Alaya la incansable

Jorge Muñoz | 31 de octubre de 2013 a las 17:22

Lo apuntaba hace unos días. Alaya iba a mover ficha más pronto que tarde tras el varapalo de la Audiencia. La instructora de los ERE ha dictado hoy un nuevo auto en el que corrige la falta de motivación de la imputación de la ex consejera de Economía y Hacienda Magdalena Álvarez, a la que cita a declarar el próximo 7 de noviembre “por si quiera ampliar algún extremo de su declaración”.

Alaya ha corregido esa falta de motivación, aunque lo que ha hecho en realidad, como ella misma reconoce, es reproducir la imputación formal que hizo a Magdalena Álvarez cuando compareció en su juzgado el pasado 8 de octubre.

Pero lo más importante del auto es la respuesta que da al mensaje que le envió la Audiencia de Sevilla la semana pasada, cuando le dijo que la instrucción estaba prácticamente acabada, que sólo quedaba oír en declaración a los imputados, e instó a las acusaciones y a las defensas a acudir directamente al Tribunal Supremo al constatar la presencia de los aforados en la investigación.

La magistrada, como ya hiciera en otros autos, no duda en presumir de su instrucción y del “diseño bien definido” de la causa, de la amplitud de visión que requiere una investigación de este tipo, y acaba diciendo que su “equipo”, en el que supongo incluye a la Guardia Civil y a los funcionarios de su juzgado, necesitan “calma para afrontar esta última etapa de trabajo y estudio” y para poder “en suma culminar con dignidad el trabajo que iniciamos hace menos de tres años unos poco incansables“.

Cierto es que Alaya es incansable, a veces hasta jartible -como le gustaría expresar a algún crítico-, pero su trabajo ha sido ingente, muy complejo y posiblemente no se habría llegado a este avance de la investigación sin una juez vehemente como es. El problema es que, lejos de cerrarse, la instrucción parece que sigue creciendo sin parar, con nuevas líneas a las que en algún momento tendrá que poner coto.La juez Mercedes Alaya, en los juzgados de Sevilla

Por eso el aviso de la Audiencia era interesante, aunque realmente Alaya no podrá aguantar más la causa de los ERE sin remitirla al Supremo más allá de los primeros meses de 2014. Hoy ha reconocido que el final de la instrucción “no está lejos, más bien lo contrario”, aunque dice que todavía queda un “trecho de importancia capital” en el que tendrá que determinar el grado de “participación delictiva” de los aforados, con la aportación de los indicios o principios de prueba que lo fundamente.

En los 26 folios del auto, Alaya tiene espacio suficiente para recordarle a los magistrados de la Sección Séptima de la Audiencia que sólo a ellos hay que atribuirles el “mérito” de la preimputación de los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, por cuanto la instructora se basó en el auto de este tribunal de agosto pasado en el que le indicaban que debía “apurar y depurar” la instrucción antes de remitirla al Supremo.

Lo dicho. La causa irá al Supremo cuando Alaya lo decida y para la juez: El Supremo puede esperar….

  • Lucio Quinto

    Un problema significativo para entender la situación de este caso es que en Andalucía no existen precedentes en la Administración y probablemente entre el conjunto de todos los andaluces que viven en Andalucía y de Andalucía, de una persona que desarrolle tal cantidad de trabajo como la jueza Alaya. Sí hay andaluces que lo hacen, pero no están en Andalucía o, aun residiendo en la Comunidad, sus objetivos están fuera.
    Y más raro aún es encontrar ese tipo de personas en el Sistema Judicial, que es un Ente al nivel, con excepciones, de la extinta máquina de escribir Underwood modelo 1904, como sobre ésta teclean a dos dedos en los teclados de los ordenadores. No son ágiles con las aplicaciones informáticas y tienen un desconocimiento generalizado de idiomas, les tienen que traducir las sentencias de los tribunales exteriores para entenderlas, malgastando tiempo y dinero cuando se precisa o quedándose a dos velas cuando no hay traducción de oficio.
    Está impregnado el Sistema, además, de otros vicios comunes a otras administraciones: la innecesidad de ser productivo y competitivo, cuando no de ser diligente, y otras desvirtudes ya descritas por Larra hace siglo y medio en las cuales es largo abundar. El producto de ello es que tardan hasta decenios en dilucidar su trabajo o directamente se les pasan las fechas.
    Así pues, cuando se produce la excepción y aparece una señora que trabaja sin hora de reloj y le queda tiempo y ganas para rebatir todas las necedades de quienes se dedican a obstaculizarla, que son muchos y de lo más cualificado de la Justicia en la Comunidad, – le tiran tantas tarascadas como a Messi – es inentendible su vigor y lo inentendido se ataca por ignorancia, envidia o maldad o por todo junto. Pronto veremos más a este nuevo auto sobre el cual estarán como locos a ver cómo le meten el alfiler.
    Pero es un orgullo que sea andaluza, ecijana y mujer y que esté ahí por sus méritos.
    Así es Andalucía y España: una caterva a derribar al que destaca.

  • Trigolimpio

    LOS SINDICATOS SEGUIRÁN SIENDO LOS “BIEN PAGAOS” EN ANDALUCÍA
    .
    …Así lo muestran los Presupuestos presentados por la Junta de Andalucía para el próximo año, donde la partida destinada a UGT y CCOO se mantendrá en 2,5 y 2 millones de euros, respectivamente. Lo cual contrasta bastante con el nuevo “tijeretazo” de 421 millones de euros en Sanidad, Educación y Políticas Sociales para todos los andaluces. Y un año más, los funcionarios públicos volverán a ver congelados sus sueldos y retenidas sus pagas extraordinarias. Eso por no hablar de los casi 4.000 profesores interinos que seguirán en la calle, etc., etc.
    .
    …Es decir, todos los andaluces volverán a sufrir la crisis el año que viene, salvo UGT y CCOO, que seguirán siendo los “bien pagaos” de Andalucía. Como ya lo fueron con Chaves y Griñán. Con este buen trato a los sindicatos, la nueva presidenta de la Junta, Susana Díaz, mantiene la ley del silencio en el tema de los ERE fraudulentos, los resortes de poder en su comunidad y garantiza la proyección de su figura política para las próximas elecciones autonómicas en 2015. De ahí que prefiera olvidar el escándalo de las facturas falsas de UGT, las francachelas de los sindicalistas en la Feria de Sevilla, pagadas con dinero público, y las últimas imputaciones por el caso de los ERE y las falsas prejubilaciones.
    .
    …Y eso también explica su silencio profundo a la hora de pedir la comparecencia en el Parlamento de Andalucía del tesorero de UGT-A, Federico Fresneda, del secretario general del mismo sindicato, Francisco Fernández, y de su antecesor en el cargo, Manuel Pastrana. Es decir, la transparencia que la señora Díaz reclama en Madrid, no la exige en la comunidad andaluza, donde posiblemente tema nuevas implicaciones de la Junta en asuntos de corrupción y prevaricación de los fondos públicos. Su lema, en 2014, no dejará de ser el mismo del de su mentor político, el señor Griñán: “A los sindicatos, ni tocarlos. No sea que tiren de la manta”.

  • manuel

    Es verdaderamente asombroso que esta valerosa jueza , aparentemnte de aspecto tan frágil, esté luchando de manera tan desigual con tantos mangantes que lo único que hacen es dificultar su meritoria labor


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber