Archivos para el tag ‘Wanninkhof’

¡Qué feo es el Estado!

Ignacio Martínez | 16 de enero de 2011 a las 19:45

El Estado se niega a indemnizar a Dolores Vázquez por el clamoroso error policial y judicial que la condenó por un asesinato que no cometió y la tuvo en la cárcel durante 17 meses. Feo. El Consejo General del Poder Judicial y los ministerios concernidos por el caso debían dar una respuesta conjunta a la reclamación por la vía gubernativa que presentaron sus abogados. El Ministerio de Justicia tuvo más de sentido común, pero el de Interior y el CGPJ han decidido que no hubo mal funcionamiento de la Administración en el caso Wanninkhof y no procede una compensación gubernativa. Aquí no se equivocó la Guardia Civil, ni el fiscal, ni los jueces que intervinieron en el procedimiento. Ya lo dice el refranero gitano: ¡pleitos tengas y los ganes! Un grupo de burócratas insensibles considera que la condena injusta y la cárcel no merecen una indemnización del Estado.

Esto del estado parece lejano, pero no se trata sólo de las instituciones. El Estado somos todos, aunque a veces hay quien se ensimisma con los símbolos y se desentiende de sus valores. Cuando Eduard Balladur llegó al Ministerio de Economía francés en 1986 sus instalaciones en el ala Richelieu del Museo del Louvre acababan de ser desmanteladas. Pero mandó rehacer su despacho y los de su gabinete. Un día, en un acto en el Arco del Triunfo, mirando hacía los Campos Elíseos, la Plaza de la Concordia, Las Tullerías y el Louvre al fondo, le dijo al ministro de Justicia: “¡Mire, qué bonito es el Estado!”. En Málaga hubo un empecinamiento parecido del Gobierno de Aznar en mantener la Subdelegación del Gobierno en el Palacio de la Aduana, el antiguo Gobierno Civil, como símbolo del Estado y no cederlo completo para museo de Bellas Artes.

Un museo es un buen símbolo del Estado. La sensibilidad de la Administración, que paga sueldos generosos a sus ex presidentes, aunque tengan cuantiosos ingresos particulares, también debe ser símbolo del Estado. Dolores Vázquez pide cuatro millones de indemnización desde hace cinco años, y ahora lo hará ante la sala de lo Contencioso de la Audiencia Nacional. Desde hace siete años se sabe que no mató a Rocío Wanninkhof en Mijas en 1999, y hace diez que la condenaron injustamente. A veces, ¡qué feo es el Estado!