El ausente

Rafael Navas | 15 de marzo de 2015 a las 12:47

Estas son las primeras andaluzas en las que no participa, ni directa ni indirectamente, Pedro Pacheco. El que fue alcalde de Jerez durante 24 años era un asiduo a esta cita electoral y de hecho fue parlamentario andaluz por primera vez en 1982, que ya ha llovido. Lo fue a través de las diferentes siglas que adoptó el andalucismo –y su propia forma de entenderlo– como el Partido Socialista de Andalucía, el Partido Andalucista y el Partido Andaluz de Progreso. No pudo continuar en 2012 como cabeza de lista del Foro Ciudadano, su último partido creado a su imagen y semejanza, pues el fracaso fue estrepitoso con apenas 1.600 votos en una provincia de Cádiz en la que había sido garantía de éxito pero que a esas alturas, con la Justicia pisándole los talones, ya le había vuelto la espalda. Sin embargo, de no haber sido condenado y encarcelado, probablemente Pacheco habría vuelto a intentarlo de alguna forma, pues lo suyo nunca fue quedarse en casa.
En julio de 2011, mucho antes de que el PP ganase las elecciones generales y Rajoy llegase al Gobierno, Pacheco ya advertía que “hay que tomarse en serio que la política no es cosa de dos” porque, a su juicio, esa es una situación que tiene “hastiados a los ciudadanos”. “El 15-M –auguró– va a marcar el comienzo de algo que poco a poco va a ir cogiendo forma porque ya estamos hartos de PP y PSOE”. Esa clarividencia política de la que siempre hizo gala en asuntos de política general no le ayudó entonces a percibir lo que se le venía encima. Al igual que en su día no fue capaz de dar un paso atrás –o a un lado– en el terreno doméstico al no asumir el desgaste que todo responsable público sufre con el paso del tiempo, y más en su caso con unas siglas débiles por todo paraguas. Quién sabe si hoy día Pacheco, como han hecho algunos ex dirigentes socialistas de la provincia de Cádiz, hubiese apostado por votar a Podemos, él que siempre se consideró l’enfant terrible del andalucismo y la política en general. La realidad es que quien durante muchos años animó, con mayor o menor fuerza, las campañas electorales andaluzas desde Jerez, hoy se tendrá que conformar con seguirlas desde la distancia en Puerto III. Veinticuatro años después de aquel congreso del PA en noviembre de 1991 en Sevilla al que no asistió, Pacheco vuelve a ser, por razones bien distintas, el Ausente.

Los comentarios están cerrados.