Alta Velocidad » Rusia

Archivos para el tag ‘Rusia’

Un andaluz, nuevo hombre fuerte de la ‘Casa Blanca’

Ignacio Martínez | 25 de enero de 2009 a las 15:34

 

Amador Suárez, vicepresidente del Real Madrid, es un importante empresario andaluz

Preside la multinacional onubense de la pesca Amasua y es cuñado de la ministra Garmendia

 

”Mi

 

Si ser presidente del Real Madrid es más que ser ministro, habrá que convenir que la dimisión la semana pasada de Ramón Calderón ha sido una crisis nacional. Y en esa historia han tenido un protagonismo especial tres directivos del Real Madrid, de los que dos son andaluces: Amador Suárez, de Huelva; Antonio Medina, de Jaén, y Enrique Riquelme, de Alicante. Se dice que fueron precisamente ellos quienes forzaron la dimisión de Calderón, después de que se supiera que unos falsos compromisarios votaron en la asamblea del club y que el presidente culpara del desaguisado a unos empleados.

El personaje clave de la operación, y hombre fuerte de la nueva ‘Casa Blanca’, es el vicepresidente primero Amador Suárez, uno de los más importantes empresarios andaluces; presidente de Amasua una empresa familiar con sede en Huelva, que es de hecho una multinacional de la pesca que comercializa unas 60.000 toneladas de pescado y factura alrededor de 300 millones de euros todos los años. Y da empleo a 1.800 trabajadores.

La actitud de Amador Suárez fue decisiva para que Calderón tomara la decisión y no se volviera atrás el viernes de la semana pasada, como le aconsejaba Mijatovic. Y para que finalmente anunciara su dimisión el 16 de enero. Y fue él quien propuso al empresario valenciano Vicente Boluda como presidente; aunque es un socio mucho más antiguo: Boluda tiene el carné número 47.936 y él tiene el 10.319. Es curioso, pero entre los once miembros de la actual junta directiva del Real Madrid, sólo hay cuatro madrileños. Y tres andaluces, dos valencianos y dos castellanos. El jiennense Antonio Medina es un joven abogado de 32 años, director del despacho Medina Cuadros, y el tercer andaluz es el empresario algecireño Pascual Cervera.

En sus primeras declaraciones a ‘Marca’, el domingo pasado, el nuevo presidente anunció que lo primero que iba a hacer era reunirse con Amador Suárez para analizar, departamento por departamento, toda la organización del Real Madrid. Esta semana, Suárez ha estado de misión diplomática con Platini en la sede de la Uefa en Suiza, para intentar convencerle de que sean dos los nuevos jugadores del Real que puedan jugar la ‘Champions’.

Además de presidir Amasua, Amador Suárez tiene una gran experiencia como dirigente empresarial: preside la Confederación Española de Pesca, que agrupa a las tres grandes patronales pesqueras españolas, con 1.400 grandes buques, que representan el 75% de la flota española. El año pasado lideró la protesta del sector cuando se disparó el precio del gasóleo, reclamando a las autoridades el aplazamiento de las cotizaciones a la seguridad social y la reducción de las tarifas portuarias.

Su padre nació en Galicia y después de la guerra emigró a Huelva. Allí conoció a su madre, que venía de una familia armadora onubense. Cuando todavía no existían los muelles definitivos, su abuelo materno llevaba agua en buques aljibe a los mercantes con calderas, que venían a cargar mineral de Ríotinto. El padre fue marino, maquinista y fogonero en una época en la que la pesca andaluza contaba con muy pocos medios. Ahí comenzó su vida en el mar y de ahí nació la empresa pesquera que ahora preside.

Como le gustan las aventuras, se enroló en la candidatura de Ramón Calderón para la presidencia del Real Madrid. En la primera junta directiva de la Casa Blanca fue responsable de compras, internacionalización y control del gasto. Se lo podría imaginar marcando un techo de ingresos a los Rolando y compañía. Pero en el fútbol, como en los negocios, es partidario de que todo el mundo gane el máximo; siempre que se lo merezca. Cree que hay que poner al futbolista una parte fija y otra variable. Y que la variable sea muy alta; así mientras más éxito tenga, más gana él y mejor para la afición.

Sus pinitos como directivo los hizo en el Recreativo de Huelva, como vicepresidente de Martínez Oliva, en el equipo el primer ascenso a Primera en 1978. Sigue siendo un hincha del Recre; aunque ahora lo sigue por televisión. Por cierto, que considera muy injustos algunos arbitrajes que ha padecido el decano del fútbol español. Los árbitros no son lo mismo para los grandes que para los modestos. Es tan forofo del Madrid que hasta grita en el palco, como cualquier aficionado. Y como cualquier aficionado, también tiene sus jugadores preferidos: Raúl y el andaluz Sergio Ramos.

Además de su empresa pesquera, tiene una yeguada importante en una finca de 500 hectáreas, en Toledo, que es una explotación agraria, mitad de secano, mitad de regadío, con 300 cabezas de ganado, no sólo equino, que dirige su hija María. Su otro hijo, Elías, licenciado en Derecho, es ya el director general de Amasua. Su esposa, María Dolores Garmendia, no trabaja en la sociedad, pero ha dejado su traza en la decoración de su despacho, con elegantes muebles art déco. Se puede discutir si ser presidente del Real Madrid es más que ser ministro; pero en la familia de Amador Suárez hay una ministra del Gobierno de Rodríguez Zapatero: Cristina Garmendia, la titular de Ciencia e Innovación, es su cuñada. Y el marido de la ministra, el ingeniero Rubén Celaya, es vicepresidente del Grupo Amasua. La ministra donostierra, por cierto, estudió Ciencias Biológicas en Sevilla.

Amador Suárez (Huelva, 1944) hizo perito mercantil, que era la única formación económica y empresarial que podía estudiarse en Huelva en su época. Se puso al frente del negocio familiar con 20 años. Fue un joven innovador, que viajó para buscar caladeros internacionales, entró en la industria de los congelados y fue pionero en la comercialización por todo el mundo de pescado de terceros. Sus barcos operan en Argentina, Chile, Mozambique, Marruecos y Rusia. Su afición por el deporte no es sólo como directivo: no perdona el ejercicio físico. Puede no desayunar, pero jamás elude correr un mínimo de una hora y 10 kilómetros diarios, por la mañana o por la tarde. Ahora su objetivo es dar estabilidad al Real Madrid en la transición hasta las elecciones presidenciales de junio. Aunque no las tiene todas consigo: algún miembro de la directiva le ha reprochado su responsabilidad en la asamblea, cuya organización dependía de su vicepresidencia. Él, de momento, prefiere mantener la discreción y el buen ánimo en la nueva ‘Casa Blanca’.

Gamberrada europea

Ignacio Martínez | 16 de enero de 2009 a las 9:52

 

La presidencia checa de la Unión Europea se ha encontrado un esqueleto en su armario, nada más empezar y por sorpresa. Ha subvencionado con una millonada una especie de puzle mural de 27 artistas de la UE, uno por país, para simbolizar las identidades de cada uno de los socios comunitarios. La idea ha sido de un artista checo crítico con su presidente, Vaclav Klaus, el euroescéptico amigo de Aznar y negacionista del cambio climático. Pero resulta que el promotor de la operación, un escultor llamado David Cerny, se ha inventado a los colegas de los demás países; o sea, que ha hecho la obra él mismo, con un par de amiguetes. Y además ha utilizado algún estereotipo de pésimo gusto.

España, después de todo, no escapa demasiado mal: la ha retratado como un país cubierto de cemento armado en el que está naufragando una hormigonera. Si no les gusta, esperen a enterarse de la suerte de los demás. Alemania es un cruce de caminos de autopista, que casi dibujan una cruz gamada; Suecia, una caja de Ikea; Holanda, un campo minado de mezquitas; Italia, otro campo, pero éste de fútbol en el que los jugadores se masturban con balones. En Polonia, unos curas plantan una bandera gay. El mural es electrónico y permite ver en movimiento a coches circular por la autobahn y a los calciatori jugar con sus balones.

Precisamente, la República Checa está representada por un cartel electrónico en el que aparecen discursos del prócer Klaus. Mientras, Irlanda es un pellejo peludo, el fuelle de una gaita, con su flauta; Francia, un cartel que pone huelga, y el Reino Unido, nada: un espacio vacío que puede simbolizar al euroescepticismo. Este David Cerny, a sus 41 años, tiene un largo historial de gamberradas provocadoras. La más evidente es el saludo que dedica a los visitantes de su página web. El artista ha declarado que esperaba que Europa tuviera sentido del humor y fuese capaz de reírse de sí misma. El Gobierno de Bulgaria, que ya soporta la broma del frío por cortesía de Rusia, y que no está para más chistes, ha llamado al embajador checo en Sofia para presentarle una protesta formal, porque su país aparece en el mural como una colección de baños turcos.

El elegante patio de entrada del Consejo de Ministros de la Unión, de mármol rosa de unos 100×100 metros de planta, ha tenido ya destinos alegóricos con motivo de diversas presidencias: recuerdo que en la época de 15 miembros, lo llenaron de montículos de arena y plantaron quince árboles autóctonos de cada país. Por cierto, que un olivo representó a España. Aquello era más correcto. Esto es un desliz de novato que perjudicará a los checos, que ya están en entredicho por las críticas de su presidente al Tratado de Lisboa. En éste, como en cualquier club serio, no sienta bien que un recién llegado le toque las narices a los veteranos. Eso sí, estamos haciendo famoso al gamberro.

 

”David

Putin nos felicita el año

Ignacio Martínez | 6 de enero de 2009 a las 9:54

Vladímir Putin es un hombre de tradiciones. Antes, como presidente ruso y ahora como primer ministro, nunca falta a su tradicional felicitación de año nuevo a Europa. Una fría felicitación, hecha con mucho énfasis. Nos corta el gas. Lo hace con más impunidad, porque todo el mundo está pendiente del asalto a Gaza. Así que, como quien no quiere la cosa, ayer ordenó a la compañía estatal Gazprom una reducción del tráfico de gas a Ucrania en la misma medida en que ese país lo detraiga del flujo destinado a la UE. El cuento es siempre el mismo: como Ucrania le debe dinero, se le reduce el flujo. Como Ucrania necesita gas, lo coge del que pasa por su territorio camino de la Unión Europea. El 80% del gas ruso llega a la UE a través de Ucrania. Y ahí tienen tiritando de frío a Polonia, Eslovaquia, Bulgaria, Rumania, Grecia. Alemania se está reabasteciendo con gas noruego. Un tercio del gas que consume la UE es de Gazprom. Putin dice que compensará la medida con el aumento del flujo gasista a Europa a través de Bielorrusia y de Turquía. La medida no afecta a España que se abastece de gas argelino. En todo caso hay que tomar nota de la puntualidad con la que Putin nos felicita el año.

Europa mira a África

Ignacio Martínez | 9 de diciembre de 2008 a las 22:21

 

La Unión Europea (UE) lanzó ayer oficialmente la primera operación naval de su historia, enviando seis barcos de guerra y tres aviones de patrullaje para hacer frente a los ataques de los piratas somalíes en la zona del Cuerno de África. Esta operación, está comandada por un británico, el vicealmirante Philip Jones, y participan en ella ocho países, entre ellos Alemania, Francia, el Reino Unido y España. Actuando bajo mandato de la ONU, la flotilla de la UE tiene una triple misión: escoltar barcos de la marina mercante y navíos del Programa Mundial de Alimentos (PMA) que entregan ayuda humanitaria en Somalia, y efectuar ‘controles de zona’ con apoyo de aviones de patrulla marítima. Su primer desafío será garantizar el orden en una superficie de un millón de kilómetros cuadrados en el Océano Índico y en el golfo de Adén por la cual transita el 30% del petróleo mundial.

Del lado de España, participan una fragata y un buque de apoyo logístico, además del avión de patrulla que ya integra una ‘célula de coordinación’ creada por la UE en septiembre frente a la multiplicación de ataques de piratas en la región del Cuerno de África. Unos treinta cargueros han sido secuestrados en lo que va de 2008, el doble que el año anterior, por piratas que utilizan lanchas rápidas y cuentan con importante armamento. Pero la situación no sólo ha movilizado a los europeos. India, Rusia y la OTAN también han enviado barcos a la zona.

África es el punto a atención del mundo en estos días. Los países europeos y Estados Unidos están exigiendo al dictador de Zimbabue, Robert Mugabe. Hasta George Bush se ha apuntado en la lista de reclamantes. Ahora sólo falta, para completar las buenas intenciones que se monte una operación internacional de ayuda al Congo, que pare la violencia étnica y atienda a los cientos de miles de desplazados.