejemplo en Valencia, pasaría la mismo. Los partidos después de muchos años en el poder se oxidan. También Arenas hará recortes en el gasto público, pero los que ha anunciado son más efectistas que reales. Soy de los que piensa que tanto él como Rajoy tendrán que hacer cosas que no pueden decir, porque perderían votos.

12. Josefina Pilastre 06.04.2011, 12:00: ¿Cuál sería su propuesta de Gobierno? ¿Qué cambios haría en el actual equipo de Griñán? Reubicaría a algunos consejeros? A cuáles eliminaría de sus puestos? Gracias

Pregunta, tan excelente como larga de responder. La vuelvo en positivo. Veo al menos cuatro consejeras bien capacitadas para sus puestos Micaela Navarro, Martínez Aguayo, María Jesús Montero y Josefina Cruz. Y dos consejeros que saben de lo suyo, Luciano Alonso y Antonio Ávila. Pero Alonso es un político y Ávila no pasa de ser un excelente técnico y funcionario, que no es poco, pero no es suficiente para haber ocupado los dos puestos que con Chaves eran de vicepresidente.

13. Piedad andaluza 06.04.2011, 11:56: ¿Considera que este es el peor momento que vive el socialismo andaluz? ¿Es esta la herencia de tantos años de ‘chavismo’? Un saludo

Desde luego es el peor escenario en el que se ha visto el PSOE andaluz desde la Transición. Y la culpa no es sólo de Chaves. Insisto en que tiene muchos nombres y sobre todo muchos años. Los años no perdonan…

14. Juana M. 06.04.2011, 11:55: La dimisión de Pizarro, ¿es cuestión de honradez política o de amiguismo?

Ninguna de las dos cosas, es producto de una lucha por el poder que responde a la pregunta ¿aquí quién manda?

Sobre los amigos, sin embargo, cabe añadir que si la juez Alaya confirma la imputación del ex consejero de Empleo Antonio Fernández tras tomarle declaración, entonces el PSOE regional lo suspendería de militancia. En ese caso, Pizarro se ahorra el disgusto de estar en el Gobierno, cuando el PSOE andaluz le vuelve la espalda a su amigo Fernández. Dimitiendo ahora, se lo ahorra.

15. Manuwar 06.04.2011, 11:54: Señor Martínez, ¿Cómo cree que quedará reconstuido el mapa andaluz político tras el 22-m?

Pues muy parecido al actual, con una sola diferencia: el PP tendrá más o menos los escaños del PSOE, el PSOE los del PP e IU los que tiene. Hasta ahora pensaba que IU tendría incluso menos de seis. Ahora el deterioro del PSOE invita a pensar que aumentarían. Pero insisto en que si Rubalcaba es el candidato de las generales y le gana un par de debates a Rajoy, despertará a una parte de su afición. En ese caso ni el PP tendría su mayoría absoluta, ni IU prosperaría. Lamentablemente, al coincidir generales y autonómicas, las minorías que serían un soplo de oxígeno en el Parlamento andaluz, UpyD, PA o Equo (verdes), tienen escasísimas posibilidades de entrar.

16. tomas 06.04.2011, 11:49: ¿Esto que ocurre es síntoma del exceso de años del PSOE en el poder?

Pues sí. Así de simple. Pero además está la crisis económica que se ha llevado por delante a los laboristas en el Reino Unido y sobre todo al Fianna Fáil en Irlanda, que ha pasado de 78 a 18 diputados y ha gobernado en 73 de los últimos 78 años en ese país. Y está perjudicando a Sarkozy en Francia y a Merkel en Alemania. No se libra ni dios. Pero aquí en Andalucía el elemento esencial son los 30 años de desgaste en el poder, el clientelismo que eso genera, el relajo en los comportamientos…

17. jose ortiz 06.04.2011, 11:47: ¿Es sensato que Griñán dimita a tiempo? Viendo el panorama, pinta muy mal para municipales, pero si corrigen a tiempo, puede que la cosa se arregle para las autonómicas.

Ya he contestado una parecida: Si el PSOE andaluz sustituye a Griñán es para entregar las elecciones autonómicas de 2012.

18. Ana 06.04.2011, 11:47: ¿Ve muy cerca el final del socialismo en el gobierno de Andalucía? Saludos.

De momento parece que sí. Si hubiese elecciones hoy el PP sacaría mayoría absoluta. Pero un año de legislatura es mucho tiempo. Si fuera un partido de fútbol quedarían 22 minutos. Y si Arenas no consigue la mayoría absoluta iríamos a una coalición PSOE-IU.

19. Manuel 05.04.2011, 12:15: ¿Serías partidario de que en la provincia de Sevilla, la RTVA (el ente público al que pertenece Canal Sur) pusiese en marcha una nueva sede central para sustituir a todas las sedes dispersas que la RTVA todavía tiene por dicha provincia?

Soy partidario de una buena y fuerte radiotelevisión pública. Con menos costo y mejor programación que la actual. Concentrar las sedes en principio suena a ahorro; en ese caso, de acuerdo.

20. Jonny 06.04.2011, 11:45: ¿Cómo afectará esta crisis a las elecciones del 22 de mayo? Un saludo!

Afectará mucho, sin duda. Y eso va a beneficiar al PP. Pero es posible que nos llevemos una sorpresa, porque al final los ciudadanos han desarrollado un fino sentido práctico. El que esté contento con su alcalde o alcaldesa socialista la seguirá votando. Aunque a los candidatos del PSOE les faltará en esta ocasión el plus que les ha dado la marca durante décadas.

21. SAMANTHA 06.04.2011, 12:04: Señor Martínez, ¿se hará justicia en este caso? ¿cree que la negativa de la Junta a mandar las actas la jueza esconde algún temor o algo ilegal? Por otro lado, ¿cómo cree que este revoltillo afectará al PSOE en las elecciones?

El caso de los ‘eres’ perjudica al PSOE y erosiona su imagen pública, así que le quitará votos el 22 de mayo de 2011 y el 4 marzo de 2012. Pero no creo que la Junta intente ocultar nada. De hecho, ya ha decidido depositar las actas lacradas en sede judicial. Si el Supremo así lo decide, la juez las podrá ver. Justicia se hará, pero faltan las responsabilidades políticas, por eso la petición de PP e IU de una comisión de investigación en el Parlamento andaluz era pertinente.

22. Nacho Algar 06.04.2011, 12:07: Siendo Andalucía la comunidad fuerte del socialismo, ¿considera que los votantes serán fieles a sus principios o este lío que ha salido a la luz va a hacer crecer el recuento del PP?

Ya he contestado una casi igual. A los candidatos del PSOE, la crisis, los errores de Zapatero, los ‘eres’ y demás les van a quitar el plus de la marca, incluso les añadirá un hándicap. Pero aquellos candidatos que lo hayan hecho bien, mantendrán sus alcaldías.

23. hartodetodo 06.04.2011, 12:28: La situación actual en el PSOE es consecuencia del ejercicio del poder durante 30 años sin ninguna cortapisa y en cuanto a asunto interno al ciudadano no afiliado no debería interesarle demasiado. ¿Cómo piensa que la falta de alternancia en el Gobierno de la Junta ha podido influir en el retraso de la Comunidad Autónoma Andaluza con respecto a la media española? Saludos y gracias.

La competencia siempre aviva el ingenio. Así que si hubiese habido un par de alternancias en el poder en estos 30 años nos habría ido mejor. Y otra cosa, si no hubiese elecciones andaluzas simultáneas con las generales veríamos abstenciones muy superiores al 50%. El desafecto con el proceso autonómico está camuflado detrás de la convocatoria sistemática de generales y regionales conjuntas en 1996, 2000, 2004, 2008 y, si nada lo remedia, 2012.

Secuestro electoral

Ignacio Martínez | 4 de abril de 2011 a las 13:03

Como la buena fortuna, los liderazgos políticos son efímeros. Unos más que otros. Javier Arenas lleva de líder del PP andaluz desde 1993, controlando todos los resortes de su partido, incluso durante los cinco años en los que figuró Teófila Martínez como presidenta regional. Es un caso similar al de Chaves en el campo socialista. Otro paralelismo es el de Zapatero con Aznar. Tuvieron mucha suerte al principio de sus mandatos y serias dificultades cuando llegaron los problemas.

El caso de Griñán es inédito: ha tenido que afrontar una sucesión de malas noticias, sin pizca de buena suerte. Y su liderazgo está tan discutido, que no se prolongará mucho en el tiempo. Quizá este fin de semana haya recibido su primera buena noticia. Si Rubalcaba es el candidato del PSOE en las elecciones generales, lo más probable es que no pueda impedir la llegada de Rajoy a La Moncloa, pero es posible que su impacto sobre la afición logre parar la entrada de Arenas en San Telmo.

Quizá por eso, el líder regional del PP está empeñado en que se convoquen elecciones generales ya. No quiere competir con Rubalcaba. Siempre ha dicho que no es partidario de la coincidencia de elecciones generales y andaluzas. Le alabo el criterio, pero dudo que sea sincero. Lo sabremos si Arenas gobierna, porque se ha comprometido a acabar con esta práctica ventajista inventada por Chaves en 1996, para ir cómodamente amparado en el paraguas de la política nacional y evitar examinarse sobre lo realizado en Andalucía.

La presunta insinceridad de Arenas se deduce de sus declaraciones de ayer: “Vamos a las elecciones del 22 de mayo a votar las políticas de Zapatero”. No. El 22 de mayo se eligen concejales en toda España y diputados en las asambleas regionales. Y se vota sobre lo que hayan hecho en cada municipio o región los que gobiernan y los que estaban en la oposición. Pretender que en mayo se votan las políticas de Zapatero es poner esa convocatoria electoral bajo el paraguas de la política nacional, porque le conviene al PP. Exactamente lo mismo que Chaves ha hecho con las elecciones andaluzas en cuatro ocasiones, porque le convenía al PSOE.

Es lamentable que por quinta vez consecutiva vayan a coincidir estas dos convocatorias. No ha pasado en ningún sitio de España, salvo en Andalucía. Agotar las dos legislaturas, la nacional y la regional andaluza, no significa que no se puedan separar unos meses las respectivas elecciones. Y para más inri la ley electoral y el panorama político sólo ofrecen margen para elegir entre los dos grandes e Izquierda Unida. UPyD, PA o Equo tendrían escasas posibilidades de entrar en el Parlamento andaluz, pero mucho menos si se solapa esa convocatoria a las urnas con la nacional. El resultado es oportunismo y liderazgos eternos. Aburrimiento. Mala suerte.

Etiquetas: , ,

Se va Zapatero: se impone la sensatez

Ignacio Martínez | 3 de abril de 2011 a las 9:59

Zapatero no volverá a ser candidato. Bien. Se agotará la legislatura. Mejor. Dijo ayer el presidente que desde el principio había pensado que dos legislatura era razonable; ocho años. Una buena costumbre implantada por Aznar. Otra práctica del líder de la derecha fue agotar los mandatos. Incluso no adelantó elecciones en la legislatura del Prestige, el Yak 42 y la guerra de Iraq, con tres millones de manifestantes en la calle protestando. Que tome nota el PP: se le notan demasiado las ansias de poder. Cospedal se trabuca en su intento de afirmar que tienen que decidir ya los españoles y un sospechoso de corrupción como Camps resulta patético cuando pretende presentar la renuncia de Zapatero como un triunfo de los demócratas.

Ayer, en una entrevista conjunta para cinco diarios europeos, el presidente decía con énfasis: “Sé cómo tengo que hacer las cosas y cuándo”. No siempre. A estas alturas sabemos que en algunas materias ha demostrado una soberana falta de maestría. Ahora, inmolado en el altar de su impopularidad, por su ceguera en ver la llegada, magnitud y duración de la crisis, es posible que muchos en su partido hayan suspirado con alivio. Y otros, con inquietud. Aparte de complicadas sutilezas políticas, estamos ante un drama sencillo: decenas de miles de empleos de sus compañeros de partido dependen de que esta jugada sea la correcta.

Unos compañeros que han tenido un discurso público y otro privado diferente. Sin ir más lejos, ayer en el comité federal Griñán dijo que le habría gustado que Zapatero fuese candidato en marzo de 2012. Lamento dudarlo. Un amigo de confianza me asegura que hace unas semanas oyó de labios del presidente andaluz “con Alfredo, ganamos en marzo”. Con Alfredo o ya veremos a ver. Además de Rubalcaba, en la lista de posibles candidatos a las primarias están Chacón, Bono, Fernández Vara, López, Trinidad Jiménez. Es curioso que no haya ningún andaluz con expectativas. La cantera regional está seca. Tanto, que a escala regional ni siquiera se vislumbra una sólida alternativa a Griñán, salvo quizá Vallejo.

Los mandatos de Zapatero terminan arruinados por la realidad. Se impone el realismo. Ahora tocan municipales y autonómicas.

Etiquetas: , ,

Actas arrojadizas

Ignacio Martínez | 2 de abril de 2011 a las 9:56

Toda la vida especulando sobre quién mandaba en ETA, si el jefe de los comandos o el del aparato político, pero va y resulta que el más importante era el delegado de actas. El PP está convencido, como la mayoría de los españoles, de que Zapatero está amortizado y ve en Rubalcaba a su peor enemigo. Enemigo y no adversario, porque en el Partido Popular le tienen muchas ganas desde su intervención el 13 de marzo de 2004 por la tarde, cuando dijo en directo para toda España aquello que de que los españoles se merecen un Gobierno que no les mienta, y volcó de manera decisiva el voto del día siguiente. Y además de ganas, le tienen miedo. Es el único al que consideran capaz de salvar al PSOE de una derrota morrocotuda en las elecciones generales. Quizá incluso hasta con talento para empatar. ¿Se imaginan un par de debates televisados entre Rajoy y Rubalcaba?

Así que, puesto en la diana como el enemigo a batir, le llueven los golpes al miembro más valorado del Gobierno en las encuestas; un ministro del Interior que está desarrollando una eficaz labor en la lucha contra el terrorismo. Pero le acusan de colaboración con la banda armada. Todo viene a raíz del caso Faisán, en 2006, en el inicio de las conversaciones con la banda autorizadas por el Congreso. Un chivatazo a ETA impidió la detención del aparato de extorsión de los terroristas. Cuando la Guardia Civil le echó el guante en 2008 al jefe del aparato político de ETA, encontró las actas que Thierry levantó de las reuniones entre enviados del Gobierno y dirigentes etarras entre 2005 y 2007, dos de ellas después del atentado de la T 4. De ser cierto lo que ahí se recoge, la cúpula de Interior quedaría en entredicho. Rubalcaba niega que lo que dicen esas actas sea verdad, lo califica de bazofia. La cuestión es creer a ETA o al Gobierno, pero nos falta información.

Hay una vieja afirmación de Mayor Oreja, “ETA mata, pero no miente”, cuya filosofía ha aplicado la avanzadilla popular en esta ocasión contra el presunto candidato socialista. Este principio es muy discutido. Un buen conocedor, Josu Jon Imaz, era presidente del PNV en 2007 cuando explicó en La Vanguardia las mentiras que ETA había lanzado a través de Gara sobre el fracasado proceso de paz. Y dijo una frase muy juiciosa que demostraba por qué pensaba que los terroristas siempre mienten dentro de su estrategia política: “La banda ha echado mierda sobre las personas que ha asesinado”. Podía haber dicho algo más sencillo: si los políticos mienten, ¿por qué no lo iban a hacer los etarras? Hace un año, en respuesta a un comunicado de ETA, un bloguero escribió “ellos dicen mierda y nosotros decimos amén”. Ese amén puede convertir los papeles de Thierry en actas arrojadizas contra el Gobierno. Y a su autor en un peligroso manipulador que suministre armas para la guerra electoral. Propaganda. Mala cosa.

Etiquetas: , , ,

Elogios fúnebres

Ignacio Martínez | 31 de enero de 2011 a las 22:01

La crisis se ha llevado por delante a una parte de la mitad del sistema financiero español, que representaban las cajas de ahorro, a casi todo el sector inmobiliario, a no pocos medios de comunicación. A muchas pequeñas, medianas y grandes empresas, y con ellas a cientos de miles de puestos de trabajo. También ha derribado el prestigio de un ingenuo presidente del Gobierno que no vio venir el tsunami en 2007, que minimizó la trascendencia del final de ciclo económico, y al final esperó que fuera breve y pasara pronto. Por mucho que ahora esté haciendo lo que hay que hacer, con las reformas más importantes desde los Pactos de La Moncloa de 1977, según dijo ayer en Zaragoza. Cómo han cambiado las cosas: hace tres años y medio, en septiembre de 2007, nada de esto hacía falta, porque España jugaba la Champions de la economía mundial, era el equipo que más partidos ganaba, el más goleador y el menos goleado. La intensidad y el rigor reformista debieron llegar en el inicio de esta legislatura.

Ese retraso le ha costado a Zapatero su crédito y su retiro, dado por seguro en el interior de su partido, hasta el punto que los elogios desmedidos que le dedicaron ayer Blanco y Chaves en la capital aragonesa parecían más propios de un funeral. Blanco no ha conocido un socialista mejor y Chaves anda confundido ante su grandeza. El mejor Zapatero ha llegado desahuciado a la hora de la verdad. Ahora se trata de encontrar un sustituto. O, mejor dicho, de entronizar a Rubalcaba. Candidato que teme el PP. Por eso le atacan con saña desde hace semanas. Existe una teoría sobre la eventual candidatura del ministro principal del Gobierno, según la cual Rubalcaba es bueno para empatar. Esto nos lleva a un ejemplo futbolístico: el milagro de Estambul. En la final de la Champions de 2005, el Liverpool iba perdiendo por 3-0 contra el Milan en la primera parte, consiguió empatar antes del final y ganar en los penaltis.

Todos los oradores de Zaragoza subrayaron los elogios a Zapatero, incluido el presidente Griñán. Así que ZP sale de orillas del Ebro despedido entre ovaciones. En su discurso destacó los tres grandes objetivos que salen de esta convención: austeridad, reformas y cohesión social. En la austeridad no han osado incluir la apuesta de Felipe González por eliminar las diputaciones. El ex presidente considera que sus servicios se solapan con los de las autonomías. Lo de Zaragoza este fin de semana ha tenido, como la convención del PP siete días antes en Sevilla, mucho de marketing y poco contenido.

La crisis se ha llevado muchas cosas por delante, pero el duopolio que se reparte el poder en España sigue gozando de muy buena salud. Se llevan fatal el PP y el PSOE, la lealtad institucional entre ambos es muy complicada, pero los españoles les siguen dando casi todo el poder a uno o a otro. Hasta ahí no ha llegado la crisis. Todavía.

Arenas se descentra

Ignacio Martínez | 29 de enero de 2011 a las 11:18

El verbo descentrar tiene dos acepciones. Una es dejar de estar centrado. La otra es actuar de modo disperso o desordenado. Javier Arenas ha cumplido con los dos significados en una sola semana, con declaraciones hechas para contentar a los más irredentos de sus seguidores. El jefe del partido que va lanzado en las encuestas en Andalucía, está ajustando cuentas del pasado, antes incluso de ganar. Arenas lidera una formación muy ancha. Con un núcleo duro de liberales, conservadores y democristianos. Y dos alas, una en el extremo derecho y otra en la frontera con la socialdemocracia. En muchos países europeos ese abanico da para un arco parlamentario casi entero, al menos con cuatro partidos.

El comportamiento de Arenas parece un paradigma de la teoría del filósofo y teórico de la comunicación canadiense Marshall McLuhan, que a mitad del siglo pasado estableció que el medio era el mensaje. Sumergido en determinados medios, nuestro líder liberal-conservador-democristiano-derechista-socialcristiano lanza mensajes impropios de un político con su responsabilidad pasada y futura. Hace unas semanas, en Intereconomía, el presidente regional del PP agradó a la derecha extrema. Y esta semana, invitado por la televisión de Pedro Jota, se apunta sin apuro a la teoría de la conspiración en el 11-M.

Arenas sostiene que es casi imposible que un terrorismo foráneo intervenga en un país con terrorismo propio sin tener contacto. O sea, que Al Qaeda y ETA actuaron juntas en el atentado, no importa qué dijera la sentencia judicial. Añade, que hay un proceso judicial abierto y el juez ha pedido sin éxito documentación al Gobierno. Y se compromete cuando lleguen a La Moncloa a dar a ese juez la documentación que el Gobierno le ha negado, para que se sepa la verdad. En otras palabras, que una de las primeras cosas que hará el PP si gobierna es intentar blanquear los últimos días de Aznar en La Moncloa. Para arreglarlo, un senador canario del PP ha declarado que los presuntos autores del 11-M no se suicidaron en Leganés, sino que los mató la Policía. No se extrañen, una ex ministra de Aznar contaba hace años en privado que en la conspiración participaron los servicios secretos franceses, españoles y marroquíes.

Lanzado por esa pendiente, Arenas relaciona a Rubalcaba con los GAL, en un ataque preventivo contra el ministro principal del Gobierno, a quien propios y extraños dan por seguro candidato socialista en 2012. Esta actitud del político mejor situado para gobernar Andalucía dentro de un año no es un buen augurio. Esta región necesita líderes que miren al futuro, con propuestas concretas que generen seguridad y confianza. Y mientras, el jefe regional del PP aparece perdido en la anchura de su partido y muy escorado a la derecha.

Arenas se descentra. Y se equivoca.

González Pons se fuma un puro

Ignacio Martínez | 27 de diciembre de 2010 a las 15:52

González Pons llega a aburrirme. Está el hombre empeñado en que haya elecciones anticipadas. Más que nada porque su partido las ganaría. Y tienen prisa para que las haya y ganarlas, antes de que se nos ocurra preguntarles qué harían en tal caso. Resulta que el rey sale en Nochebuena y reclama la unidad de todos los españoles para afrontar las reformas necesarias para salir de la crisis. Y va el buen hombre y dice al día siguiente que sí, que bueno, pero que esas reformas deben responder a un plan meditado, pensado y no improvisado. O sea, que no. Que como el adversario improvisa, que de unidad nada de nada. Que los socialistas se quemen con las pensiones, reduciendo el sueldo a los funcionarios y demás. Y un día más tarde, sostiene que lo que el pueblo reclama, dadas las circunstancias, son elecciones anticipadas. Total, que González Pons se ha fumado un puro con el discurso real en dos tiempos.

Este dirigente valenciano del PP intenta imitar el estilo malévolo, irónico, sagaz de Rubalcaba. Pero no le sale, al pobre. Es mejor que Cospedal, que no es mucho decir, pero está por debajo de los habituales portavoces populares en Andalucía. Su discurso, tan frío y tan ñoño, está a años luz de la capacidad de un Arenas, pero incluso resulta menos eficaz que el estilo directo, aunque bronco, de Antonio Sanz. Hasta prefiero a Esperanza Oña, que lamentablemente camufla su talento detrás de un lenguaje duro e inflexible.

En fin, ya sabemos que la unidad entre populares y socialistas se queda para la literatura de los discursos reales. No hay voluntad. El argumento esgrimido ayer por el ínclito González Pons para reclamar elecciones, porque hay una emergencia nacional, es justamente el mismo que invita al rey a reclamar unidad contra la crisis. El sentido común sugiere que si hay una emergencia no se puede dejar el puesto de mando libre durante tres meses. Los dos de plazo legal para convocar elecciones y el tercero para formar las cámaras y elegir presidente. Pero nada, con cualquier excusa sale el caballero imitador de Rubalcaba y nos convida a elecciones.

Ayer se superó y aconsejó que se celebren las generales antes de municipales y autonómicas, para evitar que los españoles castiguen a los alcaldes y presidentes autonómicos socialistas. Una manera caritativa de alentar la rebelión en las filas adversarias. Zapatero, entre tanto, ha comunicado a su equipo que ni dimite ni adelanta elecciones. Y mientras los capuletos y montescos de nuestra política patria reinterpretan el duelo a garrotazos de Goya, Mas ofrece la Consejería de Cultura de la Generalitat a un prestigioso socialista exconcejal de Barcelona y exconsejero del ramo con Maragall. Los catalanes, como siempre, por delante de los demás.

La liebre eléctrica

Ignacio Martínez | 18 de diciembre de 2010 a las 14:38

El presidente del Congreso, José Bono, es un maestro prestidigitador. Un enorme orador, con pinta de no haber roto un plato, camuflado detrás de una retórica eclesial en las formas y perversa en el fondo. El miércoles protagonizó el mejor discurso de la cena anual de los periodistas parlamentarios en Madrid. La noche, en contra de la tradición de este tipo de citas, fue bastante sosa. No está nuestra profesión para fiestas. Después del sistema financiero y del sector inmobiliario, se trata probablemente del negocio más deteriorado por la crisis. Pero, en todo caso, los premios de los cronistas parlamentarios consiguieron un lleno en los salones del Hotel Palace, en donde sólo se echó de menos al ex ministro Acebes, premiado por su arte en no dejarse ver por el Congreso, y el líder Rajoy a quien se distinguió como castigo de la prensa, imagino que por su desmedida afición a la declaración institucional sin preguntas.

En los discursos hubo desenfado y buen humor, por parte de Soraya Sáenz de Santamaría, parlamentaria más activa, y la vicepresidenta Salgado, premiada en el capítulo de mejor relación con la prensa. Xosé Manuel Bouza, del Bloque gallego, estuvo particularmente simpático al explicar que se merecía su premio de senador revelación. Y Rubalcaba, mejor orador del año, estuvo muy discreto. Quizá porque fue el protagonista estelar de todos los vídeos, bromas y citas.

Y en esto llegó Bono. Elogió con generosidad a Llamazares, para después darle un golpe bajo al nuevo líder de Izquierda Unida, allí presente: “Esto no lo diría yo de Cayo Lara”. Y después de deambular por unos sitios y otros, acabó centrando su discurso en el hombre del año: Rubalcaba. Recordó que en el congreso extraordinario que eligió secretario general del PSOE a Zapatero, el actual vicepresidente votó a Bono. O sea, a él. Y contó cómo a la salida de aquella votación le dijo a uno, muy conocido, que había votado como él, “hemos perdido” y el otro le contestó: “Habrás perdido tú”. El otro, tan conocido, está hoy de ministro, añadió el perverso y brillante orador. Podía haber agregado que ha sido presidente de una gran autonomía en el sur de España, pero eso no lo dijo él, sino que lo pensamos todos.

Y, finalmente, habló del tema tabú. La sucesión. Explicó que el ministro José Blanco había dicho que Rubalcaba es una liebre falsa, a una serie de periodistas a los que citó por su nombre y apellidos, para mosqueo de los interesados, por la ausencia de confidencialidad sobre las fuentes. Y añadió que en realidad el vicepresidente primero es una liebre eléctrica, de las que hacen correr en a los perros y a otras liebres. Sin cansarse. Y que era el mejor político que había conocido de la A a la X. La cotización de la liebre cántabra subió muchos enteros, al final de la velada, en el mercado de futuros. Pero no se engañen, el primero que no se autoexcluye es el propio Bono. Y el segundo que tampoco se ve mal es Blanco, sin ir más lejos.

Etiquetas: , , ,

Marea popular

Ignacio Martínez | 2 de noviembre de 2010 a las 9:46

El PP está que se sale en las encuestas, aunque su líder no despierte entusiasmos. El domingo, La Vanguardia publicó la primera encuesta tras el profundo cambio de Gobierno que ha efectuado Zapatero. El resultado era demoledor. El Partido Popular está a un escaño de la mayoría absoluta y el PSOE sacaría menos escaños que en 2000, con Almunia de candidato. El sondeo ha sido realizado por un instituto de opinión presidido por el catedrático de Ciencia Política Julián Santamaría, que no es sospechoso; tuvo varios cargos de relieve durante el mandato de Felipe González. Si las elecciones fuesen hoy, los populares aventajarían a los socialistas en más de 40 diputados, 175 a 133, y tendrían un alza espectacular los nacionalistas catalanes y vascos, IU y UPyD, que sumarían 36 escaños. La variable común es el hundimiento del PSOE. Sólo dos de cada tres votantes socialistas desean hoy la victoria de su opción en 2008.

Rajoy tendría razones para estar satisfecho de este triunfo anunciado, que se basa en gran manera en el desafecto que ha generado en la hinchada socialista la errática política de Zapatero. Un 55% de los votantes del PSOE desconfían del presidente del Gobierno. Pero resulta que un porcentaje similar de votantes del PP desconfía de Rajoy. Este desapego del líder popular se debe a dos razones esenciales, una es que su partido es muy ancho y a su flanco derecho, el tea party español, no le gusta. Al tea party nacional bebe los vientos por Esperanza Aguirre, por su arrojo, su desparpajo y su conservadurismo populista sin concesiones ni fisuras.

El otro problema de Rajoy es su indefinición. Ayer, en una entrevista de cinco páginas en El País no concretó mucho sobre sus proyectos para el país. Decía, por ejemplo, que haría un plan en España como el de Cameron en el Reino Unido: mantener los servicios públicos esenciales, sobre todo en Educación y Sanidad, aumentar la inversión y no subir impuestos. Pero mientras el primer ministro británico lo hace a costa de suprimir 500.000 funcionarios, nuestro jefe de la oposición aquí no lo haría. Las cuentas no salen. En San Roque (Cádiz) el ministro plenipotenciario Rubalcaba, con su habilidad habitual metía el dedo en esa llaga: “Rajoy sabe lo que quiere, pero no quiere que lo sepan los demás”. Un ex ministro de Aznar cuenta en privado que Rajoy tiene que hacer tales reformas y recortes que ya se plantea estar sólo cuatro años.

Arenas no es ajeno a este síndrome. Practica muy bien el juego duro contra la Junta, a la que afea despilfarros en muebles, teléfonos móviles, mudanzas o exceso de cargos públicos, que se dispone a reducir a la mitad, pero nada dice de una jibarización de la administración como la de Cameron. Sostiene que la propaganda no crea puestos de trabajo. Una gran verdad, que vale para todos los colores políticos.

Etiquetas: , , ,