Archivos para el tag ‘David Bravo’

“Llegar aprendido”

Antonio Lao | 5 de diciembre de 2015 a las 12:47

Insiste Mariano Rajoy, de forma machacona, en la importancia de la experiencia como valor incalculable e innegable a la hora de gobernar. Retoma cada dos por tres la idea de que para dirigir, al menos, hay que haber sido concejal. A su juicio, los experimentos poco menos que hay que hacerlos con gaseosa. Se puede o no estar de acuerdo con la afirmación -dardo directo hacia las nuevas fuerzas políticas que han irrumpido en el panorama político-, pero tiene cierto sentido pensar y creer en la necesidad de estar formado, contar con la experiencia y el bagaje suficientes para el ejercicio de cualquier laboro. Por tanto, si estamos hablando del Gobierno de todo un país, cobra más sentido la necesidad de tener la preparación suficiente para ejercer una labor de ese calibre. Aquí, como en la mili, el valor no se le supone, sino que hay que dar probadas muestras de capacidad. De lo contrario nos podemos encontrar con situaciones desagradables, que ya las vivimos en algunos ayuntamientos, de alcaldes y concejales alejados de la realidad, llevando a sus ciudades por caminos que nadie querría. Les pongo un ejemplo para ilustrar el colmo de la tontería. El candidato de Podemos por Almería, el sevillano David Bravo, tras mostrar su desconocimiento manifiesto por esta tierra, no conocer ni de lo que se vive por estos lares, se descolgaba el jueves con un tuit en el que decía, y cito textualmente, “no voy por Huelva, si tuviera que seguir mis ideales me presentaría por la circunscripción de Skyrim”, videojuego que puede estar muy bien para matar el tiempo y hasta disfrutar con la Play o la Xbox, pero nada tiene que ver con la realidad de la que hablamos. Este país es una cosa muy seria como para bromear o jugar con él. Como conversación de barra, frente a una cerveza, puede valer. Aunque espero que los ciudadanos, sabios, tomen nota.

Cuneros

Antonio Lao | 3 de diciembre de 2015 a las 10:30

Gran parte de los parlamentarios andaluces de Podemos se rebelaron con la forma de elección de los cabezas de lista a las elecciones generales. La gota que colmó el vaso se situó en Córdoba, aunque otras provincias como Almería también soportan lo que en tono despectivo en el mundillo de la política se conoce como cuneros.Todos ellos han dado en sus inicios momentos gloriosos, de los que las hemerotecas dan cumplida fe. Digo esto porque a Almería ha llegado, como caído del cielo David Bravo, un sevillano mezcla de pizpireto y sesentero, con gafas a lo John Lennon, que en su primera entrevista reconocía, y hacía gala de ello, no tener ni pajoleta idea de la provincia, de sus necesidades y, ni mucho menos, de sus formas de vida, economía, tradiciones o similares. Claro está que nunca había estado en el Parque Natural de Cabo de Gata y tampoco en un invernadero. Con esta excelsa carta de presentación no se extrañen que se haya encontrado con el rechazo de aquellos que legítimamente aspiraban a conformar la lista y de los que aquí habitan, perplejos todavía con sus afirmaciones. Pero no queda ahí la cosa. Emulando a Steve Jobs avanzó como propuestas trabajar por el software y hardware libre y nuevas tecnologías. ¡Ahí queda eso! No conforme con tanto dislate, el lunes se reunió en la universidad con los círculos de esta fuerza política y, entre sus perlas, quedará para la historia que la autovía con Málaga no estaba terminada. Lo cierto es que se abrió al tráfico hace dos meses y es considerada, por méritos propios, una de las grandes obras que vertebran Andalucía. Para defender sus postulados y su escasez de conocimientos sobre esta tierra, se descolgó con afirmaciones tales como que los temas a debatir en el Congreso “son estatales y que lo que tenga que ver con cada provincia no lo hace un diputado, sino todo un equipo”.

Hasta puede que tenga razón. Pero les aseguro que aquí ha quedado retratado ante fieles e infieles; seguidores y detractores y hasta con la estatua de Nicolás Salmerón que preside la Puerta de Purchena.