Archivos para el tag ‘Velasco’

Griñán: “Estoy convencido de que vamos a ganar las elecciones autonómicas y generales de 2012″

Ignacio Martínez | 14 de noviembre de 2010 a las 11:59

Esta es la primera de las cuatro partes del texto íntegro de la entrevista que el jueves le hice al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, cuyo resumen se publica hoy en los nueve diarios del Grupo Joly.

 

 

PSOE DE ANDALUCÍA       VELASCO

ZAPATERO                              PARTIDO POPULAR

FELIPE GONZÁLEZ             ETA / GAL

FUNCIONARIOS                   DIPUTACIONES

COPAGO SANITARIO          CANAL SUR

CAJAS DE AHORRO

 

 

 

 

-¿Está su partido en Andalucía en un estado de depresión?

-En el pleno del jueves se daría cuenta de que no, en absoluto. Todo lo contrario, estamos en un plan activo, muy muy activo.

 

-En la presentación del libro sobre Zoido en Sevilla esta semana había muchísima gente. Y comentarios de “cambio de régimen”. Más que por el mucho público, por un tipo de gente que antes iba a medrar a los actos del PSOE, y aparecieron por allí.

-Hay gente que medra siempre. Lo que pasa es que yo tengo memoria histórica, sé lo que es vender la piel del oso antes de cazarlo y luego tener que salir una noche de elecciones diciendo que había pucherazo porque habían perdido las elecciones, y fue el señor Arenas el que lo hizo.

 

-¿Velasco ha significado un fracaso personal suyo?

-Velasco tenía todas las garantías del mundo cuando asumió la vicesecretaría general. Era secretario de organización del PSOE y por lo tanto estaba probado. El problema de Velasco no ha sido que lo haya hecho mal como vicesecretario, sino una cuestión personal. Ha decidido por razones personales dejar todas sus responsabilidades públicas. Pero eso nada tiene que ver ni con la acción política que lleva años desarrollando, ni con su capacidad.

 

-¿Por qué no han usado casos similares durante el Gobierno del PP?

- Por una razón, Velasco dimite por una cuestión personal. Alude a su mujer, a su embarazo, a la situación que está viviendo su familia, y yo en eso no entro porque yo no tengo la capacidad para convencer a alguien de que haga lo contrario. Pero todos tenemos familia y todos en la familia tienen profesiones. Y alguna de las profesiones se pueden relacionar con la administración. Lo único que pido es que se cumpla la legalidad; si se cumple no es reprochable nunca, en ningún caso. Esta semana el portavoz socialista en este tema, ha hablado del hermano del secretario general y senador del PP en La Rioja, que ha recibido más de un millón de euros en los últimos dos o tres años en ayudas. Y ha dicho claramente que no es reprochable si es legal. Si me pongo a hacer el relato de todo lo que le ocurra al PP, estaría tanto como diciendo que Velasco es culpable, y no lo es. No ha hecho nada ilegal.

 

-Da la impresión de que no era necesario tener un vicesecretario general si se amortiza el puesto.

-Bueno, he hecho que muchas de las funciones que llevaba el vicesecretario general las puedan llevar ahora otras áreas. He cubierto la secretaría política institucional, he incorporado a la permanente del grupo a Antonio Ávila con funciones importantes, he dado funciones también a la Presidencia que no tenía antes. Por lo tanto, he reforzado áreas que asumen prácticamente lo que posee una vicesecretaría general.

 

-Hay quién piensa maliciosamente que no ha cubierto el puesto de vicesecretario general, porque se guarda ese cartucho para después de las municipales.

-No se me ha ocurrido. Y de lo que pueda pensar la gente yo no soy responsable.

 

-¿Es verdad que en la reunión de los barones con Zapatero se le pidió que atrasara la reforma de las pensiones?
-Yo estuve allí y no oí nada de eso. El presidente nos transmitió el martes a los miembros del Consejo Territorial del PSOE su intención de abordar la reforma de las pensiones desde el mayor de los consensos, en el seno del Pacto de Toledo. Nos informó de que primero oiría al Congreso y luego dialogaría con los sindicatos.

-¿Cree que Zapatero se presentará en 2012?
-Es una pregunta insistente, pero yo insisto en recordar que Zapatero ha ganado dos elecciones generales frente a Rajoy, que ha perdido dos veces. Por tanto, sería lógico que volviera a concurrir a las generales.

-¿Habrá ticket Zapatero/Griñán porque coincidan las elecciones?
-Las elecciones se harán en Andalucía cuando toca en Andalucía, en marzo de 2012.

-Como se vive en el Consejo Territorial del PSOE, el fuerte rechazo que Zapatero tiene según todas las encuestas.

-No se vive.

 

-¿Ni se habla?

-No se habla entre otras razones porque hay una cohesión interna en el partido socialista muy fuerte, incluso más fuerte que los peores momentos de Felipe González. Ahora mismo no hay problemas. Se pidió en un momento concreto que se actuara y se ha actuado, ha habido un cambio de Gobierno, un nuevo vicesecretario general, se ha tomado impulso y creo que ahora mismo la situación política está mejorando, de tal manera que estoy completamente convencido, no de que se iniciará la remontada, sino que se van a ganar las elecciones en el 2012, seguro. Las autonómicas y las Generales.

 

-¿Estamos ante el mejor Zapatero en el peor momento?

- Estamos ante Zapatero en el peor momento económico en la historia de España más reciente.

 

-¿Pero estamos ante el mejor Zapatero? Es decir, el presidente ha torpeado en el inicio de la crisis evidentemente…

-En esta crisis todo el mundo ha torpeado.

 

-Pero unos más que otros.

-No, no, no. Todo el mundo ha torpeado en esta crisis. Yo le pongo encima de la mesa declaraciones de instituciones internacionales y de líderes políticos y nos sorprenderíamos de torpezas. Mire, agosto de 2008: “Lo peor de la crisis ya ha pasado”, Fondo Monetario Internacional. “Quién primero va a salir de la crisis es España”, Fondo Monetario Internacional. “Hay que refundar el capitalismo”, Sarkozy. Y podría poner muchas más.

 

-Lo primero es un diagnóstico equivocado, lo de Sarkozy es un brindis al sol.

-¿Y qué es lo que ha hecho Zapatero?

 

-En vísperas de la crisis puso un cheque bebé para todos los públicos, que era poco progresista…

- El cheque bebé para todos los públicos lo tienen todos los países europeos.

 

-Pero es poco progresista.

-Bueno no lo sé, porque es una ayuda que también incentiva la natalidad, yo eso no lo veo poco progresista.

 

-La devolución de 400 euros para todos los públicos, cuando quizá debió devolver justamente a los que ni siquiera tenían dinero para contribuir…

-Pero también subió el tope.

 

-El Plan E para obras no programadas.

-El Plan E era imprescindible en esos momentos. Jamás hemos pasado de tanto a tan poco en tan poco tiempo. El desplome de la economía que se ha producido en todo el mundo, no digo ya Islandia o Irlanda, digo todos los países, no se había producido jamás. Y en España lo más afectado fue el sector de la construcción. El 75% de los empleos que se han destruido en España en estos últimos años han sido en la construcción o relacionados con la construcción. Es que era un desplome tal que había que aguantar.

 

-Como medida anticíclica es poco discutible.

-No, no, no. Vamos a ver, es que en ese momento esa política era casi social. Yo le diré que soy keynesiano de oferta más que de demanda. Yo creo que la política keynesiana que hay que hacer ahora mismo es la de oferta. Hay que invertir en educación, en conocimiento, en I+D+i, en nuevas tecnologías, invertir en infraestructuras, pero todo como política de oferta para renovar el modo productivo. Aquello no. El Plan E fue una política de demanda.

 

-Zapatero primero arrasó primero los restos del ‘felipismo’ y después se ha vuelto atrás.

-Pues mire, el señor Zapatero ha tenido cino vicepresidentes, el más joven es Rubalcaba. Teresa Fernández de la Vega, Pedro Solbes, Manolo Chaves, y Elena Salgado. ¿Hay alguno que no sea de Felipe?

 

-El zapaterismo ha tenido un punto radical, del que ahora se ha apeado…

-Eso no es verdad. Y Rubalcaba es el más joven de sus cinco vicepresidentes.

 

-¿Sería Rubalcaba un buen candidato en las generales?
-Lo que esta claro es que es un buen vicepresidente. Al PP le pone muy nervioso.

 

-¿Con su llegada a la vicepresidencia hay una rectificación?

-¿Es que eran malos Pedro Solbes y Teresa Fernández de la Vega? Eran dos vicepresidentes magníficos.

 

-¿No es verdad de que el zapaterismo acuñó el término de que Felipe era de derechas?

-A mí eso no me lo han dicho nunca. Y si me lo dicen, me habría ofendido. A mí, si me sitúan España, estos o cualquier otro, en el noveno puesto del Informe de Desarrollo Humano de la ONU, como hizo Felipe González, que me hablen de derecha o izquierda luego. Nunca España estuvo en esa posición salvo con el Gobierno de González. Y ahora que me vengan con que era de derechas o de izquierdas. ¡Vamos!

 

-¿Qué pensado cuando ha leído el otro día en El País a Felipe González hablando de ETA?

-Pues no le di la importancia que parece que se le dio luego a esas palabras. Porque él lo que dijo es que había una relación muy mala con Francia, en el año 85 u 86, y ante la posibilidad de hacer una acción contundente, él se negó. Es lo que dijo.

 

-Sin embargo ha servido para montar un escándalo mediático y vincularle con el GAL.

-Para tapar los errores de Rajoy hablando de Cameron, ¿no?

 

-¿Usted cree?

-¡Vamos! El PP desde el cambio de Gobierno y la llegada del vicepresidente Rubalcaba, se ha despendolado, y lo he visto en la cámara esta semana exactamente igual, que no dejan hablar. Está como nervioso.

 

-A lo mejor están eufóricos.

-No, están nerviosos. Cuando no dejan hablar al que tiene que hablar… Mire usted, si están en posición de no dejar hablar al que está interviniendo, que es el presidente de la Junta de Andalucía, qué harán en el Gobierno. No van a ganar, porque de verdad, lo de esta semana en el pleno es inexplicable. El que aspira a ser presidente de la Junta, interpelando desde su escaño. Eso no se ha visto.

 

-¿Tiene el PSOE andaluz bajo su mando más problemas o conflictos que el de la época de Chaves?

-El PSOE andaluz no tiene problemas. Los que hemos tenido los hemos resuelto; es verdad que es un partido vivo y a veces podemos tener conflictos. A mí el conflicto que me preocupa, es el que distrae al partido en luchas estériles. Nuestra preocupación tienen que ser los ciudadanos. Si el partido se distrae en otras cosas, se equivoca.

 

-¿Hay una vieja guardia molesta?

-Yo soy vieja guardia.

 

-Pues hay una parte de la vieja guardia que no está contenta.

-En el comité de campaña hemos metido lo que usted llamaría vieja guardia. Están ahí casi todos, en el comité de campaña. Y la vieja guardia que estaba aquí y ahora no está, está en Madrid. Zarrías es secretario de política institucional. Y Mar Moreno se vino aquí conmigo, que era la secretaria de política institucional.

 

-¿El hecho de cambiar su Gobierno al cabo de un año fue la asunción del fracaso?

-Yo solamente he cambiado el Gobierno una vez, después de un congreso.

 

-Pero el Griñán I, ¿no fue un fracaso?

-No, fue un Gobierno que había heredado y cambié muy poquito. Yo tuve que hacer de forma inmediata un Gobierno y utilicé fundamentalmente el gobierno anterior. Y luego ya, después del congreso, hice otro gobierno, y ya no lo he cambiado.

 

-Hablando de desaciertos, ¿que el secretario general de Administración Pública haya sido cesado, certifica el fracaso de la reestructuración del sector público?

-Creo claramente que en el decreto ley hay una reestructuración del sector público que había que hacer. Y sobre eso se están diciendo mentiras. Tengo aquí un panfleto en contra el decreto que dice: “Mayor coste para el ciudadano, al funcionar como una empresa privada intentarán obtener el mayor beneficio posible. Se acaban las oposiciones, esta administración ya no es imparcial. La calidad de los servicios públicos se va a minar…” Todo esto es mentira. Nosotros hemos convocado a la mesa general de la función pública, y la mayoría de la mesa adoptó un acuerdo con la consejera de Hacienda.

 

-¿La mayoría? Entre los funcionarios es mayoritario el CSIF.

-UGT y CCOO son mayoría en la mesa general. El decreto afecta a todos. ¿O es que el decreto ley afecta sólo a los funcionarios? Afecta sobre todo a las empresas públicas, donde hay menos funcionarios. Al funcionario no se le va a mover su condición. Y nadie se va a hacer funcionario si no gana unas oposiciones. ¿De qué estamos hablando?

 

-Si José Ortiz es el chivo expiatorio, ¿por qué no esperar a resolver el conflicto para cesarlo?

-A mí la consejera me ha propuesto la sustitución y es algo que tiene que preguntar a la consejera, ahí no entro. Es letrado de la Junta y la consejera va a asignarle otras funciones.

 

-Al final, cada vez que se toca el estatus de un colectivo hay una gran resistencia. ¿No somos muy conservadores?

-No, hombre no. Yo soy funcionario, por una oposición bastante fuerte, de 400 temas. Vamos, que sé lo que es ser funcionario, que no hablo como si no lo fuera. Pero los funcionarios también tenemos unos beneficios de estabilidad en el empleo, de carrera profesional… Y los funcionarios han sido solidarios en la reducción de sueldo que se les ha practicado este año.

 

-¿Sobran funcionarios?

-En absoluto. En absoluto. En absoluto sobran funcionarios.

 

-¿Ni siquiera los de las diputaciones?

-Me refiero a lo que tengo yo a mi cargo, y las diputaciones no están a mi cargo.

 

-Pero como presidente de Andalucía…

-No conozco profundamente el personal funcionario de esa administración. Pero las diputaciones no tienen déficit. No sé si sobran o no. Cada diputación tendrá sus propios problemas y sus propias plantillas. No lo sé.

 

-No es algo ajeno a la Junta; el primer Estatuto decía que las diputaciones serían la administración periférica del Gobierno regional. Nunca se hizo y ha sido abolido en el actual. La Junta creó su propia administración periférica y las diputaciones no han parado de crecer: las ocho andaluzas cuestan más de 2.000 millones de euros al año.

-Las diputaciones en cualquier territorio tienen unas funciones que cumplir de apoyo los ayuntamientos pequeños, importantísima.

 

-¿No podría cumplirlas la Junta, por simplificar?

-Pero si estamos en la descentralización local, si centralizamos es peor…

 

-¿Es partidario del copago en Sanidad o de alguna otra fórmula?

-Mientras no me demuestre lo contrario el que lo proponga, todas las experiencias que conozco de copago requieren una fórmula burocrática de gestión que es más cara que lo que te ahorras o ingresas.

 

-¿Cómo reducimos el coste de la sanidad pública?

-Ahora mismo, lo estamos reduciendo fundamentalmente en gasto de farmacia. Tendremos que plantearnos en el futuro también el coste sanitario, pero eso tiene que ser en un gran consenso nacional como el fue el Pacto de Toledo.

 

-¿Para hacer qué?

-Para ver cómo asumimos responsablemente algunas fórmulas de contención del gasto. La sanidad tiene un problema muy próximo, que es el envejecimiento de la población. Y con la subida del nivel de vida, se utilizan más los recursos sanitarios tienes. En las facturas sombra que estamos haciendo, se verá que los costes sanitarios con muy altos. En definitiva, si queremos contemplar cómo va a ir la sanidad por el aging, por el envejecimiento, tendremos que hacer un gran pacto de Estado. Yo no digo en qué consista ese pacto, pero tendremos que sentarnos a la mesa y oír propuestas de todo el mundo y esto no se acepta en todas las administraciones.

 

-¿Qué futuro tiene Canal Sur? La empresa tiene 1.700 trabajadores, 240 millones de presupuesto actual, la mayor parte de los presupuestos de la Junta.

-Canal Sur es una empresa que depende del Parlamento, por lo tanto el Gobierno andaluz tiene bastante menos control del ente público. Yo tengo mis gustos, pero no voy a hablar de ellos, porque mis gustos no son relevantes. Me parece que Canal Sur es una televisión que dentro del sector público no es la más endeudada, ni la que tenga menos audiencia. Pero querría de Canal Sur que transmitiera mensajes positivos, no en los informativos, como solemos preocuparnos los políticos, sino en la programación en general. Mensajes favorables a la educación, a la formación, a la cultura, y que no entrara en el famoseo o en debates absurdos. Creo que eso es lo que haría que todo el mundo pudiera decir, para eso es una televisión pública.

 

-¿Además de más positivos, más modernos?

-Mi gusto se ve por cómo utilizo el mando a distancia, y el mando a distancia lo utilizo…

 

-Deduzco que ve poco Canal Sur.

-La verdad es que veo poca televisión y cuando llega uno, muchas veces a las diez y pico de la noche, lo que le gusta son las series, porque terminan a una hora muy cómoda para poder leer un poquito.

 

-¿Qué serie le gusta más ahora?

-Me gustó mucho la de Mad Men, Los Soprano, ahora veo Cinco hermanos, que ha bajado mucho… Me gustó en su momento Boston Legal, que ahora no la emiten, y bueno he visto que han recuperado The Closer, una serie que estaba bien. Esas son las cosas que veo.

 

-¿Las cajas de ahorro son su asignatura pendiente, por no llamarlo un fracaso?

-No, no, las cajas de ahorro no son ninguna asignatura pendiente. En un momento de normalidad del sector financiero lo lógico es que hubiera pasado como pasó con San Fernando y con El Monte y lo lógico es también lo que pasó con Unicaja y Caja Jaén. Ése era el proceso. Pero ha habido una realidad, que son los acontecimientos, y los acontecimientos son la convulsión de los mercados financieros, y eso les ha llevado por otros derroteros.

 

-¿No admite ningún fracaso?

-El único que sí creo que ha sido un fracaso andaluz en general, fue la decisión de Cajasur de decir que no a Unicaja. Un fracaso que le ha costado a quién lo hizo, y al dinero de todos los españoles. Eso sí es verdad que fue algo irracional. Y ante lo irracional yo no puedo responder. Si alguien, que tiene que hacer necesariamente una fusión, porque si no es intervenida por el Banco de España, dice que no, y se suicida, qué le vamos a hacer.

 

-Pero usted hizo aquí, en sede parlamentaria, un diseño de lo que le gustaría, y ahí incluía la unión de todas las cajas andaluzas.

-Yo propuse un pacto por ese diseño. No hice ese diseño. Propuse un pacto. Nadie dijo que no, pero todos estuvieron metiendo el dedo en el ojo desde el principio. Hubo partidos políticos que no quisieron.

 

-¿Usted cree?

-Vamos a ver, ¿usted cree que si el PP fuerza también la fusión de Unicaja y Cajasur, no sale? ¿A qué viene que el PP se abstuviera en el consejo de Cajasur? No tiene sentido a que aquello pasara. Luego se habla de que si Braulio Medel, que si tal. La realidad es la que es.

 

-¿Usted culpa al PP de ser en parte responsable de aquella decisión?

-Yo no culpo al PP de nada. Yo digo que el PP votó abstención a la fusión.

 

-También Nieto, que es el presidente provincial, se manifestó en la calle con el sindicato Aspromonte contra la fusión.

-Y ahora el Cabildo le pide dinero a BBK, que es la que ellos mismos pusieron a mano la caja.

 

-Usted, que es un hombre tranquilo, parece que se crispa siempre cuando recuerda a los canónigos de Córdoba.

-No. No me crispo, sigo sin comprenderlo. Es que soy muy racional y lo irracional no lo comprendo. Ni contigo ni sin mí.

 

-¿Sabía que Cajasol iba en entrar en Banca Cívica?
-Conocía que era una de las opciones que se planteaba Cajasol. La propuesta de Antonio Pulido garantiza la estabilidad financiera de la caja y de su personal. Y la Junta velará para se respete el interés general de Andalucía.

-¿Su comentario de que Unicaja era más que Cajasol, puede haber estropeado esa fusión andaluza?
-No fue un comentario, sino la expresión de una realidad puesta de manifiesto por los datos del Banco de España y por el test de estrés al que se sometieron las entidades bancarias españolas. Siempre he manifestado respeto absoluto a la decisión de los órganos de dirección de las cajas, sobre todo en momentos en los que es importantísimo garantizar la estabilidad del sector financiero.

-¿Cómo queda Unicaja?
-Unicaja es la segunda caja más importante de este país,según el ‘ranking’ de cajas de ahorros, y está entre las seis entidades financieras del país con mejores calificaciones crediticias.

-¿Ha habido indiscreciones en este proceso que lo han torpedeado, no sólo por la falta de entusiasmo de otros partidos?

- No, no, no. Pero hubo un momento determinado en que sí me equivoqué, porque me dijeron que la alternativa de unión de Unicaja y Cajasol, era una oferta conjunta por Cajasur, era lo mejor. Yo no lo veía. Pero le aseguro que me lo dijeron, alguien que me llamó de Madrid. Me lo dijeron. Me quedé sorprendido porque si Unicaja pedía 10 y el otro pedía 20, podían ponerse de acuerdo en 15, con lo que la oferta era peor.

 

-¿Alguien del Gobierno fue quién le llamó de Madrid?

-No digo más.

 

-Pero no me lo niega.

-(Silencio).

Contante y sonante. Ruidos e interferencias

Ignacio Martínez | 15 de junio de 2010 a las 19:26

El proceso de reestructuración y saneamiento del sistema financiero andaluz se salda, de momento, con dos fusiones frustradas de Unicaja, la intervención de Cajasur, la participación de CajaGranada en un sistema institucional de protección (SIP) liderado por la Caja de Murcia y dos absorciones de entidades pequeñas, Jaén y Guadalajara por parte de las dos principales cajas de ahorro de Andalucía. Pobre balance a un día del final del plazo dado por el Banco de España para acogerse al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En la pequeña Sevilla del poder no hay tensión al respecto. El presidente de la Junta en su diáfano discurso sobre el estado de la Comunidad de la semana pasada, en el capítulo que ha sido más ambiguo ha sido en el de la concentración de cajas. Aparte de su apoyo al saneamiento del sistema y su defensa del modelo, añadió una tímida señal en favor de un proyecto “genuinamente identificado con los intereses andaluces”. De la caja única de Chaves a esto, hay mucho trecho.

En paralelo, a Braulio Medel se le ha agitado el gallinero por primera vez en los 23 años que lleva como presidente de Unicaja o Caja de Ronda. Esto sí que es una novedad, que sorprende en persona de tanta experiencia e inteligencia. Ha encadenado tres disgustos en pocas semanas: el fiasco de la fusión de Cajasur, la dimisión de su prestigioso director general y el desafecto de los cinco consejeros de Partido Popular, en el consejo recién estrenado de la Unicaja fusionada con la Caja de Jaén. El miércoles de la semana pasada el consejo de administración autorizó a su presidente para que entre en la subasta por Cajasur. Nomura, el banco heredero de Lehman Brothers, encargado de la venta de la caja cordobesa, había preguntado a Unicaja si estaba interesada en pujar. El banco japonés también ha trasladado la misma pregunta a Cajasol y a otras entidades como Banco Sabadell, Ibercaja, Caja Madrid o la vasca BBK. Cajasol, ha hecho su oferta.

En el mismo consejo, los consejeros del PP no han votado a favor del nombramiento del nuevo director general de Unicaja, Manuel Azuaga, militante del PSOE y ex presidente de Aena. La salida de Miguel Ángel Cabello se ha producido cinco meses después de que el consejo mandatara a Medel para renovar el contrato del director general, que con la fusión con Jaén perdía la cláusula indemnizatoria de su contrato de alta dirección. Con la ley andaluza de cajas del 99, en la nueva entidad no tendría derecho a esa compensación y había que buscar una fórmula alternativa. Hay varias versiones, todas ellas oficiosas, sobre la cuantía de esa cláusula. Una es que era de tres millones de euros. Otras dicen que no ha pasado de dos o tres años de un salario anual cercano a los 600.000 euros. Consejeros de distinto signo han mediado con Medel para facilitar un acuerdo desde que en diciembre se le autorizó a negociar con su director general, un hombre muy bien visto en la CECA, en el Banco de España o en la CNMV. Finalmente, no hubo acercamiento y Cabello ha optado por marcharse con su cláusula, antes de quedarse sin ella.

La intervención de la Junta en este momento de incertidumbre sobre el futuro de las cajas ofrece muchas dudas. El presidente Griñán fuera del Parlamento es algo más claro que en su discurso: dice que confía en poder avanzar en la creación de una gran caja de ahorros andaluza. En una entrevista radiofónica en la noche del jueves incluso dijo que ve fácil un acuerdo con Arenas en la materia, como lo ha habido entre Zapatero y Rajoy. Pero en el PP responden que el presidente no ha llamado a su jefe ni una sola vez para hablar del tema. En sus declaraciones también ha pedido a Cajasol y a Unicaja “que se miren”. Poesía…

Quien sí está dando la cara de manera decidida es el número dos del PSOE andaluz, Rafael Velasco, que ha planteado una fusión fría entre Unicaja y Cajasol, que puje por Cajasur y en la que pueda entrar también Granada si se frustra su SIP con Murcia, Penedés y Sa Nostra. Ha trascendido que Medel ha dicho que de este asunto se puede hablar. Sin embargo, el miércoles pasado no informó a su consejo de administración sobre esos contactos. El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, ha sido un poco más cálido que el de Unicaja al respecto.

La relación entre Medel y Pulido no es fluida. Ambos se miran de reojo con recelo. Con ese precedente, hay quien considera que una SIP entre Unicaja y Cajasol más que una fusión fría, sería una fusión gélida. Pero fuentes socialistas insisten en que no descartan nada en materia de fusiones andaluzas y que Velasco seguirá insistiendo ante Medel y Pulido. Esta semana es clave.

La intervenciones de las autoridades políticas en asuntos de cajas no siempre han sido afortunadas. O quizá habría que añadir que casi nunca han sido acertadas. Si hay algo en lo que coinciden en esta materia los dos principales partidos, al menos en teoría, es en propugnar una gestión económica y financiera profesional. Un ejemplo de desventura fue la decisión estratégica del Gobierno andaluz de pedirle a las cajas que se salieran de Ebro Puleva y que apostaran por SOS. Hoy Ebro Foods es una de las pocas empresas del Ibex-35 que ha subido notablemente en los últimos meses. Y su presidente, Antonio Hernández Callejas, ha anunciado hace pocos días a la junta general de accionistas de su compañía un dividendo para este año de un euro por acción; lo que supone a la cotización de ayer más de un 7%. Mientras, como es conocido, SOS suspendió pagos y está en proceso de reestructuración.

Otras intervenciones de la administración también son criticadas. Al Ministerio de Industria se le reprochan sus bandazos en la política de subvenciones a las renovables que convierten los megavatios solares en diez o doces veces más caros que la media del sector eléctrico. Desde los lobbies competidores también se señala como temerario que se estén dando decenas de asignaciones para construir simultáneamente plantas termosolares con una tecnología todavía experimental. Sería más razonable -dicen- dar esas mismas concesiones para que se levanten las plantas de manera consecutiva y aprovechar, entre una y la siguiente, los avances técnicos para mejorar su eficiencia, dado su coste y las altas subvenciones. Abengoa, presidida por Felipe Benjumea, ha sido la más beneficiada en el último reparto que ha hecho el Ministerio de Industria, con 13 plantas de 50 megavatios, seguida de ACS con seis, de un total de 56 proyectos, que suman 2.340 megavatios.

Como los reproches no vienen solos, en el sector se critica que en el consejo de administración de Abengoa se siente un hermano del ministro Miguel Sebastián, el catedrátrico Carlos Sebastián Gascón, como consejero independiente, la misma condición que tiene el ex ministro socialista Josep Borrell.

No es un hecho aislado, ni privativo de España. Acciona acaba de fichar para su consejo a Miriam González Durántez, la esposa del viceprimer ministro británico Nick Clegg. Y el líder de los liberal demócratas del Reino Unido ha respaldado la decisión con el argumento de que cada uno tiene su carrera. Interferencias y ruidos por todas partes, como ven.