Archivos para el tag ‘sanidad’

La semana del copago

Ignacio Martínez | 16 de abril de 2012 a las 12:10

Tras el torbellino causado en la opinión pública por Botsuana y sus circunstancias, hoy cada cual volverá a la angustia que genera la crisis en una inmensa mayoría de la población. Parece un sarcasmo, pero volvemos a la civilización, aunque pasaremos de la selva virgen a los parqués. De los elefantes a los tiburones; se reanudará la presión que acreedores y especuladores ejercen sobre la deuda pública y la Bolsa. Y para recuperar la rutina y que nada nos resulte inusual, los dos grandes partidos políticos de este país harán gala de nuevo de su maestría en el arte de la deslealtad institucional. Ya saben la máxima: es imposible llegar a ningún acuerdo por culpa del otro. Con estos mimbres abrimos la tienda esta semana.

Una semana en la que conoceremos con detalle cómo piensa el Gobierno reducir los 7.000 millones de euros que quiere ahorrar en sanidad. El miércoles tiene la ministra Mato una cita con sus homólogos de las autonomías en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, para concretar medidas. Un corresponsal particular que un servidor tiene para conocer la realidad de los países nórdicos me previene que en Finlandia, Suecia, Noruega y Dinamarca, además de pagar más impuestos que en España, se abona una parte de la farmacia, la atención primaria, la consulta al especialista y la hospitalización.

Se trata del mismo corresponsal, ya jubilado y residente en Almería, que desmintió hace un par de meses la afirmación del vicepresidente de la CEOE José Luis Feito de que si a un parado finlandés le ofrecían un trabajo en Laponia y no aceptaba, le cancelaban la prestación. Ahora apunta en la dirección contraria. Y me aporta mucha información, que resumo: “Salvo en las rentas más bajas, en Finlandia los jubilados pagan impuestos, medicinas y servicios de ambulatorio, como los trabajadores en activo. Las medicinas se liquidan en la farmacia, con una reducción en función de su cuantía. La gente con menos ingresos tiene una devolución y quienes padecen enfermedades graves pagan una cantidad ínfima.

“En Suecia, en la consulta del médico se paga de 65 a 200 coronas (de 7,10 a 21,90 euros), por los cuidados de ambulatorio se puede pagar de 6,60 a 21,90 euros, en la consulta del especialista, de 13,20 a 35,10 euros. En la farmacia, hay medicamentos que abona el paciente en su totalidad, y reducciones del 50, 75, 90 y el 100% en diversos tramos. La hospitalización se paga por día a 80 coronas (unos nueve euros). En Dinamarca los precios son parecidos. En Noruega, el usuario paga más”. Añado de mi cosecha que las aportaciones de los pacientes tienen límites anuales tanto en atención sanitaria como en farmacia.

Conviene tener estos datos presentes en la semana del copago o repago, como se quiera llamar. La propuesta de Mato traerá polémica.

Etiquetas: , ,

Un retrato de España

Ignacio Martínez | 22 de marzo de 2012 a las 11:38

No sé si se han fijado en lo guapas que son las niñas siamesas que han separado en el Hospital Valle de Hebrón de Barcelona. Nuria y Marta. Gemelas univitelinas que nacieron en agosto a los ocho meses de embarazo de su madre, Meritxell, por cesárea planeada. Pesaron un kilo y medio cada una. Estaban unidas por el extremo inferior del esternón y compartían el mismo hígado, aunque cada una tenía su vesícula biliar. Se ha esperado a que pasaran de tres a doce kilos de peso, en conjunto, para poder operarlas y separarlas. Treinta especialistas, siete horas, dos quirófanos. Es una intervención muy delicada que un equipo del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha hecho ya tres veces. También se ha realizado en La Paz de Madrid.

Esta historia, emocionante, con final feliz, es en cierta manera un retrato de España. Hospitales públicos con medicina de primer nivel mundial. La madre en paro, como tanta gente. Una abuela, Puri, que es una de las estrellas del relato; es el pilar de la familia, apoya a su hija, atiende a su nieta y tiene una empresa de limpieza en donde la madre de Nuria y Marta espera trabajar en breve. Es como tantas abuelas. No se ha dicho en ningún sitio, pero no aparece ningún padre y tal y como lo cuenta Meritxell faltó desde el principio: “Mi madre me animó cuando me quedé embarazada. Tenlo, que si no te vas a arrepentir”. Y decidió tenerlo entonces, en la soledad que uno se imagina, y más tarde, cuando le dijeron que la cosa pintaba mal.

Ésos son casos muy raros, que se dan en uno de cada 200.000 nacidos vivos, y difíciles, porque el índice de supervivencia es muy bajo. Pero ahí tienen a estas dos niñas espléndidas, que ahora se echan de menos y lloran cuando no se ven una a otra de frente, como en los pasados siete meses. Obstetras, pediatras y neonatólogos miraban con admiración a Meritxell; hay que tener valor para seguir un embarazo así. Y la medicina pública se puso al servicio de la aventura de la vida, antes y después del nacimiento.

Hay varias moralejas en esta historia real. 1. Una sanidad pública con recursos suficientes es imprescindible. Si hay que recortar no debe ser en este campo. Aquí está una de las líneas rojas que no se debe traspasar. 2. La gente que está parada y no tiene recursos puede disponer de unos medios extraordinarios. Esto es el Estado de bienestar. 3. Los abuelos, las familias, son un sostén que está evitando una catástrofe social y una revolución en la España de hoy. 4. Todo este esfuerzo desmiente la pretensión del ministro Gallardón de que hay una presión social que invita al aborto en España.

La supervivencia de Nuria y Marta y la felicidad de Puri y Meritxell nos están diciendo que a veces el Universo, como en los poemas, como en las películas, marcha como debiera.

La ministra de Sanidad, bien

Ignacio Martínez | 28 de abril de 2009 a las 9:01

No ha dicho nada de bichitos, como el ministro que había cuando la contaminación masiva por aceite de colza desnaturalizado. Ni nada de huesitos como la ministra de turno cuando el síndrome de las vacas locas. La ministra ha estado rápida y seria con la gripe porcina. Bien por Trinidad Jiménez

Chaves ha sabido irse

Ignacio Martínez | 8 de abril de 2009 a las 9:01

Zapatero anuncia un cambio de ritmo, pero hay razones para pensar que este Gabinete no es el más idóneo para salir de la crisis. El presidente ha enmendado errores anteriores, pero sigue manteniendo una estructura innecesaria de cara a la galería. Hay dos nuevos vicepresidentes, Elena Salgado y Manuel Chaves; y cuatro nuevos ministros, José Blanco, Ángel Gabilondo, Trinidad Jiménez y Ángeles González Sinde. Desigual elección, entre los seis hay algunos buenos y otros muy corrientes.

Esta remodelación del Gobierno de la nación no es para tanto. Al contrario que en Andalucía. Aquí va a ocurrir un terremoto; está ocurriendo ya con el cambio en la dirección de la Junta. Hay jóvenes que votaron el año pasado que cuando nacieron ya gobernaba Chaves. Y la alternancia, aunque sea dentro del mismo partido, es siempre buena. Con Griñán al frente debe correr el aire en el Gobierno andaluz.

Zapatero ha arreglado alguna de sus torpezas de hace un año. Por ejemplo, vuelve a unir en un solo departamento toda la educación, desde la primaria a la superior. Había inventado un ministerio al estilo del andaluz de Innovación, Ciencia y Empresa, en el que prima el negocio sobre las humanidades. Pero la consejería no solapa su competencia en I+D con otra, mientras el ministerio de Garmendia tiene zonas de conflicto con el de Industria de Sebastián y agujeros de los que ninguno se ocupa. La eficacia en este campo vital queda sin resolver.

Acierta al eliminar Sanidad como un departamento independiente, dado que sus competencias están transferidas a las comunidades autónomas. Pero no es coherente; podía haber hecho lo mismo con Vivienda, Cultura o Igualdad. Tiene sentido colocar asuntos sociales junto a sanidad y consumo. Podría haber añadido Igualdad al paquete, pero el presidente insiste en su apuesta por el récord, más que por la eficiencia. Sobre su promesa de crear un Ministerio de Deportes, hecha cuando el equipo español ganó la Copa Davis, nunca más se supo. Ya conocen el dicho: las promesas sólo comprometen a quien se les cree.

Blanco es un hombre que tendrá su mérito al frente del partido, pero ni su preparación ni su experiencia prometen que vaya a mejorar la gestión de Magdalena Álvarez al frente de Fomento. La actividad pública de Trinidad Jiménez hasta ahora nos ha aportado frecuentes banalidades y escasa profundidad. Salgado en Economía es una sorpresa y una incógnita. Tanto Gabilondo como González Sinde son profesionales de primer nivel en sus respectivos campos. Y Chaves tiene la oportunidad de aplicar su experiencia y sentido común a la política territorial, uno de los asuntos capitales en la España de hoy.

Hay que celebrar que deje el puesto, que ponga en su lugar al mejor de su equipo, y que le despeje el campo. Al final, ha sabido irse.

ZP ha parido un ratón

Ignacio Martínez | 7 de abril de 2009 a las 19:44

En fin, el presidente del Gobierno ha puesto a un peso pesado de su partido, como Manuel Chaves, de vicepresidente tercero, lo que tiene un cierto punto de humillación. Vicepresidente tercero. En todo caso, junto a Ángel Gabilondo en Educación es lo mejor de los nombramientos. Salgado está por ver que lo haga bien en Econonía. Pepiño Blanco será peor ministro de Fomento que Magdalena Álvarez y la actividad pública de Trinidad Jiménez es abundante en banalidades y escasa de profundidad. Conozco a Ángeles González Sinde desde que tenía 25 años; tuve la oportunidad de trabajar con su padre, José María González Sinde en Telemadrid. Ya en el año 90 era brillante. Puede ser mejor que sus antecesores. Ángel Gabilondo tiene muy buenos antecedentes y recupera un ministerio completo.

Lo que le ha faltado a ZP es arreglar algunos ministerios que son poco más que faroles. No tiene sentido que haya todo un departamento para Sanidad y está bien que lo haya unido a Asuntos Sociales. Pero lo mismo le pasa a Vivienda, Cultura o Igualdad. Son mini ministerios sin competencias. En un gabinete austero para luchar contra la crisis se debería haber notado. Tampoco resuelve el presidente el solapamiento entre Innovación e Industria, que provoca fricciones entre los dos, y también lagunas de las que nadie se ocupa. Vamos, que Zapatero ha parido un ratón.

Un puesto de verduras en el Congreso

Ignacio Martínez | 3 de abril de 2009 a las 11:52

En los primeros años de la Transición, Iñaki Gabilondo puso de moda un eslogan en la SER: “Siéntase orgulloso de ser andaluz”. Aquellas cuñas de la radio relataban glorias históricas o artísticas. Dos diputados por Málaga, del PSOE y el PP, hicieron un alarde de lo contrario el miércoles en un pleno del Congreso de los Diputados. Aquello acabó con un ataque de cólera y un espectáculo vulgar protagonizado por la ex alcaldesa de Málaga Celia Villalobos (PP). En las webs de internet los comentarios son muchos y subidos de tono: lo más general que le dicen a la buena mujer es verdulera.

El diccionario traduce esta palabra como “mujer descarada y ordinaria”. Es cierto que el ataque de cólera de Villalobos le sobreviene porque el diputado malagueño del PSOE Miguel Ángel Heredia insinuó que el alcalde de Málaga es un ladrón, porque se ha gastado un dinero para un cartel colocado en el paseo marítimo de poniente, en el que denuncia que el Gobierno no quiere prolongarlo.

Hay dos matices que hacer: es conocida la escasa simpatía que Celia tiene por su sucesor y cómo consiguió que su amigo Álvarez Cascos lo ninguneara cuando era ministro de Fomento. Por eso el ataque de cólera para defender el honor de De la Torre (PP) tiene algo de impostura. Pero la acusación de Heredia no es de recibo. Un alcalde debe informar a los ciudadanos sobre los asuntos trascendentes. Por el contrario, el PSOE está acostumbrado a inaugurar todo tipo de obras de Fomento en Málaga sin ni siquiera avisar al regidor de la ciudad. Claro que el alcalde, tan acostumbrado a los feos de Cascos, todavía podría pensar que ahora le tratan mejor.

Heredia dijo en el pleno, en referencia a De la Torre, una cursilería: “Quien tiene impunidad para robarte un céntimo, la tiene para robarte hasta el último”. Y Celia, inflamada, pidió la palabra por alusiones y porfió, con el descaro marca de la casa, con la vicepresidenta primera de la Cámara, Teresa Cunillera, que presidía la sesión. La diputada socialista por Lérida intentó, primero con aplomo y después alterada, calmar los ánimos de la ex alcaldesa. Sin éxito. Y la llamó al orden cuando gritaba desde su escaño a Heredia: “Ladrón tú, en Alcaucín, el pueblo donde gobernabas, eres un diputado indigno”. Como colofón, a la salida del hemiciclo soltó una última fresca: “Es que los socialistas ponen a cualquiera de presidente”.

En ese lado la han golpeado los comentarios de internet: “Los populares ponían a cualquiera de ministra de Sanidad”, “hemos pasado del caldito al plato de verduras” o “podía poner al lado del taquígrafo un puesto de verduras”. Ayer, más calmada, pidió disculpas a los socialistas. Pero lo hizo con otra impostura: “Esta no es mi forma de ser”. En fin, no fue un día para sentirse muy orgulloso de ser andaluz. Estas no son las efemérides que contaban las cuñas de Iñaki en los 70.

 

El nuevo sistema de financiación autonómica aumentará el déficit

Ignacio Martínez | 30 de diciembre de 2008 a las 13:22

 

Solbes acaba de anunciar las líneas principales del nuevo sistema de financiación autonómica. Va a tener tres fondos. Uno de garantía de servicios públicos fundamentales; o sea, sanidad, educación y dependencia, que se llevará dos tercios del total de la tarta. Otro de suficiencia para el resto de servicios no fundamentales o competencias no homogéneas. Y el último de convergencia, que serán dos capítulos, uno de competitividad y otro de cooperación, que servirá para compensar a las regiones que tengan menos recursos per cápita o menos PIB por habitante. La población será decisiva en el nuevo sistema, que será ponderada con distintas variables como dispersión, envejecimiento, población joven o insularidad. No se sabe, porque está por negociar, cuánto valdrá cada variable. Tampoco se sabe si la población inmigrante ponderará o no. La respuesta de las comunidades autónomas no ha sido homogénea. Sí habrá una ayuda para las comunidades con lengua propia, en el segundo fondo.  Solbes ha dicho que los recursos de la Administración del Estado se reducen, que aumentan los de las autonomías y que aumentará el déficit público. Que este año será de al menos el 3 por ciento.

¡Cuidado con los mp3!

Ignacio Martínez | 15 de octubre de 2008 a las 19:39

Las autoridades sanitarias advierten que los mp3 pueden ser dañinos para la salud. Si se escucha la música a un nivel demasiado elevado, por encima de los 89 decibelios, puede producir problemas auditivos, según contaba ayer este diario. Se trata de unas autoridades sanitarias nuevas; los miembros de un comité científico, de nombre singular, creado por la Comisión Europea para los Riesgos Sanitarios Emergentes y Recientemente Identificados. A pesar de su juventud, el CCRSERI es escasamente moderno: sólo una de sus once miembros es mujer. Y es poco paritario en otros aspectos. Hay dos suecos, dos británicos y dos franceses, acompañados por un holandés, un polaco, un danés que trabaja en Francia, un suizo, para que se vea que no se discrimina a científicos no comunitarios, y la austriaca que delata la corta cuota femenina de este comité. Sólo siete de los 27 socios de la UE están representados.

Pero, aunque no sea paritario, el comité en cuestión pone el dedo en la llaga de uno de los inconvenientes de la vida moderna. Una conversación normal se mantiene a unos 60 decibelios. Una discoteca puede producir un nivel sonoro de más del doble. Si se escucha música en un mp3 a 100 decibelios durante un cuarto de hora se pierde un 20% de capacidad auditiva, aunque los jóvenes pueden recuperarla. La comisaria encargada de la protección de los consumidores, la búlgara Meglena Kuneva, ha advertido del serio riesgo para la salud de los usuarios que supone escuchar música a toda pastilla. El grupo de riesgo no está compuesto por dos o tres: puede llegar a 10 millones de personas.

Es un consuelo leer estos datos elaborados por los científicos, porque vas en el tren y te toca un jovencito mp3adicto tres filas detrás y se escucha como un cañón en pon POM pon POM pon POM del ritmo de la música que oye la criatura. Ahora sabemos que no sólo está molestando al vecindario sino que se está echando abajo el pabellón auditivo. Claro que el caso que le hacemos a las autoridades sanitarias, jóvenes o mayores, es más bien escaso. Hay chistes sobre los paquetes de tabaco que llevan la leyenda de que fumar causa impotencia; los muy machos prefieren que les den el letrero de que mata o produce cáncer. El tabaco causa más de 60.000 muertos en España al año, pero el personal sigue fumando.

Recuerdo una rueda de prensa en Bruselas del ministro de Sanidad del Gobierno español, cuando la UE prohibió en los 90 la publicidad del tabaco en televisión, incluido el patrocinio de eventos deportivos como la Fórmula 1. Entre calada y calada los colegas preguntaban el dato preciso de cuántos muertos producía el tabaco al año en Europa: “medio millón de personas” repetía el ministro envuelto en una nube de humo. A ver si hay más suerte con los riesgos sanitarios emergentes y recientemente identificados.