Como un espectador de una película de terror llamada ERE

Jorge Muñoz | 10 de abril de 2015 a las 6:00

vlcsnap-2015-04-09-23h24m18s14Griñán trazó ayer una buena estrategia defensiva en su declaración ante el Tribunal Supremo, pero que plantea muchos interrogantes sobre el papel que jugó o debía jugar a la hora de evitar el fraude, primero en su etapa de consejero de Economía y Hacienda, y posteriormente como presidente de la Junta. Si el pasado martes el ex consejero de Empleo José Antonio Viera culpó a sus subordinados, porque él era un maestro sin formación jurídica, ayer el que fuera presidente de la Junta se situó como un mero espectador de una película de terror que se ve sorprendido por un trágico desenlace final pero que se veía venir prácticamente desde el principio. Griñán asegura que no pudo hacer nada para frenar el fraude, porque no lo conocía y nadie le advirtió, pero al final tuvo que asumir su responsabilidad política y dimitir del cargo.

José Antonio Griñán, que es inspector de Trabajo, puso en práctica una sólida estrategia defensiva, contundente a la hora de tachar de “irreprochable” la actuación de su Consejería y de la dirección general de Presupuestos, y que se fundamenta básicamente en defender la legalidad del sistema, de la utilización de las transferencias de financiación para el pago de las ayudas, y en poner de manifiesto que las numerosas señales de alertas que lanzó la Intervención General de la Junta en forma de sucesivos informes nunca le llegaron a él, porque su entonces viceconsejera, Carmen Martínez Aguayo, no se los trasladó, y porque la Intervención no dio nunca el paso de realizar un informe de actuación, que hubiera requerido una actuación concreta por parte de su departamento y la adopción de unas medidas para evitar el fraude.

Griñán deriva toda la responsabilidad en el interventor general de la Junta –aunque en su extensa declaración llega a decir que no hizo dejación de funciones- y en la Consejería de Empleo, a la que atribuye el decisivo papel de controlar el gasto relacionado con el pago de las ayudas.

Pero a pesar de esta estrategia defensiva expuesta ante el Tribunal Supremo, que como he dicho me parece bastante sólida desde el punto de vista de una investigación judicial, la argumentación no puede ocultar las posibles responsabilidades que Griñán, primero como consejero de Economía y Hacienda, y luego como presidente de la Junta, tiene con respecto a esta fraude masivo y millonario. Su ex viceconsejera llegó a decir esta semana, en este caso en su comparecencia ante el TSJA, que recibió los informes de la Intervención pero simplemente no los leyó, porque no eran informes de actuación y no requerían una actuación concreta de la Consejería. Griñán corroboró ayer esta versión exculpatoria y coincidió en que la Intervención únicamente advertía de “discrepancias contables” pero no de ilegalidades.

La pregunta del millón es si la responsabilidad política del ex presidente debe quedarse sólo en el ámbito político, como ayer recordó el propio Griñán al afirmar que dimitió del cargo por el escándalo de los ERE, o su presunta participación en el fraude –que la juez Alaya dio por hecho en la exposición razonada-, bien por acción u omisión, es merecedora de un reproche penal. La respuesta la tiene el instructor del Supremo, que es el que una vez que finalice la ronda de declaraciones de los aforados debe decidir si archiva el proceso o pide el suplicatorio al Congreso y el Senado para realizar una inculpación formal. Griñán dijo ayer que confía en la Justicia. Dejemos que ésta actúe.

  • Fernando

    Si estos Sres. no saben, el maestro, o no leen informes ni se enteran de nada, ¿a que dedican el tiempo para la misión que les ha encomendado los ciudadanos?.

  • “discrepancias contables”

    Hace gracia oír hablar de la ciencia de la Contabilidad, y más aún aplicada algo tan estudiado como son los Presupuestos Públicos, como algo opinable y discrepable.
    Con eso pretenden desconcertar para luego avasallar a los que apenas alcanzan a sumar y restar, que es buena parte del estamento peri-jurídico, como si el conocimiento humano fuera diseccionable. “Ustedes haced cuentas, que nosotros somos los que pensamos por todos” parece que se subyace.
    Esto es remanencia de la educación antitética ciencia/letras, tras lo que se ha ocultado no poco fracaso escolar y título obtenido sin esfuerzo en la nueva y antigua Universidad.
    Quizás la falta de formación es de tal calibre que hasta ellos mismos se lo crean.

  • galileo

    Dios mio la que nos queda en Andalucia, si despues de todo esto ganan como han ganado en estas ultimas elecciones, pues venga a hacer lo que quieran, ellos dirán estos andaluces nos sigen votanto que to…. sonnnnn jaaaa

  • luis

    Cuando un responsable echa la culpa de lo sucedido a otros, los jueces deben aplicarles doble pena, una por corruptos y otra por irresponsables.

  • sureña

    quien va a insernizar a toda esa juventud, que han perdido todos estos años sin poder aprender un, oficio y, sin tan siquiera poder formarse y hacer practicas…… como se va a recompensar a todas estas personas que estos impresentables les han puesto un futuro tan, negro. jovenes con cerca de 40 años , que junto a sus parejas estan undidos, porque no ven, el dia de poder formar un, hogar y dejar de presindir de la, paguita de su, padre o, madre, que tambien han sido victimas de la impotencia y, el sufrimiento de sus hijos, de no poder , tener un empleo ni, siquiera una preparacion, demaciados años perdidos , que nunca recuperaran, justicia para eyos.

  • ja, ja, ja, ...

    Vaya hombre, qué mal pensada es la gente. Mira que indignarse por tus declaraciones, Griñán. Es que ellos no saben, no entienden, no conocen lo difícil que es gobernar. Ay, “amo el populacho, aunque sólo sean eso, el populacho”. ¿Por qué serán tan incrédulos?. Estos andalucillos no asimilan que se pierdan 5000 millones de euros (más de 830.000 millones de ptas.) entre EREs y FPE, sin que tú ni tus consejeros supiérais nada. Si supieran lo difícil que es gobernar para unos pocos y “aparentar hacerlo para todos”…

  • mario portillo

    Es decir, que por las declaraciones de estos sujetos, el control de las subvenciones, no las llevaban ellos, pasan la bola a sus subordinados, probablemente nombrados por ellos mismos como cargos de confianza y con muy buenos sueldos, luego estos dirán que los funcionarios y al final el controlador y quien daba los milloncejos, era el ordenanza, que claro no sabía a quien tenían que justificarselo. Y aquí se acaba todo.

  • Marmichel

    No es corrupción, es algo mucho peor. Es la subversión de la democracia con nuestro propio dinero.

  • Barquero

    Para mi,la estrategia de la defensa de Griñan fue malisima,pero no había otra.Un político con los conocimientos técnicos,que fue Ministro de España y Consejero de La Junta,no puede decir que no sabia nada y que la culpa es de sus subordinados.Por otra parte fue avisado diecisiete veces por el Interventor General,el sabe,que la Intervención,en ningun sitio tiene funciones ejecutivas,la intervención es un staf de Presidencia y su misión es ejercer funciones de vigilancia,control y apercibir al Ejecutivo …..nunca tiene funciones ejecutivas.
    El sr. Griñan ha tenido “suerte” con el juez que le ha tocado, conocido por su predisposición ideológica….pero los hechos son tan graves y de tan alta cuantia, que “Pepe” no podrá salir bien parado

  • Currito

    Al final la culpa será del funcionario, esto no se puede aguantar.

  • JuandeMairena

    Viera culpa a los de abajo; Griñan a los de la consejeria de al lado (Empleo), y Chaves, a quien culpara? No tiene mas salida que culpar a los arriba: al Parlamento. Ya lo veremos

  • Meinato

    Yo creo que la culpa de todo esto la tiene el vigilante de seguridad que hay a la entrada de los edificios de la Junta. Metiendo a éste en la carcel se soluciona todo los problemas.
    Que poca verguenza hay que tener.

  • galite

    son unos granujas

  • Kalikatre

    LO que está claro, y se comprobará, es que ni Griñan ni Chaves, se beneficiaron ni sacaron probecho del tema de los ERES.Está claro , repito, que los que llevaban el tema traicionaron la confianza que en ellos depositaron. Y ahora le pasan la factura pagando justos por pecadores.Determinados políticos quieren sacar provecho y rentabilidad política sinesperarsea que los jueces dictiminen la culpabilidad. Y cuando ésto ocurre tiene un nombre : Linchamiento.

  • hartisimo

    El capitán del barco es el responsable siempre de todo. Sobre todo teniendo en cuenta que el presidente de la Junta elige a los consejeros, los consejeros a sus mandos superiores. Si hay un director de empleo que parece ser que no se escapa de la cárcel, ¿cómo va a ser inocente el que lo puso en el cargo a dedo?. Si lo sabía es tan delincuente o más que él, si no lo sabía es culpable de dejación de funciones. Si estás en un cargo debes asumir sus responsabilidades, no vale dárselas de ignorante, que a la hora de cobrar y de presumir de cargo bien que le gusta el puesto.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber