Archivos para el tag ‘mujeres policías’

Despedida de soltera de policías

Jorge Muñoz | 8 de mayo de 2016 a las 5:00

Si les dijera que las imágenes que acompañan a esta página se corresponden con una despedida de soltera, a nadie le extrañaría. Nadie sospecharía incluso de que las participantes en la fiesta vistieran uniformes de Policía Local y de la Guardia Civil, al fin y al cabo hay despedidas en las que las participantes utilizan disfraces de todo tipo, muchos de ellos de mal gusto. A nadie les sorprendería tampoco que este grupo de mujeres hubiesen alquilado un autocar para desplazarse por la ciudad en el contexto de esa celebración. Ni tampoco el ambiente festivo, alegre y dicharachero del que hacen gala.

En el vídeo se observa cómo las mujeres se jalean, unas a otras, para que algunas, en un juego entre gimnástico o acrobático, se cuelguen por las piernas de una de las barras horizontales de sujeción del autobús, entre el aplauso y los vítores de júbilo del resto de viajeras. A esas peripecias no se resiste ni la mujer que va vestida con el uniforme de la Guardia Civil, después de que sus compañeras la invitasen al grito de ¡la picoleta, la picoleta!. Y ésta no duda en colgarse del asidero, con la cabeza hacia abajo. Las risas se suceden y le hacen hasta la ola en un ambiente muy lúdico.
Luego le toca el turno a otra mujer vestida de policía local, que no duda en quitarse la chaqueta porque tiene mucho calor. Alguna, con la guasa, necesita ayuda para bajar de la barra. Otra utiliza un asidero vertical del autocar para simular que está en un sala de striptease, mientras las otras mujeres corean la música de Jack Nitzsche que inmortalizó el sensual baile de Kim Bassinger en la película Nueve semanas y media. Una de las mujeres, mientras está encaramada, llega a simular incluso un gesto libidinoso con su lengua.
A estas alturas todos estamos curados de espanto y la capacidad de asombro de los ciudadanos es cada vez menor. La despedida de soltera que refleja el vídeo estaría muy bien si se tratara realmente de una despedida de soltera. Pero la realidad es bien distinta. Esas mujeres que se divierten tanto no están celebrando que una de sus compañeras va a dar el paso de contraer matrimonio, de dejar atrás el mundo de la soltería.
Son en realidad mujeres que pertenecen a los cuerpos de la Policía Local de varias provincias andaluzas, entre ellas Sevilla y Cádiz. La escena se grabó en octubre de 2015 en la localidad de Jerez de la Frontera (Cádiz), dentro de los actos de conmemoración del XXX aniversario de la incorporación de la Mujer a la Policía Local, que se celebró los días 8, 9 y 10 de octubre. Un acto que contaba con la colaboración de Mupolia, la asociación de Mujeres de la Policía Local, Nacional y Guardia Civil. Y de hecho había una mujer del benemérito instituto en el autobús.
Con motivo de este homenaje, el Consistorio de la localidad gaditana organizó una serie de actividades para las mujeres policía, entre ellas la asistencia al espectáculo Cómo bailan los caballos andaluces de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre, y también se realizó una visita guiada al Alcázar de Jerez, la visita a las Bodegas González Byass y los Museos de La Atalaya.
Para facilitar los desplazamientos del grupo, el Ayuntamiento cedió además un autobús urbano, que es donde se grabaron estas imágenes.
El vídeo no tendría mayor trascendencia que otros que triunfan en youtube de no ser por varios aspectos que no pueden pasar por alto. El primero: que las mujeres que aparecen en él, aunque no estén de servicio, visten el uniforme del Cuerpo, ya sea el de la Policía Local o la Guardia Civil, y no parece que sea correcto o decoroso actuar de esa forma cuando se viste de uniforme.
El segundo: el espectáculo colgándose de las barras que protagonizan varias de las mujeres policía que viajan en el autobús para mayor divertimento de sus compañeras no resulta ya apropiado desde un punto de vista de la Seguridad Vial. No olvidemos que el autobús va en marcha, circulando por Jerez, y que cualquier frenazo o imprevisto podría haber provocado un accidente y la caída o lesión de alguna de las singulares acróbatas.
Y tercero: No se trata de ser anticuados, pero sin duda no es el mejor ejemplo que pueden dar los miembros de la Policía Local o de la Guardia Civil de cualquier ciudad, sobre todo si se tiene en cuenta que estos agentes son en la mayoría de los casos los encargados de velar por la seguridad del Tráfico y de la circulación. Es más, el vídeo es un ejemplo de lo que no debe hacerse en un vehículo a motor, y el hecho de que esa conducta la lleven acabo precisamente personas que deben velar por la seguridad vial añade un plus de gravedad a su conducta.
¿Se imaginan qué les pasaría a ustedes si una de estas agentes, en el ejercicio de sus funciones, les pilla en una actitud similar? La sanción –multa, pérdida de puntos, etc.– que les caería no se la quitaría ni el mismísimo Perry Mason, ese abogado de la ficción televisiva que era capaz de llegar a donde no lo hacía la Policía y de resolver crímenes salvando a su inocente cliente. Los miembros de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado deben tener una conducta ejemplar, vistan o no el uniforme, estén o no de servicio.