El día después para la infanta

Jorge Muñoz | 9 de febrero de 2014 a las 15:23

Fotografía de la infanta prestando declaración publicada por el diario El Mundo

Fotografía de la infanta prestando declaración publicada por el diario El Mundo

La de ayer fue sin duda una de las jornadas más complicadas para la Infanta Cristina, que se convirtió en el primer miembro de una casa Real que tiene que rendir cuentas ante un juez por los negocios de su marido.

La infanta -cuya fotografía prestando declaración ha ordenado que se investigue el juez Castro- respondió durante más de seis horas a los delitos de fraude contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales que le imputa el juez Castro por su participación del 50% en la sociedad Aizoon S. L., constituida con su marido, Iñaki Urdangarín.

En el voluminoso auto de imputación, el juez del caso Nóos recordaba las manifestaciones del notario que intervino en la constitución de Aizoon, quien se habría hecho eco asimismo de las palabras pronunciadas por el abogado y asesor fiscal del duque de Palma, quien dijo que esta sociedad se creó para “tener un escudo frente a Hacienda”. El juez Castro concluía que existen indicios racionales de que esta entidad mercantil fue creada con el deliberado propósito de “servir como cauce para el reparto de los beneficios que, a pesar de su proclamación de entidad carente de lucro, obtenía e ilícitamente por demás la Asociación Instituto Nóos de Investigación Aplicada”.

La infanta Cristina negó ayer ante rotundamente el magistrado que fuese ese escudo frente a Hacienda y declaró “su verdad”, según explicó su abogado Miguel Roca. Esa verdad se sustenta en que confiaba plenamente en su marido y firmaba todo lo que él le decía que debía firmar, y que desconocía todo lo relacionado con estas actividades, incluso que los empleados domésticos estuviesen contratados por Aizoon.

Hoy es el día después de un día histórico para la Justicia, que ha demostrado que todos los ciudadanos son aparentemente iguales ante la ley, aunque esa igualdad quede finalmente minimizada al paseíllo de once pasos que la infanta tuvo que hacer ante centenares de reporteros a su llegada y salida de los juzgados de Palma.

¿Y ahora qué pasará con la instrucción? Desde fuera todo apunta a que la infanta podría quedar fuera del proceso, que se archivaría en su caso, aunque continuaría contra su marido, sobre todo si la Fiscalía Anticorrupción sigue manteniendo que la infanta no cometió los delitos por los que ha sido imputada. Habría que recordar en este caso la doctrina Botín, que establece que si la Fiscalía y la acusación particular no acusan, el proceso no puede continuar ni abrirse juicio oral sólo porque lo pida la acción popular.

El propio juez Castro mostraba sus dudas sobre que la cantidad supuestamente defraudada llegue al límite legal de los 120.000 euros, a partir de los cuales se considera que hay delito fiscal, lo que incide en que la infanta podría quedar exonerada de culpa. Pero, en contra de lo que podría pensarse, si llega el archivo de la causa contra la infanta, ésta no se habrá ido de rositas, porque la imagen de ayer de una grande de España declarando ante el juez no se borrará fácilmente del imaginario colectivo. Quizás la actuación del juez Castro tenga más relevancia de la que pueda sospecharse, porque ha vuelto a hacer creer que, al menos por un día o durante seis horas, la Justicia es igual para todos los ciudadanos, como establece nuestra carta magna.

 

  • Trigolimpio

    LA INFANTA, INOCENTE
    .
    …Triunfo este fin de semana de la democracia española, de la Justicia, con las declaraciones de la Infanta Doña Cristina ante el juez Castro. La hija menor del Rey dijo la verdad, no incurrió en ninguna contradicción y siempre estuvo tranquila, sonriente. Vaya por delante primero que la Infanta está imputada, nunca procesada, acusada o culpable. Y estar imputada es simplemente estar afectada por una investigación abierta, con todas las garantías legales de presunción de inocencia. Máxime cuando Doña Cristina ha sido quien se ha prestado voluntariamente a declarar ante el juez.
    .
    …Y como era de esperar el pasado sábado confirmó que usó la tarjeta de Aizoon para gastos personales, pero sin conocer la cuenta vinculada a dichos gastos. También reconoció haber seleccionado al personal de servicio, aunque nunca le pagó “en negro”. Aseguró que la casa de Pedralbes la pagó con los 1’2 millones de euros que le pidió prestados a su padre el Rey. Dinero que le está devolviendo poco a poco.Y fundamental: las cuestiones fiscales eran competencia del gabinete Medina-Tejeiro y el pago de gasolina lo hacían sus escoltas, como es lógico.
    .
    …Por tanto, y como acabó reconociendo el letrado de la hija del Rey, “ha quedado muy claro lo que sabía [la Infanta], lo que no sabía, lo que debía saber y lo que no debía saber”.
    .
    …Como ni el fiscal ni la acusación particular van a presentar acusación contra ella, la Infanta sólo pagará unos 700.000 euros atendiendo al artículo 122 del Código Penal que señala que aquella persona que hubiere participado en los efectos de un delito o falta, está obligada a la restitución de la cosa hasta la cuantía de su participación. Es decir, al pago de la mitad de los 1’4 millones recibidos por Aizoon desde el el Instituto Nóos, y que Doña Cristina gastó sin saber la procedencia de ese dinero, sólo por confiar a ciegas en su marido, Iñaki Urdangarín.
    .
    …En definitiva, la Infanta Doña Cristina es inocente de todos los delitos que se le imputan. Y por ello será absuelta. Le pese a quien le pese. Y me refiero a los portantes de la banderita republicana y de los pendones de la Hoz y el Martillo. Muy pocos, por cierto, este sábado, en la cuesta de los juzgados de Palma. 2 decenas nada más.

  • antonio

    y encima nos cuesta a los españoles,que la infanta vaya al juzgado,300.000 e en seguridad y demas.ESPAÑOLES A VER CUANDO DESPERTAMOS

  • Trigolimpio

    A PUNTO DE ARCHIVARSE LA CAUSA CONTRA LA INFANTA
    .
    …La publicación de la comparecencia de la Infanta Doña Cristina ha puesto luz, mucha luz, sobre lo ocurrido el pasado 8 de febrero en los juzgados de Palma. Aquel sábado el juez José Castro se ensañó con la hija del Rey, hasta el punto de dejarla al borde de las lágrimas en 2 ocasiones. La 1ª, cuando el juez con más afán de protagonismo de España le preguntó si era consciente de que podría haber sido utilizada por su marido. A lo que ella respondió: “No, ni lo hubiese aceptado, ni me consta, casi me ofende, Señoría”. Y 2ª, cuando insistió una y otra vez en preguntarle sobre el préstamo que le pidió a su padre para ayudarla a comprar la casa de Pedralbes. Esa insistencia, según aseguran algunos que asistieron al juicio, acabó siendo una pregunta agresiva e innecesaria hecha tan sólo para hunillar a la Infanta.
    .
    …A pesar de esa animadversión del juez Castro hacia la familia real y de su aspiración a ser el centro de atención del proceso, la Duquesa de Palma no perdió la calma, ni se sorprendió con nuevos datos, ni cayó en ninguna contradicción. Para desgracia de su Señoría.
    .
    …Según se ha sabido este jueves, aquel día la Infanta habló muy clarito y con la sinceridad y franqueza de quien se sabe inocente. Sobre su marido afirmó: “Nunca creo que se me haya utilizado como escudo fiscal”. Sobre la pregunta sibilina y malintencionada de Castro acerca de si recibía un trato privilegiado de la Hacienda pública, Doña Cristina dijo: “No, nunca lo he pensado, y si me permite, Señoría, me gustaría explicarle que precisamente por ser hija del Rey, quizás se me ha sometido a un escrutinio mayor…”. Finalmente reconoció haber formado parte como vocal del Instituto Nóos entre 2003 y 2006; pero que lo hizo por confianza a su marido y porque él se lo pidió.
    .
    …No consultó con su padre, no leyó los estatutos, no sabía de la existencia de Nóos Consultoría, no sabía de la vinculación Aizoon-Nóos, desconocía de las gestiones realizadas por su marido, etc.
    .
    …Como el Ministerio Público siempre se ha opuesto a la imputación de la Infanta e, incluso, Manos Limpias ha reconocido no existir delito fiscal de Aizoon, y como no se puede demostrar la implicación de la Duquesa de Palma en el presunto delito cometido por su marido en el IRPF de 2007. Ya que ese delito sólo lo puede cometer la persona que presenta la declaración de la Renta, que, en este caso, fue Iñaki Urdangarín. La causa contra la Infanta tiene que archivarse. LE GUSTE O NO LE GUSTE AL FAMOSO JUEZ.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber