El juicio de los ERE se eterniza

Jorge Muñoz | 13 de mayo de 2018 a las 2:00

DECLARACION DE JACINTO CA?ETE EN JUICIO CASO ERE

Cuando en diciembre pasado arrancó el juicio del “procedimiento específico” de los ERE ya se sabía que iba a ser la vista más larga de la historia judicial de Sevilla y posiblemente de Andalucía –sólo superada por el momento por el caso Malaya–, pero lo que nadie podía prever es el avance tan lento y cansino de la fase testifical, que se inició el pasado 23 de abril con la comparecencia de los primeros agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) que investigaron el fraude.

El tribunal ha acordado la declaración de 150 testigos, de los cuales hasta el pasado miércoles sólo han pasado 13 testigos, aunque el último todavía seguirá rindiendo testimonio mañana en una nueva sesión del juicio.
Las declaraciones avanzan, en el mejor de los supuestos, a un parsimonioso ritmo de seis testigos a la semana, con lo que para completar el extenso listado de comparecientes aún harían falta casi 23 semanas (22,8 en concreto). Según el calendario inicial del juicio, que tiene agosto como mes inhábil, hasta la fecha de las vacaciones quedan otras 11 semanas, con lo que daría lugar aproximadamente a completar la mitad de la lista, mientras que para llegar al final el calendario se trasladaría a la semana del 19 de noviembre.
A partir de ahí tendrían que comparecer los 12 peritos propuestos por las distintas partes, lo que sin duda requerirá varias semanas de sesiones, y después vendría la fase final con los informes de conclusiones. Con todo lo que queda de prueba por practicar, evidentemente el juicio, si no se remedia su lentitud, se meterá de lleno en los primeros meses del año 2019.
El problema de este retraso es que este juicio tiene paralizados, a la espera de su finalización –porque en muchos casos coinciden los propios acusados o sus abogados, o los mismos fiscales delegados de Anticorrupción–, más de una decena de procesos que no pueden comenzar hasta que éste acabe. Esto ocurre con la vista por el delito societario de Mercasevilla, cuyo inicio está señalado para el 15 de enero de 2019, así como con otras piezas separadas de ayudas de los ERE que están precisamente a la espera de que acabe este juicio para fijar la fecha de arranque de la vista oral, y lo mismo sucede con una media docena de piezas en las que se han investigados las ayudas y préstamos concedidos por la sociedad pública de capital riesgo andaluza Invercaria.
El retraso del juicio de los ERE, además de que como dicen muchos letrados “no hay despacho que aguante un proceso de estas características”, implica una serie de demoras en otros procesos que evidentemente luego conllevarán la aplicación de determinadas circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas, si en el camino no se produce alguna prescripción que concluya en una sentencia absolutoria.
Creo que el tribunal que enjuicia la pieza política de los ERE es plenamente consciente de este problema, que repercute directamente en la labor de los otros magistrados de la Audiencia de Sevilla. De hecho, el juez Juan Antonio Calle Peña ya ha hecho dos avisos a las acusaciones y a las defensas, el último esta misma semana, cuando se dirigió a todas las partes volviendo a reclamar que acorten los interrogatorios o, de lo contrario, se verá obligado a ampliar las sesiones de la vista, incluyendo una tarde más (el juicio se celebra de lunes a miércoles, pero sólo el miércoles hay sesión de tarde).
Pero parece que nadie hace caso al tribunal. Cada parte realiza el interrogatorio que considera oportuno, aunque en muchos casos se acaban repitiendo preguntas para que el testigo ratifique lo que ya ha dicho con anterioridad, y en otras ocasiones, como el propio juez entiende, se hacen preguntas que la Sala considera que no son relevantes para la causa.
En cualquier caso, la cuestión no es fácil de afrontar, porque debe conjugarse el derecho de las partes a interrogar a todos los testigos, lo que resulta fundamental para las defensas, en el marco del principio de contradicción, con la necesidad de que la vista oral avance y no acabe eternizándose.
Pero como cada parte sigue igual, todo parece indicar que habrá más sesiones de tarde, para perjuicio de todas las partes personadas, puesto que dado el carácter eminentemente técnico de los interrogatorios, todo el mundo llega muy cansado. Por lo menos los 22 ex altos cargos están exonerados de asistir a esta fase del juicio y no tendrán que volver hasta la fase de informe. La pena de banquillo o de telediario se les ha reducido en parte. Algo es algo.

Visto para sentencia

A propósito del cambio de abogado de Guerrero

*El abogado Carlos Leal Bonmati, que está imputado en la macrocausa de los ERE, ha rechazado que esté detrás de la sustitución de Fernando de Pablo como encargado de la defensa del ex director de Trabajo Javier Guerrero.

El letrado explicó que el cambio de Fernando de Pablo se ha producido por divergencias en la línea de defensa, por cuanto Guerrero, al igual que un grupo de imputados –coincide con la defensa que José Ávila mantuvo con Daniel Rivera–, entienden que las ayudas sociolaborales estaban amparadas en la orden de 1995 del Ministerio de Trabajo. “El gran error de Mercedes Alaya está en que sabiendo y manteniendo en la instrucción que las únicas normas que regulan las ayudas sociolaborales son las órdenes del Ministerio de 1994 y 1995, se limita a comparar las ayudas de la Junta con la orden de 94, y concluye que se infringe la ley”, aseguró Leal.

  • Uno q estaba arando

    A gran banda y gran Robo, gran juicio. Que sea largo, con todas las garantías , pero que no se escape ningún ratero del PSOE.

  • Miguel

    ¿Y si hay rateros que no sean del PSOE si se pueden escapar?

  • uno q estaba armando...

    Usted sabe a la perfección, que el PSOE no admite rivales en su territorio, le suena eso de algo, Sr? Dígame, cuántos hay en el banquillo no vinculados al PSOE. Díganos uno. Sólo uno.

  • fjas

    La instrucción no ha creido conveniente inculpar a otros que estaban en el Ministerio de trabajo, haciendo exactamente las mismas transferencias de financiación

  • Uno q estaba arando...

    Ni con ayuda. Nadie es capaz de aportar un solo nombre que no sea del entorno del PSOE. Ni uno.


Comentar


Nombre (Obligatorio)

Correo electrónico (Obligatorio)

Página web (Opcional)

El autor, en este espacio, se limita a recoger la opinión y contenidos de los lectores, por lo que no se hace responsable de los mismos. Si encuentra algún texto ofensivo, erróneo o alguna opinión que no sea respetuosa, le rogamos que nos lo haga saber