Archivos para el tag ‘ZP’

Una foto con Obama

Ignacio Martínez | 11 de octubre de 2009 a las 9:16

”Obama

 

Julio Camba escribió en un artículo que Maupassant había consagrado media vida a describir las vilezas, las humillaciones y las infamias de que es capaz un francés por obtener la Legión de Honor. Se refería a los franceses del XIX, pero Camba añadía que los dos ideales del patrón de su hotel parisino en 1910 eran la concesión de un despacho de tabaco y la Legión de Honor. Estanco e insignias que consiguió, cabe suponer que sometido a las suficientes dosis de bajezas.

Ya ven que no hay nada nuevo bajo el sol en esta extraña legión de catetos pretenciosos y pijos horteras, que protagonizan el enredo de Gürtel. Más allá de las responsabilidades penales, que están en manos de los jueces comunes, los jueces estrella o los jueces algo más que amigos; más allá de la ética que algunas dirigentes del PP han aplicado con más fortuna que otros, aquí hay un caso de vilezas e infamias antiestético y ausente de honor. Regalos de relojes que valen el presupuesto anual de muchas familias; coches de superlujo, atenciones con los familiares más cercanos y los íntimos colaboradores. Qué lenguaje más soez; qué apodos, el albondiguilla, don Vito, el cabrón, el curita. Qué vergüenza.

Los gobernantes suelen ser cortejados por demasiada gente como para saber quién se acerca con intereses espurios. Por eso los más listos y honrados se vuelven desconfiados, distantes. Lo que les somete a un aislamiento peligroso: los primeros aduladores están en el seno de los partidos, cuadros que buscan con el halago el favor del líder. No es sencillo sustraerse a todo eso. Y de vez en cuando aparecen personajes que les hacen la vida tan fácil que pierden todo sentido de la realidad. Camps le pidió a El Bigotes ¡una foto con Obama! ¿Cómo podía pensar que su conseguidor doméstico tendría mano en la Casa Blanca? Hay que ser cateto.

Como consuelo ha salido al quite el comité noruego que concede el Nobel de la Paz. Se lo han dado a Obama sin que haya hecho nada. El mundo anda loco por una foto con el presidente americano: Camps acudió a El Bigotes, las niñas de ZP a su padre y el comité noruego a su premio. Este talismán ha sustituido al anhelo de los franceses de antaño por la Legión de Honor. Los noruegos ya tienen asegurada su foto con Obama. Para envidia de Camps.

Chaves se va por sorpresa

Ignacio Martínez | 6 de abril de 2009 a las 8:11

Tras 18 años y 252 días en el poder se confirma que Manuel Chaves se va al Gobierno de la nación. Desde el sábado era un rumor insistente, que tomó carta de naturaleza cuando el presidente de la Junta anuló su agenda de ayer y su entorno se evaporó. El efecto colateral andaluz ha sido la sorpresa de una crisis cantada. Este fin de semana, el reelegido secretario general de la UGT, Cándido Méndez, pidió al Gobierno pulso e iniciativa y criticó la inanición del vicepresidente económico Pedro Solbes. Hace una semana, en los Desayunos de TVE, habló de atonía gubernamental. Méndez es persona muy próxima al presidente Zapatero y uno de sus contertulios de fin de semana. Así que su actitud daba certeza a la crisis.

La otra sorpresa es que Zapatero la haya rematado en los ratos libres de la maratón de cumbres del G-20, la OTAN, la Unión Europea con Estados Unidos y la Alianza de Civilizaciones. Al final no sabremos si el niño o niña es de Londres, Estrasburgo, Khel, Praga o Estambul. Lo que sí sabemos con seguridad es que ayer en Praga, ZP tocó el cielo con la punta de los dedos; después de cinco años ha podido ¡por fin! entrevistarse con un presidente americano. No cabía en sí de gozo por su encuentro con Obama. La foto no deja lugar a dudas: el presidente español no abre los labios para sonreír a las cámaras, pero su boca dibujaba una uve infinita, de oreja a oreja.

El nombramiento de Chaves como vicepresidente del Gobierno es un digno colofón a su carrera política: en julio cumple 64 años. En una crónica hace ocho días, José Aguilar escribía sobre la posibilidad de que fuese ministro de Defensa, aunque advertía que su eventual sustituto en el sillón presidencial andaluz, José Antonio Griñán, había comentado que “ni muerto” quería el cargo. Ya sabemos que el vicepresidente no mantiene su negativa, pero también que la salida de Chaves puede llevar aparejado el desembarco de Mar Moreno, la favorita del zapaterismo. Griñán, dos veces ministro con Felipe González, brillante e incluso moderno a pesar de su edad, vale para un roto y para un descosido; también se le consideraba alternativa a Pedro Solbes. Y Mar Moreno, ex presidenta del Parlamento andaluz, efímera consejera de Obras Públicas y número cuatro del PSOE federal, tras Zapatero, Blanco y Pajín, tiene un problema; no es santa de la devoción del aparato regional.

Es curioso: El PSOE andaluz acaba de sacar músculo en Madrid el pasado lunes para mostrar su fuerza al resto de la familia socialista. Se suponía que como advertencia previa al debate final sobre financiación territorial y como despliegue para reclamar autonomía en el relevo de Chaves. De facto, el aparato andaluz parecía conjurado para la continuidad del presidente regional. La jugada de Zapatero no sólo deja sorprendida a la opinión pública. También a su partido.

Zapatero usa un comodín contra Aguirre

Ignacio Martínez | 28 de marzo de 2009 a las 9:39

Zapatero saca otro as de la manga: Caja Madrid. Y conste que me alegro. Hasta ahora el asalto de Esperanza Aguirre a la cuarta entidad financiera de España, había sido contemplado por el PSOE de cerca y con una cierta complicidad. Llegaron a expedientar a un dirigente socialista que votó con Gallardón. Aguirre quería el poder en esta caja para consolidar su alternativa a Rajoy en el PP y su futura candidatura a la presidencia del Gobierno. Una eventual candidata que gustaba más en el Gobierno como adversaria que Gallardón, que es visto como el equipo ese de la Champions que nadie quiere que le toque hasta la final; o sea, el aspirante más fuerte. Total, que Aguirre ha promovido una reforma de los estatutos de Caja Madrid que sencillamente le da a ella más poder. Y mucho menos a Gallardón; el Ayuntamiento de Madrid pasaba de 70 a 24 representantes en la asamblea de la caja, mientras que un ayuntamiento aguirrista como el de Majadahonda subía de 1 a 14. Y además la lideresa ha dicho que la asamblea legisla y los demás a obedecer, una frase escasamente liberal y profundamente autoritaria.

No es que eso le haya tocado las narices a Zapatero. Sino que llegado este momento preelectoral, los socialistas están poniendo encima de la mesa toda una batería de temas que movilicen a su electorado. Por eso han sacado a la palestra a la joven ministra Aido con su reforma de la ley del aborto; por eso Chacón ha anunciado la salida de Kosovo, con tanto entusiasmo que se olvidó de los efectos colaterales; por eso el Gobierno ha decidido recurrir ante el Constitucional la reforma de los estatutos de Caja Madrid. Una caja con 260 millones de volumen de negocio y siete millones de clientes. Ahora se suspenderá la aplicación de la norma aguirrista durante cinco meses. Las elecciones para elegir los 320 miembros de la nueva asamblea general se tendrán que hacer con los estatutos antiguos. 

Dicen en el Gobierno que recurren los estatutos porque violan la proporcionalidad. Pero, sin duda, porque a dos meses de unas elecciones generales, las europeas del 7 de junio, ZP y sus gabinetes de análisis de estrategia van a colocar cada semana un asunto en la palestra que nos distraiga de la crisis y polarice a los suyos. Este es el comodín de esta semana.