Ellos y nosotros

Alberto Grimaldi | 13 de marzo de 2015 a las 11:42

Dividen el mundo así: ellos y nosotros. Con interesada simpleza. Una plaza andaluza. Unos pocos cientos de personas. Pocos. Cinco oradores, incluyendo su cartel electoral recurrente de Ayamonte a Pulpí, de Santa Elena a Tarifa. Ellos son los culpables de todo. Nosotros quienes hemos cargado con la penitencia y quienes ahora se van a rebelar. Más de una hora de mitin: ni una propuesta real, ni una solución concreta de cómo cambiar un sistema del que, en realidad, ya se benefician pero que quieren dinamitar. Basta oír sus verbos: erradicar, expulsar, revocar… Palabras y palabras llenas de nada instrumental: sólo tararean la misma música para que cada uno cante la letra de su propia frustración. Haciendo creer que bastan buenas intenciones y que no tiene consecuencias hacer saltar la arquitectura democrática que nos ha dado -incluso con la peor crisis- la mayor era de prosperidad y de derechos sociales garantizados. Apelan a la “valentía” y llaman combatir el “discurso del miedo”. Se presentan como algo distinto pero, salvo en que no contratan autobuses para llenar mítines, son lo mismo. Igual puesta en escena: ataque al adversario sin ofrecer nada, salvo sustituirles. Apéenme de la primera persona del plural.

Los comentarios están cerrados.