Archivo de autor

El caos de la campaña digital

Jesús Ollero | 22 de marzo de 2015 a las 4:44

¿Sabemos cómo es la estructura/estrategia digital de los partidos? Si a veces cuesta entender detalles de la campaña en su conjunto, pararnos a analizar su conglomerado web puede parece un exceso. Sí lo ha hecho Jose Miguel Moreno (Jose, sin acento), consultor malagueño experto en SEO y usabilidad que ha diseccionado la estructura de los partidos a través del blog de Fernando Muñoz (un experto mayúsculo en la materia) con varios puntos de partida: posicionamiento, programa electoral, experiencia de usuario, mobility y presupuesto. Algunas conclusiones son sorprendentes.

Recuerda Moreno que el SEO es una ciencia inexacta, pero en general Google favorece un dominio principal y un desarrollo de subcarpetas, puesto que arrastran el Page rank (importancia de una web para una temática), señalando “errores graves” en la disposición de los partidos. Tras la ordenación por carpetas, los subdominios son una opción aceptable. Así, el único que en Andalucía cuenta con un subdominio en lugar de un dominio propio es Podemos, con una estructura distinta respecto a la web nacional y que incluye información de las candidaturas de todas las provincias separadas entre sí. Otra cosa es que el acabado de las provinciales sea, digamos, mejorable, pero orden sí que hay, aunque recuerda Moreno que a Google no le gusta que se le oculten textos y para ver la sucinta información de los candidatos hay que pinchar.

Versiones móviles de las webs de los partidos. Versiones móviles de las webs de los partidos.

 

Destaca Jose Miguel Moreno que cada partido lo ha hecho a su manera, y así es: El PSOE a nivel nacional (psoe.es) no tiene nada que ver con el regional (psoeandalucia.com), ni siquiera en la extensión de la web, y para las provincias alterna subdominios (cadiz.psoeandalucia.com) con dominios específicos (psoemalaga.es). El PP lo tiene algo más ordenado, al menos homogéneo: a pp.es se contrapone ppandaluz.es y los locales como pphuelva.es; eso sí, como cada provincia va por su lado y no siguen ni el diseño de la web regional, en algunos casos resulta imposible encontrar las direcciones de las otras webs provinciales o la regional en el portal andaluz. El candidato tiene su propio portal: contigoporandalucia.com, este sí referenciado desde la web regional. El PSOE no ha habilitado un espacio específico para Susana Díaz (la web del regional está completamente llena con la campaña de la candidata) y en su caso tampoco es posible encontrar los portales provinciales, entre otras cosas porque en algunos casos no los hay como tales, sino como comunidades dentro de la web nacional.

Ciudadanos ha separado la campaña de la web del partido (ciudadanos-cs.org) con la landing page elcambio.es, pero sí cuenta con subdominios para Cádiz, Sevilla y Granada (no para Andalucía como tal). Izquierda Unida tiene una web para cada cosa, menos para el candidato. En algunos casos incluso separa la capital de la provincia(como en Sevilla) y aunque hay unidad en la extensión (.org) no la hay en la composición del dominio (iu-jaen.org frente a iualmeria.org, por ejemplo).

Todas estas incorrecciones, eso sí, no perjudican un tráfico básicamente de marca.

De todas las páginas, destaca Moreno que la velocidad de carga es mejorable y que ninguna redirecciona si no se teclea www. primero. Más aún, resulta difícil encontrar algunos de los programas electorales, además muy variables en tamaño y estructura, de los 43 folios de Ciudadanos a los 222 del PSOE (128 Podemos, 148 el PP y 155 IU), destacando la cantidad de hojas en blanco que contienen, señal inequívoca de haber sido realizados para ser consultados de manera impresa y no digital.

Mientras las webs del PP, Podemos y Ciudadanos no están correctamente adaptadas a dispositivos móviles, la del PSOE sí lo está pero las imágenes pesan demasiado para navegar desde smartphones y Moreno considera excesivo el scroll (tamaño de la web por su recorrido vertical total). Ocurre que en el PP y en Podemos el menú acaba situando letras blancas sobre fondo blanco. Ilegible, pues. Es pertinente recordar que más del 70% de usuarios tiene internet en el móvil.

Se analiza igualmente el presupuesto dedicado al entorno web por cada partido, algo que a pesar de las continuas referencias a la transparencia resulta imposible de comprobar para los desarrollos para Andalucía. Moreno subraya que en los casos del PP y el PSOE es imposible ver los gastos en comunicación y marketing, mientras en Podemos y Ciudadanos (el que más lo desglosa) oscilan entre 150.000 y 165.000 euros pero sumando publicidad web, material gráfico, servidores, prensa y alguna factura de servicios externos. No consta qué parte viene de los célebres microcréditos en el caso de Podemos, mientras C’s añade 60.000 euros para área digital y comunicación desde otro departamento. Un galimatías, en definitiva.

La felicidad es de color verde

Jesús Ollero | 20 de marzo de 2015 a las 23:56

Coincidencias de la vida, el Día de la Felicidad se celebró la misma jornada del cierre de la campaña. La felicidad de hoy puede ser la amargura de mañana. Según las encuestas, este domingo habrá más de un partido que celebre su felicidad. Ya veremos si uno, dos o tres, pero que lo hagan todos es materialmente imposible. El domingo sabremos de qué color es la felicidad, pues sobre el color de la felicidad fue el principal hashtag del último empujón de la campaña, justo por encima de la pintoresca celebración de la jornada. Esa tendencia líder era de pago, no crean, y esta vez sí se fueron metiendo las consignas de los partidos a medida que el Velódromo se llenaba o Fibes amenazaba con no hacerlo a pesar de la presencia de Rajoy junto a Juanma Moreno mientras el PSOE presumía del “no se cabe” en el pabellón de la Universidad Pablo de Olavide desde mucho antes de la comparecencia de Susana Díaz y Pedro Sánchez.

La felicidad del domingo será verde Andalucía, la de ayer era roja, el color de la pausa que refresca. Que sea naranja, magenta, morada, azul o se mantenga roja lo dirán las urnas, que para eso las redes sociales son un termómetro más imperfecto aún que los demoscópicos.

Cada cual presumía de sus cifras de asistencia, aunque puestos a destacar, hay que reconocer que no está nada mal lanzar un streaming y al poco tener ya más de 6.500 usuarios viéndolo por internet. Bueno, más que viéndolo intentándolo, porque la señal se caía sin remisión ante semejante interés en torno a la carnavalesca traca final de Podemos. Con un presupuesto seguramente mucho más llamativo, los problemas para ver el streaming de otras formaciones no eran tan evidentes. El viernes se puede morir de éxito. El domingo…

Con toda la lógica, la campaña andaluza se coló entre los principales temas de twitter para cerrar el tour. Incluso Izquierda Unida, quizás el gran tapado porque se le ha dado por hundido sin más razón que estimativa. Hasta lo consiguió UPyD con su ocurrente, como todo lo que hace, #YesWeHerran. Buscando el color de la felicidad el PSOE cambió el rojo por el verde, desde la chaqueta de la candidata a las banderolas de la rosa. Moreno Bonilla ganó el punto simbólico con sus corbatas verdes en los debates -Podemos golpeó al subconsciente socialista con el Velódromo- y Susana Díaz dobló apuesta cambiando hasta la imagen corporativa de su partido. ¿Quién se quedará con el verde? Verde como el trigo verde, como la albahaca y, esta vez, como la felicidad política.

El conversador en el #DíadelPadreIndeciso

Jesús Ollero | 19 de marzo de 2015 a las 20:01

NO termina de estar muy claro qué están buscando los candidatos en redes sociales. En el caso de los partidos es distinto porque su recorrido es más largo y su estructura, en algunas casos, muy notable. Aunque como ya hemos comentado la endogamia en cuanto a las etiquetas frustra la posibilidad de explorar nuevas bolsas de usuarios digitales indecisos (recuerden, respetables aspirantes, que el interné está lleno de gente con su voto por decidir, no sólo hay palmeros y alborotadores), es aún más llamativo cómo se han estado moviendo los propios perfiles de cada uno. Un breve repaso.

Así, sin anestesia ni nada, se ve claramente que los candidatos no conversan. Es posible que esta inacción sea la opción más razonable para no entrar en espirales ingobernables, puesto que el tiempo en campaña escasea y la posibilidad de tener que atender a decenas de respuestas cada hora es una amenaza real. Hay una excepción: Martín de la Herrán. Es el único que contesta de los siete candidatos de los partidos principales. Hiperactivo es poco. El abogado (discutidor profesional, pues) acumula el doble de tuits que Susana Díaz, Juanma Moreno, Teresa Rodríguez, Antonio Maíllo y Juan Marín juntos. Si el único que felicitó explícitamente por el Día del Padre fue Juanma Moreno, De la Herrán y algunos de UPyD celebraron el #DíadelPadreIndeciso, una más de las múltiples ocurrencias de la formación magenta, pródiga en este tipo de acciones. La última, una imagen de Gila al teléfono: “¿Está el indecisooooo? Que se ponga”. El robo de documentos de los ERE en su sede llenó el día de consignas e incluso recibió la solidaridad de adversarios políticos.

Del resto de candidatos, ya se comprobó que la cuenta de Susana Díaz se ciñe a ideas fuerza. Juanma Moreno amplía el espectro, pero sin una triste etiqueta que amplifique sus comentarios y con escasas referencias a usuarios. Teresa Rodríguez es más de retuitear y de sus círculos, como Antonio Jesús Ruiz, y al igual que Antonio Maíllo hace múltiples referencias a sus intervenciones en medios nacionales y escasísimas al seguimiento de la campaña en los medios andaluces. Juan Marín ha mantenido una línea de mensajes muy plana, como sin querer hacer demasiado ruido, al abrigo de la marca y de algunos links que reflejan su campaña. Sin margen para el error, en definitiva. Ninguno de ellos contesta a nadie. Puestos a pedir, pues mejor que escuchen, que de hablar no paran en todo el día, ¿no?

gila

La recta final se hace cuesta arriba en redes sociales

Jesús Ollero | 18 de marzo de 2015 a las 19:24

Es posible que, navegando por la web del periódico, haya recaído en una gráfica que ofrece datos sobre la actividad en Twitter de los candidatos, llamada ElecciON-line. Opileak ofrece esos datos a los lectores de las cabeceras de Grupo Joly y lo primero (o lo segundo) que le ha debido llamar la atención es que el interés ha ido decreciendo. Las curvas de actividad en torno a los candidatos van claramente a la baja, como si la campaña se le estuviera haciendo larga a las redes sociales. El cénit del primer debate no ha sido alcanzado después por ningún candidato, ni siquiera los que no estuvieron. Y el nivel del arranque de la campaña no se ha igualado ni por asomo, como si el interés se hubiera evaporado y quedaran únicamente los legionarios respectivos.

opileak

Si es de esas personas que revisa la lista de la compra a fondo, igual se ha dado cuenta de que los porcentajes sobre la actividad alrededor de los candidatos supera el 100%: oscila entre el 116 y el 120% al haber muchos usuarios que citan a más de uno de ellos. Pues bien. La capacidad de atraer nuevos usuarios se ha ido desplomando conforme avanzaba la campaña. De los más de mil diarios del arranque de campaña para PP y Podemos, y dos mil en el caso del PSOE, a apenas 300 ó 400 en la recta final. Hastío.
Según los datos que ofrece Opileak, el PA es el que más usuarios concentra que puedan considerarse spammers, con un 15% de usuarios que realizan más de 10 comentarios sobre el partido. IU y Podemos lideran la franja entre 3 y 10 mensajes (20% del total) mientras Ciudadanos manda entre los que han realizado sólo uno o dos (77%). En total, el PSOE multiplica por tres los usuarios de C’s, por 3,5 los de UPyD y casi por siete los del PA, además de doblar ampliamente los de IU.

Por ubicación, Susana Díaz concentra los usuarios que la referencian en Sevilla y Juanma Moreno, en Málaga. En Almería, zona clave, Díaz tiene casi tantos usuarios como el resto de candidatos juntos. En contra de lo que pudiera parecer, Teresa Rodríguez es superada en Cádiz por todos menos De la Herrán y Marín, y concentra sus apoyos en Sevilla (a la par que Maíllo, por detrás de Moreno y cinco veces menos que Díaz) y Málaga (la cuarta parte que Moreno y la mitad que Díaz).

En referencias cruzadas (a más de un político) los dos candidatos principales aparecen cuatro veces más que las siguientes y llamativas combinaciones: Moreno con Maíllo y Díaz con Rodríguez.

 

La frase del día:

@Cs_Andalucía
.@juanmarin_cs “Nosotros no vamos a entrar en gobiernos de coalición, pero sí vamos a ayudar a gobernar en #andalucia”

La influencia en Twitter tiene nombre de mujer

Jesús Ollero | 17 de marzo de 2015 a las 18:34

Los partidos, dentro de sus posibilidades, se vuelcan en redes sociales pues es evidente que hay sectores de la población a los que se puede llegar de forma razonable para intentar lograr su apoyo. Ante este panorama, la consultora de marketing digital Prodigia ha realizado un estudio sobre la influencia real de los políticos andaluces en Twitter, con resultados mucho más naturales de lo que podríamos presuponer.

¿Hacen trampa los partidos? ¿Inflan sus seguidores o la amplificación de sus mensajes? Aunque el blog Twitter Bots dice haber localizado cuatro redes ficticias del PP, dos del PSOE y una de Ciudadanos, la empresa malagueña se centra en los perfiles de los candidatos y de las formaciones políticas y concluye que no puede determinarse que haya captación irregular ni compra de seguidores, pues no se han encontrado bolsas de seguidores de otros países o idiomas diferentes, corroborando que en un alto porcentaje son usuarios reales están activos o no. En un estudio anterior sobre política malagueña, mientras María Gámez, Mariví Romero o el propio Moreno Bonilla presentaban datos excelentes, el tema ya cambiaba al entrar en escena Alberto Garzón y se convertía directamente en un desastre en los casos del alcalde Francisco de la Torre o el líder del PA Javier Checa, con porcentajes superiores al 50% de seguidores sospechosos.

Nada que ver a nivel regional. Susana Díaz se coloca al nivel de Garzón con un 26% de seguidores sospechosos, bajando al 15% para Teresa Rodríguez, el PP o IU, y al 14% en el caso del PSOE. Por debajo del 10% que marca Antonio Jesús Ruiz (el PA está en el 11%), Moreno y Maíllo (9), De la Herrán (8), Podemos y UPyD (7), Ciudadanos (5) y Juan Marín (4).

En puntuación de influencia, según Klout, el indicador más extendido, Susana Díaz y Teresa Rodríguez igualan con el PSOE andaluz en cabeza con 79, muy por delante de Moreno y De la Herrán (70). Maíllo (65), Marín (61) y Ruiz (60) quedan muy atrás.
El estudio concluye que la amplificación de Díaz es la más alta de todos (191 retuits y 90 favoritos por mensaje; 122 retuits y 57 favoritos Rodríguez), pero su volumen es mucho menor (0,43 tuits diarios por 3,11 de la líder de Podemos), por lo que en términos globales Podemos explota mejor su capacidad de engagement en redes. Por poner un ejemplo, Moreno tuitea 1,95 mensajes por día, con 40 retuits y 23 favoritos de media. Puede ver el estudio completo aquí.

Candidatos a la Junta de Andalucía: Estudio de Twitter - Prodigia Candidatos a la Junta de Andalucía: Estudio de Twitter – Prodigia
La frase del día:
@TeresaRodr_
Antes de que se den informaciones dudosas. Teresa Rodríguez no va a ser Consejera de un gobierno presidido por Susana Díaz. Fin de la cita

El extraño aislamiento de una tendencia mundial

Jesús Ollero | 16 de marzo de 2015 a las 23:47

Desconozco el motivo, aunque hubo reacción. Tarde, pero cada cual haga sus reflexiones. Resulta que desde antes de su comienzo estaba bien a la vista que #DBTAndalucíaTVE, horrible a todas luces, sería el hashtag básico para seguir el segundo debate a tres, esta vez en la televisión pública nacional. Sin embargo, en un giro errático y puede que poco medido, todo el contingente socialista se abrazó al celebrado #YoConSusana dejando el camino libre de la etiqueta general a quienes animaban al PP, algunos de IU y mayoritariamente a los neutrales. O sea, el PSOE se aisló digitalmente del debate y no empezó a solucionarlo hasta bien entrada la segunda mitad del mismo.

¿Qué quiere esto decir? Pues que tiene escaso valor propagar hasta el último rincón del país el #YoConSusana si los interesados en el debate miraban otra cosa. Permitan el símil, la artillería socialista eligió la calle equivocada para invadirnos con sus consignas, dejando una avenida gigantesca al resto, principalmente a su gran rival, y ahí toda la infantería que coordina Mariví Romero debió frotarse las manos.

Desde el minuto 1, el complicado #DBTAndalucíaTVE se aupó al primer puesto de las tendencias en España, y a poco de avanzar era la primera a nivel mundial. Y el PSOE, tan empeñado en tocarle las palmas a su líder, se enrocó metiéndose en una sala en la que sólo había simpatizantes mientras toda la transversalidad se hartaba de ver fotos de Juanma Moreno sonriendo, consignas sobre la prepotencia de Susana Díaz y sus interrupciones, y referencias a la coca del chófer y otras lindezas mientras Maíllo golpeaba con su Pimpinela y el tiki-taka.

En un salto con tirabuzón, al final del debate emergió #YoConfíoEnSusana y despejó la duda: el aislamiento fue planificado. Puf.

Humanización digital: Del #YoConSusana a la familia de Moreno

Jesús Ollero | 15 de marzo de 2015 a las 20:54

SI nos fijamos, resulta que la candidatura favorita para ser la más votada es la única en la que la personalización del candidato solapa a su partido. El ya asentado #YoConSusana se presenta como el principal lema de la campaña, aunque este domingo el mitin de Albert Rivera aupó #CambiaSevilla a los primeros lugares buena parte del día y, con las encuestas en contra, #VolverConIU fue el principal TT casi toda la jornada. El líder de Ciudadanos fagocita cualquier cosa que su formación haga en Andalucía, por encima de la influencia de Pablo Iglesias sobre una Teresa Rodríguez más o menos reconocible. Poco pesan los candidatos de Podemos y Ciudadanos sin el calor de la marca. Con Moreno y Maíllo el tema es diferente. Es habitual que IU no personalice su fuerza en el candidato, mientras el desgaste del PP ha hecho girar su estrategia al punto de lanzar un vídeo que focaliza la fuerza en él (una vez más sin mostrarle de manera directa) apoyándose en su madre y su mujer y recalcando el camino inverso al que se presupone a Díaz: volver a Andalucía en lugar de proyectarse a Madrid. Buen golpe, pleno de sensibilidad, de humanización de la maltrecha figura del político. Un acierto con riesgos (meter a la familia…), pero en proyección de imagen un acierto claro: foto con su hijo pequeño contrarrestando el efecto bebé de Díaz.

Volviendo a esa despersonalización de los mensajes políticos, las redes sociales son un ejemplo. Precisamente Moreno es el que más estructura personal presenta a nivel digital. Tiene casi de todo, aunque el fragor de la campaña dejó atrás algunas. Web, App, las redes principales (Twitter, Facebook, Youtube, LinkedIn) y Flickr para imágenes. El que más junto a Teresa Rodríguez, que tiene el Twitter con más seguidores y la página de Facebook con más Me gusta (47.600), además de canal en Youtube, web y Flickr (en su caso sí está al día). Su proyección en Facebook tiene truco: sólo ella hace publicidad pagada de su página. No es cara y permite geolocalizarla, así que es muy rentable. Al otro lado, Juan Marín (Ciudadanos) apenas tiene un Twitter reciente, mientras Susana Díaz se reparte entre Twitter y Facebook (como el resto, página en lugar de perfil). Antonio Maíllo, en la línea de IU, presenta una personalización baja. Como ocurre con Díaz y Marín, es el partido el que asume gran parte del aporte digital, apenas con perfil de Twitter y página de Facebook. ¿Y Google+? Irrelevante, con toda la lógica.

 

La frase del día:

@FelipeAlcarazM
Un país donde la juventud no cabe y es maltratada, con un 55% de paro juvenil, es un chiringuito con una bandera.

La campaña se hace ‘mobile': la app de Juanma Moreno

Jesús Ollero | 14 de marzo de 2015 a las 21:04

app_morenoA falta de grandes momentos, de política de altura, y de comprobar de verdad cómo van a influir los emergentes en el nuevo mapa parlamentario andaluz, no está nada mal observar cómo las nuevas tecnologías ocupan un lugar cada vez más relevante en el modus operandi de nuestros representantes. No pasará a la historia como un hito para la humanidad, pero no restemos mérito al hecho de ofrecer una aplicación móvil con todo el contenido sobre la campaña electoral.

El PP andaluz ha puesto a disposición de la maquinaria electoral de Juanma Moreno una app que, utilidad aparte, supone un notable punto a favor, aunque es sólo para móviles: se la puede bajar para el iPad o para una tablet Android, pero el contenido está diseñado para smartphones. Empezando por el menú, con un lógico predominio del azul, encontramos la última noticia, el último tuit, el último acto de agenda y un vídeo de su cuenta de Youtube.

El menú de Noticias abarca poco más que la campaña y gira en torno al candidato casi en exclusiva. Su Perfil tiene tres partes. En la primera se ofrecen datos personales muy básicos (currículum incluido, ejem), su trayectoria (política exclusivamente) y enlaces a algunas de las redes sociales del aspirante (Twitter, Facebook, Instagram y Youtube). En la segunda se desarrolla un Mapa de impacto, con propuestas y actos geolocalizados, de manera que si se pincha la aplicación redirige el mapa hacia el lugar. La tercera tiene un formulario llamado Juanma te escucha, forma como otra cualquiera de recabar datos personales.

La app incluye perfil de los cabezas de lista de todas las provincias más Esperanza Oña, que aquí representa a Málaga, junto a los principales puntos de su programa, que aparecen resumidos con la opción de ser ampliados.

La pestaña Social integra las cuatro redes mencionadas, incluyendo lo que llaman twittercelerator, donde se recogen los hashtags de campaña para viralizar, mientras en Participa aparecen formularios para enviar ideas, ofrecerse como voluntario, realizar denuncias o directamente afiliarse.

En La campaña, la agenda que aparece es a toro pasado más el siguiente evento. Poco útil. Acompañan 10 razones para votarle, el acceso a los vídeos editados para la campaña entre spots e intervenciones y la posibilidad de descargar el programa electoral. Los últimos menús son un formulario de contacto y el acceso al material de prensa. Más completa que útil pero un paso al frente, sin duda.

Descarga para iOS (Apple): https://t.co/qoQVHU1kSD
Descarga para Android: https://t.co/kX6rAofUPL

 

La frase del día

@MailloAntonio
Ayer @IUAndalucia suspendió su acto en Fuengirola por el fallecimiento de un trabajador tras accidente laboral. No más muertes en el trabajo.

La Giralda sobresalta la plana globalidad

Jesús Ollero | 13 de marzo de 2015 a las 20:07

Miren por donde que, en esta campaña tan global como plana (globalmente plana, en realidad) ya tenemos una primera propuesta capaz de generar debate público. ¿La receta para solucionar el paro? Noooo. ¿Un gran pacto anticorrupción? Qué va. ¿El corte de la cinta de la puerta hacia el fin de la crisis? Ojalá… La expropiación de la Giralda y la Mezquita. ¿? ¿Decepcionado? Espere, que hay más.

Podemos, en su programa electoral para el 22-M, incluye la recuperación para la gestión pública de las inmatriculaciones eclesiásticas acreditadas durante el Gobierno de Aznar (en realidad daban cuerpo jurídico a una realidad atemporal) y señala directamente la Mezquita-Catedral (¿en serio alguien dice eso?) y la Giralda. Como la catarata de reacciones no era suficiente, Vox logró su primer momento de gloria de la campaña con una valoración en vídeo absolutamente asombrosa en la que acusaba a los anticasta de intentar “islamizar” España: “Obediencia a sus amos de Irán”, dice Santiago Abascal en un tube que dio la vuelta al país y que incluye la gran perla: “No queremos que desde la Giralda se arroje a homosexuales o que se les ahorque”. Y el juez-candidato a su lado, impasible, Giralda al fondo. Y Trending topic gran parte del día.

El murmullo en las redes se torna escándalo hasta tapar seriamente la cuestión que sacudió a la Giralda. El cúmulo de barbaridades es muy superior al que pudieran imaginar, y mientras decenas de cuentas (incluidas bots) repicaban el apoyo de Pablo Iglesias a la expropiación, la ira caía sobre Vox, muerto de éxito. Y mientras avanza ese entretenimiento perverso de elevar el listón de las barbaridades desde el pasamontañas del anonimato, se pasa de puntillas por un leve detalle: La Giralda es el campanario de la Catedral de Sevilla. ¡Exprópiese también!

Las frases

@valme_katic
Veo que Giralda es TT y resulta que es por motivos políticos. ¡huye del país!

@TeresaRodr_
El asunto ya no es entre dos en su “y tú más”, sino de dos contra Podemos. Ellos a lo suyo, yo a lo mío: dar paso a la voz de los andaluces.

De vídeos y anglicismos

Jesús Ollero | 12 de marzo de 2015 a las 19:45

Audiovisual y redes, magnífica combinación en los tiempos electorales que corren. El consumo de vídeo por internet es espectacular, y creciendo. La campaña tiene sus fases y entre debate y debate se lanza nuevo material para convertir el engagement en algún voto y dulcificar la depauperada imagen del político al uso. Este jueves hubo dos ejemplos, con su correspondiente anglicismo. Qué sería de nosotros para explicar ciertas cosas sin un más o menos atinado anglicismo. Oh my God.

Moreno Bonilla compartió el making off de su último vídeo de campaña, grabado el 18 de febrero en Coín con la colaboración de 30 simpatizantes del lugar y un grupo de técnicos también de allí, de la Ciudad del Cine. Poco habitual, por no decir nada habitual, es ver la tramoya de la realización de un anuncio en campaña política, con los asesores pululando, el candidato recibiendo instrucciones y los extras haciéndose los nuevos.

 

En UPyD se marcaron una suerte de flashmob pero con poco flash y menos mob. Subieron a Toni Cantó al tranvía de Sevilla para presentar a los viajeros al candidato Martín de la Herrán. Muy preparado y poco dinámico. Y había casi más fotógrafos que pasajeros y, por supuesto, se amontonaban en las cercanías del abogado, que en apariencia quedaba algo lejos de su target (precioso anglicismo), de la gente en definitiva. Por mucho que lo intente no se les ve, básicamente.

 

Dicho lo cual, nos quedamos con la buena intención del equipo de Bonilla, que para eso maneja un presupuesto distinto y que ya hizo un vídeo conceptual aceptable con la luz como leit motiv, pero de lo visto hasta ahora sobresale la estética cinematográfica de IU. Una auténtica preciosidad dirigida por Felipe Vara del Rey con poemas de David Eloy en la que los políticos tienen un papel muy secundario. Seguramente por eso lidera el ranking de vídeos electorales con unas sensacionales 50.000 visitas. Bravo.

 

Por detrás, Ciudadanos consigue la nada despreciable cifra de 38.000.

 

Para que nos hagamos una idea del mérito, el spot de campaña que Teresa Rodríguez grabó en Bruselas va por 30.000, muy por encima del paseo por el parque de Susana Díaz –“soy Susana, tú me conoces”– lanzado por el PSOE al inicio de la campaña y que apenas llega a 7.000, mil más que el #EREseUnaVez del PP.

 

 

 

Tristamente, el que triunfó de lo lindo fue Monago, que no retiró el vídeo de Er Vidente y superó de largo las 200.000 visitas.