Archivos para el tag ‘Sáenz de Santamaría’

Una agresión a Andalucía

Ignacio Martínez | 22 de enero de 2012 a las 11:37

Sostengo que si la deslealtad institucional fuese deporte olímpico, España tendría medalla segura en los Juegos. La vicepresidenta Santamaría dio una vez más prueba del virtuosismo nacional en esta disciplina el viernes, tras el Consejo de Ministros. Sus palabras de preocupación por las finanzas de Andalucía pueden ser producto de su bisoñez en el cargo, pero le han metido una pedrada a la solvencia financiera regional imperdonable, nada menos que desde la Vicepresidencia del Gobierno.

Sean el color que sean los gobiernos central y autonómico, no es de recibo que se tiren estos misiles partidistas desde tribunas institucionales. La neófita ministra de Trabajo dio muestras del mismo defecto en un acto del PP en Huelva, cuando dijo que España estaba en la ruina. ¿Por qué nos quejamos de Fitch, Moody’s o S&P si ya tenemos a los ministros del Reino de España para denigrar al país?

La vicepresidenta entró al trapo de un medio que preguntó por una información propia, para darle más vuelo. Un viejo truco. Y Santamaría se olvidó de que no es delegada de curso en la Facultad de Derecho de Valladolid y se tiró a la piscina. Estas cosas no son gratis. Con la turbulencia que hay en los mercados, cualquier frivolidad puede costarle una fortuna al Estado o a una región. Habría que exigir a las autoridades más decoro o incluir estos desmanes en el capítulo penal que tanto desea el ministro Montoro.

Andalucía cerró su año contable el 20 de noviembre. Según la Junta, Cataluña y Murcia lo hicieron el 11, en octubre lo cerraron Castilla y León y Madrid. Y en septiembre Galicia y País Vasco. Si las fechas son ciertas, estamos ante un montaje, no ante una suspensión de pagos. Ignoro si hay facturas en los cajones, pero a estas alturas Arenas debe asumir que los andaluces ya saben que el PSOE tiene que irse de la Junta. Lo que ahora se discute son los méritos del aspirante. Y eso no se resuelve con lanzallamas.

Hay, además, una falta de respeto. Con mucha mayor deuda que Andalucía, Santamaría no tiene narices de decir que está preocupada por la solvencia de Cataluña. Tampoco de Valencia, que ya es una región intervenida por el Estado. Hemos asistido a una agresión desde el Gobierno para arrancar unos votos. Penoso.

Un alcalde de cine

Ignacio Martínez | 24 de octubre de 2010 a las 11:40

Nos quejamos a veces de alguno de nuestros alcaldes, o alcaldesas, pero por comparación aquí en Andalucía hay una compostura, una educación. El de Valladolid, sin embargo, es un alcalde de cine, de película casposa sobre el tardofranquismo. Javier León de la Riva (PP) parece tan reaccionario como poco ingenioso. Quiso hacerse el gracioso con el nombramiento del nuevo Gobierno, y no tuvo peor ocurrencia que decir en una radio que Leire Pajín, como ministra de Sanidad, va a repartir condones a diestro y siniestro, se va a convertir en la alegría de la huerta y que cuando él le ve los morritos siempre piensa lo mismo, aunque no lo iba a decir. Un caballero, el tío.

Su metedura de pata ha sido condenada a izquierda y derecha, con una excepción destacada, la del líder del PP Mariano Rajoy, que sigue sin arriesgarse el hombre y ayer dijo algo así como que él no está para lo accesorio ni para chismes. Se equivoca. Por lo demás, como casi siempre, Esperanza Aguirre tuvo la frase adecuada en el momento adecuado. Y muchos otros dirigentes del PP, como Saénz de Santamaría, Cospedal, González Pons o Ana Mato. Contrasta la actitud contemplativa de Rajoy con la de Nicolas Sarkozy en un caso similar. Hace tres años al vicesecretario de la UMP, el partido del presidente de la República, le grabó un cámara mientras decía en un corrillo en privado que la ex diputada centrista Anne-Marie Comparini era una salope. La traducción es fuerte. Elijan: guarra, puta, cabrona o puerca. A Patrick Devedjian le cayó encima una reprobación generalizada, empezando por el presidente y el primer ministro, que le obligaron a pedir disculpas públicas y privadas, bajo amenaza de cese.

El comentario de León de la Riva además de condenable ha sido inoportuno, en vísperas de la apertura de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. La ministra de Cultura le negó ayer el saludo y no se quedó a la gala inaugural de la Seminci. Y numerosos actores y directores presentes criticaron por tierra, mar y aire al alcalde procaz. Icíar Bollaín, Luis Tosar y Antonio Banderas que anoche recibió un homenaje, han inmortalizado las palabras del alcalde, con su unánime condena.

La decepción de Sáenz de Santamaría

Ignacio Martínez | 28 de agosto de 2009 a las 21:02

 

Resulta que la afición estaba concentrada en las plazas de los pueblos, pendientes de la Diputación Permanente del Congreso, porque allí en el santa santorum de la soberanía popular, iba el PP a aportar pruebas contundentes de que España es un Estado policial, como una dictadura en la que actúa la Inquisición rediviva. Pero la portavoz popular Sáenz de Santamaría, en una de las más lamentables faenas que se le recuerdan no mencionó ni de pasada las famosas muletillas de Cospedal, Arenas y Rajoy en la temporada de verano. Enorme decepción.

Yo ya veía la reclamación ante el Parlamento Europeo, con una severísima comisión de investigación en la que se explicaría con detalle quiénes eran El Bigote, El Curita o El Cabrón en la trama Gürtel, con nombre muy europeo en alemán. También veía yo a Mayor Oreja explicar azarado lo de los trajes y complementos con los que han sido agasajados Camps, su señora y su niña, además de unos pocos de colaboradores. Desde los diamantes de Bokasa a Giscard sus señorías no se habrán visto en otra. Alguien debería dar cuenta a los eurodiputados cómo en España el señor Revilla, presidente de la región cantábrica, regala cajas de anchoas de 20 euros, y cómo el PP interpreta que eso da pie a los trajes y complementos para la familia y los amigos. A pesar de que los demócrata cristianos cada vez son menos en el PPE europeo, todavía este grupo tiene un marcado sentido de defensa de la familia. Aún así, dudo que comprendieran la causa del señor Camps, alias El Curita.

Y, finalmente, lamento que no vaya a haber una comisión de investigación en el Parlamento Europeo porque el PP español se quedará si explicarle a sus correligionarios europeos por qué le encargó a Correa trabajos para el PPE que se pagó con dinero del Europarlamento. ¿A qué precios vinieron una semana a la Costa del Sol en julio de 1999 unos 750 democristianos, a mesa y mantel, con mitin de Aznar y Berlusconi incluidos? ¿Los precios fueron los más baratos y los más caros posibles, que pagaban los ‘compañeros’ europeos? ¿Por qué Agag, secretario general del PPE entonces, le encargó esta bicoca a su amigo Correa? ¿Hizo Correa lo mismo cinco años antes para un mitin de Giscard? 

La verdad es que una comisión de investigación en el Parlamento Europeo es lo último que necesita el PP español para salir del embrollo Gürtel. Una lástima, porque la afición quedaría contenta. Eso sí que sería un encierro y no los de San Fermín.