¿Qué sabes de los zumos de frutas?

Regina Martín | 22 de noviembre de 2013 a las 12:24

zumosSabemos que existen una variedad infinita de zumos en el mercado y cuando vamos a comprar nunca sabemos cuál será más beneficioso para la salud: concentrado, néctar de frutas, zumo sin azúcares añadidos, zumos con leche… Y la industria alimentaria en muchas ocasiones utiliza todo tipo de estrategias (sin azúcar añadido, “todo naranja”, “natural” o “zumo 100%”…) para conseguir que lo incorporemos a nuestra cesta de la compra.  Voy a tratar de resolver algunas de las múltiples dudas que plantean al consumidor la gran diversidad de zumos que existen.

1. ¿Cuál es la diferencia entre zumo concentrado y néctar?

El “zumo concentrado” consiste en quitar por evaporación hasta el 85 % de agua de la fruta, quedando un concentrado  reducido al 15 %. En el envasado se le añade el agua, los aromas y la pulpa perdida durante el proceso de concentración. La legislación permite que en esta reconstitución se añadan sustancias aromatizantes y vitaminas que provengan del concentrado del propio zumo de fruta o de otro zumo de frutas de la misma especie. También se puede añadir azúcar hasta un máximo de 15 g por litro. Los zumos concentrados deben indicar en su etiqueta “zumo a base de concentrado” o una expresión similar. Todos los zumos a base de concentrado deben informar en el envase de la adición de vitamina C (la norma obliga a un mínimo de 20 mg/l).

En cuanto al néctar, se obtiene añadiendo agua y azúcares o edulcorantes al zumo. El contenido de zumo de los néctares será variable: en el caso del limón y lima será de un 25% mientras que en la manzana, pera y piña será de un 50%. El resto sería agua y azúcar, por lo que el néctar de frutas vendría a ser un zumo aguado. En cuanto al tema del azúcar y la cantidad añadida depende del envasador. El néctar sin azúcar añadido significa que el azúcar ha sido sustituido por edulcorantes.

2. ¿Y los zumos refrigerados son mejores y más sanos que el resto?

Al igual que los zumos encontrados en los estantes a temperatura ambiente, los zumos refrigerados han sido sometidos a una pasteurización, es decir, han sido calentados más o menos tiempo. Los refrigerados se someten a una “pasteurización rápida”, por lo que han de conservarse en el frigorífico hasta su consumo. ¡Y ojo!, que el zumo se encuentre refrigerado no es sinónimo de que sea “más natural”.

En cambio los que no necesitan frio han sido sometidos a un tratamiento térmico más intenso (UHT) que garantiza su esterilización (ausencia de microorganismos), por lo que pueden mantenerse más tiempo en buenas condiciones.

Ventajas, en los refrigerados la calidad es mayor al conservar mejor sus características gustativas originales, pero su conservación es menor, sólo 3 meses.

3. ¿Sustituyen a una fruta?

La respuesta sin ninguna duda es NO. El zumo NUNCA sustituye una ración de fruta, ya que sus características nutricionales no son las mismas. El GREP-AEDN (Grupo de Revisión y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas Nutricionistas) ya publicó en 2006 un documento al respecto que concluye que: no se puede considerar una ración de zumo de frutas equivalente a una ración de fruta por las siguientes razones:

- La tendencia al aumento en el consumo de zumos de fruta, junto con la tendencia a una disminución en el consumo de fruta fresca; 

- El menor contenido de fibra de los zumos de fruta respecto de las frutas, lo cual resulta relevante si se tiene en cuenta la baja ingesta de fibra por parte de la población española;  

- La posible relación entre consumo de zumos de fruta y sobrepeso-obesidad; 

- La relación existente entre los azúcares de los zumos de fruta y el riesgo de caries dental; 

- La relación entre un alto consumo de zumos de fruta en niños y su estado de salud. 

4. ¿Los zumos de frutas tienen demasiada azúcar?

Los zumo naturales contendrán los azucares de las frutas elegidas. Las frutas más ricas en azúcar lo son igualmente  en zumos (ejemplo el zumo de uva). El contenido de azúcar de los néctares industriales es bastante elevado. Es mejor limitar su consumo y elegir zumos que no lleven azúcar añadido.

La UE aprobó una modificación de la legislación que regula los zumos comerciales. A partir de ahora, si se llaman “zumo” no podrán llevar azúcar añadido.

Solamente los “néctares” podrán llevar endulzantes.  Además no se permitirá que los néctares lleven la leyenda “sin azúcares añadidos” cuando estén endulzados con sacarina u otros edulcorantes como sucedía hasta ahora.

5. ¿Son los zumos de verduras más saludables?

Son más bajos en azúcar, menos ácidos (excepto el de tomate considerado una fruta en términos botánicos) y más digestivos. También es interesante su aporte de minerales (de potasio por ejemplo) y de clorofila cuyos niveles tienden a ser bajos en la mayoría de las personas.

Una buena opción para los niños es combinar en un zumo la zanahoria y la remolacha (casan muy bien con casi todas las variedades de frutas)

6. ¿Cómo podemos introducirlos en nuestra dieta?

Las personas con problemas digestivos deben evitar consumir zumos de frutas, caseros o industriales, en ayunas sobre todo si son cítricos, una buena opción sería incluirlos a media mañana o en la merienda. Para el resto de personas sin problemas de estómago o deportistas  pueden beberlos en el desayuno y después de un entrenamiento. Es recomendable no beberlos durante las comidas, en las que el agua debería ser tanto para los niños como para los adultos la bebida de preferencia.

7. ¿Es mejor elaborarlo nosotros mismos?

Por supuesto. Así estamos seguros que el producto no se ha sometido a cambios brusco de temperaturas y que conserva sus vitaminas. La única condición es que lo consumamos antes de que hayan pasado cinco minutos (que sabias nuestras abuelas cuando nos decían ¡bébete el zumo que se les van las vitaminas!). Además si lo realizamos nosotros podemos preparar nuestros propios zumos con infinidad de variedades de frutas y verduras, además de aprovechar las frutas de temporada.

 zumos1Me gustaría mostraros un curioso desglose que nos propone ‘Asozumos’ (‘Asociación Española de Fabricantes de Zumos’) sobre los beneficios que proporcionan este tipo de productos, en función de su color:

Blanco-verde: el zumo de pera y/o manzana tiene un color blanco-verde y le corresponde el compuesto bioactivo conocido como flavonoides (polifenol), cuyo efecto saludable es la protección celular y la disminución del colesterol LDL (el ‘malo’)

Azul-rojo oscuro: el zumo de frutos rojos, como el de grosellas, ciruelas, cerezas, arándanos negros y/o el de arándanos comunes es de color azul-rojo oscuro y posee antocianinas (polifenol), las cuales aumentan el flujo sanguíneo y disminuyen la inflamación vascular.

Rojo: el zumo de frutas como el tomate, el pomelo, la sandía, la guayaba y la papaya es rojo. El licopeno (carotenoide) es el compuesto bioactivo del pigmento rojo. Tienen poder en la disminución del riesgo de sufrir cáncer de próstata, e influyen en la prevención de las enfermedades cardiovasculares.

Naranja: el zumo de zanahoria, albaricoque, mango y/o goji, entre otros, es de color naranja ya que está compuesto de betacaroteno (carotenoide). Su efecto antioxidante es capaz de captar radicales libres, disminuir el riesgo de cáncer y mejorar el sistema inmune.

Amarillo-naranja: el zumo de piña, naranja, mandarina y/o de melocotón, de color amarillo naranja, ayuda a combatir el estrés oxidativo y a mejorar el sistema inmune, gracias a los carotenoides que contiene.

 Cambios en el etiquetado y otras modificaciones:

Parece ser que alguien se dio cuenta de la confusión que se creaba en los consumidores  debido a la gran variedad de zumos que existen en el mercado, con azúcar y sin azúcares añadidos, exprimidos y néctares…La norma que regula la elaboración, composición, etiquetado, presentación y publicidad de los zumos de frutas y otros productos similares destinados a la alimentación humana se publicó el 12 de Octubre del 2013 en el BOE, entrando en vigor el 28 de Octubre del 2013. Desde ese día hay 18 meses en los que los productos actuales siguen comercializándose para acabar las existencias. (Hasta el 28 de Abril del 2015).

A partir de esa fecha y durante 18 meses más, los zumos incluirán una etiqueta avisando del futuro cambio, ya que desde el 28 de Octubre de 2016 no contendrán azúcares añadidos.

Derechos personales del niño

Regina Martín | 19 de noviembre de 2013 a las 21:10

derecMañana se celebra el Día Internacional de los Derechos del Niño. La Declaración de los Derechos del Niño se firmó el 20 de noviembre de 1959 y fue aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas con la intención de promover y proteger los derechos de la infancia en todo el mundo. Aprovechando que mi blog está orientado a promover la salud infantil a través de la alimentación (uno de los derechos fundamentales del niño), si me permitís voy a hacer mi propia declaración de los derechos de nuestros niños.

DERECHOS PERSONALES

-          Los niños tienen derecho a la dignidad, a no ser insultados, violentados o vejados.

-          Los niños tienen derecho a elegir.

-          Derecho a ser tratados con respeto.

-          Derecho a decir “no” y no sentirse culpables.

-          Derecho a experimentar y expresar sus sentimientos.

-          Derecho a tomarse tiempo para parar, pensar, reflexionar y decidir.

-          Derecho a cambiar de opinión.

-          Derecho a no hacer más de lo que humanamente sean capaces.

-          Derecho a solicitar información.

-          Derecho a cometer errores.

-          Derecho a sentirse bien consigo mismo.

-          Los niños tienen derecho a que se proteja y se fomente su salud y a que se legisle para ello.

-          Los niños tienen derecho a que se fomente la lactancia materna.

-          Los niños tienen derecho a una dieta equilibrada que les permita crecer sanos y potenciar todas sus capacidades físicas y personales.

-          Los niños tienen derecho a que su cuidado sea lo más saludable posible y tienen derecho a que en su nacimiento y crianza se apliquen protocolos avalados por la evidencia científica.

-          Los niños tienen derecho a que les protejamos y les cuidemos sin caer en la sobreprotección o el autoritarismo.

-          Y los niños tienen derecho a que nosotros, sus padres, luchemos por conseguir que sus derechos se cumplan.

Podría seguir y se me ocurrirían muchos más, pero eso ya os lo dejo a vosotros…

Aprendamos Nuestros Derechos

Masticar bien es primordial en la infancia

Regina Martín | 6 de noviembre de 2013 a las 12:07

come soloExpertos en odontopediatría recomiendan no alimentar al niño con demasiadas comidas trituradas y preparadas ya que no les permite desarrollar la musculatura cráneo-facial. Esta alimentación limita la masticación y afecta al desarrollo de la oclusión de los molares, en particular de la superficie masticatoria de estos dientes. La infancia es un período vital para el desarrollo muscular en el crecimiento infantil. De la misma manera  que se aconseja que los niños practiquen ejercicio físico para conseguir un mejor desarrollo y crecimiento de los músculos y huesos, también es importante ejercitar la musculatura de la masticación.

Los malos hábitos de alimentación y masticación explican por qué los niños necesitan en la actualidad más aparatos de ortodoncia para corregir la posición de su dentadura. Hoy en día los niños pequeños apenas tienen necesidad de masticar, porque la mayoría de los alimentos que consumen son de consistencia blanda.

Hemos pasado del  pan con corteza como base de los bocadillos de los recreos y las meriendas, preparados con el pan del día anterior, al pan de molde sin corteza o a la bollería industrial. Las ensaladas preparadas con alimentos crudos o aquello tan sencillo como masticar una zanahoria han dejado paso a los purés o papillas muy tamizados evitando todo tipo de tropezones. Igual ocurre con las frutas, las más aceptadas entre los pequeños son aquellas de consistencia blanda: plátano, fresas, sandía o melón, sin embargo aquellas como la manzana o la pera les da más pereza debido a su consistencia. En la elección y preparación de las carnes tiene más puntos a su favor las salchichas,  hamburguesas y albóndigas que sustituyen a sus variantes más consistentes como son los filetes o la carne guisada.

 Una edad para cada alimento

 A partir de los 8-9 meses el niño ya tiene la madurez neurológica para manejar sólidos, ya es capaz de tragar alimentos más espesos.

- Puedes empezar  por servirle al principio purés líquidos hasta llegar, de manera gradual, a un puré más espeso.

-  Cuando se haya acostumbrado a comerlos de esta manera, se le puede aplastar un trozo de patata cocida y servírsela en el puré, también puedes añadirle un tropiezo de carne o pescado, primero triturado y luego en trozos más pequeños.

- Más adelante podemos mezclárselo con arroz sin triturar (más bien pasadito) o con pasta tipo maravillas o estrellitas.

- Además de los purés es bueno ofrecer varias veces al día alimentos blandos que puedan llevarse a la boca y masticar: migas de pan, arroz inflado, trocitos de patata, frutas maduras  troceadas (sin semillas ni piel), carnes troceadas…

 A partir de los 12-13 meses se ofrecerá casi la misma comida que a los adultos de la casa.

-Ofrecer alimentos que tengan alta densidad nutricional, troceados o aplastados, trozos de pan, cereales, queso, frutas o verduras blandas…

-Chafar con el tenedor los alimentos más blandos como patata o zanahoria hervida, el plátano o el arroz hervido.

-En el caso de las frutas, podemos empezar rallando la manzana y la pera con rallador y  más adelante pasaremos a servirle macedonia con zumo de naranja, brochetas, crepes o frutas mezcladas con yogur o bizcocho. Por otra parte, si le preparas zumo de naranja, no lo cueles, así lograrás que se habitúe a encontrarse la fibra de la fruta.

- Los alimentos proteicos, como el pollo, se puede cortar en trozos pequeños con el cuchillo o pedir que se lo piquen en la tienda y pasarlo con un poco de aceite por la sartén. La carne de ternera o de cerdo se la podemos dar picada en un delicioso plato de albóndigas en salsa. Cortar el jamón en tiritas. El huevo pasado por agua o en tortilla. El pescado primero hervido y más adelante se lo ofreceremos frito.

-Introducir las verduras cocidas, el tomate cortado en trocitos y las verduras crudas en juliana (zanahorias, rábanos…)

  Directrices para los padres

 - Esperar hasta que el bebé sea capaz de estar sentado de forma independiente y esté preparado para masticar.

- Alentar y apoyar la capacidad del bebé para experimentar con la comida, comer con los dedos le proporciona muchos estímulos: al tocar el alimento descubre nuevas texturas y siente el contraste de la temperatura frío/caliente, y al llevárselo a la boca ejercita la coordinación mano-ojo.

- Prepararle suculentos menús con contraste de colores para que el niño no se pueda resistir  y experimente con ellos.

- No preocuparse porque se manche, ponerle un gran babero y permitirle la suciedad propia de la edad.

Con imaginación puedes hacer las combinaciones que más te gusten, y lo ideal sería adaptar el menú normal de la familia a él en la medida que sea posible, para acostumbrarse a los sabores de la casa.

La seguridad es la máxima prioridad en la selección de los alimentos para tu hijo.  Evita aquellos alimentos que supongan riesgo de atragantamiento: frutos secos, uvas enteras, caramelos, palomitas, aceitunas…

Si al bebé no le gusta una textura, espera unos días y repite la experiencia con otro alimento. No le fuerces a comérselo. La diversificación alimentaria es un proceso lento; no tengas prisa. No conviertas las comidas en un chantaje afectivo (¡cómetelo por mamá!) ni en una relación de fuerza. Hay niños que se adaptan fácilmente y otros que necesitan su tiempo.

 

Más información: Instituto de Nutrición Tomás pascual

El panga ¿culpable o inocente?

Regina Martín | 18 de octubre de 2013 a las 10:29

imagesCA5Y3YN9En los últimos años se ha hablado y escrito mucho sobre el panga, un pescado que ha estado rodeado de polémica desde que comenzó a importarse a España de forma masiva. España se ha convertido a gran velocidad en el segundo importador mundial de panga después de Rusia, sin embargo Estados Unidos, ha prohibido su importación.

Su bajo precio los convierte en perfectos para las empresas de catering, por ello están incluidos en menús de colegios, guarderías y otros comedores sociales como residencias de ancianos, etc. El consejo saludable de consumir pescado varias veces en semana, pierde importancia cuando hablamos de esta insustancial variedad.

¿A qué se debe su éxito? Este pescado se ha hecho muy popular en España por dos razones fundamentales:

1. Desde el punto de vista de la presentación, nada que achacar. Grandes filetes blancos, sin piel, fáciles de preparar, cocinar y envasar. Apenas tienen espinas, por lo que son fáciles y cómodos de comer, especialmente atractivos para los menús infantiles (todos somos conscientes del trabajo que cuesta que los niños coman pescado).

2. Su precio es muy asequible. El motivo es que tiene un coste de producción muy bajo porque se alimenta de pienso y engorda en muy poco tiempo, por lo que es un negocio redondo para  los empresarios vietnamitas. Esto explica que lo hayan bautizado como “el pescado de la crisis” debido a que su consumo ha aumentado considerablemente desde el año 2004 y de forma más vertiginosa desde el estallido de la crisis económica.

¿Qué es el panga?

El panga, en latín Pangasius hypophthalmus, es un pescado blanco de agua dulce que es omnívoro y en su fase adulta, generalmente, llega a medir unos 1,40 metros de longitud y a pesar en torno a 44 kilogramos.

¿Cómo se cultiva?

El cultivo del panga puede realizarse de dos formas, en función del destino del productor. Cuando se cultiva para consumo propio, el cultivo más habitual son las jaulas. Los vietnamitas viven en casas flotantes bajo las cuales está la jaula, con unas dimensiones de unos 500 metros cúbicos. En el porche de la casa hay una trampilla por la cual se alimenta a los animales. Para entendernos, podríamos decir que es como vivir sobre una batea.

piscifactoria

Por otro lado, los ejemplares que se comercializan proceden de granjas acuícolas asiáticas, principalmente vietnamitas, en las que hay más peces que agua. Los cultivan en cajas flotantes en las mismas charcas y ríos, muy rentable para los empresarios. Algunas empresas españolas (Pescanova comenzará a criarlo antes de final de año)están entrando en este negocio y están realizando los cultivos en países como Mozambique.

Si “echamos un vistazo” en YouTube podemos encontrar videos como este. Está en francés, pero, sin entender el idioma, se comprende perfectamente el mensaje.

 

Aspectos higiénico-sanitarios

Entre los aspectos más importantes que preocupan al consumidor se encuentran los relacionados con la seguridad alimentaria. Las condiciones de crianza, entre las que se encuentran el hacinamiento y la administración de antibióticos y hormonas para lograr hembras, generan una contaminación de las aguas que propician la acumulación de sustancias indeseadas en el producto final.

La Organización de Consumidores y usuarios (OCU) y la Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) llegan a la conclusión de  que el panga puede presentar ciertos contaminantes, como mercurio o pesticidas, aunque en cantidades que no son preocupantes. Por ese motivo un adulto no debería consumirlo más de una vez por semana, mientras que personas sensibles como niños y embarazadas no deberían consumirlo más de una vez cada dos semanas.

Aspectos nutricionales

Otra de las cosas que se dice sobre el panga, es que apenas aporta nutrientes. ¿Es esto cierto?

Los aspectos nutricionales más destacables de cualquier pescado son principalmente su contenido en ácidos grasos insaturados (los famosos omega 3) y sus proteínas (además de vitaminas y minerales). El panga además de ser un pescado insípido que apenas tiene sabor, contiene la mitad de proteínas que otros pescados y muy pocos ácidos grasos omega-3. Su composición se debe muy probablemente tanto a las características propias de la especie, como a la dieta y al método de producción.

Es curioso que siendo España un país eminentemente marítimo asentado en una península y dos archipiélagos y teniendo un acceso fácil a los productos del mar (productos que forman parte de nuestra saludable Dieta Mediterránea), exportemos lo mejor de lo nuestro e importemos lo peor de los de fuera.

 http://www.aesan.msc.es/SIAC-WEB/pregunta.do?reqCode=retrieve&bean.id=201

 http://www.ocu.org/alimentacion/alimentos/noticias/contaminantes-en-los-filetes-de-pescado488274

Quince respuestas sobre el huevo que deberías saber

Regina Martín | 3 de octubre de 2013 a las 11:44

huevEl huevo es uno de los alimentos con mayor presencia en las cocinas domésticas. Su gran versatilidad lo hace un producto apto para numerosas preparaciones culinarias, desde crudos para la elaboración de salsas, a otras recetas como fritos o escaldados. Sin embargo, a pesar de su omnipresencia, el huevo es realmente un gran desconocido para muchas personas, pesan sobre él muchas dudas en cuanto a su manipulación, conservación y tratamiento. Voy a tratar de resolver algunas de las múltiples dudas que plantean al consumidor sobre cuál es la mejor forma de conservarlos, durante cuánto tiempo, qué indica la etiqueta o si aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 1. ¿Deben guardarse en casa en la nevera?

Sí. Hay que evitar fluctuaciones de temperatura ya que los cambios provocan condensaciones en la cáscara que favorece un aumento de la humedad y, por tanto, una rápida multiplicación de patógenos. En la nevera, pueden guardarse durante unos 10 días en la zona destinada para ellos y con la parte puntiaguda hacia abajo entre 1ºC y 4ºC. Debe tenerse en cuenta que la cáscara es porosa y, por tanto, pueden absorber olores de alimentos como el pescado o la cebolla. Deben almacenarse lejos de alimentos con olores fuertes.

Las fluctuaciones  de temperatura es crítico para la seguridad.  Con los asuntos de Salmonella, los huevos  después de la puesta deben ser refrigerados lo más pronto posible. Después de que los huevos sean refrigerados deben mantenerse así. Una vez refrigerados no deben ser dejados a temperatura ambiente por más de 2 horas, porque al dejarlos ellos pueden sudar facilitando el crecimiento de las bacterias.

 2. ¿Por qué en las tiendas no están refrigerados?

Porque los cambios bruscos de temperatura pueden provocar la condensación en la superficie del huevo, lo que facilitaría el desarrollo de microorganismos y su entrada al interior a través de los poros que posee la cáscara. Para evitarlo, es preferible mantenerlos a temperatura ambiente en tiendas y supermercados.

 3. ¿Se pueden congelar los huevos?

Los huevos admiten bien la congelación, tanto el huevo entero como la clara por separado. Es importante que si se congela la clara no haya ningún trazo de yema. Se pueden congelar en botes de vidrio con cierre hermético. Para la descongelación, es recomendable hacerlo en la nevera, no a temperatura ambiente.

 4. ¿Hay que lavarlo antes de consumirlo?

Los huevos no deben lavarse a menos que se vayan a consumir inmediatamente, porque al lavarlos se destruye la fina capa natural que los protege de la entrada de microorganismos desde el exterior durante su conservación. Si aun así, sientes la imperiosa necesidad de lavarlos o limpiarlos, debes hacerlo justo antes de su cocinado (puedes limpiarlos con un paño suave o lavarlos, siempre que a continuación los seques muy bien con papel de cocina de un solo uso).

 5. ¿Qué significa la información que figura en el etiquetado de los huevos?

La información que debe aparecer en el envase en el que se comercializan los huevos, es la siguiente:

Categoría. Existen dos categorías de huevos: la categoría A, que corresponde a los huevos de más calidad y que son destinados al consumo doméstico, y la categoría B que corresponde a huevos de menor calidad que son destinados a la industria, para ser transformados en otros productos.

-Clase: según el peso, los huevos pueden ser de cuatro clases: 

  • supergrandes o XL: de 73 gramos o más
  • grandes o L: entre 63 y 73 g
  • medianos o M: entre 53 y 63 g
  • pequeños o S: menos de 53 g

-Forma de cría de las gallinas: 

  • criadas en jaula,
  • criadas en suelo,
  • gallinas camperas,
  • gallinas de producción ecológica

-Explicación del código marcado en el huevo:

  • Primer dígito: forma de cría de las gallinas (0, huevos de producción ecológica; 1, huevos de gallinas camperas; 2, huevos de gallinas criadas en suelo; 3, huevos de gallinas criadas en jaula).
  • Dos letras siguientes: país de la Unión Europea donde se han producido los huevos
  • Resto de dígitos: granja de producción. Los dos primeros dígitos corresponden al código de la provincia, los tres siguientes al municipio, y los restantes a la granja correspondiente.

codigo

 6. ¿Por qué hay huevos de distintos colores? ¿Es mejor el huevo moreno que el blanco?

Los huevos de gallina pueden ser marrones o blancos. El color no es sinónimo de nada que tenga que ver con su contenido nutricional, solo depende de la raza de la gallina ponedora. Los huevos de color marrón son puestos por las gallinas de raza roja; las gallinas blancas ponen los huevos blancos. El color se debe a un pigmento sintetizado por diversas razas de aves. Pero al tratarse los morenos de una cáscara más sólida y menos permeable, permite una mejor conservación del huevo.

 7. ¿Cuál es el patógeno más común en los huevos?

 El huevo es el alimento por excelencia que puede contaminarse por Salmonella, bien a través de la cáscara o por medio de aves infectadas. La cáscara es vulnerable al ataque de esta bacteria, que logra vencer su resistencia y penetrarla. Para evitar la contaminación, deben adquirirse huevos con la cáscara limpia e intacta, manipularlos con las manos limpias y mantener una adecuada cocción.

8. ¿Cómo se obtienen los huevos de dos yemas?

Los huevos de dos yemas se forman cuando se producen dos ovulaciones al mismo tiempo y siguen su proceso conjuntamente. Estas ovulaciones múltiples, que son hereditarias, se producen en gallinas jóvenes que aún no han sincronizado su ciclo de puesta y también en estados de sobrealimentación. Además, existen razas híbridas que producen estos huevos de doble yema de forma habitual, como algunas razas autóctonas del este de la India.

2 yemas

 9. ¿Qué hacer si en el cartón hay un huevo roto?

 Si se detecta un huevo con la cáscara dañada, con mal aspecto o mal olor, debe descartarse y no consumir. También deberán desecharse los huevos con color, olor o sabor extraños.

 10. ¿Cuál es la mejor manera de romper un huevo?

Es preferible no hacerlo en el borde del recipiente en el que se vaya a batir o preparar una salsa. Lo más recomendable es usar otro recipiente solo para este fin, y evitar que caigan restos de cáscara sobre el interior del huevo. También debería evitarse separar las claras de las yemas con la propia cáscara del huevo.

Os voy a mostrar un truco que hace furor en Internet para separar la yema de la clara de una forma sencilla

11. ¿Cómo saber si un huevo es fresco?

La posición de la yema y de la clara del huevo indica si el producto está fresco o no. En la clara se deben apreciar dos formas definidas;  una más densa y otra que la rodea más fluida, pero sin llegar a ser líquida. La yema de un huevo fresco es densa, bien centrada en la clara y con cierto abombamiento. Cuando se fríe o se escalfa queda compacta. Con el paso del tiempo, la yema pierde pomposidad y se desplaza a un lado. Otra forma de averiguarlo puede ser colocarlo en un vaso con agua. Un huevo fresco no flota debido a que es más denso que el agua, pero a medida que envejece, pierde peso y el tamaño de su cámara de aire aumenta (la densidad del huevo disminuye), por lo que flota cada vez más. Si el huevo subiera hasta la superficie, habría que descartarlo para el consumo.

 12. ¿Se pueden comer los huevos con manchas rojas o “nubes” en las claras?

Las manchas rojas que pueden aparecer en la yema no tienen importancia y se pueden retirar con la punta de un cuchillo. La clara también puede tener nubes que no altera la calidad del huevo y además son indicios de su frescura.

 13. ¿Es digestivo el huevo?

El huevo se puede consumir a cualquier hora. La mayor o menor facilidad para digerirlo depende muchas veces de su preparación. El huevo cocido se digiere mejor que el frito y no es aconsejable consumirlo crudo, ya que el organismo lo digiere menos  debido a que en estado líquido la clara resiste la acción de los jugos gástricos y sólo el 50% es absorbido, por el contrario cuando está coagulada por el calor, se digiere en un 92 %.

 14. ¿El huevo engorda?

 No, y además puede suponer una ayuda en el control de peso, pues proporciona una cantidad elevada de nutrientes junto con un aporte bajo de calorías, lo que unido a su efecto saciante hace al huevo útil en el control de peso. Su elevado contenido en proteínas ayuda al crecimiento muscular y a frenar la pérdida de músculo cuando se hace ejercicio de forma intensiva o se sigue una dieta hipocalórica. El alto poder saciante del huevo hace que los niños se sientan llenos después de la comida en la que se ha incluido este alimento, lo que contribuye a evitar una ingesta calórica excesiva. Por ello, ayuda a prevenir el sobrepeso y la obesidad.

 15. Y la pregunta del millón… ¿Son malos los huevos para el colesterol? ¿Cuántos debemos consumir a la semana?

Por su contenido en colesterol (unos 200mg/unidad), se ha relacionado, erróneamente, al huevo con aumentos de los niveles de colesterol en sangre y del riesgo cardiovascular. Sin embargo el huevo tiene otros componentes beneficiosos que ayudan a desmitifican este error.

Múltiples estudios publicados en los últimos años confirman que a pesar de su contenido en colesterol (unos 200mg/unidad) el consumo de huevos no eleva el riesgo cardiovascular en personas sanas, puesto que aporta fosfolípidos y grasas insaturadas en su composición, junto a algunas vitaminas y antioxidantes que favorecen la prevención de la arterioesclerosis.

Frecuencia de consumo aconsejada

 

Grupo de alimentos Grupo de población Frecuencia recomendada
Huevos Niños (3 a 12 años) 2-3 raciones/semana
Huevos Adolescentes(12 a 18 años) 3-4 raciones/semana
Huevos Adultos 2-3 raciones/semana
Huevos Lactancia y embarazo 3-4 raciones/semana
Huevos Ancianos 2-3 raciones/semana

 

*En caso de alteraciones metabólicas, siga el consejo de su médico.

 

 

Técnicas para cocinar sin grasas

Regina Martín | 27 de septiembre de 2013 a las 12:52

imagesCAYOQVL8Controlar la cantidad de aceite

El aceite de oliva virgen extra es una buena fuente de vitamina E y ciertas sustancias antioxidantes, es rico en grasas monoinsaturadas que son buenas para la salud, pero lo cierto es que 1 gramo de aceite de oliva o de cualquier otro tipo de aceite aporta 9 Kcal por gramo. A la hora de realizar una dieta sana y equilibrada, se puede realizar cualquier tipo de preparación siempre y cuando no se utilice más cantidad de la necesaria. Puedes preparar tus alimentos guisados, al horno, a la plancha, al microondas, utiliza tu imaginación y creatividad.

Cada miembro de la familia necesita consumir tres cucharadas soperas de aceite al día (preferentemente aceite de oliva). Puedes repartir una cuchara para la comida, otra para la cena y la tercera distribuirla entre el desayuno, media mañana y merienda.

1 cuchara sopera = 3 cucharitas de postre = 10 ml = 90 Kcal

Trucos para utilizar poco aceite al cocinar:

- Esperar a que el aceite esté caliente antes de incorporar los alimentos de esta forma utilizaremos menos cantidad.

- Emplear siempre sartenes antiadherentes y brochas de silicona (más higiénicas y fáciles de limpiar que los antiguos pinceles) para pintar con aceite el fondo de la sartén. Si no tenemos brocha de silicona, podemos utilizar papel de cocina mojado en la cantidad de aceite recomendado y untar con él el fondo de la sartén. Los sofritos o rehogados se deben hacer en sartén antiadherente y con una o dos cucharadas de aceite. Las sartenes antiadherentes hay que cuidarlas mucho, evitando usar espumaderas de metal o estropajos que las rayen. Cuando se va quitando la capa gris de teflón hay que suprimirlas.

- Utilizar sprays, pulverizadores o atomizadores de aceite. Dispensan finas gotas de aceite de oliva de forma controlada, sin excesos y uniformemente. Se pueden introducir aceites aromatizados (con romero, albahaca, ajo…) pero no conviene que tengan elementos añadidos. Puedes utilizarlo para aliñar ensaladas, con dos o tres toques podrás embadurnar todas las verduras y utilizarás muchísimo menos aceite que si lo echases directamente de la botella.

- Los aliños siempre deben hacerse como vinagreta para controlar la cantidad de aceite que ponemos y para aprovechar mejor los sabores. Una vinagreta consiste en mezclar en un tazón los ingredientes con los que se aliñará la ensalada, en lugar de añadirlos por separado. Se pueden realizar vinagretas con distintos ingredientes como limón, mostaza, ajo, perejil, estragón, hierbas provenzales,  etc.

 SALSAS

Podemos realizar una mayonesa más ligera (lactonesa) sustituyendo el huevo por leche desnatada o aligerar una mayonesa normal mezclándola con leche desnatada o yogur natural desnatado.

También podemos probar salsas realizadas con yogur desnatado o con queso blanco. Otra opción es utilizar vinagre de Módena, mostaza de grano o semillas, salsa de soja, el curry o algunas hierbas (eneldo, estragón, etc.).

 CALDOS DESGRASADOS

Para que el caldo tenga más sabor, mejor color y menos grasa, antes de poner los huesos y las carnes en el agua de la cocción, se colocan en una bandeja o fuente refractaria de horno, se rocían con aceite y se meten al horno precalentado hasta que se doren un poco. Hay que remover de vez en cuando. Al sacarlos, se mezclan con la verdura y el agua fría, sin los jugos que han soltado, y se cuecen unas horas. Así se consigue un sabroso caldo sin apenas grasa.

Para desgrasarlo: Una vez preparado el plato, meterlo en la nevera, de forma que la grasa se solidifique y podamos eliminarla del resto del plato. Si tenemos prisa podemos enfriar el recipiente donde tenemos el caldo metiéndolo en agua fría o añadiéndole hielo hará que se solidifique la grasa y la podamos eliminar haciendo el plato mucho más saludable o  pasando una servilleta de papel doblada por la superficie del caldo caliente para intentar filtrar la grasa.

 VERDURAS, HORTALIZAS Y TUBERCULOS

La técnica culinaria más aconsejable para preservar los nutrientes y el sabor de las verduras es la cocción al vapor o con poca agua en olla exprés. Están más sabrosas y son más sanas. También  preserva el contenido vitamínico el cocinado con microondas, además de ahorrar grasa de cocción. Las verduras al vapor duran mucho sin estropearse en el frigorífico, así que se pueden preparar el día de la compra, guardarlas en la nevera e ir usándolas conforme se quiera. Además son muy socorridas si se llega a casa y no se tiene nada preparado, porque sólo hay que aliñarlas para comerlas, ya sea frías en ensalada o calientes.

- Patatas fritas con poco aceite. Se pelan las patatas y se cortan de la forma deseada (cuanto más finas sean, antes se cocinarán). Se introducen en el microondas bien extendidas en un recipiente (pyrex o lekue), pulverizadas con aceite de oliva y una pizca de sal. Se tapa el recipiente y se cocina a potencia máxima durante unos 4-5 minutos aproximadamente según la cantidad. Cuando estén cocidas, se saltean en una sartén antiadherente para que se doren. Estas patatas pueden servirse como guarnición o ser la base para elaborar una tortilla de patatas menos grasa. También podemos freír con poco aceite en aquellos microondas que tengan la función Crisp.

 LEGUMBRES

- Sustituye la carne y las grasas por verduras (judías verdes, puerros, ajo, pimiento, cebolla y zanahoria…).

- Cocer el chorizo, la morcilla o el tocino aparte (en un caldo de verduras) para que no aporten el exceso de grasa que suelen contener, de esta manera además eliminamos parte de esta grasa. Para aportar el sabor del chorizo podemos utilizar un buen Pimentón de la Vera, que le dará buen sabor sin añadir nada de grasa. Si finalmente lo echamos en el guiso añadir un pimiento rojo o un nabo y luego retirarlo ayuda a absorben las grasas.

- Cuando hagas puchero, ve quitando las capas de grasa que salen a la superficie.

 CARNES Y PESCADOS

- Retírale la piel al pollo, pato o pavo, porque ésta es la parte que contiene más grasa. Si en alguna ocasión no quieres renunciar a la piel dorada y crujiente, pincha el ave con un tenedor en varias partes para que salga la grasa al hacerse.

-Si es posible, cocina el pescado en papel de aluminio, no sólo ahorrarás grasa para la cocción sino que el pescado también mantendrá mejor su sabor.

 HUEVOS

Es aconsejable cocinar los huevos o en tortillas, a la plancha o revuelto con poco aceite. También se pueden preparar duros, pasados por agua o escalfados (escalfado: añadir el huevo cuando rompa a hervir el agua, con sal y vinagre o zumo de limón. Así queda la clara cuajada y la yema cremosa).

También podemos freírlo en tomate frito (es muy cómodo para hacerlo con arroz a la cubana) de esta forma nos ahorraremos el aceite y algunas calorías.

Dietas milagro: fraude o realidad

Regina Martín | 11 de septiembre de 2013 a las 12:12

imagesCA04IRKPEn septiembre, todos queremos acabar rápidamente con esos kilos de más. Pero privarnos de aquellos alimentos que nos gustan es un rollo y montar en bicicleta o hacer ejercicio es muy cansado. Así que por qué no doblegar la fe ante esas “dietas milagro” que prometen mantener la báscula a raya sin pasar hambre, sin esfuerzo y, lo mejor, en pocos días. Parece que, cuanto más difíciles sean de seguir, cuánto más extravagantes, restrictivas, prohibitivas, raras, cuánto más dinero nos gastemos, mejor es la dieta y más nos lo creemos.

La variedad de dietas de adelgazamiento es, teniendo en cuenta todas las variables implicadas, casi infinita: dietas disociada; dietas ricas y/o bajas en hidratos de carbono, altas y bajas en grasas y/o en proteínas; de bajo y muy bajo aporte calórico; dietas que encumbran a determinados alimentos, dietas que prohíben otros, etc. Sin embargo, las cifras de obesidad entre la población general no bajan, o más bien al contrario, aumentan. Con lo cual… ¡algo falla!

Y junto a la dieta las pastillas o suplementos dietéticos. El último que ha hecho furor este año ha sido la “cetona de frambuesa “quemagrasas”??? (otra tontería más). Pero junto a éste hay muchos otros  productos. La lista de los que se anuncian en Internet o se venden incluso en las farmacias como potentes ‘quemagrasas’ es interminable: Lipotrim, L-Carnitina, Arkocapsulas Citrus, Arkochim 4321 Ultimate, Bimanán C.L.A., entre otros.

Estos productos milagrosos, que se venden como churros llegan a nosotros de una manera fácil, incluso a través de farmacias (lo que trasmite a muchos clientes ciertas garantías) o herboristerías. La razón es que al no ser catalogados como fármacos sino como suplementos o productos dietéticos no pasan por ensayos clínicos ni por controles exhaustivos. No se sabe los efectos a largo plazo, y por muy naturales que sean, pueden ser peligrosos para la salud a largo plazo y dependiendo de la dosis que se tome.

 

COMO RECONOCER UNA DIETA MILAGRO

- La única masa metabólicamente activa de nuestro organismo es el músculo, por lo que, cuanto más músculo tengamos más activo será nuestro metabolismo. Para tener músculo necesitamos glucógeno, y eso, amigos son los HIDRATOS DE CARBONO. La mitificación de las proteínas como base de la alimentación, para perder peso es un error, desconfía de todas aquellas dietas que prohíben o restringen al mínimo los hidratos de carbono. Eso sí, elige bien tus carbohidratos, aquéllos complejos y ricos en fibra (pasta, arroz, legumbres, fruta, verduras… a ser posible integrales).

- Desconfía de aquéllas dietas que te prometan perder más de 5 kg a la semana. Seguramente se trata de dietas restrictivas, disociadas o prohibitivas que lo único que te van a hacer perder es agua y glucógeno, ya que, por cada gramo de glucógeno acumulado en el músculo se pierden 3 gramos de agua, así que haz tu mismo las cuentas y mira cuándo empiezas a perder la grasa acumulada. En una dieta sin hidratos de carbono, o con muy poquitos, lo primero que se pierde es glucógeno, ya que nuestro cerebro necesita glucosa para funcionar y la extraerá de los músculos.

- Huye de las dietas “depurativas” ya que principalmente se basan en beber agua con algún producto (diurético) mágico. Simplemente bebe más agua y come más fruta y verdura que son ricas en agua.

- Sospecha cuando en el plan escogido hay alimentos prohibidos. “Una dieta saludable no tiene restricciones de ningún alimento permitido por la Agencia Española de Seguridad Alimentaria. Se puede comer de todo, pero en menores cantidades. El secreto está en la preparación, mejor al horno, a la parrilla y al vapor. Hay que olvidarse de las frituras.  Lo ideal es que “la dieta se componga en un 50%-60% de hidratos de carbono (cereales, frutas y verduras), un 30% de grasa (aceite de oliva) y un 10%-15% proteínas (carne, pescado, huevos, etc.)”.

- Aquellas que prometan perder kilos en un tiempo récord sin riesgos para la salud. Este tratamiento debe realizarse bajo control de un dietista-nutricionista. Las dietas prescritas por personas ajenas al campo de la nutrición se caracterizan por las escasas calorías que aportan (entre 400 y 750 al día).

- Saltarse comidas no adelgaza. Debemos realizar cinco comidas diarias. El cuerpo es una máquina, que debemos tener siempre en funcionamiento. Cada vez que ingerimos algo, nuestro metabolismo se pone en marcha para hacer la digestión, etc, y eso consume energía (calorías). Perderemos más peso si consumimos las mismas calorías en cinco tomas que en tres.

 

Si tienes cualquier duda en torno a tu alimentación o la de tu familia o quieres conocer la manera más sana de adelgazar, puedes acudir a un dietista-nutricionista, que además de confeccionar una dieta equilibrada y adecuada al estilo de vida y necesidades de quien lo requiera, llevará a cabo una educación nutricional esencial para que toda la familia comprenda que jugar con la alimentación es jugar con la salud.

“En pocas palabras, una buena dieta consiste en comer un poco de todo y no demasiado de nada. (…) La gente se pregunta frecuentemente si ciertos alimentos son buenos o malos. La respuesta es que no existen alimentos malos, sino dietas malas”. (Francisco Grande Covián)

Consejos nutricionales sobre la lactancia materna

Regina Martín | 27 de agosto de 2013 a las 20:00

sema lacEn la primera semana de agosto se celebró en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna, destinada a fomentar la lactancia materna.  La lactancia natural es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su hijo recién nacido. No sólo considerando su composición sino también el aspecto emocional ya que el vínculo afectivo que se establece entre una madre y su bebé amamantado constituye una experiencia especial, singular e intensa. En ocasiones la lactancia materna puede generar dudas ¿Cuánto debo comer?  ¿Qué hay que evitar?  ¿Cómo puede afectar la dieta a mi bebé?…

Preguntas y respuestas:

-          ¿Necesito más calorías durante la lactancia?

Sí, puede que tenga que comer un poco más.La energía deberá estar aumentada en 500 kcal/día suplementarias y las proteínas en 2 g/Kg peso/día. Los otros nutrientes en cantidad similar que durante la gestación.  Para obtener estas calorías extras, se debe optar por opciones sanas, ricas en nutrientes.

-           ¿Qué alimentos debo comer durante la lactancia?

La dieta sana para una madre lactante es igual que para todo el mundo: una base de cereales (pan, arroz, pasta…) y legumbres (lentejas, garbanzos, alubias…), complementada con frutas o verduras y carne y pescado de vez en cuando. Conviene no abusar de azúcar y dulces, aperitivos salados, refrescos azucarados, grasas…

Elija alimentos ricos en hierro, proteínas y calcio. También es importante consumir alimentos ricos en  vitamina D y si hay una exposición limitada al sol, es posible que su bebe necesite suplemento de dicha vitamina. 

-          ¿Hay alimentos prohibidos mientras se da el pecho?

Algunos alimentos cambian el sabor de la leche (ajos, cebollas, espárragos, alcachofas, especias….), pero no hacen que el niño coma más o menos. Esto expondrá su bebé para todos los gustos, lo que podría ayudarle en un futuro a que acepte más fácilmente otra variedad de alimentos

Ningún alimento que tome la madre causa gases en su hijo. Esta es una creencia falsa. Ciertos alimentos producen gases en el intestino durante la digestión. Pero ese gas no puede pasar a la leche, porque para hacerlo tendría que pasar por la sangre.

Alergias. Si el niño es alérgico a algún alimento, el pediatra te recomendará que dejes de comerlo durante la lactancia.

-          ¿Cuánto líquido debo beber durante la lactancia?

Las madres lactantes necesitan un consumo adecuado de líquidos para mantenerse hidratadas. Si das el pecho, tendrás más sed de lo habitual, sobre todo durante la toma, pues la hormona oxitocina produce sed. Coloca un vaso de agua cerca cuando le estés dando el pecho o intenta  beber al menos ocho vasos de agua u otros líquidos al día (¡ten cuidado con los zumos comerciales y las bebidas azucaradas!).

-          ¿Qué pasa con la dieta vegetariana y la lactancia?

 Si sigues una dieta vegetariana, probablemente ya sabrás de la importancia de elegir los alimentos que te darán los nutrientes que necesitas.  Esto es especialmente importante durante la lactancia. La vitamina B-12 se encuentra casi exclusivamente en productos de origen animal, por lo que puede ser difícil obtener suficiente en algunas dietas vegetarianas.  La vitamina B-12 es esencial para el desarrollo del cerebro del bebé.

-          ¿Puedo adelgazar si estoy dando de mamar?

En principio, la práctica de la lactancia materna te ayuda a recuperar más rápidamente tu peso porque gran parte de las reservas grasas se utilizan para la producción de la leche. Así mismo, la alimentación durante este periodo puede repercutir en la calidad de la leche influyendo en su perfil lipídico y en la cantidad de vitaminas que contenga. No así en la cantidad de la leche que produzca la madre, ya que eso sólo se ve repercutido por la propia succión del bebé. Por todo ello no se aconseja seguir un plan de adelgazamiento estricto hasta que no se haya abandonado la etapa de amamantamiento del bebé.

-          ¿Qué alimentos y bebidas debo limitar o evitar durante la lactancia?

Alcohol: No hay nivel de alcohol en la leche materna que se considere seguro para el bebé.

Cafeína: Evite el consumo de más de 500 a 750 ml  de bebidas con cafeína al día.  La cafeína en la leche materna puede agitar a tu bebé o interferir en su sueño.

Pescado: Los mariscos y pescados son una gran fuente de proteínas y hierro – nutrientes esenciales para el crecimiento de su bebé y el desarrollo. Además, los ácidos grasos omega-3 en el pescado pueden promover el desarrollo del cerebro del bebé. En abril de 2011 la EFSA y AESAN recomiendan a mujeres en periodo de lactancia limitar el consumo de  Pez Espada, Tiburón, Lucio y Atún Rojo (son las especies más contaminadas con mercurio).

 

En ocasiones el cansancio, la falta de apoyo, la tensión, la incertidumbre, la falta de experiencia o independencia, así como las condiciones laborales,  pueden dificultar la lactancia. La OMS acertadamente lanza un mensaje de apoyo a la lactancia materna implicando a las mamás y a todos aquellos que forman parte de su entorno: papás y parejas, al resto de familiares y amigos; así como a su  entorno laboral.

Antes de que tu bebé nazca, preocúpate por conocer la realidad de la lactancia materna. A las mamás:

lactancia materna

Siguiendo por los papás o parejas:

lacatnacia materna 2

Continuando con el resto de familiares y amigos:

lactancia materna3

Y acabando por el entorno laboral:

lactancia materna 4

http://www.who.int/mediacentre/events/meetings/2013/world_breastfeeding_week/en/

Vacaciones seguras sin gluten

Regina Martín | 29 de julio de 2013 a las 18:42

Son muchos los celíacos que llevan realizando una vida completamente normalizada, comiendo fuera de casa, viajando y acudiendo a hoteles y restaurantes, sin necesidad de poner en peligro su dieta ni su salud. Para poderse ir de vacaciones sin miedos ni preocupaciones debes planificarlo con antelación y tener en cuenta las siguientes recomendaciones.

BUSCAR ASOCIACION AMIGA. Si viajas al extranjero, antes de salir de viaje, pónte en contacto con la asociación correspondiente en el país de destino. Busca información sobre tiendas donde encontrar productos sin gluten y restaurantes donde comer en el destino al que viajas. Lleva siempre el informe médico en el que se indique que padeces la enfermedad celíaca y que debes seguir una dieta sin gluten.  Para que te ayuden a explicar cuáles son tus circunstancias, lleva siempre la “Gluten free restaurant card” (tarjeta restaurante sin gluten”), que explica tus necesidades alimenticias específicas en todas partes y en todos los idiomas. Las podrás descargar fácilmente en internet. www. glutenfreeroads.com  

SI VIAJAS EN AVIÓN. Al realizar la reserva de su vuelo, infórmate sobre las comidas sin gluten en el avión. La mayor parte de las compañías aéreas ofrecen menús sin gluten en sus vuelos. GFML (gluten free meal) son las siglas que identifican estos menús en las compañías aéreas. Este debe solicitarse con una antelación de 24/48 h (según compañía).

SI VIAJAS EN BARCO. Las siguientes empresas de Cruceros ofrecen menús sin gluten a bordo.

- Costa Cruceros: En todos sus buques (con la excepción del crucero en Asia). www.costacruceros.es

- Pullmantur Cruceros: En todos sus buques.

Es necesario que solicites la dieta sin gluten en el momento de hacer la reserva, por lo menos una o dos semanas antes de hacer el viaje. Una vez a bordo, confirma la petición en recepción o con el maître. No obstante, es aconsejable que seas precavido y lleves contigo algún producto sin gluten.

SI VIAJAS EN TREN. En España Renfe ofrece menús sin gluten en todos los trenes donde exista prestación de restauración (AVE, Euromed, Alaris, Altaria y Trenhotel) en Club, Preferente y Gran Clase. Debes realizar la petición de dicho menú con 24 horas de antelación para los trenes diurnos y con 48 horas de antelación para los Trenhotel. Para más información www.renfe.es

COMER EN RESTAURANTES. Cuando decida comer fuera de casa, llame al restaurante para asegurarte que ofrecen platos sin gluten, si no es posible, trata de hablar directamente con el cocinero, así tendrás la seguridad de que tus peticiones llegan a la persona más indicada.

Opciones de platos que no suelen llevar gluten que se pueden solicitar en bares y restaurantes de España:

• Pulpo a la gallega (consulta el pimentón que ha utilizado)

• Sepia a la plancha sin mayonesa

• Calamares a la plancha

• Aceitunas, pepinillos y cebolletas

• Anchoas en aceite

• Boquerones en vinagre

• Jamón serrano

• Cecina

• Queso

• Espetos de sardinas

• Pescados y carnes a la plancha

• Cordero asado

• Cochinillo asado

• Mariscos cocidos o la plancha

• Paella: Consulta qué colorante han utilizado y si también se ha añadido sazonador

• Gazpacho (sin pan)

• Tortilla de patata (pregunta si lleva levadura en su composición)

• Verduras rehogadas con jamón serrano

• Setas a la plancha

• Verduras a la plancha

• Revuelto de huevos con champiñones, gambas, o espárragos trigueros

• Huevos rotos: Huevos con jamón serrano y patatas

• Marmitako: Patatas, bonito, tomates, ajos, cebollas y pimientos

• Pipirrana: Ensalada de tomates, pimientos, cebollas, atún o bacalao

• Pisto manchego: Tomates, cebolla, calabacín, ajo, aceite, sal y perejil: Consultar si se ha añadido harina o pan rallado para espesar.

• Papas a lo pobre: Patatas con pimientos y cebolla

• Bacalao al pilpil

• Bacalao al Ajoarriero: Bacalao con ajos y huevo

• Dorada o lubina a la sal

• Merluza a la gallega: Merluza, patata y pimiento.

• Ensaladas variadas aliñadas con aceite, vinagre y sal

Postres sin gluten

• Arroz con leche casero

• Natillas caseras, no de sobre

• Flanes caseros, no de sobre

• Tocino de cielo casero

• Frutas frescas, asadas y en almíbar

• Cuajada fresca

• Helado en bloque o tarrina de nata y/o vainilla

• Yogures naturales

• Fresas con nata

• Macedonia de frutas

Bebidas sin gluten

• Refrescos de cola, naranja y limón

• Mosto

• Sangría: vino, gaseosa y fruta

• Tinto de verano: vino y gaseosa

• Sidra

• Vino

• Pacharán

• Anís

• Vinos espumosos: cava, champagne, etc..

INTENTA LLEVAR UNA ALIMENTACIÓN VARIADA BASADA EN PRODUCTOS NATURALES. En tu dieta semanal no deben faltar bajo ningún concepto lácteos, frutas, verduras, carne, pescado o huevo.

EVITA LOS AYUNOS. Para los primeros días lleva siempre un aperitivo dulce o salado por si surgen imprevistos.

 Bon voyage!!!!!!

 

www.celiacosmadrid.org.

www.schaer.com/es

El peligro de las bebidas energéticas en niños y adolescentes

Regina Martín | 19 de julio de 2013 a las 12:47

El mercado de las denominadas bebidas energéticas ha experimentado un crecimiento exponencial en los últimos años. Muchos investigadores relacionan el marketing agresivo de este tipo de bebidas con el incremento de su consumo en niños. En la sociedad actual en la que vivimos, la publicidad tiene un profundo impacto en la manera en que entendemos la vida, el mundo incluso a nosotros mismos. Y los niños y adolescentes son un público objetivo relevante para todas estas técnicas de comunicación comercial, que determinan, en gran medida, sus preferencias, tanto respecto a los tipos de alimentos como respecto a las marcas concretas.

La máxima autoridad europea en alimentación (EFSA) ha publicado un informe sobre un estudio que por primera vez recopila datos sobre el consumo de bebidas energéticas a nivel europeo en grupos específicos de la población, incluyendo niños y adolescentes.

El estudio ha encontrado que entre los encuestados el grupo de edad más propenso a consumir éstas bebidas es el de los adolescentes (10-18 años): Aproximadamente el 68% de los entrevistados son consumidores de bebidas energéticas. Entre estos, el 12% presentan consumo “crónico alto”, con un consumo medio de 7 litros al mes, y el 12% consumo “agudo alto”.

Pero lo que más llama la atención es el grupo de los niños entre 3 y 10 años: uno de cada cinco niños de estas edades consumen este tipo de bebidas. Estos pequeños beben una media de dos litros mensuales. Aunque hay algo todavía más inaceptable: de entre estos niños “consumidores”, alrededor del 16% son “altos consumidores crónicos”, ya que su ingesta media mensual asciende nada menos que a 4 litros.

Los efectos adversos que pueden ocasionar en los niños, según detallaron tanto un estudio publicado en marzo de 2011 en la revista Pediatrics, como un editorial aparecido un año antes en la revista oficial de la Asociación Médica de Canadá:

1. Menor sensación de bienestar, trastornos del estado de ánimo, baja autoestima e incluso depresión.

2. Peor rendimiento escolar.

3. Mala calidad del sueño.

4. Exacerbación del asma.

5. Obesidad infantil.

6. Aumentos de la tensión arterial.

7. Incrementos indeseables de la glucemia (relacionados con el riesgo de diabetes).

8. Interacciones con medicamentos que tome el niño.

 ¿Qué ingredientes pueden contener  éstas bebidas?

Cafeína

Uno de los principales componentes de las bebidas energéticas es la cafeína, que es un estimulante.  La Academia Americana de Pediatría recomienda que los adolescentes reciban no más de 100 miligramos de cafeína al día.  Los niños más pequeños no deben beber bebidas con cafeína en forma regular. Las bebidas energéticas pueden contener entre 70 y 400 mg por litro y a veces más.

Desde 2003 es obligatorio que la cafeína utilizada como aroma aparezca en el etiquetado, como en el caso de los refrescos de cola. Si contiene más de 150 mg/litro de cafeína, la legislación establece la obligatoriedad de añadir la leyenda “contenido elevado de cafeína” seguida de la cantidad en mg/litro.

Taurina

La taurina se encuentra en forma natural en la carne, el pescado y la leche materna, y es comúnmente disponible como un suplemento dietético.  Algunos estudios sugieren que la suplementación con taurina puede mejorar el rendimiento deportivo, lo que puede explicar por qué la taurina se utiliza en muchas bebidas energéticas.  Otros estudios sugieren que la taurina se combina con la cafeína mejora el rendimiento mental, aunque este hallazgo sigue siendo controvertido.

Hasta 3.000 miligramos al día de suplementos de taurina se considera segura.  Cualquier exceso de taurina es simplemente excretado por los riñones.  La moderación es importante, sin embargo, poco se sabe sobre los efectos del uso a largo plazo de la taurina.

Azúcar

La mayoría de las bebidas energéticas contienen altas cantidades de azúcar que aumentan su energía. Éstas bebidas aportan unas 220 kcal por lata de 50 cl. El exceso de azúcar de las bebidas energéticas aumenta el riesgo de sobrepeso y obesidad.

Hierbas

Muchas bebidas energéticas contienen hierbas como extractos de semillas de guaraná, nueces de cola, hojas de hierba mate y en ocasiones ginseng. Son también estimulantes y muchas personas las prefieren antes que la cafeína porque las consideran más saludables que ésta. El Guaraná es una planta que contiene cafeína, teobromina y teofilina, sustancias que pueden aumentar la frecuencia y la fuerza de los latidos del corazón. Cada gramo de Guaraná puede contener entre 40 a 80 mg de cafeína.

Piruvato

Es la sal del ácido pirúvico y se presenta como un combatiente de la fatiga así como un efectivo quema grasa. En grandes cantidades produce malestar gastrointestinal.

Proteínas y aminoácidos

Las proteínas son empleadas como combustibles. Los aminoácidos individuales como la glutamina, la arginina, la taurina y aminoácidos de cadena ramificada (leucina, isoleucina y valina), incrementan el almacenamiento de glucógeno en los músculos durante la recuperación después del ejercicio.

Vitaminas

Algunos tipos de bebidas energéticas contienen vitaminas y se comercializan como una opción mejor y más saludable en comparación con otras bebidas energéticas que no contienen vitaminas.  Un ejemplo es el “5-Hour Energy” bebida que contiene vitaminas B6, B12, B3 y B9, que se supone para aumentar su nivel de energía.  Sin embargo, hay escepticismo sobre si tomar estas vitaminas en forma de una bebida energética es realmente tan saludable.

Creatina y carnitina

La cantidad de creatina añadida a la mayoría de las bebidas energéticas suele ser muy pequeña como para tener algún efecto sobre el rendimiento.

La carnitina está relacionada con el metabolismo de los ácidos grasos y se utiliza para retardar la fatiga debido a la estimulación de un mayor uso de las grasas como fuente de energía durante el ejercicio.

Cada vez está más de moda mezclar alcohol con bebidas energéticas. Mezcla nada saludable ya que aumenta los efectos indeseables del alcohol y potencia la sensación de excitación e impulsividad.

Deberíamos, en suma, tomar menos alimentos insanos, y eso incluye a éstas bebidas: cuantas menos mejor, sobre todo en el caso de los niños.