El PSOE ocupa el centro

Javier Chaparro | 7 de marzo de 2015 a las 4:02

La encuesta realizada por la empresa Commentia para el Grupo Joly deja en evidencia el profundo desgaste que tanto PP como IU están sufriendo como polos opuestos del espectro político a manos de dos partidos de nuevo cuño como Podemos y Ciudadanos, acreedores principales del cabreo generalizado con unos y otros. Los programas de gobierno, las promesas electorales y hasta la figura de los cabezas de cartel –especialmente a nivel provincial– pasan a un segundo y tercer plano cuando la campana del cambio oscila y comienza a sonar. En esas situaciones tan solo se mantienen medianamente estables los partidos que ocupan en mayor medida el centro político, un lugar que el PSOE ha hecho suyo en Andalucía. Habrá quienes lo llamen voto de centro-izquierda o hasta voto conservador, pero en sustancia eso no altera el resultado. El sondeo muestra que el PSOE no crece, pero que la hemorragia que padeció José Antonio Griñán en 2012 se ha taponado. Los casos de corrupción que salpicaron al partido o el alto índice de desempleo están aparentemente amortizados desde una perspectiva electoral. No hay que minusvalorar tampoco, al contrario, la influencia que tiene en los resultados del sondeo la figura y el liderazgo que Susana Díaz ejerce sobre los suyos en Andalucía y fuera de ella. Sin su carisma, el pronóstico sería otro muy distinto.

PP e IU se han quedado sin espacio dónde rascar votos. De poco sirve que sus máximos responsables se estrenen en unas elecciones el 22-M porque, en medio del ruido, los mensajes que lanzan apenas si se distinguen de los de otros y de su propio pasado.

En el caso concreto de Huelva, los socialistas pueden retener la mayoría de la que han venido disfrutando tradicionalmente, irrumpiendo Podemos con mucha fuerza. También puede hacerlo Ciudadanos. Los rostros y voces de sus respectivos candidatos apenas si son conocidas. ¿Acaso le importa eso al parado sin perspectivas laborales, al estudiante sin beca, al anciano con pensión de miseria, al dependiente sin ayuda, al interino sin plaza, al desahuciado sin vivienda o al autónomo cuyo negocio se ha ido a pique?

Los comentarios están cerrados.