Archivos para el tag ‘Ruiz Mateos’

Plagios

Ignacio Martínez | 5 de marzo de 2011 a las 12:45

El ministro de Defensa alemán ha dimitido porque copió tres cuartas partes de su tesis doctoral y le han pillado. Es curioso, pero ni a la canciller Merkel, doctora en Físicas ella misma y su propio marido, ni al común de los ciudadanos de la República Federal le importaba que el barón Von Guttenberg plagiara su tesis. Hasta el punto de que un 80% desea que vuelva a la política el delfín predilecto de la canciller, dirigente de los socialcristianos bávaros. Ha sido la comunidad científica la que ha protagonizado una auténtica revuelta, como explica mi amiga Aurora Mínguez en su blog berlinés. Decenas de miles de doctores se han dirigido indignados a la Cancillería para exigir respeto por la propiedad intelectual y el rango universitario. Un ejemplo para la acomodada parroquia universitaria española.

Lo de copiar aquí es pecado venial, como demostró la infeliz ocurrencia de la Universidad de Sevilla, cuando hace año y medio introdujo en la normativa de evaluación y calificación de asignaturas un nuevo derecho del estudiante: no podría ser expulsado de un examen si lo cogían copiando. Imitar buenas costumbres no es necesariamente malo. Por salir del campo académico, cada vez son más los entrenadores de fútbol que siguen la pauta de señores tan educados como Guardiola o Del Bosque. Otra cosa es Mourinho. El portugués es un plagio absoluto; un sosias de Risto. No Hristo Stoichkov, el búlgaro del dream team de Cruyff, sino de Risto Mejide, el malo del jurado de Operación Triunfo. Mourinho acabará como su referente nacional, expulsado del circo.

Otro plagio futbolístico lo protagoniza el ex director general de Trabajo de la Junta, Javier Guerrero, el tipo en el que el PSOE ha puesto la barrera de las responsabilidades políticas por las irregularidades en los eres. Ha copiado para definir a los parados una genuina expresión lopereta. Para don Manué los aficionados béticos eran criaturitas; para Guerrero los intrusos de los eres son criaturas que están desempleadas. Plagio.

Ya conocen cómo una escritora gallega insiste, con fundamento, en que Camilo José Cela con todo su golpe de premio Nobel, le plagió hace quince años La Cruz de San Andrés, que consiguió el Premio Planeta. Cómo Ana Rosa Quintana para su primera novela, Sabor a hiel, tuvo un colaborador, un negro en el argot editorial, que le jugó una mala pasada copiando literalmente pasajes de Ángeles Mastretta o Danielle Steele. O cómo Julio Iglesias ha tenido que pagar indemnizaciones por el plagio de alguna canción.

A Guttenberg habría que hacerle una rebaja. Que un pariente lejano del inventor de la imprenta hacer copias está en los genes de la familia. Después de todo, la originalidad tampoco es un valor absoluto. Vean, si no, el efecto que causa Ruiz Mateos copiándose a sí mismo sus propios métodos, para desesperación de tantos proveedores, trabajadores o inversores.

El revolcón de Cajasur

Ignacio Martínez | 17 de julio de 2010 a las 12:30

Un escalofrío recorrió ayer la plana mayor del socialismo andaluz. Las huestes de Griñán se encuentran entre seis y diez puntos por debajo del PP en las encuestas y no están para revolcones de ninguna clase. Cajasur para los vascos, un desaire para Andalucía, fue la primera lectura, así de golpe, de propios y extraños. La Caixa se convirtió en una potencia financiera regional entre 1995 y 1996, cuando se quedó con la banca Granada Jerez, rescatada de los restos del imperio Ruiz Mateos. La BBK ha entrado en este mercado, con vocación de protagonismo andaluz, 14 años después, al hacer la mejor oferta económica por Cajasur.

La segunda reacción de muchos dirigentes socialistas fue buscar responsables en casa. Incluso de echarle la culpa al mismísimo Zapatero. Hay una constante en las últimas semanas de divorcio de la periferia con su líder máximo. Los socialistas catalanes andan irritados por la conformidad del presidente con la sentencia del Constitucional sobre el Estatut. Los socialistas vascos están muy susceptibles ante las descaradas zalamerías que se intercambiaron Zapatero y Josu Erkoreka en el Debate sobre el estado de la Nación. El temor del PSE es que el Gobierno cambie el apoyo en el Congreso de los seis diputados del PNV por asegurarles el poder en las tres diputaciones forales vascas. Y ahora le toca la sospecha al otro gran socialismo periférico, el andaluz. PNV vasco, BBK vasca. Como un mal presagio, Erkoreka empezó su discurso el pasado miércoles con una frase, Quo vadis Zapatero, a dónde vas Zapatero, dicha en el latín de los breviarios del canónigo Gómez Sierra. Más de uno se acordó ayer de la inmolación del Cabildo cordobés hace dos meses para no entregar Cajasur a Unicaja.

Con más énfasis, en muchos despachos oficiales andaluces, donde se dudó en las últimas semanas sobre si la vicepresidenta o el propio Zapatero harían algo a favor de que Cajasur conservara la bandera andaluza, se cambió ayer a la sospecha de que podrían haber realizado gestiones en favor de consolidar su mayoría en el Congreso, cuesta lo que cueste. Una perceptible grieta de desconfianza quebró la cohesión interna entre el PSOE nacional y andaluz. La tercera víctima de los recelos fue el propio Braulio Medel, presidente de Unicaja. Ha tenido tres oportunidades y ha fallado las tres veces. ¿Por qué no quiso hacer una oferta conjunta con Cajasol? Eran los comentarios más frecuentes.

Ahora aumentará de manera exponencial la presión sobre los presidentes de Unicaja y Cajasol para que hagan una fusión intensa y rápida, que permita salvar los muebles a la pequeña Sevilla del poder; o sea, a los estados mayores regionales de todos los partidos, sindicatos y patronales. Todos unidos en el afán, en la derrota y en la frustración. Buscando culpables, desesperadamente.