Por qué salgo (otra vez) de Canal Sur

José Aguilar | 17 de marzo de 2009 a las 17:06

EXPLICARÉ aquí, con el permiso de ustedes, por qué salgo de Canal Sur Televisión cuando casi no me ha dado tiempo a entrar, respondiendo así de golpe a los amigos que se interesan por la más efímera aparición televisiva que vieron los años.

Verán. Me invitaron a participar en un programa de tertulias sobre la actualidad (El meridiano), presentado por Mariló Montero, con políticos, periodistas y profesores. Quedamos en que yo iría los lunes, junto a las ex ministras Carmen Calvo y Celia Villalobos y mi colega Ignacio Camacho. Así ocurrió el primer día en que se emitió el programa, el lunes 9 de marzo.

El domingo 15 por la tarde llamé a uno de los coeditores de El meridiano, Pedro Andrades, para concretar con él la hora en que me recogerían para el programa del lunes 16 y pedirle que me contase por correo electrónico los temas a debatir. Le dejé un mensaje, que no respondió. Ya el lunes, a las 9,30 de la mañana, volví a intentarlo, con idéntico resultado. A las once llamé a mi contacto en Producción del programa, que se mostró sorprendido, ya que no le habían dicho nada de que debía enviar un coche para mí. En cambio, tendría que llevar al programa a un profesor universitario sevillano. Prometió enterarse. Finalmente, media hora más tarde, el citado coeditor me llamó disculpándose por no haberme avisado del cambio de planes, causado por “un problemilla de agenda” del citado profesor, que, al parecer, estará de viaje el día en que le corresponde participar en la tertulia.

No sé si esta manera de actuar es inaceptable. Yo no la acepto. La forma ha sido pésima: el lunes a las once de la mañana yo no conozco aún que me he “caído” de un programa que empieza dos horas más tarde. El fondo es peor: me sustituyen, sin avisar, por un contertulio que no puede acudir el día para el que fue contratado. Oigan, una pregunta: ¿hay contertulios de primera y de segunda? Otra: ¿no es lo más lógico que si a un invitado no le es posible asistir a El meridiano el día que le toca sea él quien pierda esa oportunidad y vuelva la semana siguiente en vez de desalojar a otro invitado el día que se le fijó para su participación? Decididamente, no tengo suerte con Canal Sur: la última vez que estuve allí fue como director de sus servicios informativos, entre 1994 y 1996, y tuve que dimitir en cuanto el PSOE ganó las elecciones.

No tiene uno edad, ni condición, para disputar un rato de televisión a costa de la propia estima. De modo que éxitos para Mariló, buena suerte a los contertulios que continúan en el programa, y a aquellos de sus patrocinadores-organizadores que me han aplicado estos criterios, que con su pan se lo coman. Seguiré opinando a través de algo tan antiguo, poco glamouroso y magnífico como la prensa escrita. Aquí.

  • Marcelo

    El ombligo del mundo que le dicen no????? Más importante que yo???? Dios !!!!!!!!!!! o no.

  • Antonio Vicente

    Los medios de comunicación públicos deberían ser imparciales y no correa de transmisión y altavoz del partido que gobierna, en el caso de Canal Sur: el PSOE.